25 Consejos eficaces para tomar notas

La toma de apuntes es un componente esencial de tu carrera educativa y profesional. Los métodos eficaces de toma de notas pueden mejorar tus habilidades y tu retención de nueva información. Además, tener buenos apuntes puede aumentar tu eficiencia y productividad, permitiéndote priorizar tareas y recuperar conceptos más rápidamente.

En este artículo te ofrecemos 25 consejos para tomar notas que puedes poner en práctica a lo largo de tu carrera.

Cómo tomar notas

25 consejos para tomar notas

Tanto si eres un estudiante como un profesional en activo, necesitas tomar notas en diversas situaciones. Estos escenarios pueden incluir clases, presentaciones, reuniones o incluso conversaciones individuales. Puedes poner en práctica algunos de los siguientes consejos para que tu proceso de toma de notas sea más eficaz:

Relacionado: Todo lo que debe saber sobre la habilidad para tomar notas

Limite las distracciones

Debes asegurarte de que toda tu atención se centra en el orador o en el tema. En entornos presenciales, siéntese en un lugar que limite las distracciones. Por ejemplo, evite sentarse cerca de alguien que pueda intentar hablar con usted. Además, pon siempre el teléfono o los dispositivos en silencio y desactiva las notificaciones. Cuando tomes notas en un ordenador, también puedes cerrar cualquier aplicación o ventana innecesaria que pueda desviar tu atención.

Determine su método preferido

Puedes escribir tus notas a máquina o por escrito, según tus preferencias personales. Puede que descubras que un método te ayuda a retener mejor la información o a tomar notas más rápidamente. Para decidir cuál es el mejor para ti, elige una semana en la que sólo utilices un formato y luego cambia de método la semana siguiente.

Prepárese de antemano

Tómate un tiempo antes para pensar en el objetivo de la reunión o la presentación. Además, identifica los resultados que esperas conseguir al final de la misma. Cuando entiendas lo que quieres obtener de la reunión, puedes crear un esquema para ti mismo o notas previas para asegurarte de que te mantienes en el camino. Si eres un estudiante, puedes repasar las lecturas asignadas o las notas previas para asegurarte de que tienes una base de conocimientos sólida para entender cualquier material nuevo.

Titular los pagarés

Dale a tu página o documento un título relacionado con el tema de la reunión, presentación o clase. También puedes incluir la fecha. Esta información proporciona un contexto cuando se revisan las notas más tarde— se puede evaluar rápidamente el contenido basándose en el título.

Evita transcribir

Es probable que no necesites recordar todas las palabras que se dicen, así que no intentes transcribir toda la presentación o reunión. Si transcribes todo, puedes acabar con demasiada información que no necesariamente necesitas. Si te has preparado de antemano, deberías tener una idea del tipo de información que quieres recopilar.

Utilice grabaciones

Si utilizas estas notas para uso personal y no quieres perderte nada, puedes utilizar un software de grabación o tu teléfono. Puedes utilizar esta herramienta junto con tu toma de notas habitual, lo que te permitirá revisar la grabación más tarde y rellenar los espacios en blanco. Hay incluso algunos servicios que graban y transcriben el audio.

Anote las preguntas

Mientras escuchas, deja espacio en tus notas para escribir las preguntas que te surjan. Si no tienes la oportunidad de pedir una aclaración, estas notas te servirán para recordar cualquier cosa que quieras seguir o investigar más tarde. Como estudiante, tomar notas de cualquier cosa sobre la que tengas dudas puede ayudarte a recordar qué áreas necesitas estudiar más.

Esbozar ideas

A algunas personas les resulta más fácil recordar la información cuando la ven en un contexto visual y no sólo con palabras. Cuando escriba notas a mano, puede incorporar esta idea añadiendo bocetos o dibujos sencillos. Por ejemplo, al tomar notas durante una reunión de desarrollo de un producto, puedes utilizar los bocetos para imaginar el aspecto del producto. O se puede utilizar para ayudar con ideas más abstractas, como la forma en que se quiere que fluya un proceso representándolo mediante recuadros y flechas.

