Contrato de trabajo temporal: Definición y consejos

El empleo temporal por contrato puede ser útil para las empresas de muchos sectores diferentes que pretenden aumentar la productividad, ajustar el flujo de trabajo y evaluar a los candidatos a puestos de trabajo a tiempo completo. La contratación temporal es similar a la mayoría de los procesos de contratación típicos, con algunas diferencias clave.

En este artículo definimos lo que es un contrato de trabajo temporal, explicamos la diferencia entre empleados temporales y contratistas, discutimos las razones por las que puede contratar a un empleado temporal y proporcionamos los pasos sobre cómo contratar a los empleados temporales.

¿Qué es un contrato temporal?

La contratación temporal se produce cuando un empresario contrata a un trabajador por un periodo de tiempo determinado, que se establece mediante un contrato legal. Dependiendo de las necesidades de una empresa, los empresarios pueden contratar a empleados con contrato temporal a corto o largo plazo. Por ejemplo, pueden emplear a un trabajador contratado temporalmente para realizar una tarea esencial para la empresa o crear un puesto adicional para dar más apoyo a la plantilla.

Relacionado: Guía del personal contratado: Definición, beneficios y ejemplos

¿Cuál es la diferencia entre un empleado temporal y un trabajador con contrato temporal?

Dos tipos de empleados externos que puedes contratar en tu equipo son los contratistas y los temporales. Según el Departamento de Trabajo de EE.UU., las empresas suelen clasificar a los empleados temporales como miembros típicos de la plantilla, lo que significa que reciben un salario por hora a través de un formulario fiscal W-2 y pueden recibir ciertas prestaciones, como un seguro médico o días de vacaciones. Cumplen los plazos de sus servicios durante unas semanas o un máximo de 12 meses y pueden trabajar tanto a tiempo completo como a tiempo parcial.

Los trabajadores contratados temporalmente son personas autónomas que las empresas contratan por un periodo de tiempo para realizar una tarea o cubrir un puesto. En lugar de firmar un formulario de impuestos W-2, las empresas firman un contrato en el que se determinan sus salarios y responsabilidades laborales, y los trabajadores contratados calculan ellos mismos sus impuestos estatales y federales mediante formularios 1099. Algunas empresas pueden ofrecer a los trabajadores contratados prestaciones oficiales o recursos complementarios, como el acceso a las instalaciones de la empresa.

Relacionado: Pasos para contratar a un empleado 1099 (más los formularios necesarios)

¿Por qué contratar a un empleado temporal o a un contratista?

Los empleados temporales y los contratistas aportan muchas ventajas únicas a una empresa u organización, como por ejemplo

  • Proporcionando costes-beneficios: Los empleados temporales y los contratistas suelen realizar tareas específicas y requieren menos servicios a largo plazo. Estas condiciones pueden ayudar a la empresa a mejorar los procedimientos presupuestarios y a conservar los recursos.
  • La satisfacción de las necesidades particulares: Puede encontrar y contratar a candidatos con habilidades específicas para desempeñar determinadas funciones laborales estacionales o temporales, como contratar a un contable que sólo trabaje durante un periodo de auditoría.
  • Optimizar el flujo de trabajo : El personal adicional puede ayudar a la empresa a distribuir menos tareas entre más personas, lo que le permitirá aumentar la calidad de su trabajo y los niveles de productividad. Esto también puede permitir a los miembros del equipo mejorar su equilibrio entre el trabajo y la vida privada.
  • Agilizar los futuros procesos de contratación: Si quiere contratar a un empleado temporal o a un contratista en el futuro, el empleo temporal o por contrato le permite evitar otro proceso de contratación a largo plazo, lo que podría ayudarle a gastar menos tiempo en los esfuerzos de contratación en general.

Relacionado: ¿Cuáles son las ventajas de contratar a un empleado frente a un contratista?

Cómo contratar a un empleado con contrato temporal

Si decide contratar usted mismo a un empleado con contrato temporal, puede utilizar una estructura específica para encontrar al candidato adecuado. Siga estos pasos para contratar con éxito a un empleado contratado:

1. Decida qué necesita la empresa

Evalúe si un empleado temporal o un trabajador contratado puede satisfacer mejor las preferencias y necesidades de la empresa que un miembro del equipo a tiempo completo. Si busca a alguien que pueda realizar tareas de oficina más pequeñas o básicas, puede optar por contratar a un empleado temporal a corto o largo plazo. Esta es una opción útil si un miembro del personal deja temporalmente el puesto por un permiso sabático o planificado. También puede optar por contratar a un empleado temporalmente si quiere probar a un empleado en un nuevo puesto.

Si buscas a alguien que realice una tarea específica, como la creación de diseños gráficos para un folleto o la actualización de un servidor informático, quizá prefieras contratar a un trabajador temporal. Estos empleados suelen tener un conjunto de habilidades especializadas, por lo que es posible que sólo necesiten formación sobre las políticas y protocolos de la empresa, más que sobre el puesto o sus funciones.

