7 Consejos para crecer en la empresa

Si le gusta trabajar en su organización actual, es posible que sienta curiosidad por saber cómo puede crecer dentro de esa empresa para sentirse realizado en ella a largo plazo. Las empresas que se centran en el crecimiento suelen crear entornos de trabajo más positivos y fomentan una mayor satisfacción entre los empleados. Facilitar el crecimiento en tu carrera depende de tu ambición, de cómo veas el trabajo y el lugar de trabajo y de cuáles sean tus objetivos.

En este artículo, le mostraremos siete consejos para crecer dentro de la empresa.

Cómo crear una trayectoria profesional

¿Qué significa crecer en una empresa?

El crecimiento dentro de una empresa no sólo se aplica al ascenso a un nuevo puesto y a la asunción de más responsabilidades. También puede significar adquirir nuevas habilidades, conocer a nuevas personas y obtener nuevas perspectivas, aumentar tu salario o continuar tu formación. El crecimiento profesional puede hacer que te sientas más satisfecho con tu puesto y más seguro de tus habilidades laborales.

Relacionado: Cómo crecer profesionalmente en tu carrera

¿Cuáles son los beneficios de crecer dentro de una empresa?

El crecimiento de la empresa puede provocar algunos cambios positivos. Estos pueden incluir:

  • Mayor remuneración
  • Mejores beneficios
  • Retos más gratificantes
  • Posiciones de liderazgo
  • Nuevas habilidades
  • Mayor red profesional
  • Mayor reputación profesional
  • Más oportunidades para inspirar el cambio

Cómo crecer dentro de una empresa

El crecimiento dentro de una empresa ofrece beneficios tanto a largo como a corto plazo. He aquí siete ejemplos de cómo crecer dentro de una empresa:

Relacionado: Las 15 carreras que más crecen

1. Determine su camino

El primer paso para crecer dentro de la empresa es preguntarse qué le gustaría conseguir. Es útil identificar una trayectoria profesional para ti mismo, de modo que puedas determinar los pasos necesarios para llegar a ella. Tu trayectoria profesional puede ser una lista de objetivos a corto y largo plazo que quieres alcanzar durante tu carrera. Puede ser útil pensar en tu trayectoria como una guía más que como un conjunto rígido de pasos que debes seguir, ya que las nuevas experiencias e información pueden impulsarte a ajustar tus objetivos con el tiempo.

Cuando identifique su trayectoria profesional, es una buena idea examinar cómo se alinean los valores de su empresa con sus objetivos personales: esta intersección entre lo que quiere conseguir y lo que su empresa cree que es importante puede ayudarle a identificar más rápidamente una vía de crecimiento dentro de la organización.

2. Comunique sus objetivos a su supervisor

Una buena manera de facilitar tu crecimiento personal es compartir tus objetivos profesionales con tu supervisor. Los supervisores suelen actuar como líderes y como figuras de apoyo, por lo que es importante mantenerlos informados cuando los objetivos profesionales cambian. Puedes pedirle que te dé una opinión sincera sobre tu rendimiento, así como una visión útil sobre tus puntos fuertes y débiles como miembro del equipo. También puedes pedir a tu supervisor que te informe de las oportunidades que existen en la empresa para ampliar tu conjunto de habilidades o continuar con la formación específica del puesto.

Relacionado: Hacer crecer su carrera: Aprender de los comentarios negativos

3. Dedicar tiempo externo al crecimiento

El crecimiento que experimentas como persona fuera del trabajo puede aplicarse a tus habilidades laborales de forma positiva. Por ejemplo, si estás aprendiendo a codificar por diversión, puedes aplicar tus nuevas habilidades a un puesto de desarrollador que has estado buscando. Dedicar tiempo al desarrollo profesional fuera del trabajo suele requerir unas pocas horas de formación durante el tiempo libre.

También es importante tener un grupo de apoyo fuera del trabajo. Compañeros, familiares o amigos que le apoyen pueden animarle y hacerle responsable de alcanzar sus objetivos dentro y fuera del trabajo.

4. Continúa su formación

La formación puede ser una vía de crecimiento en la empresa. Muchas empresas recompensan a los empleados que amplían sus habilidades y conocimientos a través de la formación continua. Algunos empleadores incluso incentivan este crecimiento con el reembolso de la matrícula y otras recompensas. Una vez que tenga un camino claro en mente, puede examinar más detenidamente la formación que puede necesitar para alcanzar sus objetivos. Por ejemplo, llegar a ser director regional de la empresa puede requerir una licenciatura o un título superior. Sea consciente de los requisitos de educación para sus objetivos e inclúyalos en su proceso de planificación del crecimiento.

5. Pedir un reto mayor

A veces, tu trabajo puede volverse mundano si está por debajo de tu nivel de habilidad. Cuando necesites sentirte inspirado, puedes considerar la posibilidad de pedir a tu jefe más responsabilidad o tareas más complejas. Esto demuestra que estás motivado para mejorar tus habilidades y que eres capaz de completar tu carga de trabajo actual con facilidad. Los empleadores suelen apreciar la ayuda extra y ofrecen más oportunidades para que te pongas retos.

6. Trabajar con el equipo

El trabajo en equipo es una parte importante del crecimiento porque ayuda a solidificar las relaciones profesionales y enseña el valor de trabajar con otros. En la mayoría de los casos, formarás parte de un equipo en el trabajo, y mostrar cualidades de liderazgo puede abrirte nuevas oportunidades.

Ampliar su red profesional también puede ser beneficioso a cualquier nivel y es especialmente útil cuando se avanza. A medida que crezcas, es posible que necesites referencias o apoyo de tu red, por lo que es una buena idea practicar el trabajo en equipo y la comunicación a menudo.

7. Evaluar las áreas de mejora

A medida que avanzas en tu carrera, es normal que te encuentres con desafíos. Estos pueden ser grandes oportunidades para reflexionar y mejorar tus habilidades. Reconocer y evaluar las áreas de crecimiento puede demostrar a un empleador que tiene conciencia de sí mismo y está dispuesto a trabajar duro. Esto puede convertirle en un empleado más valioso y de confianza, ya que las autoevaluaciones periódicas pueden influir positivamente en sus hábitos de trabajo.

Cuando realices una autoevaluación para valorar las áreas de crecimiento, es útil que reconozcas tus puntos fuertes antes de identificar tus defectos. Esto ayuda a reforzar tu autoestima. Una vez que te evalúes a ti mismo, podrás dar el primer paso para mejorar. Recuerde que la mejora no es siempre un proceso de un día para otro, así que puede fijarse objetivos a corto y largo plazo y hacer un seguimiento de los hitos para medir su crecimiento en el camino.