Cómo pasar el tiempo en el trabajo después de dimitir

La gente deja su trabajo por múltiples razones. A menudo, la dimisión incluye que el empleado dé al empresario un par de semanas más de trabajo después de presentar su dimisión pero antes de su último día. Durante esas últimas semanas, los empleados deben completar una lista de tareas para garantizar una salida amistosa y prepararse a sí mismos y a su antigua empresa para el éxito.

En este artículo, explicamos por qué es importante avisar antes del último día, describimos cómo terminar las tareas después de dimitir y ofrecemos consejos para la dimisión.

Relacionado: Habilidades conceptuales: Definición, resumen y ejemplos 6 elementos imprescindibles para una carta de dimisión: Qué incluir en tu carta de dimisión (con consejos y ejemplos)

¿Por qué es importante avisar antes del último día de trabajo?

Cuando deje un trabajo, avise al menos dos semanas antes de su último día, siempre que sea posible. Tu empleador agradecerá el tiempo que le dediques para crear un plan de continuidad y tu ayuda para formar a un sustituto durante tus últimos días en el trabajo. Podrá reunir información importante de su tiempo en la empresa y de los recursos humanos antes de marcharse. Avisar con antelación al empleador demuestra respeto y ayuda a mantener relaciones positivas.

Relacionado: Guía para redactar una carta de dimisión de 30 días (con ejemplos y plantillas)

1. Cómo terminar adecuadamente tus tareas laborales después de dimitir

Aproveche sus últimas semanas o días en el trabajo para ayudar a su empresa en la transición y prepararse para un nuevo empleo o para empezar a buscar trabajo. Sepa qué hacer después de dar su preaviso siguiendo estos pasos:

1. Agradezca a su jefe

Tras presentar tu dimisión oficial, agradece a tu jefe el apoyo y las oportunidades que te ha brindado. Sé sincero y da uno o dos ejemplos de por qué has disfrutado trabajando para ellos.

2. Pedir una recomendación

Pregunta a tu jefe si estaría dispuesto a escribirte una carta de recomendación para futuros trabajos. Hazlo en tu reunión inicial de dimisión para que tu jefe tenga tiempo de escribir la carta antes de tu último día de trabajo.

3. Responder a las preguntas

Es posible que tu jefe te pregunte por qué dejas el puesto. Sé sincero, pero respetuoso. Si te vas porque te vas a mudar de estado o porque vas a volver a estudiar, díselo a tu supervisor. Si te vas por problemas en la empresa o porque has recibido una oferta de trabajo mejor en otro lugar, explica tu marcha con sinceridad, pero con tacto;

4. Evaluar su electrónica

Lo más probable es que tengas un ordenador de la empresa y posiblemente un teléfono o una tableta de la empresa. Copia los archivos, contactos o documentos personales que quieras conservar en un dispositivo personal, pero deja los documentos de propiedad de la empresa. Borra el material antiguo e innecesario y borra la caché y el historial del navegador web antes de entregar los dispositivos.

5. Crear una guía de continuidad

Escribe una guía de continuidad detallada para tu sustituto. Incluya elementos como sus tareas diarias, los proyectos en curso, los recursos más utilizados y los contactos principales. Reúnete con tu supervisor directo para revisar el documento. Puede que te pidan que ayudes en la contratación y formación de tu sustituto, si procede. Esté abierto a esa posibilidad.

6. Actualiza tu currículum

Añade a tu currículum el puesto de trabajo del que renuncias. Incluye la fecha de inicio y la de finalización y tus principales responsabilidades. Actualiza cualquier otra categoría relevante de tu currículum para reflejar las habilidades y el progreso profesional que has conseguido durante tu trabajo.

7. Crear un plan de 30-60-90 días

Si vas a empezar un nuevo trabajo después de tu último día en el actual, crea un plan de 30-60-90 días para que los tres primeros meses en tu nuevo puesto sean productivos y estén orientados a objetivos. Si vas a buscar trabajo después de tu último día, haz un plan de 30 60 90 días con acciones concretas para encontrar un nuevo puesto.

8. Reunirse con Recursos Humanos

Concierta una reunión con recursos humanos para hablar de los trámites de dimisión. Infórmate sobre tus prestaciones, como el seguro médico y el de vida. Averigua durante cuánto tiempo mantendrás tus prestaciones y si puedes ampliarlas en caso necesario. Pregunte por su plan de pensiones 401(k) o cualquier otro ingreso por jubilación, específicamente por la información de acceso necesaria. Actualice su dirección y número de teléfono por si Recursos Humanos necesita ponerse en contacto con usted después de su último día. Completa cualquier papeleo de salida que Recursos Humanos pueda exigir a los empleados que se marchan.

9. Discuta la transición con su equipo

Celebra una reunión con tu equipo o departamento para hablar de tu marcha. Responde a sus preguntas y ayúdales a estructurar un plan de continuidad en equipo hasta que la empresa contrate a tu sustituto o éste empiece a trabajar.

10. Tenga una entrevista formal de salida

Solicita una entrevista de salida con tu supervisor. Comparta su opinión sobre lo que le motivó, las áreas de liderazgo o trabajo en equipo que podrían mejorarse y cualquier idea final sobre el puesto. Acepte los comentarios de su supervisor sobre su rendimiento laboral, sus puntos fuertes y sus áreas de crecimiento.

Relacionado: Cómo dimitir con elegancia (con consejos)

Consejos para la renuncia

Renuncia de forma respetuosa y adecuada con estos consejos:

  • Escriba una carta formal: Cuando renuncies, escribe una carta de renuncia formal para tu supervisor. De este modo, la empresa tiene una prueba concreta y fechada de tu intención de dejar el puesto, que puede añadirse a tu expediente personal.
  • Díselo primero a tu jefe: Informa a tu jefe o supervisores de tu intención de dimitir antes de decírselo a tus compañeros. De este modo, tu jefe estará preparado para manejar cualquier pregunta del equipo si surge una vez que compartas la noticia de tu marcha.
  • Sigue trabajando duro: Mantén tu concentración durante tus últimos días o semanas en el trabajo, y continúa produciendo un producto de trabajo sólido.
  • Mantenga buenas relaciones: Mantén una actitud positiva y profesional con tus colegas y supervisores antes de tu partida. Es posible que vuelva a trabajar con algunas de estas personas o que las vea en eventos del sector, por lo que es conveniente mantener buenas relaciones.
  • Ayudar a la transición: Pregunte a su supervisor qué puede hacer para aliviar la carga de su partida en el equipo. Ayude a la transición como pueda.
  • Renuncia en persona: Presente su dimisión en persona siempre que sea posible. Pida una reunión con su supervisor y facilite los detalles de su aviso junto con su carta formal de dimisión.
  • Despedirse: Despídete de tus compañeros en tu último día de trabajo. Agradéceles su apoyo y deséales lo mejor en el futuro.
  • Mantén el contacto: Envía de vez en cuando un correo electrónico a tus compañeros de trabajo o a tus supervisores para informarte. Mantener relaciones positivas en el sector es una buena forma de hacer crecer tu red profesional.