Relacionado: Una guía para el aprendizaje visual

Incluir elementos visuales

Además de esbozar ideas, puedes incorporar otros elementos visuales para llamar la atención o facilitar la comprensión de la información. Estos elementos pueden ser tan sencillos como colocar formas alrededor de la información importante. O puedes editar tus notas más tarde para sustituir los datos cuantificables por gráficos representativos. Aunque no siempre es posible, también puedes hacer fotos para recordar la información. Por ejemplo, durante una sesión de brainstorming, puedes escribir ideas en una pizarra. En lugar de copiarlo todo de la pizarra, haz una foto. Así podrás centrar tus notas en detalles relevantes, como los objetivos que debes alcanzar.

Fíjate en las señales verbales y no verbales

Los oradores suelen dar pistas para demostrar cuándo la información es especialmente relevante. Por ejemplo, pueden enfatizar ciertas palabras o ideas o incluso decirte que lo que van a decir es importante. Otra táctica común que utilizan los oradores para destacar ideas críticas es la repetición. También debes estar atento a las señales no verbales, como el uso de gestos para ilustrar los puntos. A veces, el orador puede proporcionar involuntariamente pistas sobre sus sentimientos respecto a un tema. Por ejemplo, si se muestra inquieto o nervioso al responder a una pregunta, puede ser una señal de incertidumbre.

Destacar la información importante

Ya sea durante el proceso de toma de notas o inmediatamente después, utilice un formato diferente para resaltar las ideas clave. Puedes resaltar literalmente el contenido o poner en negrita o subrayar las palabras y frases importantes. Intenta utilizar estas técnicas con moderación, ya que un exceso de formato puede hacer que tus notas parezcan desordenadas. Además, si se subrayan demasiados elementos, se puede perder el objetivo de resaltar sólo los detalles más importantes.

Estructure sus notas

La estructura ayuda a organizar tus notas y permite que el flujo de información tenga sentido. Por ejemplo, puedes utilizar el método del esquema, que divide tu documento en secciones basadas en temas. Crea una lista con viñetas debajo de cada tema para escribir puntos o notas más específicos. Hay otros métodos de formateo de notas que puedes utilizar, como los métodos de Cornell, del mapa y de la frase. Puedes investigarlos para determinar si alguno se ajusta a tus necesidades de toma de notas.

Volver a escribir notas a mano

Si toma notas a mano, considere la posibilidad de rehacerlas en un documento digital más tarde. Reescribir o volver a escribir las notas es una forma eficaz de memorizar la información. Además, puede ayudarte a limpiar las notas manuscritas en un formato más fácil de leer. En el caso de los estudiantes, puedes incluso volver a escribir notas separadas en una sola guía de estudio para agilizar tu estudio. Al hacer esto, puedes mirar un solo documento en lugar de leer entre varios.

Relacionado: Las 10 mejores habilidades y técnicas de estudio

Utiliza tu propio lenguaje

Puedes utilizar el lenguaje exacto del orador, pero puede resultar útil traducir las ideas a tus propias palabras más tarde. Tener la capacidad de describir las ideas o los mensajes por ti mismo demuestra que entiendes la información. Algunos oradores también pueden utilizar un lenguaje más técnico, por lo que ponerlo en tus propias palabras puede simplificar tus notas.

Comparar con otros

Acérquese a un compañero o colega y pregúntele si puede comparar notas. Leer los documentos de los demás puede ayudarte a reforzar lo que has aprendido y a completar la información que te falta. También puede ayudarte a evitar errores en la toma de notas si uno de vosotros se da cuenta de un error de hecho. Además, si la otra persona utiliza una técnica diferente para tomar notas, puede inspirar tu proceso.

Utiliza la taquigrafía

Haga que el proceso de toma de notas sea menos largo con técnicas de taquigrafía, como abreviaturas o símbolos, cuando tome notas. Las técnicas de taquigrafía también pueden garantizar que puedas seguir el ritmo del orador. Los acrónimos también son útiles, aunque hay que asegurarse de utilizar los que se recuerdan cuando se leen fuera de contexto.

