Cómo crear un entorno de trabajo positivo

Depende de usted, ya sea supervisor o profesional de las relaciones humanas, asegurarse de que sus empleados estén contentos en su trabajo y con la empresa. Al crear un entorno de trabajo positivo, puede aumentar la eficacia y la eficiencia general de sus empleados.

En este artículo, explicamos por qué es importante fomentar un entorno de trabajo positivo, describimos cómo puede crear un lugar de trabajo positivo y ofrecemos consejos para mantener una cultura positiva en el trabajo.

¿Por qué es importante crear un entorno de trabajo positivo?

Permitir que los empleados trabajen en un entorno positivo es fundamental para fomentar un ambiente de trabajo más agradable. Los empleados que trabajan en un entorno positivo tienden a ser más productivos, cometen menos errores y faltan menos al trabajo que los que trabajan en un entorno negativo. También es importante tener en cuenta que la presencia, el compromiso y la eficiencia de los miembros del equipo pueden ahorrar dinero a la empresa.

Relacionado: 16 maneras de crear un lugar de trabajo feliz

Cómo ayudar a crear un ambiente de trabajo positivo

Puedes seguir estos sencillos pasos para desarrollar una cultura de positividad en el trabajo:

  1. Haga de la incorporación una prioridad.
  2. Proporcionar un entorno cómodo.
  3. Cree líneas de comunicación abiertas.
  4. Reconocer el trabajo bien hecho.
  5. Facilita las oportunidades de diversión.
  6. Ofrece oportunidades de formación y desarrollo profesional.

1. Haga de la incorporación una prioridad

La incorporación efectiva es un elemento clave de un entorno de trabajo positivo, ya que ofrece a los nuevos empleados la oportunidad de conocer la cultura de la empresa y participar en ella. Al dar a los empleados las herramientas y la información que necesitan para tener éxito en su nueva función, se consigue crear miembros del equipo de alto rendimiento y comprometidos. Algunas empresas deciden dedicar un mes o más a la incorporación, pero normalmente las dos primeras semanas deben dedicarse a la iniciación. Durante este tiempo, se puede contar con el nuevo empleado:

  • Tramitar toda la documentación necesaria
  • Aprender los códigos de conducta y los procedimientos de seguridad en el lugar de trabajo.
  • Siguiendo a los compañeros de trabajo.
  • Asistir a reuniones.

2. Proporcionar un entorno cómodo

La mayoría de las veces, un espacio de trabajo cómodo es positivo. Además de priorizar la comodidad física de los empleados, esto significa facilitar sus necesidades psicológicas y cognitivas. Pequeños cambios en el entorno, como proporcionar escritorios ajustables para estar de pie, sillas ergonómicas y pantallas de ordenador bien colocadas, favorecen la concentración y tienen un impacto en el bienestar emocional al aliviar el dolor o la incomodidad.

La iluminación es un aspecto importante de un entorno de trabajo confortable. Si no dispone de luz natural en su espacio de trabajo, considere la posibilidad de comprar bombillas específicas para distintas zonas. Por ejemplo, puedes utilizarlas:

  • Focos de luz azul en los espacios de brainstorming: Estas bombillas pueden aumentar el rendimiento laboral y reducir la fatiga.
  • Tonos cálidos en las salas de descanso o espacios de reunión: Cuando se utilizan tonos más cálidos, se fomenta la sensación de relajación y calma.
  • Tonos intermedios en las salas de conferencias: Las bombillas con un nivel medio de luminosidad mantienen a los trabajadores alerta al tiempo que crean un entorno más acogedor.

Además de dar a los empleados las herramientas que necesitan para estar cómodos, también puede promover la positividad dando al personal flexibilidad laboral. Esto significa proporcionar diferentes entornos de trabajo que permitan a los empleados colaborar o aislarse, dependiendo de cuáles sean sus necesidades y preferencias.

3. Cree líneas de comunicación abiertas

La comunicación directa y clara es la base de cualquier gran equipo. Crea un sistema de apoyo, fomenta el sentido de comunidad y garantiza que todos los miembros del lugar de trabajo comprendan su función y sus expectativas. Algunas formas de fomentar la comunicación abierta son:

  • Cree canales dedicados a proyectos específicos.
  • Incluya a todo el personal necesario en las cadenas de correo electrónico que lo involucran.
  • Publique los objetivos y las prioridades del equipo para que sean fáciles de consultar, por ejemplo, en un documento compartido en la nube o en una pizarra.

4. Reconocer el trabajo bien hecho

Recompensar el buen trabajo sienta el precedente de que el trabajo duro es apreciado y reconocido, lo que anima a todo el equipo a continuar con el buen trabajo o a trabajar para conseguir ese mismo reconocimiento. Puede crear programas de recompensa que llamen la atención sobre los logros de un empleado semanal, mensual o trimestralmente. Aunque el reconocimiento en sí mismo a menudo puede ser suficiente, puede incentivar aún más a los empleados entregando al ganador una tarjeta regalo u otro tipo de premio.

5. Facilitar oportunidades de diversión

Pasas buena parte de tus horas de vigilia en el trabajo, así que es importante que crees un entorno que sea profesional y divertido a la vez. Los empleados suelen disfrutar más del trabajo cuando tienen la oportunidad de relajarse y mostrar su personalidad. Algunas formas de promover un espacio de trabajo más relajado y positivo son

  • Anime al personal a tomar descansos periódicos.
  • Permita a los empleados personalizar su espacio de trabajo personal.
  • Organice una excursión o un retiro para el personal.

6. Ofrezca oportunidades de formación y desarrollo profesional

En lugar de centrarse en los objetivos a corto plazo y la productividad, demuestre a los empleados que invierte en su futuro ofreciéndoles oportunidades de desarrollo profesional. Al animar a los empleados a aumentar sus habilidades, puede mejorar sus tasas de retención, impulsar el compromiso y equipar a su personal para manejar tareas cada vez más complejas.

Puede incorporar formación informal y formal, así como ofrecer programas diseñados para enseñar habilidades duras y blandas. Algunos otros modos eficaces de facilitar el aprendizaje son:

  • Dar a los empleados una asignación que puedan gastar en formación.
  • Inscribir a los miembros del personal en cursos de formación o conferencias que sean relevantes para su función.
  • Crear programas de mentores.
  • Permitir que el personal dedique una cantidad de tiempo asignada cada trimestre a oportunidades de desarrollo.

Relacionado: 20 formas de mejorar tu ambiente de trabajo

Consejos para mantener un ambiente de trabajo positivo

Una vez que haya creado con éxito un entorno de trabajo positivo, todavía tiene que hacer cosas para asegurarse de que los cambios perduren. He aquí algunos consejos para crear un entorno de trabajo positivo que sea duradero:

Dar un ejemplo positivo

Las actitudes son contagiosas, así que asegúrese de demostrar el pensamiento y los rasgos positivos que espera promover.

Confíe en su equipo

Evite el impulso de microgestión y deje que su personal haga el trabajo para el que fue contratado. Es importante hacerlo sin dejar de proporcionar los recursos y el apoyo que necesitan para sentirse seguros.

Recuérdese a sí mismo y a sus compañeros su propósito

Los empleados que sienten que su trabajo tiene sentido suelen ser más felices. Puede ser útil reflexionar sobre el valor que aportas a la organización y recordar a los demás el impacto que tienen.

Encuentre oportunidades para ayudar

Asegúrate de que el personal sabe que estás ahí para apoyarlo, buscando activamente formas de hacer su trabajo más fácil o más agradable. Además de promover un entorno positivo, esto también inspira un sentimiento de lealtad.