28 Consejos para trabajar virtualmente

Las oportunidades de trabajo virtual implican que los profesionales realicen sus tareas laborales a través de un ordenador. Al trabajar a menudo desde casa, los profesionales virtuales disfrutan de una mayor flexibilidad en su jornada laboral y en sus hábitos. Si trabajas virtualmente, es importante que tengas en cuenta tus hábitos de trabajo y tus niveles de productividad. En este artículo, exploramos la opción de trabajar virtualmente, incluyendo 28 consejos para ayudarle a mantenerse exitoso y productivo como empleado virtual.

¿Qué significa trabajar virtualmente?

Los profesionales que trabajan virtualmente realizan todas sus tareas diarias mediante el uso de un ordenador u otra tecnología. Muchas industrias ofrecen trabajo virtual, especialmente las industrias creativas, como la escritura y el diseño, y las carreras relacionadas con la introducción de datos, como la codificación médica.

Relacionado: Cómo empezar un nuevo trabajo de forma virtual

¿Cuál es la diferencia entre el trabajo a distancia y el trabajo virtual?

Aunque los profesionales suelen utilizar los términos «remoto» y «virtual» indistintamente, estas dos condiciones de trabajo son diferentes. Aunque tanto el trabajo a distancia como el virtual ofrecen a los profesionales la posibilidad de completar su trabajo en línea y a menudo eliminan la necesidad de desplazarse al lugar de trabajo, las empresas contratan a empleados a distancia desde cualquier lugar, mientras que la mayoría de las empresas virtuales prefieren que sus empleados vivan en una zona similar.

El trabajo virtual también es a veces temporal. Por ejemplo, una empresa puede organizar que sus empleados trabajen virtualmente todos los viernes. Las oportunidades de trabajo a distancia suelen permitir a los profesionales trabajar desde casa indefinidamente.

Relacionadas: Cómo hacer la transición del trabajo presencial al remoto

Consejos para trabajar virtualmente

Empezar a trabajar de forma virtual es a veces un reto de adaptación. Siga estos consejos para mantener la productividad mientras trabaja virtualmente:

Establece objetivos

Es importante fijarse objetivos diarios cuando se trabaja de forma virtual. Intente establecer sus propios objetivos personales y pida a su supervisor que también se los fije. Esto puede ayudarle a motivarse para seguir siendo productivo y a mantener su atención en tareas específicas.

Relacionado: 15 consejos para fijar objetivos

Aclare las expectativas

Antes de comenzar su trabajo virtual, pida a sus supervisores que le aclaren sus expectativas. Dependiendo de tu trabajo, esto puede incluir pedir una rutina general que quieren que mantengas o una cuota de producción. Llegar a un entendimiento mutuo de las expectativas de tu jefe te garantiza el cumplimiento de tus objetivos y refuerza tu rendimiento laboral.

Tenga confianza en sí mismo

Tener confianza en tus capacidades y en tu valor como empleado suele ayudar a mejorar tu rendimiento laboral. Esto se debe a que la confianza aumenta tu velocidad de trabajo y tu nivel de comodidad en el trabajo. Intente aumentar sus niveles de confianza preparándose para su jornada laboral e identificando sus miedos relacionados con el trabajo.

Relacionado: La confianza en uno mismo en el trabajo: Por qué es importante y cómo mejorarla

Programa controles regulares

Considere la posibilidad de programar reuniones periódicas con su supervisor para asegurarse de que está satisfecho con su rendimiento laboral. Dado que la reunión no tiene por qué ser larga, intente programar reuniones mensuales o incluso semanales. Esto garantiza que te centres en las tareas prioritarias y te ayuda a mantener hábitos de trabajo positivos.

Mantén la salud

Es importante mantenerse saludable mientras se trabaja. Esto te permite producir mejores contenidos y, lo que es más importante, te mantiene seguro. Intenta beber varios vasos de agua durante toda la estancia y comer de forma equilibrada. También puede considerar la posibilidad de adoptar una pequeña rutina de ejercicios durante su tiempo de trabajo virtual, ya que puede estar menos activo debido a la falta de desplazamiento al trabajo.

Desarrolla tus habilidades informáticas

Trabajar virtualmente requiere que los profesionales tengan conocimientos informáticos. Esto le ayuda a solucionar pequeños problemas relacionados con la tecnología y le garantiza el uso adecuado de sus recursos de trabajo. Si no está seguro de alguna aplicación que utilice su lugar de trabajo, considere la posibilidad de acudir a un compañero de trabajo para pedirle orientación.

