Cómo mejorar el contacto visual

Puedes conseguir una oferta de trabajo o mantener unas relaciones laborales sanas con tus compañeros si utilizas tus valiosas habilidades profesionales. Si te tomas el tiempo necesario para identificar qué habilidades realizas bien y cuáles necesitas practicar más, puedes darte la mayor oportunidad de convertirte en una persona equilibrada que sea respetada en el trabajo y en la vida cotidiana.

En este artículo, repasamos por qué es importante el contacto visual, los métodos para mejorar el contacto visual y los consejos para mantener el contacto visual durante una entrevista u otra situación relacionada con el trabajo.

Relacionado: Cómo desarrollar la confianza en uno mismo: 5 consejos clave

¿Por qué es importante el contacto visual?

Mantener el contacto visual puede decirle a un empleador o a un compañero de trabajo muchas cosas sobre usted, incluida la calidad de su identidad profesional. Además, mantener el contacto visual puede ayudarte a establecer relaciones profesionales significativas y, en consecuencia, a mejorar tu identidad profesional.

Te hace parecer seguro de ti mismo

Especialmente en una entrevista de trabajo, mostrarse como una persona segura de sí misma puede marcar la diferencia entre ser contratado o no por una empresa. Mantener el contacto visual con el entrevistador puede demostrar que tienes confianza en ti mismo y que, por tanto, puedes desempeñar el trabajo en cuestión.

Crea sentimientos de confianza

En entrevistas o reuniones de empresa, mantener el contacto visual puede hacer que sus interlocutores sientan que pueden confiar en usted. Evitar el contacto visual durante largos periodos de tiempo puede hacer que parezca que tienes algo que ocultar y que, por tanto, parezcas menos digno de confianza para los demás. El contacto visual es una parte importante para fomentar la confianza entre usted y los demás.

Muestra tus modales y crea simpatía

El contacto visual puede considerarse una valiosa habilidad personal que demuestra a los posibles empleadores que entiendes la etiqueta de la conversación. Las personas que mantienen un fuerte contacto visual pueden ser percibidas como bien educadas, y esto en sí mismo puede crear una sensación de respeto hacia esa persona.

Demuestra que te centras en la otra persona

Una parte importante de las relaciones empresariales incluye el respeto mutuo entre usted y sus compañeros de trabajo o clientes. Si mantienes el contacto visual con la persona que está hablando, estás demostrando que respetas lo que esa persona tiene que decir.

Relacionado: La importancia de una alta autoestima en el trabajo

Cómo mejorar el contacto visual

Mantener el contacto visual puede resultar más difícil para algunos que para otros, pero incluso aquellos que no tienen un contacto visual fuerte pueden mejorar sus habilidades con la práctica. Sigue estos pasos para mejorar tu contacto visual:

Practicar con un amigo

Consiga la ayuda de un amigo para practicar sus técnicas de contacto visual. Si estás preparando una entrevista de trabajo, puedes ensayar las preguntas de la entrevista con tu amigo haciéndose pasar por el entrevistador. Desafíate a mantener el contacto visual con tu amigo mientras respondes a las preguntas de práctica. También puedes pedirle que te diga cómo te ha percibido a ti y a tu personalidad mediante el uso del contacto visual directo durante el encuentro.

Practicar frente a un espejo

Si se está preparando para una entrevista y no hay nadie disponible con quien practicar sus habilidades de contacto visual, considere la posibilidad de intentar mantener el contacto visual consigo mismo en el espejo mientras ensaya las respuestas de la entrevista. Esto también le permite ver su aspecto mientras mantiene el contacto visual.

Desafíate a ti mismo en tu vida diaria

Otra forma sencilla de mejorar el contacto visual es retarse a sí mismo a establecer un contacto visual directo con las personas con las que se relaciona a lo largo del día. Esfuércese por establecer contacto visual con la cajera del supermercado, con la persona que le abre la puerta, con las personas con las que vive y con las que se relaciona en su trabajo. Si utilizas las interacciones sociales diarias para practicar un buen contacto visual, con el tiempo te sentirás más cómodo con él.

Relacionado: Cómo preparar una entrevista

Consejos para el contacto visual

Si quieres mejorar tu capacidad para mantener el contacto visual, ten en cuenta estos consejos:

  • Revise las expectativas culturales antes de la entrevista o reunión.
  • Establezca contacto visual con todos los presentes
  • No mire fijamente a su interlocutor.
  • Incorporar otros gestos.
  • Tómese un respiro con la toma de notas.

Revise las expectativas culturales antes de la entrevista o reunión

En los países occidentales, como Estados Unidos, el contacto visual se considera una habilidad valorada del lenguaje corporal que transmite atención y respeto al interlocutor. Sin embargo, en países como Japón, un contacto visual excesivo se considera un acto de agresión. Cuando se habla con alguien, a menudo se centran en otras cosas, y sólo se dedican breves momentos a mantener el contacto visual con el otro.

Este es un consejo importante que debes tener en cuenta, especialmente si tu empresa tiene relaciones comerciales con otros países, o si vas a hacer una entrevista para un puesto en otro país. Dedicar tiempo a revisar las expectativas culturales de un país te asegurará que las tengas en cuenta durante una situación de negocios.

Entablar contacto visual con todos los presentes

Si está en una entrevista o reunión con más de una persona, asegúrese de establecer contacto visual con todos los presentes. Esto puede ayudar a garantizar que todos los presentes se sientan valorados y escuchados. Si usted es el orador, tómese el tiempo de hablar para tener breves momentos de contacto visual con cada uno de sus oyentes. Sin embargo, si estás escuchando a alguien, tu atención debe centrarse únicamente en esa persona y en lo que se dice.

No mire fijamente a su interlocutor

Hay una clara diferencia entre hacer que alguien se sienta valorado y hacer que se sienta intimidado. Entablar un contacto visual directo con alguien durante un tiempo anormal podría hacer que se sintiera tan incómodo como si no mantuvieras ningún contacto visual con la persona. está bien tomarse breves momentos para cambiar el enfoque de tus ojos y, de hecho, puede ayudar a la otra persona a sentirse más cómoda también.

Incorpora otros gestos

Además de comprender que un contacto visual excesivo puede resultar intimidante para otra persona, también es importante asegurarse de que estás mostrando señales positivas de lenguaje corporal. El mero hecho de mantener el contacto visual no demuestra que se esté concentrado. Necesitas mostrar otros gestos visibles que indiquen que tu enfoque y atención está en el orador.

Al asentir, sonreír y hacer pequeños comentarios en respuesta a los puntos que la otra persona está tratando, puede contribuir a una conversación orgánica y agradable.

Tómate un respiro con la toma de notas

Si le sigue preocupando establecer contacto visual, siempre puede utilizar la toma de notas como excusa para cambiar su enfoque de dirección. Durante las entrevistas y las situaciones de reunión, podría verse como un acto de responsabilidad y también puede demostrar tu concentración en lo que dice el orador. Sin embargo, hay que tener en cuenta que hay que mantener un contacto visual adecuado y tomarse pequeños intervalos de tiempo para anotar los puntos importantes que se están tratando.