Cookies de terceros: Qué son y qué hacen

Las cookies se han convertido en una parte aceptada de las visitas a los sitios web, ayudando a proporcionar una experiencia de navegación fluida por las páginas de un sitio. Los dos tipos de cookies más utilizados son los de origen y los de terceros. Funcionalmente, parecen ser similares, sin embargo, hay diferencias importantes entre ellas que son útiles de conocer.

En este artículo, exploramos qué son las cookies de terceros, qué hacen, cómo funcionan, en qué se diferencian de las cookies de origen y cómo las manejan los navegadores web.

¿Qué son las cookies de terceros?

Una cookie de terceros, también conocida como rastreador, es creada por un individuo o empresa en un sitio web que no es el suyo. El propósito de la cookie de terceros es recoger información sobre las personas que visitan el sitio para que el propietario de la cookie pueda utilizarla para personalizar o dirigir la publicidad a ellos. Pueden rastrear a los usuarios mientras navegan por ese sitio web o hacen clic en enlaces a otros sitios. Estas y otras actividades pueden ayudar a terceros a construir un perfil de comportamiento de las personas que visitan ese sitio.

Relacionado: ¿Qué es la orientación conductual y cómo puede beneficiarle?

Cookies de origen vs. cookies de terceros

Los desarrolladores de sitios web utilizan tanto cookies de origen como cookies de terceros para hacer un seguimiento de los visitantes del sitio web. Algunos sitios utilizan sólo cookies de origen, mientras que otros utilizan ambas. Las diferencias entre ellas son:

  • Las cookies de origen son propiedad y son utilizadas por el sitio web que usted está visitando. Las cookies de terceros son propiedad de otro sitio web y las utiliza la entidad de terceros que las creó.
  • Las cookies de origen rastrean información sobre cada visitante para ayudar a proporcionar una experiencia fluida en el sitio. Las cookies de terceros recogen información sobre los visitantes de un sitio para ayudar a los terceros a dirigir mejor la publicidad a esos visitantes.
  • Actualmente, todos los navegadores permiten por defecto las cookies de origen, pero se puede optar por bloquearlas. Actualmente, muchos navegadores permiten por defecto las cookies de terceros, pero algunos las bloquean por motivos de privacidad y seguridad.

¿Cómo se crean las cookies de terceros en un sitio web?

Las cookies de terceros se crean en un sitio web a través del contenido del sitio proporcionado por un tercero, como un anuncio o un botón de medios sociales. Cuando usted visita un sitio web con contenido de terceros, este envía una solicitud al proveedor de terceros para que envíe ese contenido mientras se carga la página. El contenido de terceros puede contener un código que puede crear una cookie en su ordenador. Dependiendo de cómo esté codificada la cookie, podría enviar información al tercero, como por ejemplo

  • El navegador que's utilizar
  • El día y la hora en que accedió al sitio
  • Lugares que visitó en ese sitio
  • Otros sitios web que ha visitado

Por ejemplo, un sitio web de turismo, GoPlaces.com, puede mostrar un anuncio de una compañía aérea, TravelWithUs.com. Si usted visita GoPlaces.com, éste envía un mensaje a TravelWithUs.com solicitando que el anuncio por el que ellos pagan aparezca en su navegador. Cuando TravelWithUs.com envía el anuncio a su navegador, también crea una cookie. Esa cookie puede rastrear los lugares turísticos que usted busca y enviar esa información a TravelWithUs.com. La aerolínea podría entonces anunciar los precios de los vuelos y las ofertas especiales disponibles para usted en función de los lugares que buscó en GoPlaces.com.

Relacionado: ¿Qué es un DMP? (Además de las ventajas y desventajas de usar uno)

¿Cómo manejan los navegadores las cookies de terceros?

Las políticas de los navegadores están cambiando con respecto a las cookies de terceros. Sin embargo, actualmente la mayoría las permiten y te dan la opción de bloquearlas. A continuación se explica cómo manejan las cookies de terceros tres navegadores populares:

Cromo

Actualmente, Chrome admite las cookies de terceros y las permite por defecto, sin embargo, Google ha hecho saber que tiene la intención de empezar a bloquearlas en los próximos años. Para gestionar la configuración de las cookies en Chrome, haga lo siguiente:

  1. Haga clic en los tres puntos verticales de la parte superior derecha del navegador. Esto abre una ventana desplegable.
  2. Seleccione «Configuración» para abrir la página de configuración.
  3. En «Privacidad y seguridad,» seleccione «Cookies y otros datos del sitio.»
  4. Seleccione la opción que mejor se adapte a cómo quiere gestionar las cookies: permitir todas las cookies, bloquear sólo las cookies de terceros en modo incógnito, bloquear siempre las cookies de terceros o bloquear todas las cookies. También hay opciones que te permiten ver las cookies de tu ordenador y borrar todas las cookies que hay actualmente en tu ordenador.

