6 Pasos para el Control de Calidad en la Construcción

Todos los proyectos tienen algún tipo de métrica para medir su éxito. En el sector de la construcción, esto es especialmente cierto debido a la importancia de la seguridad y la satisfacción de las expectativas de los clientes, lo cual es necesario para aumentar la reputación y el negocio. Tener un proceso de control de calidad en la construcción puede ayudarle a conseguir ambas cosas. En este artículo hablaremos de lo que es el control de calidad en la construcción, por qué es importante y cómo puede beneficiarle, junto con 6 pasos para comprobar el control de calidad y consejos para mejorar su proceso.

¿Qué es el control de calidad de la construcción?

El control de calidad de la construcción es el proceso por el que una empresa constructora supervisa un proyecto para asegurarse de que cumple las normas y directrices del cliente. También significa garantizar que todos los aspectos del proyecto se ajustan a la normativa y a los requisitos legales.

El director de proyecto puede supervisar el control de calidad de un proyecto de construcción. También responde ante la alta dirección y el cliente.

El cliente y el equipo de construcción se ponen de acuerdo en las especificaciones del proyecto antes de que éste comience, lo que se convierte en una guía para el proyecto a medida que se desarrolla. La construcción de calidad se adhiere a las especificaciones exactas del cliente y trata de proporcionar exactamente lo que el cliente pidió.

Relacionado: ¿Qué es el control de calidad?

¿Por qué es importante el control de calidad de la construcción?

El control de calidad es la métrica por la que se ha completado el trabajo de construcción, es decir, es la métrica que decide lo cerca que se está de cumplir las especificaciones del cliente sobre el trabajo de construcción. Es importante porque, sin las inspecciones de control de calidad, no se puede medir lo cerca que está la construcción de las especificaciones acordadas.

Relacionado: Gestión de la construcción: Funciones y fases

Beneficios del control de calidad de la construcción

Estas son algunas de las razones por las que es importante controlar la calidad de su proyecto de construcción.

Satisfacción del cliente

Un trabajo de construcción de alta calidad tiene más probabilidades de complacer a su cliente y de crear una oportunidad para que quiera volver a trabajar con usted en un futuro proyecto de construcción. También aumenta la posibilidad de que consiga más trabajos gracias a la recomendación positiva de su cliente.

Reducción de costes

Su cliente se alegrará de haberle ahorrado dinero a largo plazo gracias a una construcción de alta calidad para empezar. También significa que su equipo de construcción tendrá que dedicar menos tiempo a un solo trabajo y podrá dedicarse a otros proyectos de pago.

4. Construir la moral de la empresa

Su equipo quiere hacer un trabajo excelente, y quiere estar seguro mientras lo hace. Hacer un buen trabajo puede subir la moral y aumentar el orgullo por el trabajo. Su equipo también puede alegrarse de futuros proyectos ganados por su duro trabajo gracias a la recomendación de un cliente satisfecho.

Relacionado: Guía de garantía y control de calidad: Definición, finalidad y aplicación de la garantía de calidad

Pasos del control de calidad en la construcción

Aquí tiene 6 pasos que puede seguir para el control de calidad de su construcción:

1. Esboce sus criterios de aceptación

Puede empezar a controlar la calidad de su proyecto de construcción asegurándose de que todos los miembros del equipo y el cliente están de acuerdo en lo que se espera de ellos, hasta en detalles y materiales muy concretos. Es importante que el equipo de construcción tenga claro lo que debe hacer para que el cliente acepte el proyecto como terminado a su satisfacción. Por ejemplo, si un cliente pide que en el proyecto terminado se utilicen tuberías de cobre y el equipo de construcción utiliza acero en su lugar, puede ser un fallo de control de calidad, y puede que no terminen el proyecto hasta que hayan sustituido las tuberías.

Una vez que todo el mundo se ha puesto de acuerdo sobre las especificaciones del trabajo, el director del proyecto puede utilizar ese acuerdo como un conjunto de directrices para comprobar la calidad durante la duración del proyecto.

2. Planificar las inspecciones

Las inspecciones ayudan a los directores de proyectos y a los clientes a supervisar el progreso de un proyecto de construcción. Estas inspecciones son una parte habitual del proceso y pueden realizarse con frecuencia a lo largo del mismo. Se pueden planificar las inspecciones antes de que el proyecto determine cuántas inspecciones puede necesitar y cuándo deben ser. Esto puede ayudar a planificar el progreso de su proyecto y proporcionar una estructura organizativa para sus notas sobre la calidad a medida que el proyecto avanza más allá de cada inspección.

3. Utilizar listas de comprobación

Puede crear una lista de comprobación que le ayude a mantenerse organizado en cuanto a las tareas que deben completarse de acuerdo con determinadas especificaciones. Puedes compartir las listas de comprobación con tu equipo antes de que comience el proyecto para que tengan directrices adicionales con indicaciones sobre cómo completar sus tareas, lo que puede ayudarles a controlar su propia calidad, además de tu supervisión.

La lista de comprobación puede incluir la tarea, quién la realiza, quién la supervisa, el plazo de entrega y las partes de la tarea que requieren una mayor atención debido a sus especificaciones.

