Crear una oficina doméstica productiva

Trabajar a distancia o por cuenta propia te proporciona un espacio de trabajo tranquilo en el que puedes concentrarte y ser productivo. Incluso si no trabajas desde casa por tu empleo, una oficina en casa te permite centrarte en cualquier tarea administrativa o proyecto secundario de tu vida personal que quieras terminar.

En este artículo, explicamos los beneficios de una oficina en casa, los elementos comunes que necesita para crear un área de trabajo eficaz dentro de su propia casa, y consejos para crear un espacio de trabajo que aumente su productividad y calidad de trabajo.

Relacionado Preguntas y respuestas: ¿Qué es el trabajo a distancia?

¿Qué es una oficina en casa?

Una oficina en casa puede funcionar como un espacio de trabajo o una oficina en su casa. Una oficina en casa es un espacio de trabajo en su hogar para fines comerciales o de otro tipo. Para nosotros, una oficina en casa se refiere a un espacio de trabajo en el hogar. Los teletrabajadores y los autónomos suelen utilizar sus casas como oficinas para evitar distracciones. A pesar de amueblar sus oficinas como las de una empresa, los autónomos pueden ajustar su espacio de trabajo para lograr una mayor productividad con menos limitaciones que en una oficina corporativa típica.

Relacionado: Todo lo que debe saber sobre el trabajo desde casa

Beneficios de una oficina en casa

No importa su trabajo o industria, aquí hay algunos beneficios de tener una oficina en casa en su residencia:

Aumento de la productividad

Un espacio de trabajo designado puede ayudarte a mantenerte concentrado en tu trabajo al ofrecerte una zona libre de distracciones visuales y sonoras. La privacidad de un espacio designado en casa para trabajar únicamente puede mejorar tu eficiencia y la calidad general de tu trabajo.

Más tiempo

Cuando se trabaja desde casa, se tiene la oportunidad de empezar el día antes en lugar de esperar en el tráfico. Esto es especialmente beneficioso si la oficina de su empresa está lejos de donde usted vive. La cocina está a sólo un cuarto de distancia para conseguir comidas, café y bocadillos, en lugar de un viaje en su coche. Esto te permite dedicar mucho más tiempo al trabajo real. Tampoco tienes que perder tiempo en el proceso de llegar a un baño compartido de la empresa.

Deducciones fiscales

Si tiene un espacio de trabajo designado que está físicamente situado fuera de la vivienda de su hogar, puede recibir una deducción fiscal. Esta deducción tiene en cuenta los gastos relacionados con la oficina y el tamaño de la misma.

Personalización

Tener una oficina en casa te permite personalizar tu espacio de trabajo para que se ajuste a tus preferencias y estilo de vida. Por ejemplo, si prefieres un escritorio más grande o quieres que tu escritorio esté orientado hacia una ventana, tienes la opción de hacer las modificaciones que quieras.

Ajustar su espacio de trabajo para que se adapte a su estilo de vida, como crear un centro de café junto a su escritorio, puede hacer que el tiempo de trabajo sea más fluido. Organizar tu oficina en casa para que se adapte a tus preferencias te permite mantenerte motivado e inspirado durante toda la jornada laboral.

Relacionado: La guía definitiva para la conciliación de la vida laboral y familiar

Artículos comunes para una oficina en casa

Cuando creas tu oficina en casa, necesitas ciertos suministros y artículos para realizar tu trabajo, entre ellos:

  • Teléfono comercial dedicado
  • Ordenador, tableta o portátil
  • Accesorios para el puesto de trabajo
  • Conexión a Internet
  • Impresora, copiadora, escáner y fax
  • Mobiliario de oficina

Teléfono comercial dedicado

Muchos empleados optan por utilizar sus teléfonos móviles personales para asuntos profesionales. Si prefiere separar su vida personal de la profesional, considere la posibilidad de invertir en un teléfono de empresa dedicado para su oficina en casa. Un teléfono de oficina también le permite crear un buzón de voz más profesional, le permite atender las llamadas de negocios sin interrupción de otras personas en su casa y ayuda a aumentar su productividad en comparación con el uso de un teléfono inteligente que puede causar una distracción.

También puede ser beneficioso tener un altavoz o auriculares para tener las manos libres. Esto puede mejorar tus habilidades multitarea, lo que te permite aprovechar mejor tu tiempo.

Ordenador, tableta o portátil

Como muchos trabajos desde casa requieren tecnología, necesitas un ordenador, un portátil o una tableta. Es posible que tu empresa te proporcione un portátil que puedas utilizar en tu oficina en casa. Si eres autónomo o trabajas únicamente a distancia, necesitas un dispositivo capaz de soportar tu carga de trabajo.

Además, un monitor grande—o incluso dos—puede ayudarte a realizar tu trabajo con mayor facilidad. Por ejemplo, si eres programador o contable, un monitor grande te permite tener varias ventanas o aplicaciones abiertas a la vez en lugar de tener que cambiar de un lado a otro para verlo todo en una sola pantalla. También es importante considerar si necesitas una cámara web en tu ordenador que te permita hacer videollamadas para reuniones a distancia.

Accesorios para el puesto de trabajo

Los accesorios en o cerca de tu escritorio pueden ayudarte a crear un sistema de flujo de trabajo que te mantenga estructurado y organizado en tu oficina en casa. Consigue elementos como contenedores de suministros para bolígrafos y rotuladores, bandejas para carpetas y documentos importantes, un archivador o una cajonera para archivar, así como accesorios para tu ordenador como un ratón, una alfombrilla y un teclado cómodos.