2. Redactar una descripción del trabajo cautivadora

Una descripción eficaz del puesto proporciona a los candidatos los requisitos específicos necesarios para trabajar en él e información que les ayude a determinar si son aptos para el puesto. Utiliza la descripción del puesto para especificar si es para empleados temporales o para trabajadores contratados, ya que esta designación proporciona un contexto importante sobre los salarios y los beneficios, y puede atraer a diferentes tipos de candidatos.

Cuando cree una lista de trabajo para un empleado con contrato temporal, intente incluir estos componentes:

  • El puesto de trabajo: Utilizando la jerga familiar de tu sector, crea un título que explique el puesto al que se presentan los empleados y una idea de las responsabilidades que pueden esperar cumplir en ese papel.
  • Esboza las responsabilidades del puesto: Incluye viñetas completas sobre las tareas diarias y otra información relevante en un lenguaje conciso. Asegúrate de incluir el equipo que utilizarán y cualquier otro aspecto físico.
  • Descripción de su candidato ideal: Enumera las habilidades preferidas, la experiencia laboral y los detalles de los antecedentes para este puesto para ayudar a los solicitantes de empleo a decidir si quieren solicitarlo. Investiga las tendencias de cualquier sector que quieras incorporar por primera vez, como añadir componentes de redes sociales a un equipo de marketing.
  • Cronología del empleo: Indique las fechas en las que espera que el candidato empiece y termine el puesto. Puede ser útil indicar si la oportunidad es recurrente o tiene el potencial de convertirse en un puesto a tiempo completo.

Relacionado: Consejos para redactar una buena descripción del trabajo

3. Reclutar a tus candidatos

Anuncia la descripción de tu puesto en diferentes lugares, como varios sitios web de empleo, para optimizar el número de candidatos que recibas. Por ejemplo, muchos contratistas temporales publican su información en sitios web de empleo autónomo o buscan trabajo en listados específicos del sector. También puedes subir la descripción a las plataformas de redes sociales de la empresa, ponerte en contacto con las universidades cercanas para ver si pueden recomendar a estudiantes o graduados o conseguir permiso para publicar folletos en establecimientos locales.

Para simplificar y agilizar el proceso de contratación, muchas empresas prefieren recurrir a agencias externas de trabajo temporal para encontrar candidatos adecuados. Estas agencias contratan a sus propios empleados para cubrir puestos temporales en los sectores que mejor se adaptan a sus habilidades. Revisan todo el material de solicitud, proporcionan a los candidatos la formación y la incorporación necesarias y se encargan de los documentos de la nómina.

4. Evaluar a los candidatos adecuados

Selecciona entre 10 y 20 candidatos que podrían encajar perfectamente en el puesto y reduce la lista a un grupo más reducido de candidatos para entrevistarlos. Ponte en contacto con ellos por correo electrónico o por teléfono para hacerles una serie de preguntas que determinen si tienen las aptitudes requeridas y la experiencia laboral necesaria para desempeñarse eficazmente en el puesto.

Tenga en cuenta estas preguntas comunes para ayudarle a localizar y seleccionar a los mejores candidatos:

  • ¿Por qué le interesa este puesto?
  • ¿Cuáles son tus tres principales puntos fuertes?
  • ¿Cómo describiría su ética de trabajo?

5. Entrevistar a los candidatos finales

Dependiendo de sus preferencias, puede realizar una o dos rondas de entrevistas. Dado que está contratando a un miembro temporal del equipo, puede ser útil evaluar su capacidad de adaptación a nuevos lugares de trabajo. Es importante saber cómo abordarán una situación de empleo temporal, ya que muchos empleados contratados suelen aclimatarse al flujo de trabajo y a los protocolos de la empresa a un ritmo más rápido que el personal interno.

Intente programar 30 minutos para cada entrevista, de modo que tenga tiempo suficiente para tratar los temas que desee. Si está interesado en contratar potencialmente a un candidato como empleado a tiempo completo en el futuro, puede ser útil identificar si el candidato está interesado en seguir esa opción durante la entrevista.

He aquí otras aptitudes que puede desear que tenga un empleado temporal o un contratista:

  • Gestión del tiempo
  • Organización
  • Colaboración
  • Multitasking

Relacionado: Entrevistar a un empleado: Cómo llevar a cabo con éxito una entrevista

6. Conciba un contrato con una oferta de trabajo

Si contrata a alguien usted mismo, el siguiente paso después de entrevistar y seleccionar a un candidato es ofrecerle un contrato. Asegúrese de incluir el calendario del puesto, las expectativas en cuanto a las horas de trabajo, sus responsabilidades y la remuneración que se compromete a dar. Los contratistas temporales pueden tener estipulaciones adicionales, como quién se encarga de los gastos de viaje y suministros o cualquier procedimiento relacionado con la información fiscal. Los contratistas pueden tener peticiones o requisitos adicionales, como un método de pago preferido.