Establecer límites

Como la mayoría de los profesionales virtuales trabajan desde casa, a veces es difícil mantener el equilibrio entre la vida laboral y la personal. Para mantener unos hábitos de trabajo saludables, intenta establecer límites para tu trabajo. Por ejemplo, establece un horario determinado para estar disponible para la comunicación relacionada con el trabajo o ten un espacio de oficina designado. Ambas prácticas ayudan a separar tu trabajo de tu vida personal, lo que contribuye a mejorar tu satisfacción laboral y tu salud.

Tómate descansos

Cuando trabajes, asegúrate de tomar descansos cuando los necesites. Considera la posibilidad de relajarte unos minutos entre tareas o incluso dar un pequeño paseo por tu barrio. Tomar descansos le permite recuperar la concentración y le garantiza unos hábitos de trabajo saludables.

Garantizar una buena conexión a Internet

Como profesional virtual, es muy importante que tengas una conexión a Internet fiable. Esto te asegura la capacidad de completar las tareas de trabajo y disminuye las posibilidades de una emergencia relacionada con la tecnología. Si necesitas ayuda para conseguir servicios de Internet fiables, considera la posibilidad de hablar con un representante de recursos humanos o con tu supervisor. Algunas empresas están encantadas de proporcionar estos recursos a sus empleados.

Comuníquese a menudo

Para que te sientas conectado con tus compañeros de trabajo y para garantizar la comprensión mutua de las expectativas laborales, comunícate con tu equipo a menudo. La comunicación frecuente fomenta las relaciones y disminuye las posibilidades de malentendidos en el lugar de trabajo. Tener una gran capacidad de comunicación te ayuda en muchos aspectos de tu trabajo, por lo que es una habilidad importante que debes desarrollar.

Mantener un horario diario

Mantener un horario diario le permite establecer una rutina y permite a sus compañeros de trabajo saber cuándo pueden ponerse en contacto con usted. Considere la posibilidad de mantener un horario regular y de entrar y salir del trabajo a horas similares. Esta práctica también le ayuda a establecer límites para su carrera, lo que en última instancia mejora su equilibrio entre vida y trabajo.

Controla tu productividad

Intenta llevar un registro de tu productividad. Esto es útil para las reuniones con tu supervisor y te permite establecer objetivos realistas para ti mismo. Considera la posibilidad de utilizar una aplicación de seguimiento de la productividad o de registrar manualmente la cantidad de trabajo que realizas cada día. Esta práctica también te ayuda a reconocer patrones en tu trabajo.

Por ejemplo, puedes notar que tu productividad es menor los lunes. Saberlo te permite elaborar un plan para hacer frente a ese patrón.

Crear documentos de protocolo informativo

Considera la posibilidad de crear documentos de colaboración que especifiquen los protocolos del lugar de trabajo y organicen los recursos que tú y tus compañeros utilizáis a diario. Esto ayuda a garantizar que todos los profesionales de tu lugar de trabajo sigan prácticas similares y ahorra tiempo durante la jornada laboral. Para crear estos documentos, considera qué información necesitas investigar a diario y pide a tu supervisor su opinión sobre qué información es útil. A continuación, comparte estos documentos con tus compañeros de trabajo para que todos sigan siendo productivos.

Considere la posibilidad de un horario de trabajo flexible

Muchas oportunidades de trabajo virtual permiten a los profesionales mantener un horario más flexible. Por ello, tiene más libertad a la hora de planificar su jornada. Intente identificar a qué hora del día se siente más productivo. Si bien es importante mantener un horario regular, puede descubrir que empezar su jornada laboral temprano o más tarde le ayuda a mantener la concentración durante todo su turno.

Establecer una sala de chat en equipo

Dado que al trabajar virtualmente no compartes un espacio de oficina con tus compañeros, es importante encontrar otras formas de establecer relaciones profesionales. Considera la posibilidad de establecer un chat de grupo para que tu equipo mantenga conversaciones y comparta ideas.

Relacionado: 9 actividades sociales virtuales para mantenerse conectado

Limite el número de correos electrónicos que envía

Aunque es importante mantener la comunicación con tus compañeros de trabajo y tu supervisor, intenta limitar el número de correos electrónicos que envías. Esto permite a los demás profesionales tener tiempo para procesar otros correos y garantiza que no pierdan demasiado tiempo leyendo y respondiendo a las consultas. En la medida de lo posible, intente escribir correos electrónicos completos que permitan a sus compañeros de trabajo abordar todas sus preocupaciones relacionadas en un solo correo electrónico.

Por ejemplo, si quieres programar una reunión con un compañero de trabajo, considera la posibilidad de pedir una reunión y sugerir horarios que funcionen para ti, todo en un solo correo electrónico. De este modo, el otro profesional puede enviar un solo correo electrónico de vuelta, ahorrando tiempo y esfuerzo a ambos.

