Cómo entender el coste de la deuda: definición, fórmula y ejemplo

Entender el coste de la deuda ayuda a los empresarios y a los responsables de los presupuestos de las empresas a gestionar sus finanzas. Conocer el coste de la deuda de una empresa ayuda a cualquier persona que trabaje con las finanzas del negocio a entender sus gastos y a gestionar su flujo de caja.

En este artículo, hablaremos del significado del coste de la deuda y de cómo funciona el coste de la deuda, con un ejemplo de cálculo para mejorar su comprensión.

¿Qué es el coste de la deuda?

El coste de la deuda es el tipo de interés que paga una empresa por el dinero que debe. El coste de la deuda se aplica a todas las cantidades pendientes, incluido el valor total de los préstamos y bonos de la empresa. El coste de la deuda es un excelente indicador de la salud financiera de una empresa, especialmente cuando se considera junto con el importe total de la deuda.

Normalmente, el término coste de la deuda se utiliza para describir el importe de una deuda después de considerar los impuestos. Como los gastos de intereses son deducibles de impuestos, el coste de la deuda después de impuestos es menor que el coste de la deuda antes de ser gravada.

Relacionado: 6 Habilidades contables esenciales

¿Cómo funciona el coste de la deuda?

El coste de la deuda forma parte de la estructura de capital de una empresa, junto con el coste de los fondos propios. Las empresas deben conocer el coste de la deuda y el coste de los fondos propios para financiar eficazmente sus operaciones regulares y cualquier esfuerzo de expansión. Hay que tener en cuenta que el coste de la deuda de cualquier empresa suele ser inferior al coste de los fondos propios.

Antes de asumir un nuevo endeudamiento, los responsables de las empresas consideran tanto el coste de la deuda como el crecimiento potencial de los ingresos que facilitará su deuda. Por ejemplo, una empresa con un coste de endeudamiento bajo puede considerar que vale la pena pedir una hipoteca de 1,5 millones de dólares para una tienda minorista en otro estado, ya que se espera que esta sucursal gane el doble de esa cantidad en su primer año de funcionamiento. Las empresas con un coste de la deuda elevado pueden retrasar este tipo de crecimiento empresarial hasta que paguen sus deudas y mejoren su flujo de caja.

Los propietarios de empresas y los empleados que se preocupan por los presupuestos de las empresas no son los únicos interesados en el coste de la deuda. Los prestamistas e inversores también evalúan el coste de la deuda a la hora de determinar si van a financiar una organización. Las empresas con un alto coste de la deuda se consideran propuestas más arriesgadas que las empresas con un coste de la deuda más bajo.

Cómo calcular el coste de la deuda

Para calcular el coste de su deuda, las empresas deben anotar el tipo de interés anual de todas sus deudas. El coste de la deuda es importante para determinar el tipo de interés medio ponderado de una empresa, en lugar de simplemente el tipo de interés medio, porque un préstamo más grande le costará más a una empresa a lo largo de su vida que un préstamo más pequeño, incluso si tiene un tipo de interés más bajo. A continuación se explica cómo calcular el interés efectivo para utilizarlo en la evaluación del coste de la deuda:

Tipo de interés efectivo = (gasto total de intereses) / (saldo total de la deuda)

Como el coste de la deuda suele referirse a un tipo de interés después de impuestos, el tipo de interés efectivo se multiplica por uno menos el tipo impositivo de la empresa. El tipo impositivo de la empresa es la cantidad total que se grava a la empresa, teniendo en cuenta los impuestos federales y estatales. El tipo final calculado es el coste de la deuda.

Coste de la deuda = (tipo de interés total) x (1 – tipo impositivo total)

Relacionado: Cómo el análisis de datos puede mejorar la toma de decisiones

Ejemplo de coste de la deuda

Change Your Spots Clothing Boutique tiene dos préstamos comerciales: una hipoteca de 1 millón de dólares con un tipo de interés anual del 5% y un préstamo comercial de 400.000 dólares con un tipo de interés anual del 4%. Los propietarios de la boutique de ropa hicieron los siguientes cálculos para determinar su coste de la deuda:

  1. Suma el 5% y el 4% para un tipo de interés total del 9%.
  2. Multiplique el saldo de cada préstamo por su tipo de interés. 1 millón de dólares por 0,05 es igual a 50.000 dólares. 400.000 dólares por 0,04 es igual a 16.000 dólares.
  3. Suma $50,000 y $16,000 para un factor de préstamo total por peso de $66,000.
  4. Divida 66.000 dólares entre 1,4 millones de dólares (la cantidad total adeudada) para encontrar el tipo de interés medio ponderado del 4,71%.
  5. La boutique de ropa Change Your Spots paga un impuesto federal del 20% y un impuesto estatal del 5% para un impuesto de sociedades total del 25%. Multiplica el tipo de interés medio ponderado por uno menos el impuesto de sociedades. Es decir, 4,71% * (1–25%), para un coste de la deuda del 3,53%.

