Cómo crear una cultura positiva en el lugar de trabajo

Cada organización tiene una cultura de empresa basada en las experiencias en el lugar de trabajo, las actitudes y el entorno. Aunque las culturas laborales se desarrollan de forma natural, puede tomar medidas para asegurarse de que la cultura de su empresa sea positiva. Una cultura positiva puede mejorar la productividad, la moral y el compromiso de los empleados. En este artículo, explicamos qué es una cultura laboral positiva, sus beneficios y cómo crearla.

¿Qué es una cultura positiva en el lugar de trabajo?

Una cultura de trabajo positiva es la perspectiva y el ambiente dentro de una organización que cultiva la colaboración, la productividad y la satisfacción entre los empleados. En este tipo de entorno, los directivos confían en que sus empleados produzcan un trabajo de calidad y tomen buenas decisiones sin una supervisión constante. Los empleados se respetan mutuamente y trabajan bien en equipo para completar los proyectos. Las culturas positivas se centran en los puntos fuertes y el crecimiento profesional de los empleados para que la organización sea más productiva. Los factores que afectan a la cultura del trabajo son la actitud de los directivos, el trato a los empleados, las creencias de la empresa y los beneficios y ventajas.

Relacionado: Ambiente de trabajo positivo: Definición y características

¿Cuáles son los beneficios de crear una cultura de trabajo positiva?

Los beneficios de crear una cultura de trabajo positiva dentro de su organización incluyen:

  • Aumento de la satisfacción laboral y la moral de los empleados
  • Retención de empleados
  • Atraer a personal con talento
  • Un equipo motivado e inspirado
  • Una reputación positiva para la empresa
  • Aumento de la productividad y de la calidad del trabajo

Relacionado: 20 formas de mejorar su entorno de trabajo

Cómo crear una cultura de trabajo positiva

Los líderes de la empresa pueden influir en la cultura del trabajo a través de los valores e iniciativas de la organización y de la forma en que tratan a sus clientes y a su personal. Siga estos pasos para crear una cultura positiva:

1. Establece valores fundamentales

Determine la misión y los valores de su organización e incorpórelos a todo lo que haga la empresa. Unos valores claros añaden significado y propósito al trabajo de los empleados y pueden mejorar el rendimiento y la motivación. Al establecer los valores, defina lo que es importante para la empresa y su gente, y determine cómo encaja en la cultura de la empresa.

Relacionado: 83 Ejemplos de valores fundamentales para el lugar de trabajo

2. Promover la comunicación y la transparencia

Asegúrese de que sus empleados y directivos mantienen una comunicación abierta y son transparentes en sus decisiones. Los supervisores deben ser accesibles y cercanos a sus empleados y darles información frecuente sobre su rendimiento. Los empleados que pueden comunicarse abiertamente y compartir ideas con sus jefes suelen sentirse más valorados. Ofrece a tus empleados herramientas de comunicación, como buzones de comentarios y plataformas de mensajería para equipos.

La transparencia, o ser abierto y honesto sobre el rendimiento y las decisiones de la empresa, es también una parte clave de la comunicación. Gane la confianza y la lealtad de los empleados siendo transparente sobre los asuntos de la empresa. Utilice los boletines de noticias internos o las reuniones mensuales de la empresa para hacer anuncios, dar actualizaciones y permitir que la gente haga preguntas y comparta opiniones.

3. Establezca objetivos claros

Asegurarse de que todos los empleados comprenden los objetivos de la empresa, del departamento y los individuales. La fijación de objetivos da a los empleados un propósito y una motivación. Asegúrese de que los objetivos son medibles para que los empleados sepan cuándo los han alcanzado, y recompense esos logros. Tenga la flexibilidad necesaria para ajustar los objetivos y las mediciones cuando sea necesario.

4. Reconocer el buen trabajo

Recompense a sus empleados por su excelente rendimiento para que se sientan apreciados y continúen produciendo un trabajo de calidad. El reconocimiento de los empleados puede incluir:

  • Elogios verbales
  • Sistemas de recompensa por cumplir los objetivos
  • Bonos
  • Empleado del mes
  • 6. Premios como tarjetas de regalo
  • Tiempo libre extra

Los empleados que reciben reconocimiento por su duro trabajo suelen estar más motivados, comprometidos y fieles a la empresa.

