Tarifas: Definición, propósito y preguntas frecuentes

Un arancel es un impuesto que afecta a cualquier empresa que importe productos o servicios del extranjero. Entender qué son los aranceles y cómo y cuándo se aplican ayuda a los empresarios y a otras personas que elaboran presupuestos empresariales a calcular los costes con mayor precisión.

En este artículo, hablaremos de qué es un arancel, qué es un tipo arancelario y cómo se aplican los aranceles a sus negocios.

¿Qué es una tarifa?

Un arancel es un tipo de impuesto que el gobierno de un país cobra a los compradores internacionales por sus productos o servicios. A veces se denominan derechos o barreras comerciales. Los aranceles tienen como objetivo:

  • Aumentar los ingresos de un país's gobierno
  • Proteger las industrias nacionales y sus empleados animando a los compradores a adquirir bienes y servicios locales libres de aranceles
  • Dan a los países la posibilidad de influir en sus socios comerciales, ya que un gobierno puede introducir o aumentar un arancel para animar a sus socios comerciales a reducir sus propios aranceles o incluso a tomar otras medidas aparentemente no relacionadas, como reducir la migración

Muchas empresas prefieren comprar suministros e inventario en el extranjero e incurrir en aranceles. Esto puede ocurrir cuando:

  • Los bienes y servicios sólo están disponibles en el extranjero
  • Los productos y servicios siguen siendo más baratos, incluso con el arancel

Las empresas de diversos sectores se ven afectadas por los aranceles, como el comercio minorista, la industria manufacturera, la tecnología y la agricultura.

Tipos de tarifas

Hay dos tipos clave de tarifas:

  • Tarifas especiales: Las tarifas especiales son tarifas fijas basadas en el artículo vendido. Por ejemplo, se puede aplicar un arancel especial de 1.000 dólares a cualquier coche importado. Los aranceles especiales se denominan a veces aranceles unitarios.
  • Tarifas ad-valorem: Se trata de una tarifa basada en un porcentaje que varía en función del valor de la compra. Por ejemplo, puede aplicarse un arancel ad-valorem del 25% a los camiones vendidos a compradores internacionales.

¿Qué es una tasa arancelaria?

Un tipo arancelario es el tipo de impuesto que se cobra a los compradores internacionales cuando adquieren bienes o servicios en el extranjero. Un tipo arancelario puede fijarse para cada artículo dentro de una clasificación, como en el caso de los aranceles especiales, o variar en función del valor de los bienes adquiridos, como en el caso de los aranceles ad-valorem. Los gobiernos federales fijan los tipos arancelarios como parte de sus políticas económicas.

Relacionado: Aprender a ser un CPA (Contable Público Certificado)

¿Cuál es la diferencia entre una tarifa y una cuota?

Un arancel es un impuesto que se aplica cuando se importan bienes y servicios, mientras que un contingente es la cantidad máxima de bienes o servicios que se pueden importar. Tanto los aranceles como los contingentes son establecidos por los gobiernos federales y tienen como objetivo regular el comercio y fomentar el gasto local. Sin embargo, los contingentes no generan ingresos para los gobiernos. Simplemente pretenden reducir el gasto en el extranjero. Si una empresa no puede comprar suficientes suministros en el extranjero debido a una cuota, tendrá que comprarlos dentro de su propio país.

¿Quién paga una tarifa?

Cualquier entidad que importe un producto o servicio del extranjero paga el arancel. Sin embargo, si una empresa importa productos, tiene la opción de inflar sus precios para cubrir los aranceles. Si lo hacen, en última instancia son sus clientes los que pagan el arancel.

Por ejemplo, imaginemos que unos grandes almacenes estadounidenses importan zapatos de Italia. Cada par de zapatos tiene un arancel especial de 10 dólares. Los grandes almacenes podrían optar por pagar todo ese arancel para mantener sus precios competitivos. Sin embargo, esto erosionaría los beneficios del negocio. En su lugar, podría aumentar el coste de sus zapatos en 10 dólares, repercutiendo todo el arancel en los compradores. Esto haría que los zapatos fueran más caros para los consumidores, pero mantendría los beneficios de la empresa. La tienda también podría aumentar el coste de un par de zapatos en 5 dólares, por ejemplo, reduciendo efectivamente a la mitad su carga arancelaria.

