Cómo recuperar tu puesto después de ser degradado

Recibir un ascenso puede ser energizante y llenarte de orgullo por haber sido reconocido por tu duro trabajo. Desgraciadamente, lo contrario suele ocurrir con un descenso de categoría en el trabajo, y puede ser difícil saber qué pasos dar a continuación. Aunque los descensos de categoría son difíciles de superar, te ofrecen la oportunidad de enfrentarte a tus retos, mejorar tu rendimiento profesional y, finalmente, recuperar tu puesto.

En este artículo, aprende qué es un descenso de categoría y los tipos de descenso, los diferentes factores que lo provocan, los pasos para recuperar tu puesto y los consejos para evitar un descenso de categoría en el trabajo.

Relacionado: Demanda de ascenso: Cómo solicitar un descenso de categoría en el trabajo

¿Qué significa ser degradado en el trabajo?

Un descenso de categoría se produce cuando se retira el título y el estatus de liderazgo de un empleado, ya sea de forma voluntaria o, más frecuentemente, involuntaria. Además de un cambio de puesto, una degradación suele ir acompañada de una disminución del salario del empleado. Las degradaciones se producen, lógicamente, después de un ascenso a un rango o puesto superior. También puede denominarse reasignación o reorganización.

Relacionado: Cómo explicar los motivos para dejar un trabajo (con ejemplos)

Tipos de degradación

Un descenso de categoría puede producirse por muchas razones, como por ejemplo:

Basado en el rendimiento

Cuando se produce un descenso de categoría, suele significar que la empresa no está satisfecha con el rendimiento de un empleado en su nueva función de liderazgo. Es probable que estas personas fueran muy eficaces en su puesto anterior, pero no pudieron satisfacer las necesidades y responsabilidades que conlleva un ascenso. En lugar de perder a alguien que tiene conocimientos y experiencia importantes, y que tuvo éxito en otra función, los empresarios lo degradarán para poder garantizar el éxito de la empresa y del empleado.

Reestructuración

En las grandes empresas, a veces es necesario reevaluar la jerarquía de empleados de un departamento. Esto puede ocurrir cuando la jerarquía de los puestos dentro de una empresa o departamento se vuelve demasiado compleja, como en el caso de una fusión o cuando se introduce un nuevo liderazgo. Durante la reestructuración, a menudo se suprimen puestos y niveles posteriores de la jerarquía. Esto suele afectar sobre todo al personal superior, ya que puede eliminar las oportunidades de crecimiento dentro de la organización.

Recortes salariales

Si una empresa tiene problemas financieros, puede verse obligada a realizar recortes salariales en toda la empresa para poder pagar las nóminas. Esto suele dar lugar a un alto índice de rotación de personal.

Voluntario

Aunque es menos común, los empleados pueden solicitar una degradación de un puesto de liderazgo. Esto puede deberse a que están planeando dejar la empresa pero han acordado quedarse más tiempo en un puesto que les exige menos, o porque los cambios en su vida personal requieren más flexibilidad profesional, como un nuevo hijo.

Cómo recuperar tu papel tras ser degradado en el trabajo

Recuperarse de un descenso de categoría puede ser difícil. Si decide quedarse en la empresa y volver a ocupar un puesto de liderazgo, aquí tiene algunos pasos que puede dar:

1. Mantenga la calma

Experimentar un descenso de categoría involuntario puede, comprensiblemente, suscitar emociones de dolor, ira, resentimiento y vergüenza. Recuerda que tienes la opción de dejar la empresa. Si quieres quedarte en la empresa y recuperar tu posición de liderazgo, tendrás que mantener estas emociones bajo control para conservar el respeto de tus compañeros y de tus supervisores. Utiliza la experiencia para alimentar y centrarte, de modo que puedas mejorar y, finalmente, recuperar tu puesto de liderazgo.