A la hora de crear su lista de comprobación, ser específico en las indicaciones puede marcar la diferencia entre una lista de comprobación que informe fielmente sobre el control de calidad y una lista de comprobación que sea engañosa. Por ejemplo, las listas de comprobación de tipo «Sí/No» pueden dejar lugar a comprobaciones de calidad incompletas. Lenguajes como "Hazlo bien" o "tiene buena pinta" pueden ser vagos y no dar una lectura precisa de la calidad del proyecto.

4. Corregir las deficiencias

Una vez que su equipo conozca el pliego de condiciones y el proyecto haya comenzado, podrá realizar inspecciones basadas en las listas de comprobación que haya creado. Al completar estas listas de comprobación, puede notar deficiencias en la calidad que deben ser remediadas.

Para corregir cualquier deficiencia, puedes marcar físicamente la deficiencia en la obra, tomar una foto de ella y hacer una nota en tu lista de control. Puede informar a la parte responsable de esa parte del proyecto y asegurarse de que es consciente de cuál es la deficiencia y de cómo solucionarla.

Una vez que un miembro de su equipo ha corregido la deficiencia, puede marcarla como corregida para tener un registro del control de calidad del proyecto.

5. Verificar la aceptación

Una vez que se hayan completado las inspecciones y se hayan corregido todas las deficiencias, se podrá firmar el control de calidad como si se cumplieran las normas del cliente. Si ha habido algún cambio en las especificaciones originales, puede hacer que el cliente lo firme también para asegurarse de que acepta la verificación de la calidad del trabajo.

6. Cerrar el círculo

Puede cerrar el círculo comprendiendo qué ha provocado las deficiencias en el proceso de construcción. Puede cambiar sus procesos de control de calidad para evitar que se produzcan los mismos errores en su próximo proyecto.

Por ejemplo, quizá los miembros del equipo no estaban seguros de cuáles eran las especificaciones del material de las tuberías y eligieron el tipo equivocado. En su próximo proyecto, puede hacer que el material de las tuberías se convierta en una cuestión de mayor conciencia en las listas de comprobación de control de calidad de su próximo proyecto.

Una vez que comprenda en qué aspectos de la comunicación se cometen errores, podrá evitar que esos errores de comunicación se produzcan en su próximo trabajo, con lo que se reducirán las deficiencias y aumentará la satisfacción del cliente.

Consejos para mejorar el control de calidad en la construcción

Estos son algunos consejos para mejorar el control de calidad en la construcción:

Empezar con los trabajadores adecuados

Muchas de las funciones de un proyecto de construcción son de mano de obra cualificada, y los trabajadores con mucha experiencia tienen más probabilidades de cumplir las especificaciones de su cliente. Intente ofrecer salarios competitivos y buenas prestaciones a su equipo para atraer a los trabajadores cualificados. A largo plazo, trabajar con el equipo adecuado le ahorrará dinero en retrabajos y referencias de sus clientes satisfechos.

Relacionado: 12 trabajos en la construcción bien pagados

Incorporar software

Puede incorporar un software que le ayude a realizar un seguimiento de sus inspecciones, compartir sus listas de comprobación y gestionar sus plazos de forma digital, lo que puede mejorar su organización. También puedes utilizarlo para compartir datos con tu equipo y tus clientes, de forma que todos tengan actualizados los plazos o las especificaciones de aceptación del trabajo.

Empezar antes las inspecciones

Empezar las inspecciones antes puede ayudarle a detectar antes las deficiencias. Esto puede ahorrarle tiempo y costes a la hora de solucionarlas. También puede darle la oportunidad de aclarar cualquier cambio en las especificaciones con su cliente.

También se puede trabajar en más inspecciones si se empieza antes, lo que puede ayudar a vigilar más de cerca cómo avanza el proyecto teniendo en cuenta el control de calidad.

Aclarar los flujos de trabajo

Puede utilizar los flujos de trabajo para delegar las tareas a los trabajadores de forma jerárquica, de modo que ninguna persona se encargue del control de calidad de una tarea específica. Unos flujos de trabajo claros definirán el papel de cada miembro del equipo, así como cuáles son sus funciones específicas en este proyecto. Unas funciones mejor definidas pueden ayudar a los miembros del equipo a prestar atención a cada parte del proyecto para asegurarse de que cumple las especificaciones del cliente.

Relacionado: 6 formas de agilizar los procesos empresariales y los flujos de trabajo

Gestionar el riesgo

Además de asegurarse de que el proyecto cumple las expectativas de los clientes, también puede realizar evaluaciones de riesgo a lo largo del proyecto, que le alertarán de cualquier problema que pueda surgir en materia de seguridad, zonificación, cuestiones legales o de flujo de caja.

Puedes añadir riesgos a tu lista de control para tener en cuenta los intereses de tu equipo y tu empresa, además de las expectativas del cliente. Puedes elaborar un plan para evitar estos riesgos o mitigar sus consecuencias durante el desarrollo del proyecto, siempre y cuando puedas estar atento a ellos a medida que se desarrolla el proyecto.

Te recomendamos

Gestión de incidencias: Proceso, beneficios y cuándo utilizarla

¿Qué son las ganancias retenidas? (y cómo calcularlas)

¿Qué es un libro de jugadas en los negocios?

Cómo hacer un estudio de mercado para una startup: Pasos y consejos

¿Qué es el EBITDA? Definición, fórmula y cómo calcularlo

Cómo Calcular el Porcentaje de Error en 9 Pasos