Las empresas también pueden negociar con sus proveedores internacionales. Aunque no pueden eliminar el arancel, los proveedores internacionales pueden aceptar cobrar a las empresas menos por sus productos o servicios. En el ejemplo anterior, la empresa italiana de zapatos puede acordar un descuento de 10 dólares en sus zapatos, por ejemplo, ya que los grandes almacenes estadounidenses comprarán muchos pares durante mucho tiempo.

Relacionado: Habilidades de negociación: Definición y ejemplos

Las tarifas en el mundo empresarial moderno

Los aranceles son cada vez menos comunes, ya que grupos como la Organización Mundial del Comercio fomentan el libre comercio. Organizaciones como la OMC hacen más difícil que los países impongan impuestos, incluidos los aranceles, a las mercancías importadas. En su lugar, las naciones utilizan cada vez más otros medios, como las cuotas, para reducir las importaciones y apoyar a sus propias industrias.

Consejos para gestionar las tarifas

Si dirige una empresa o es responsable de los presupuestos de la misma, tendrá que gestionar el impacto de los aranceles en su organización. Los aranceles aumentan los precios tanto de forma directa, como resultado del impuesto impuesto, como de forma indirecta, cuando las empresas aumentan el precio de otros bienes no arancelados para ayudarles a gestionar los mayores costes de los artículos arancelados. Los siguientes consejos ayudarán a su empresa a gestionar el impacto de los aranceles:

  • Controle sus márgenes de beneficio: Supervisar tus márgenes de beneficio y tomar medidas para mantenerlos o incluso aumentarlos cuando notes que se reducen puede ayudarte a mantener un buen flujo de caja. Considere si puede reducir otros gastos del negocio para aumentar los precios más altos. También puede renegociar el trato con sus proveedores, sobre todo si tiene relaciones a largo plazo con ellos. Aumentar el precio de sus propios bienes y servicios también puede ser una opción, pero como puede repercutir negativamente en las ventas, hay que considerar primero todas las demás soluciones.
  • Evalúe sus precios dentro de su sector: Antes de determinar si debe aumentar sus precios, evalúe cómo se comparan con los de sus competidores. Si tiene ofertas de calidad y precios relativamente bajos en comparación con otros de su sector, es probable que sus clientes entiendan un aumento de precios. Si se le ve como una marca económica, los consumidores pueden ser menos indulgentes, a menos que cambie la forma en que se percibe su negocio y lo comercialice como una opción más lujosa o premium.
  • Gestionar los niveles de existencias: La gestión del nivel de existencias siempre es fundamental para el flujo de caja, pero se vuelve aún más importante cuando los aranceles aumentan la incertidumbre del mercado. Si los aranceles están reduciendo sus márgenes de beneficio, considere si podría mover las existencias antiguas para mejorar su flujo de caja. Incluso la venta de productos a precios reducidos podría aumentar sus ingresos lo suficiente como para restablecer sus márgenes de beneficio.
  • Establezca relaciones con los agentes de cambio: Las empresas de importación/exportación y sus responsables deberían establecer relaciones con funcionarios de divisas para ayudarles a entender mejor los aranceles. Un funcionario de divisas puede responder a cualquier pregunta que tenga y mantenerle al día sobre las políticas arancelarias nuevas o cambiantes que puedan afectar a su negocio. Unas buenas habilidades interpersonales y de comunicación le ayudarán a establecer estas relaciones.
  • Ajuste el gasto durante la incertidumbre tarifaria: Cualquier cambio en las tarifas crea un entorno económico incierto para las empresas que no favorece el gasto. Estar al tanto de los cambios de tarifas puede ayudarle a tomar las mejores decisiones de compra para su negocio. Por ejemplo, si sabe que se aplicará un nuevo arancel a la industria maderera, puede decidir comprar nuevas mesas de oficina antes de que se introduzca el arancel. Si está pensando en ampliar su negocio en nuevas ubicaciones, puede que prefiera encontrar inmuebles ya existentes en lugar de construir una nueva oficina. Una vez que se apliquen los aranceles nuevos o modificados, puede retrasar las decisiones de compra hasta que comprenda su impacto en su negocio. Si necesita hacer compras, puede considerar opciones de financiación en lugar de pagar sumas globales para mejorar el flujo de caja de su negocio.