Conexión a Internet

Necesita una conexión a Internet fiable para mantener la comunicación con sus compañeros de trabajo, clientes y cualquier programa o red de la empresa. Dependiendo de su sector, debe optar por una velocidad de Internet tan alta como le permita su presupuesto para garantizar una conexión fuerte y sólida a Internet, ya que el trabajo a distancia depende de ella. Puedes configurar tu ordenador para que se conecte de forma inalámbrica con un router Wi-Fi en tu espacio de trabajo, y utilizar un cable Ethernet como respaldo en caso de que tu conexión inalámbrica se interrumpa.

Considera la posibilidad de contratar un paquete de Internet para empresas con tu proveedor de servicios de Internet local, como tu compañía de cable o de teléfono, si resulta más rentable. Hacerlo ayuda a separar el servicio de Internet de su empresa del servicio personal de su hogar a efectos fiscales.

Impresora, copiadora, escáner y fax

Si piensas imprimir o escanear documentos, hacer copias o enviar y recibir faxes, invierte en estos dispositivos electrónicos. Puedes encontrar máquinas «todo en uno» para estas cuatro funciones que ocupan menos espacio en tu oficina doméstica. Recuerde que debe seleccionar un equipo que se ajuste a las necesidades de su trabajo. Por ejemplo, si necesita imprimir documentos en color de alta calidad o prevé un alto volumen de impresión, invierta en una impresora con estas capacidades.

Considere el coste de las piezas de recambio, como la tinta, antes de realizar su compra. Si te decantas por la electrónica más barata, es posible que acabes pagando más después. Además, fíjate en las capacidades inalámbricas, para que estos dispositivos puedan configurarse con la red inalámbrica de Internet de tu casa y así integrarse fácilmente con otros dispositivos como tu smartphone o tu portátil.

Mobiliario de oficina

El trabajo que tiene y el equipo que necesita dictarán el mobiliario de oficina que más necesita. Como mínimo, necesitará una silla cómoda y un espacio de trabajo lo suficientemente grande para sus dispositivos. Si tiene un trabajo en un campo creativo, es posible que el espacio de su escritorio tenga que ser más grande para acomodar varios monitores de ordenador, y si espera visitas de clientes o colegas, es posible que tenga que invertir en sillas adicionales o en una mesa de centro.

Relacionado: Las mejores ideas para organizar la oficina en casa

Consejos para crear una oficina en casa

Aquí tienes algunos consejos para crear una oficina en casa que puede ayudarte a aumentar tu creatividad y productividad:

Personalizar lo esencial de la oficina

Piensa en tu trabajo y en tu sector y crea una lista de los suministros que necesitas para que tu oficina en casa esté especializada en tu tipo de trabajo. Por ejemplo, un ilustrador puede necesitar un escritorio de pie o una mesa con una superficie para dibujar, mientras que un contable puede necesitar más espacio de almacenamiento y archivadores.

Encuentra un espacio tranquilo

Cuando busques un espacio para convertirlo en una oficina en casa, encuentra un lugar que fomente la productividad. Esta zona debe proporcionarle privacidad y unas distracciones mínimas o nulas. Esto es especialmente importante si compartes casa con un compañero de piso, el cónyuge o los hijos, que están allí al mismo tiempo que tú.

Darle a su tecnología un área dedicada

Colocar su teléfono móvil o tableta personal en una zona alejada de su escritorio puede ayudarle a mantenerse en la tarea. Esto te permite permanecer concentrado en tu trabajo sin tener la tentación de abrir una aplicación móvil que pueda causar una distracción. Del mismo modo, si su trabajo requiere los mismos dispositivos, organice una estación de acoplamiento para ellos a la que pueda volver a lo largo de su jornada laboral según sea necesario.

Separe los gastos y la correspondencia de su empresa

Para separar aún más los artículos personales de los profesionales, reserve un espacio en su oficina para sus registros y correo de la empresa. Un sistema bien organizado puede ayudarte a encontrar los documentos importantes y facilitar la presentación de los impuestos.

Controla tu tiempo

Cuando montas una oficina en casa, necesitas un horario para controlar tu tiempo. Añade un reloj a tu oficina en casa que te ayude a mantener el horario y te haga saber cuándo es el momento de salir del trabajo. Esto puede ayudar a promover un equilibrio más saludable entre el trabajo y la vida privada. También es una buena forma de ayudarte a programar los descansos, lo que puede aumentar la concentración y la energía.

Añadir iluminación

Para ayudarte a mejorar tu estado de ánimo, tu concentración y tu productividad, añade una lámpara de pie o una luz de escritorio, para el día o la noche. Dependiendo de su preferencia por mucha luz o un espacio más oscuro, ajuste la luz natural que entra por cualquier ventana con cortinas o persianas. Organice la ubicación de su ordenador para acomodar cualquier luz que pueda causar un resplandor en su pantalla.

Considera la ergonomía

Seguir las normas de ergonomía puede ayudarle a sentirse físicamente más cómodo durante su turno. Cuando compre una silla, es importante que todas sus partes sean lo más ajustables posible, y que el cojín y el diseño sean lo suficientemente resistentes como para aguantar largas horas en su escritorio. Siéntate de forma que el nivel de tus ojos quede en la parte superior de la pantalla del ordenador o un poco por debajo.

También ayuda que los antebrazos estén paralelos al suelo, y puede que necesites una bandeja de teclado ajustable para conseguirlo. Sentarse y teclear en posiciones ergonómicas también ayuda a prevenir lesiones y fatiga.

Añadir verde

Añadir plantas a su oficina en casa puede añadir vida, dimensión y color a su espacio de trabajo. Considere una planta que requiera un cuidado mínimo.