Microsoft Edge

Microsoft Edge es compatible con las cookies de terceros y las permite por defecto. Así puedes gestionar la configuración de las cookies en Edge:

  1. Haga clic en los tres puntos horizontales de la parte superior derecha del navegador. Esto abre una ventana desplegable.
  2. Seleccione «Configuración» en el menú desplegable para abrir la página de configuración.
  3. Seleccione «Cookies y permisos del sitio» en la lista de la parte izquierda de la pantalla.
  4. Haga clic en «Cookies y datos del sitio» en «Todos los permisos.»
  5. Seleccione las opciones de cookies que mejor se correspondan con su forma de gestionarlas. Entre las opciones que tiene a su disposición están bloquear las cookies de terceros, permitir todas las cookies y seleccionar los sitios de confianza de los que aceptará las cookies.

Safari

Por defecto, Safari bloquea las cookies de terceros. Si quieres cambiar esa configuración u otras configuraciones de cookies, haz lo siguiente:

  1. Haga clic en «Safari» en la parte superior izquierda de la barra de herramientas del navegador. Esto abre el menú desplegable de Safari.
  2. Seleccione «Preferencias…» en el menú desplegable.
  3. En la ventana que se abre, haga clic en el botón «Privacidad» de la barra de herramientas.
  4. Seleccione las opciones de la ventana de Privacidad que se ajusten a sus necesidades de gestión de cookies. Puede bloquear o desbloquear las cookies, permitir o bloquear el seguimiento de sitios cruzados o hacer clic en el botón «Gestionar los datos del sitio web» para borrar la caché y las cookies de los sitios web específicos que ha visitado.

Servicios de cookies de terceros

Las cookies de terceros pueden realizar una variedad de servicios, entre ellos:

Botones sociales

Varios sitios web contienen botones de redes sociales que permiten al usuario dar «me gusta» o compartir contenidos en algunas de las plataformas de redes sociales más populares. Estos botones envían datos a la plataforma de medios sociales sobre el sitio que ha visitado y dónde ha hecho clic mediante cookies de terceros que se descargan en su ordenador cuando se carga la página. Cuando vuelves a esa plataforma de medios sociales, ésta puede dirigir la publicidad a tu cuenta basándose en los sitios que visitaste.

Los sitios de redes sociales suelen ser capaces de relacionar los datos de seguimiento de las cookies con los usuarios actuales pidiéndole que proporcione sus credenciales de inicio de sesión antes de utilizar los botones sociales. Alternativamente, el sitio puede pedirle una dirección de correo electrónico antes de usar los botones. Ésta se almacena en la cookie y se proporciona a las plataformas de redes sociales. Estas pueden entonces comparar esa dirección de correo electrónico con la de sus usuarios para identificar su cuenta. Si no proporcionas ninguna información de identificación, la cookie puede enviar la dirección IP de tu ordenador y la ubicación del país para ayudar a determinar tu identidad en cada plataforma de medios sociales.

Relacionado: DMP vs. DSP: Definiciones y diferencias

Reorientación publicitaria

El retargeting publicitario es un método que utilizan las empresas para identificar a las personas que han visitado su sitio web y seguir mostrando anuncios de sus productos cuando esas personas visitan otros sitios web. Lo hacen mediante un servicio de retargeting publicitario al que se suscriben las empresas. El servicio de retargeting coloca un único píxel en el sitio web de la empresa cliente. Cuando un cliente potencial visita el sitio web, el píxel se carga con el sitio y deposita una cookie de terceros en su ordenador. Esa cookie registra el sitio visitado por el usuario, los enlaces que ha visitado y otra información relevante sobre la actividad de navegación del usuario.

El usuario puede entonces visitar un sitio web diferente que tenga espacio publicitario pagado por el servicio de retargeting publicitario. El servicio de retargeting puede examinar la cookie que ha dejado en el ordenador del usuario para ver qué negocios ha visitado. A continuación, puede mostrar publicidad de esa empresa en el espacio publicitario disponible en el nuevo sitio web. Cuando más de un negocio puede reclamar ese espacio publicitario, la empresa de retargeting recibe ofertas por ese espacio y se lo da al mejor postor.

Relacionadas: Retargeting vs. Remarketing

Chats emergentes en directo

Algunos sitios web hacen uso de ventanas emergentes de chat en vivo que le proporcionan apoyo en tiempo real mediante una conversación de texto con un representante de la empresa. A menudo, esas ventanas emergentes de chat en vivo crean una cookie de terceros en su ordenador con su nombre y otros datos que usted proporciona. Esto ayuda a la ventana emergente a recordar quién es usted y por qué está chateando. Al igual que en el caso de los botones sociales, esta cookie también puede enviar esa información a la empresa externa que proporcionó la ventana emergente del chat en vivo. Ellos pueden utilizar esa información simplemente para recordarle la próxima vez que utilice el chat en vivo.