No hay que preocuparse por los errores de estilo

Si estas notas son para tu uso personal, lo único que importa es que puedas leer y comprender la información posteriormente. Por lo tanto, no se preocupe por seguir estrictamente las reglas gramaticales u ortográficas. Sin embargo, si necesitas compartir las notas con otra persona o con fines profesionales, querrás revisarlas.

Escribir elementos de acción

Al final de tus notas, anota los próximos pasos que debes dar. Estos pueden incluir las responsabilidades que se le asignen durante la presentación. Anotar estos puntos le ayudará a no olvidarse de completarlos. Dependiendo de cómo lleves el control de tus responsabilidades, puedes utilizar estas notas para establecer recordatorios para ti mismo o añadirlas a tus listas de tareas.

Utilizar herramientas digitales

Se puede encontrar software o aplicaciones que ayudan a escribir y organizar las notas. Una de las ventajas de estas herramientas es que te permiten acceder a las notas en varios dispositivos. Si tomas notas en tu portátil, por ejemplo, puedes consultarlas en tu teléfono si es necesario. Algunos recursos también te permiten compartir y colaborar en tus notas con tus colegas fácilmente.

Crear plantillas

Si toma los mismos tipos de notas constantemente, intente desarrollar una plantilla para agilizar su proceso. Por ejemplo, es posible que quieras desarrollar una plantilla para tomar notas durante las reuniones de negocios. Para ello, puedes crear un esquema del tipo de información que quieres recopilar, como por ejemplo:

  • Asistentes
  • Fecha de la reunión
  • Tema de la reunión
  • Cumplimiento de objetivos
  • Preguntas
  • Puntos de acción o próximos pasos

Mientras escuchas la reunión, coloca la información relevante bajo cada uno de esos temas. Ahora no tienes que pensar en cómo organizar tus notas porque la estructura ya existe.

Organiza tus notas

Tanto si utilizas notas manuscritas como digitales, asegúrate de crear lugares para almacenarlas y organizarlas. Puedes utilizar un cuaderno dedicado o crear carpetas para organizarlas en función de temas y fechas. Tener un sistema de almacenamiento garantiza que siempre sabrás dónde encontrar tus notas cuando necesites usarlas o consultarlas más tarde.

Resumir las notas

Deje un espacio en la parte inferior de su documento para resumir lo que ha aprendido. Esta técnica puede servir de apoyo a las notas relacionadas con las reuniones de negocios, ya que puedes resumir los puntos clave obtenidos de la conversación y los próximos pasos a dar. Trata este resumen como un informe, aunque no lo vayas a compartir con otros. Te ayuda a entender lo que necesitas saber con solo un vistazo—luego, si necesitas información más específica, puedes buscar los detalles en las notas anteriores.

Revise sus notas

Lea sus notas en las 24 horas siguientes a tomarlas para ayudar a retener la información. En el proceso de toma de notas se aprende y se recopila nueva información, pero releer esas notas ayuda a almacenar esa información en la mente para recordarla y utilizarla posteriormente. Si lo haces inmediatamente después, cuando la información aún está fresca en tu mente, también te será más fácil completar los espacios en blanco o el contexto necesario.

Realizar ediciones

Si piensas compartir tus notas con otra persona, es posible que quieras limpiarlas antes de enviarlas. Dependiendo del propósito, es posible que quiera corregir errores gramaticales u ortográficos. Por lo demás, céntrate en asegurarte de que el lenguaje y el formato son fáciles de entender. También es posible que quieras revisar tus notas para fines personales. Busque todo lo que sea redundante o irrelevante para eliminarlo, lo que puede ayudar a garantizar que solo incluya información relevante para ampliar sus conocimientos o cumplir con una tarea.

Mantener la calma

Si se te escapa algo mientras tomas notas, recuérdate a ti mismo que debes pedir aclaraciones al orador o a otra persona que haya estado allí. No debes dedicar demasiado tiempo a preocuparte por lo que te has perdido, ya que esto puede distraerte del proceso de toma de notas. A medida que sigas practicando, mejorarás tus habilidades para tomar notas y aprenderás qué métodos funcionan mejor para ti.