5. Fomentar las actividades sociales y la colaboración

Asegúrese de que su lugar de trabajo satisface las necesidades sociales de sus empleados fomentando la colaboración, la conexión y las actividades de grupo. Ayude a sus empleados a conocerse y entablar amistades organizando clubes de ejercicio o de corredores, almuerzos de equipo, horas felices u otros eventos no relacionados con el trabajo. Una cultura de empresa que promueva las relaciones laborales positivas también puede beneficiarse de una mayor moral y rendimiento y de un mejor trabajo en equipo.

6. Ser flexible

Considere la posibilidad de ofrecer horarios flexibles y oportunidades de trabajar a distancia. Las empresas con entornos de trabajo flexibles proporcionan a sus empleados un buen equilibrio entre la vida laboral y la personal y mejoran la moral. Los empleados pueden trabajar cuando son más productivos y seguir gestionando sus responsabilidades personales y familiares. La flexibilidad también puede atraer a candidatos con talento a su organización.

Relacionado: Relacionado: 6 formas de aplicar la flexibilidad laboral en el lugar de trabajo

7. Sé inclusivo

Promover la inclusión y la diversidad contratando y apoyando a personas de todos los orígenes y culturas. Cree iniciativas de diversidad que eduquen a los empleados y establezcan la inclusión como uno de los valores fundamentales de la organización. Asegúrese de que los empleados saben que la empresa respeta y protege sus derechos y creencias. Ofrezca recursos o salidas para que puedan comunicar sus preocupaciones o mantener conversaciones personales. Si su organización cuenta con un departamento de recursos humanos (RH), encargue a RH que proporcione estos sistemas de apoyo.

8. Diviértete

Permita que sus empleados se relajen y tengan sentido del humor en el lugar de trabajo. Este aspecto de una cultura positiva puede reducir los niveles de estrés y hacer que los empleados tengan ganas de venir a trabajar cada día. Animar a los empleados a que se diviertan en el trabajo también puede darles energía y conducir a una mayor creatividad e innovación. Entre las formas de promover la diversión se encuentran las actividades de grupo o de creación de equipos, la decoración de la oficina, un código de vestimenta relajado y la celebración de los logros.

9. Ofrezca oportunidades de crecimiento

Dé a sus empleados las herramientas y oportunidades que necesitan para aprender nuevas habilidades y desarrollarse profesionalmente. Las empresas con oportunidades de crecimiento tienen una mayor satisfacción y productividad de los empleados. El plan de desarrollo profesional de su organización podría incluir:

  • Programas de formación en línea o presenciales
  • Mentorías
  • Reembolso de la matrícula para la formación continua o los títulos avanzados
  • Almuerzo y aprendizaje
  • Reuniones para determinar los objetivos de los empleados y ayudarles a alcanzarlos

Además, establezca formas claras para que los empleados consigan ascensos, basados en el rendimiento o en el cumplimiento de determinados objetivos. Promueva desde dentro cuando sea posible para que los empleados sepan que es posible la movilidad ascendente en la organización.

10. Ser compasivo

Los directivos y líderes de las empresas con culturas positivas son amables y empáticos con sus empleados. Comprenden las necesidades de sus empleados y les ayudan a superar los retos. Los empleados que trabajan con líderes compasivos se sienten respetados y sienten que la empresa se preocupa por ellos.

11. Ser útil

Anime a los directivos y a los empleados a ayudar a sus compañeros a completar proyectos, tomar decisiones y superar retos. Los empleados que sienten que sus supervisores son serviciales y amables suelen ser más leales y probablemente ayuden a otros como resultado. Las formas de ser más servicial incluyen:

  • Escuchar activamente
  • Ofrecer y pedir feedback
  • Crear instrucciones, recursos o guías de referencia para los equipos
  • Ser accesible

Una cultura positiva debe ser de apoyo y hacer que los empleados sientan que tienen los recursos y la ayuda necesarios para realizar sus tareas.

Te recomendamos

Cómo hacer que las reuniones de equipo sean divertidas (con consejos)

12 consejos para iniciar una carrera como autor

Una perspectiva de la inteligencia competitiva

Cómo ser atractivo en las conversaciones en el trabajo

¿Qué es la formación eficaz de los empleados? (Y cómo hacerlo)

Cómo llevar a cabo una campaña de concienciación sobre la marca