2. Pida su opinión

Practique la humildad y reconozca que ha cometido errores. Impresionarás a tu empleador y demostrarás que te responsabilizas de la situación si pides a tu jefe o al representante de RRHH que te den una respuesta concreta sobre el descenso de categoría. Puedes hablar con ellos el mismo día en que recibas el descenso de categoría, pero también está bien solicitar una reunión más adelante, siempre que sea en el plazo de unos días. Durante la reunión, pídeles que te expliquen los motivos de la decisión y lo que puedes hacer para mejorar en el futuro.

3. Evaluar la situación

Sea cual sea el motivo, es importante que se tome tiempo para reflexionar sobre los factores que han llevado a su descenso de categoría. Lo más importante es que recuerde que sigue estando cualificado y siendo competente. Tómate tiempo para evaluar todas las razones de tu cambio de puesto, tanto las situacionales como las relacionadas con el rendimiento, e intenta averiguar qué te gustaría hacer a continuación. Además, evalúa las cosas que has sido capaz de lograr en el puesto y los puntos fuertes que te llevaron a la promoción en primer lugar.

Relacionado: La diferencia entre rendición de cuentas y responsabilidad

4. Busque lecciones

Ahora que se ha tomado el tiempo de recoger opiniones y evaluar la situación, analice todos los hechos y busque formas de utilizar esta información para convertirse en un mejor empleado y líder. Si utiliza esta información para mejorar su rendimiento en el futuro, demostrará a su empleador que tiene capacidad de aprendizaje y determinación. Además de encontrar formas de mejorar, también puede mirar hacia atrás para determinar algunas de las señales de advertencia que condujeron a su degradación y que podría haber pasado por alto, lo que le permitirá identificar mejor estas señales en el futuro.

5. Cree un plan

Aprovecha este descenso de categoría como una oportunidad para desarrollar tus habilidades y reforzar tu rendimiento. Crea estrategias que te ayuden a hacer crecer tu carrera y a recuperar tu confianza. Busca activamente oportunidades para participar en formaciones que afecten positivamente a tu desarrollo profesional.

6. Volver al trabajo

Puede que hayas sufrido un revés profesional, pero puedes demostrar que sigues siendo un miembro valioso del equipo haciendo un buen trabajo en el puesto que te han asignado. Comprométete con el puesto y demuestra tu valía. Cuando se presente una oportunidad de promoción en el futuro, es probable que tus jefes recuerden lo maduro que fuiste durante tu descenso de categoría y que seguiste contribuyendo activamente al equipo directamente después.

7. Tengan paciencia

Aprovecha el tiempo que te han dado para desarrollar tus habilidades y acumular algunos logros impresionantes. Intenta seguir siendo optimista y prepararte continuamente para el día en que tengas la oportunidad de redimirte.

Consejos para evitar ser degradado en el trabajo

Algunas situaciones conducen a descensos que son imposibles de evitar, como la reestructuración o los recortes presupuestarios. Aquí tienes algunos consejos para evitar las degradaciones involuntarias basadas en el rendimiento en el trabajo:

  • Busque señales de que su rendimiento es insuficiente. Las degradaciones suelen ir precedidas de señales de que tus supervisores no están contentos con tu rendimiento. Permanece atento a las señales, como una advertencia formal, malas comunicaciones con un supervisor y tu incapacidad para cumplir las cuotas o los objetivos. Una vez que identifiques las señales, podrás identificar formas de mejorar las áreas en las que tienes carencias.
  • Continúa con un buen desempeño después de un ascenso. Un ascenso es un motivo de celebración, pero debes volver al trabajo inmediatamente después. Busque formas de tener éxito en su nuevo papel y desafíese a sí mismo para desarrollar y mejorar continuamente su rendimiento.
  • Mantente abierto a los comentarios. Pida a sus empleados, a su empleador y a su departamento que le den su opinión sobre lo que funciona y lo que hay que cambiar. Al mantener una comunicación abierta, será consciente de las áreas en las que puede mejorar y demostrará humildad y respeto tanto a su personal como a sus supervisores.