Obsérvese que la Boutique de Ropa Change Your Spots tenía deudas simples de sólo interés. Algunas deudas más complejas se amortizan cada mes. Las empresas con préstamos amortizables deben tener en cuenta que el principal de sus préstamos disminuye cada mes y tenerlo en cuenta en sus cálculos.

Relacionado: Guía definitiva para la planificación estratégica

Cómo reducir el coste de la deuda

Dado que un bajo coste de la deuda facilita el crecimiento empresarial y hace que las empresas sean más atractivas para los prestamistas e inversores, muchas empresas intentan reducir su coste de la deuda. Los siguientes consejos pueden ayudar a su empresa a reducir el coste de la deuda:

Mejorar la puntuación de crédito

Su puntuación de crédito es uno de los principales factores que determinan sus tipos de interés. Mejorar su puntuación de crédito puede reducir el tipo de interés que su empresa paga en cualquier préstamo futuro. La reducción de su dependencia del crédito y el pago de las deudas existentes pueden aumentar su puntuación de crédito. Compruebe regularmente su informe de crédito para asegurarse de que no contiene ningún error que pueda afectar negativamente a su puntuación.

1. Negociar tipos de interés más bajos

No es necesario aceptar el tipo de interés por defecto para una nueva deuda. Aunque algunos prestamistas se mantendrán firmes, otros estarán abiertos a la negociación. Sus esfuerzos de negociación tendrán más éxito si puede demostrar al prestamista que usted es un buen riesgo. Puede hacerlo utilizando su empresa o sus activos personales como garantía o consiguiendo que un avalista firme su préstamo.

Incluso si el prestamista se mantiene firme en el tipo de interés, es posible que pueda negociar un tipo de interés más bajo con el tiempo. Pagar más que el pago mínimo y abonar las cuotas a tiempo puede animar al prestamista a reducir el tipo de interés.

Relacionado: Negociación integradora: Definición, consejos y ejemplos

Refinanciar los préstamos de tu empresa

La refinanciación de los préstamos de su empresa implica la obtención de nuevos préstamos para pagar los existentes. La refinanciación puede ser una buena forma de reducir el coste de la deuda si se pueden conseguir nuevas condiciones de préstamo con tipos de interés más favorables. Sin embargo, hay que tener en cuenta el coste de los documentos legales, las comprobaciones de crédito y otros gastos asociados a la refinanciación. Puedes refinanciar tu préstamo empresarial con tu actual prestamista o con uno de sus competidores.

3. Reembolsar las deudas más rápidamente

Otra forma eficaz de reducir el coste de la deuda es pagarla más rápidamente. Algunos prestamistas le permiten hacer pagos adicionales y cerrar sus préstamos antes, sin penalización. Otros cobran comisiones de salida por pagar un préstamo antes de que se cumplan los plazos de amortización. Podrías evitar las comisiones de salida renegociando los plazos de amortización de tus préstamos.

5 trabajos que calculan el coste de la deuda

Si te interesa trabajar en el ámbito de las finanzas y evaluar el coste de la deuda de una organización, aquí tienes cinco trabajos que debes tener en cuenta:

  1. Contable
  2. Contable
  3. Analista de presupuestos
  4. Controlador de la empresa
  5. Asesor financiero personal

Te recomendamos

60 ideas creativas de contratación para conseguir talento cualificado

¿Qué puedes hacer con un doctorado en enfermería?

Cómo calcular la Tasa Interna de Retorno (TIR)

¿Qué es la C-Suite? 10 ejemplos de funciones y habilidades para tener éxito

Cómo escribir una carta de dimisión por motivos familiares (con plantilla y ejemplo)

Cómo escribir un buen libro electrónico