Programe charlas por vídeo

Los chats en vídeo ayudan a veces a que los profesionales se sientan más conectados entre sí, incluso cuando trabajan lejos. Aunque no siempre es necesario, considere la posibilidad de programar videoconferencias cuando sea posible. Programar estas llamadas con antelación permite a los profesionales prepararse para ellas.

Comprométase con los programas de formación

Al iniciar una experiencia de trabajo virtual o adoptar nuevos protocolos de trabajo, comprométase con programas de formación para asegurarse de que aprende a realizar las tareas correctamente. También es útil animar a tus compañeros de trabajo, especialmente a los recién contratados, a adoptar esta misma práctica. Contar con programas de formación eficaces garantiza el buen funcionamiento de las operaciones diarias de la empresa y da a cada profesional la confianza necesaria para cumplir sus objetivos.

Cree una cultura de equipo

Cuando trabajes virtualmente, intenta fomentar una mentalidad de equipo para elevar la moral del lugar de trabajo y garantizar que todos tus compañeros se sientan apoyados. Para crear una cultura de equipo, asegúrate de ayudar a tus compañeros cuando lo necesiten y mantén una comunicación regular con ellos. Además, intente pedir la opinión de sus compañeros a menudo para demostrarles que valora sus ideas y aportaciones.

Hablar de temas no relacionados con el trabajo con los compañeros

Hablar de temas no relacionados con el trabajo con los compañeros fomenta las relaciones profesionales y aligera el ambiente. Considere la posibilidad de preguntar a sus compañeros de trabajo sobre sus aficiones o sus opiniones sobre los acontecimientos de la cultura popular. Esto te permite entender mejor a tus compañeros y ayuda a construir una cultura de trabajo feliz.

Planificar con antelación

Para respetar los horarios de tus compañeros y los tuyos propios, intenta planificar los proyectos y las reuniones con antelación. Esto os da a ti y a tus compañeros tiempo para prepararos. Considere también la posibilidad de utilizar esta práctica para alcanzar sus objetivos laborales personales.

Tome los días de enfermedad cuando los necesite

Es importante trabajar sólo cuando te sientas bien. Aunque pueda parecer innecesario porque ya trabajas desde casa, tómate un tiempo libre si estás enfermo. Esto le asegura producir el mejor trabajo posible y promueve la salud personal. Cuando te tomes un día por enfermedad, asegúrate de comunicar tus intenciones a tu jefe.

Ser paciente

El trabajo virtual funciona de forma diferente al trabajo tradicional in situ. Esta diferencia puede suponer un reto en ocasiones, pero es importante ser paciente con uno mismo y con los compañeros. Ser paciente fomenta la amabilidad y ayuda a tus compañeros a sentirse cómodos en el trabajo.

Tener una revisión semanal

Intenta revisar tu trabajo semanalmente y pregunta por el estado de los objetivos compartidos en el lugar de trabajo. Esto te permite tener más contexto sobre el impacto general de tu trabajo, lo cual es una buena herramienta de motivación. Hacer una revisión semanal también ayuda a establecer vínculos con tus compañeros de trabajo, ya que pone de relieve los objetivos compartidos.

Hacer preguntas

Si alguna vez no está seguro de algo, asegúrese de preguntar. Comunicarse con el profesional adecuado cuando se tienen preguntas garantiza que se reciba una respuesta rápidamente y establece hábitos de trabajo adecuados. A menudo, hacer una pregunta le permite aumentar su velocidad de trabajo en lugar de gastar tiempo y esfuerzo en buscar la respuesta usted mismo.

Identifica tu entorno de trabajo ideal

Trabajar virtualmente le permite elegir dónde trabajar. Al hacer esta elección, intente identificar su entorno de trabajo ideal y reprodúzcalo. Recuerde que su espacio de trabajo ideal puede cambiar según el día. Por ejemplo, si un día siente que necesita ruido de fondo, considere la posibilidad de ir a una cafetería local con Internet inalámbrico.

Mantenga su energía

Intenta mantener tu energía durante toda la jornada laboral. Esta práctica te ayuda a concentrarte y a alcanzar tus objetivos laborales. Para mantener tu energía, considera consumir alimentos como almendras o plátanos mientras trabajas.

Utilizan herramientas de productividad

Considera la posibilidad de utilizar aplicaciones de productividad y otras herramientas para hacer un seguimiento de tu progreso y hacerte responsable de tus objetivos. Esto te permite medir fácilmente tu rendimiento laboral. También te motiva a seguir trabajando.

Te recomendamos

5 ideas de temas de presentación para un discurso impactante

Dar y recibir feedback: Definiciones y ejemplos

Llamada a la acción: Definición y ejemplos

Cómo Calcular la Rotación de Inventario

Tipos de anuncios de pantalla para el marketing online

Las mejores habilidades laborales para que tu currículum destaque