Tiempo flexible: Definición y ejemplos

Cada vez son más los empleadores que implantan en sus empresas horarios de trabajo flexibles. Este tipo de horario tiene el potencial de ser muy beneficioso tanto para los empleados como para los empresarios.

En este artículo, definiremos el horario flexible, sus ventajas e inconvenientes y los tipos de trabajos en los que este tipo de horario es más habitual.

Relacionado:

Relacionado: Trabajo por turnos: Definición, puestos de trabajo, ventajas e inconvenientes

¿Qué es el tiempo flexible?

El horario flexible se refiere a un horario de trabajo con un conjunto flexible de horas de inicio y finalización. Mientras que un horario tradicional es de 9 a 17 horas al día, un horario flexible permite a los empleados llegar, por ejemplo, a las 8:30 horas un día y a las 10 horas el siguiente.

Los empleados con horarios flexibles trabajan la misma cantidad de horas que los que tienen un horario de trabajo tradicional. Además, las empresas con este tipo de horario suelen ser flexibles en cuanto a las horas concretas en las que se empieza y se acaba el trabajo, siempre y cuando se trabajen todas las horas requeridas para el día.

Relacionado: 11 trabajos online para tener flexibilidad laboral

¿Qué tipo de trabajos pueden utilizar el horario flexible?

El horario flexible puede ser beneficioso para varias empresas e industrias diferentes. Estos son algunos trabajos que utilizan horarios flexibles:

  1. Sanidad

  2. Tecnología de la información

  3. Servicio al cliente

  4. Gestión de proyectos

  5. Diseñadores gráficos

  6. Consultores

  7. Contables

  8. Escritores

  9. Trabajos autónomos

  10. Trabajos a tiempo parcial

  11. Trabajos a distancia

Relacionado: 20 trabajos a tiempo parcial que están bien pagados

Ventajas

Implantar o cumplir un horario flexible puede ser beneficioso tanto para los empleados como para los empresarios. Estas son algunas de las ventajas del horario flexible:

1. Promueve el equilibrio entre el trabajo y la vida privada

La principal ventaja de un horario flexible es la flexibilidad que permite. Con la aprobación del empresario, los empleados pueden elegir a qué hora quieren empezar y terminar su jornada laboral. Esto les permite tener más control sobre un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida privada.

2. 3. Facilita la coordinación del transporte público

Cuando se tiene un horario flexible, se puede coordinar la hora de entrada a la oficina con los horarios del transporte público.

3. Útil para los padres que trabajan

Para los padres cuyos hijos empiezan la escuela temprano por la mañana o terminan su jornada escolar antes que la jornada laboral media, los horarios flexibles pueden ser muy beneficiosos.

4. Evita el tráfico

Con un horario flexible, puedes coordinar las horas en las que vas a la oficina en función del tráfico de la hora punta. Evitar un largo viaje al trabajo ayuda a prevenir el estrés, los dolores de cabeza y la pérdida de tiempo al volante.

5. Atrae a posibles empleados

Permitir el horario flexible puede ser beneficioso para los empleadores, ya que muchos profesionales se sienten atraídos por la opción de elegir su horario de trabajo.

6. Aumenta la productividad

Si eres más productivo por la noche, a primera hora de la mañana o a media tarde, los horarios flexibles te permiten trabajar en las horas en las que eres más eficiente. Esto es beneficioso no sólo para ti, sino también para tu empresa.

Desventajas

Junto con sus ventajas, el tiempo flexible también puede ser desventajoso para los empleados y los empleadores. A continuación se exponen algunas razones:

1. Complica las operaciones diarias

Si eres un empleado que no trabaja hasta la segunda mitad del día pero hay una reunión de la empresa por la mañana, es probable que tengas que acudir a trabajar. Esto no sólo es una molestia para ti, sino también para cualquier gerente que intente programar sus propias reuniones y necesite que asistas.

2. Puede ser aislante

Debido a la variedad de horarios, es posible que no vea a sus compañeros de trabajo tan a menudo. Si eres amigo de tus compañeros de trabajo pero de repente tenéis horarios diferentes, se puede perder el sentido de la unidad.

3. Puede ser difícil de coordinar

Con tantos empleados que trabajan con horarios flexibles, puede ser difícil y llevar mucho tiempo al personal de recursos humanos o a su supervisor determinar cuándo va a trabajar.

4. Confusión en las horas extras

El hecho de que los empleados fichen a diferentes horas puede dificultar a los gestores el control de las horas extraordinarias y, por tanto, el pago de las mismas.

Cómo utilizar el tiempo flexible en su empresa

Si usted' está buscando implementar horarios flexibles en su empresa, estos son los pasos a considerar:

1. Tenga en cuenta que sus empleados

El primer paso para decidir si permitir o no los horarios flexibles es determinar si tendrá un efecto positivo en los empleados y la productividad de su empresa. Asegúrese de tener en cuenta las preocupaciones de todos cuando decida si este tipo de horario funcionará o no en su empresa.

Cuando decida cómo implementar el horario flexible, asegúrese de tener en cuenta las opiniones de los empleados. Cuanto más involucrados estén, más aceptarán la idea de cambiar a un nuevo tipo de horario de trabajo.

2. Desarrolle directrices y aclare los objetivos

A medida que vaya determinando los variados horarios que le gustaría permitir, establezca algunas normas y políticas. Por ejemplo, si usted trabaja mejor a primera hora de la mañana, no es razonable suponer que los demás también lo hagan.

Asegúrese de que los horarios que está creando favorecen un entorno de trabajo productivo, teniendo en cuenta a sus empleados. También es importante definir lo que quiere que estos horarios flexibles consigan para su empresa, ya sea un aumento de la productividad o de la moral de los empleados.

3. Observe

Una vez establecidos los horarios flexibles, es importante observar sus efectos en la empresa. Si los horarios que tiene actualmente no están funcionando, considere cómo puede mejorarlos o si un horario flexible no es adecuado para su empresa. Asegúrese de comprobar con los empleados si este tipo de horario realmente les favorece.

Ejemplos de horarios flexibles

Estos son algunos ejemplos de horarios flexibles:

1. 3. Horario de días variable

Un horario de jornada variable consiste en horarios flexibles que varían según el día. Por ejemplo, lunes y miércoles de 10 a 18 horas, martes y jueves de 8:30 a 17 horas y viernes de 9 a 17 horas.

2. Horarios escalonados

Esto se refiere a un horario flexible con una hora de inicio y finalización constante sin importar el día de la semana. Por ejemplo, podría consistir en trabajar el viernes de 10 a 18 horas y el lunes de 10 a 18 horas.

3. Turno dividido

En un turno dividido, trabajas un número determinado de horas, te tomas un largo descanso a mitad del turno y continúas tu turno horas más tarde. Por ejemplo, puedes trabajar de lunes a viernes, de 9 a 21 horas, con un descanso de 12 a 15 horas.

4. Tiempo flexible a corto plazo

En este caso, el horario flexible de un empleado se establece para un determinado periodo de tiempo y luego cambia. Por ejemplo, desde el 1 de enero hasta el 30 de abril, podrías trabajar de miércoles a viernes, de 8 de la mañana a 5 de la tarde.

Te recomendamos

Personalidades de tipo A: Rasgos, fortalezas y comportamientos en el trabajo

5 señales de que está listo para un cambio de carrera

La importancia de la formación en materia de cumplimiento

Contratos de Coste-Plus: Todo lo que necesita saber

¿Qué es el marketing uno a uno y cuáles son sus beneficios?

Consejos para vender ideas a otra empresa