8 cualidades de un buen gestor de proyectos

Hay varias características que hacen que los gestores de proyectos tengan éxito en la dirección y gestión de proyectos y equipos. Entre ellas se encuentran una gran capacidad de comunicación y liderazgo, así como de resolución de problemas.

En este artículo, exploraremos las ocho principales cualidades que tienen los gestores de proyectos de éxito y cómo puede trabajar para fomentar estas cualidades dentro de sí mismo para mejorar su eficacia como gestor de proyectos.

¿Qué es un gestor de proyectos?

Un gestor de proyectos supervisa todas las fases de un trabajo, de principio a fin. Los gestores de proyectos planifican, ejecutan y supervisan los proyectos, y suelen ser las primeras personas a las que se les plantean los problemas. Como gestor de proyectos, es probable que supervise un equipo y asigne tareas para terminar el trabajo.

Las responsabilidades más comunes de un director de proyecto son:

  • Establecer y comunicar los objetivos del proyecto
  • Adquirir cualquier necesidad para el proyecto, como materiales, equipos y tecnología
  • Desarrollar plazos y calendarios para la finalización del proyecto
  • Gestionar la calidad, el tiempo y el coste del proyecto
  • Supervisar todo el trabajo realizado en el marco del proyecto
  • Identificar y gestionar las partes interesadas del proyecto
  • Cerrar el proyecto y asegurarse de que se han cumplido todos los objetivos

Relacionado: Comprender los procesos y las fases de la gestión de proyectos

8 cualidades de un gestor de proyectos eficaz

Independientemente del sector en el que trabajes, si quieres ser un gestor de proyectos de éxito hay varias cualidades que debes poseer. Aunque la gestión de proyectos requiere ciertas habilidades técnicas, tener estas habilidades blandas puede impulsar tu éxito y diferenciarte en tu lugar de trabajo. A continuación se enumeran los ocho atributos clave que comparten los gestores de proyectos eficaces:

1. Habilidades de liderazgo

El éxito de la gestión de proyectos requiere una gran capacidad de liderazgo por parte del gestor que supervisa el proyecto. Como gestor de proyectos, debes ser capaz de dirigir eficazmente a tu equipo desde el principio hasta el final para garantizar la finalización eficiente de un proyecto. Ser un buen líder significa que puede motivar a su equipo para que rinda al máximo durante todo el proyecto y asegurarse de que todos los miembros del equipo entienden claramente lo que se espera de ellos. También debe ser capaz de evaluar los puntos fuertes y débiles de su equipo y decidir la mejor manera de utilizarlos a lo largo del proceso de finalización del proyecto.

Relacionado: Cómo Desarrollar Habilidades de Liderazgo y Convertirse en un Gran Gerente

2. Habilidades de comunicación

Una gestión de proyectos eficaz requiere una comunicación clara y competente sobre las expectativas, los objetivos y las responsabilidades del equipo que va a realizar el proyecto. Ser capaz de comunicarse eficazmente con su equipo, así como con los clientes y la dirección, puede garantizar que todos tengan el mismo entendimiento en cuanto a las expectativas del proyecto. Unas buenas habilidades de comunicación también le permitirán proporcionar una retroalimentación constructiva a su equipo para guiarlo mejor. Es importante que los gestores de proyectos tengan habilidades de comunicación tanto escrita como oral.

3. Habilidades de resolución de problemas

Los gestores de proyectos de éxito deben ser capaces de resolver una variedad de problemas a lo largo de todas las etapas de un proyecto. Los problemas que pueden necesitar ser resueltos podrían implicar a los miembros del equipo, a los clientes o a las partes interesadas relacionadas con el proyecto. Ser capaz de pensar sobre la marcha y abordar las disputas y los problemas es clave para garantizar que el proyecto se complete de manera eficiente y oportuna.

4. Habilidades de delegación

Ser capaz de asignar y supervisar tareas es un componente fundamental para el éxito de la gestión de proyectos. Como gestor de proyectos, debe tener la capacidad de acceder a las habilidades de su equipo y asignar tareas en función de las mismas. La delegación eficaz también requiere que confíes en los miembros de tu equipo para que cumplan con sus obligaciones y te permite evitar la microgestión.

5. Entusiasmo

El entusiasmo es una parte importante de ser un buen gestor de proyectos porque muestra a su equipo que usted cree en el proyecto y confía en la capacidad de su equipo para completarlo. Ser entusiasta también puede ayudar a mantener a los miembros del equipo motivados y en un estado de ánimo positivo mientras trabajan en las tareas asignadas.

6. Habilidades de creación de equipos

Ser un buen constructor de equipos puede ayudarte a reunir un equipo exitoso y que trabaje como una unidad para completar un proyecto. Dirigir a su equipo hacia un propósito común y mantener el entusiasmo y la motivación durante todo el proyecto le convertirá en un mejor gestor y líder de proyectos.

7. Integridad

La integridad, a veces también denominada lealtad u honestidad, es una cualidad importante que debe tener un gestor de proyectos. La integridad puede ayudarle a dar un buen ejemplo a su equipo y hacer que sea más probable que sigan ese ejemplo. También muestra a su equipo que está comprometido con el proyecto y que está dispuesto a llevarlo a cabo a toda costa. Además, la integridad fomenta la confianza de su equipo y promueve un entorno de trabajo ético y responsable.

8. Competencia

Ser competente en la gestión de proyectos puede promover tanto un sentido de confianza como de autoridad en su equipo. Saber cómo dirigir a su equipo de forma eficaz y competente es clave para el éxito general de la finalización del proyecto. Sin embargo, otra parte importante de la competencia es saber cuándo no se es experto en un determinado campo y la capacidad de pedir ayuda cuando se necesita.

Consejos para mejorar tus habilidades como gestor de proyectos

Para convertirse en un mejor gestor de proyectos, debe trabajar regularmente en las cualidades mencionadas anteriormente. Tanto si es un nuevo gestor de proyectos como si lleva un tiempo en un puesto de gestión, los siguientes consejos pueden ayudarle a desarrollar aún más sus habilidades como gestor de proyectos.

1. Haga que sus proyectos sean menos complicados

Complicar demasiado un proyecto puede generar confusión entre su equipo y disminuir la eficiencia con la que se completa el proyecto. Un proyecto complicado también puede ser más difícil de comunicar eficazmente con los actores clave y los miembros del equipo. Mantener los proyectos lo más sencillos posible puede agilizar el proceso y garantizar que todos comprendan sus funciones.

2. Comunicarse regularmente con su equipo

Mantener las líneas de comunicación abiertas con su equipo puede garantizar que éste comprenda plenamente lo que se espera de él en todo momento. También puede ayudar a que su equipo sienta que puede dirigirse a usted si surge un problema. Comunicar los cambios también es importante en la gestión de proyectos y puede evitar que las nuevas herramientas o el software fallen una vez implementados.

3. Establecer y mantener expectativas realistas

Establecer las expectativas de un proyecto suele ser uno de los primeros pasos en el proceso de realización. Esto incluye asegurarse de que los miembros de su equipo saben de qué son responsables y cuándo deben hacerlo. Una vez fijadas las expectativas, hay que atenerse a ellas pase lo que pase. Cuanto más renuncie, más probable será que su equipo intente tomar atajos o entregar las tareas con retraso.