Contabilidad de costes totales: Definición, cálculo y ejemplos

Hay muchas formas de averiguar lo bien que le va a una empresa, pero la más común es calcular los beneficios del negocio. El método de contabilidad de costes totales es uno de los cálculos que se pueden realizar para determinar los beneficios y las pérdidas de una empresa. En este artículo se explica qué es la contabilidad de costes totales, cómo se calcula y por qué puede ser útil.

El beneficio bruto: Definición y cómo calcularlo

¿Qué es la contabilidad de costes totales?

La contabilidad de costes totales es el acto de calcular el valor total de los productos de una empresa. Esto incluye el cálculo del coste de la creación del producto desde el principio hasta el final, incluyendo la estimación de cuánto cuestan los materiales del producto y los gastos necesarios para crear el producto.

Las ventajas de la contabilidad de costes totales

La contabilidad de costes totales es un cálculo empresarial habitual porque ofrece diversas ventajas. A continuación, se detallan algunos beneficios de la contabilidad de costes totales:

Proporciona una forma sencilla de seguir los beneficios de la empresa

Al enumerar y calcular el coste total en todas las áreas de producción, se puede hacer un seguimiento más fácil de los beneficios comparando lo que la empresa ha ganado frente a lo que ha gastado. Por ejemplo, si sabe que el coste total anual del funcionamiento de la empresa es de 50.000 dólares, sabrá lo rentable que es la empresa una vez que haya empezado a ganar más que eso.

Permite comprender todas las partes de la producción

Entender de dónde proceden todos los materiales de la empresa, cuánto cuestan y el tiempo que se tarda en crear los productos te permite responder a cualquier pregunta o preocupación que surja en la empresa. Por ejemplo, si quieres saber por qué la empresa gasta tanto en la producción de latas de refresco, puedes averiguar de dónde procede el coste extra consultando el informe de costes completo.

Mejora las áreas de producción

Una buena forma de mejorar las distintas áreas de producción es examinar el informe de contabilidad de costes completo. Por ejemplo, si la empresa crea juguetes, puede descubrir que la fabricación de un juguete cuesta menos que la de otro. Utilizando la contabilidad de costes totales, puede comparar lo que la empresa hace de forma diferente para ambos juguetes y, posiblemente, reducir el coste del más caro.

Da ventaja a la hora de negociar con los proveedores

Cuando utilizas la contabilidad de costes totales, puedes crear una ventaja para negociar con los proveedores y posiblemente aumentar tus ingresos. Por ejemplo, si la ciudad contrata a una empresa de construcción para construir una acera, la empresa puede negociar sus honorarios hasta obtener un buen beneficio si conoce el coste total de la contratación de los trabajadores, el alquiler del equipo y la compra del cemento y los suministros.

Relacionado: Cómo negociar en cada etapa de tu carrera profesional

Cómo calcular la contabilidad de costes totales

Coste total = costes directos + costes indirectos + costes variables

Estos son los pasos para calcular la contabilidad de costes completa:

1. Calcule los costes directos

El primer paso en la contabilidad de costes totales es calcular la suma de los costes directos. Los costes directos son todos los gastos directamente relacionados con la creación de un producto. Los costes directos pueden incluir:

  • Costes laborales
  • Materiales y suministros
  • Cualquier cuota de licencia

2. Calcula los costes indirectos

El siguiente paso es incluir la suma de los costes indirectos. Los costes indirectos son todos los gastos que se pagan y que afectan indirectamente al desarrollo del producto. Los costes indirectos pueden incluir:

  • Coste de las herramientas y equipos
  • Ubicación/pagos de alquiler
  • Salarios

Relacionado: ¿Qué son los costes indirectos? Definición y ejemplos

3. Calcula los costes variables

Los costes variables incluyen cualquier cosa que no tenga un precio fijo o que pueda cambiar en función de la cantidad de producto que se venda. Es posible que los productos de una empresa no tengan ningún coste variable. Los costes variables pueden incluir:

  • Comisiones de venta
  • Materias primas

4. Sume los costes directos, indirectos y variables

Una vez que haya calculado los tres gastos diferentes, sume estas cifras para crear un informe de costes completo. Por ejemplo, si el coste directo total es de 500 dólares, el coste indirecto es de 1.000 dólares y el coste variable total es de 0 dólares, el coste total es de 1.500 dólares.

Ejemplos de contabilidad de costes totales

He aquí algunos ejemplos de utilización de la contabilidad de costes totales en las empresas:

Ejemplo 1

Hans tiene una pizzería. Quiere calcular el coste total de su negocio. En primer lugar, comienza con los costes directos y calcula el coste de sus empleados y el coste de sus licencias y certificados de restaurante. A continuación, calcula los costes indirectos. Descubre cuánto gasta cada año en alquileres, servicios públicos y su propio salario. Por último, calcula los costes variables. Para su pizzería, mira cuántas pizzas vende al día y a partir de ahí genera el coste de cuántas materias primas necesita comprar cada semana. Una vez que ha terminado de calcular esos gastos, los suma para descubrir el coste total anual de su pizzería.

Ejemplo 2

Stephanie dirige una empresa de construcción y un cliente acaba de contratarla para que le construya una casa. Calcula el coste total de la construcción. En primer lugar, examina los costes directos. Calcula cuántos obreros necesita y cuánto tiempo les llevará terminar el trabajo. También calcula el coste de los materiales y suministros de la casa. A continuación, examina los costes indirectos. Calcula el coste del equipo que habrá que alquilar y otras herramientas que puedan necesitar los trabajadores. Por último, descubre que no habrá costes variables en los productos. Suma las tres cifras para descubrir el coste total de la construcción de la casa y determina cuánto debe cobrar al cliente para obtener beneficios.

Ejemplo 3

Emir dirige una empresa de consultoría y quiere calcular el coste total de lo queque su empresa gasta al año. En primer lugar, Emir examina sus costes directos. Su único coste directo es el de las licencias de su empresa. A continuación, examina los costes indirectos. Calcula el alquiler y los servicios de su oficina, los salarios de él y de sus empleados y el coste del material de oficina. Por último, examina los costes variables. Sabiendo que ofrece una bonificación a los empleados que encuentren nuevos clientes, lo incluye en sus costes variables estimando un gasto anual. Por último, suma las tres cifras para obtener el coste total anual de su empresa.

Te recomendamos

Tipos de cursos de trabajo en el sector bancario y consejos para seguir una carrera bancaria

¿Qué es el cifrado de clave simétrica? (Definición y tipos)

Ventaja absoluta vs. Ventaja comparativa

Consejos para tomar una decisión difícil en el trabajo

Cómo mejorar el contacto visual

Probabilidad empírica: Definición, fórmula y ejemplos