Preguntas frecuentes sobre el desarrollo de programas de formación

Los programas de formación pueden ayudar a las empresas a prosperar educando a los empleados en habilidades y técnicas importantes si los desarrollan y crean. Si comprenden los aspectos fundamentales del desarrollo de programas de formación y qué tipos serían más beneficiosos para su empresa, podrán aplicar mejor el material de formación atractivo e informativo para sus empleados.

En este artículo, analizamos qué es un modelo de desarrollo de programas de formación, cómo saber cuándo los empleados necesitan formación y respondemos a otras preguntas frecuentes sobre el desarrollo de programas de formación.

¿Qué es un modelo de desarrollo de programas de formación?

Los modelos de desarrollo de programas de formación se utilizan para mejorar las habilidades, los conocimientos y la calidad del trabajo de los empleados. Las organizaciones y empresas pueden utilizar modelos de formación para ayudar a los nuevos empleados a familiarizarse con los procedimientos y procesos de la empresa o para abordar áreas específicas de deficiencia en el conjunto de habilidades de un empleado. Los empresarios y las entidades suelen crear y aplicar modelos de desarrollo de programas de formación según las necesidades para ayudar a que su empresa prospere.

¿Cómo sabe si los empleados necesitan formación?

Descubrir qué áreas de una empresa u organización requieren más formación puede ser importante para ayudar a la empresa a seguir mejorando y a corregir los retos a los que se enfrenta para evitar problemas mayores en el futuro. Algunas técnicas y herramientas que las empresas pueden utilizar para encontrar departamentos o áreas de negocio con dificultades son

Realice evaluaciones de las necesidades de formación

A veces, una empresa u organización se da cuenta de que uno de sus departamentos no rinde lo suficiente. Puede ser importante investigar más a fondo esos departamentos y determinar si la formación es realmente necesaria. Llevar a cabo una evaluación de las necesidades de formación implica examinar un departamento o una instalación dentro de una empresa y comprender si necesitan asistencia adicional o recursos educativos.

La evaluación suele implicar la revisión de los objetivos del departamento y la determinación de si la formación en determinadas habilidades o técnicas ayudaría al departamento a alcanzar esos objetivos.

Por ejemplo, si un director de marketing informa a una empresa de que su departamento necesita constantemente tiempo extra para completar sus tareas, la empresa puede realizar una evaluación de las necesidades de formación y descubrir que el personal de marketing tiene problemas para entender las indicaciones del director.

En este caso, la empresa podría poner en marcha varios programas de formación, como formar al director de marketing en formas más eficaces de dar instrucciones, y formar al departamento de marketing en mejores formas de comunicar sus preguntas sobre las tareas.

Crear formularios de retroalimentación

La creación de formularios de opinión para que los clientes, los consumidores y los compañeros de trabajo los rellenen puede ayudar a la empresa a descubrir las áreas de negocio de bajo rendimiento. A la hora de diseñar y crear estos formularios, puede ser beneficioso escribir preguntas estándar sobre departamentos específicos que puedan responderse en una escala de valoración, y dejar un área abierta para comentarios generales, preguntas o preocupaciones.

Las preguntas estándar proporcionan a la empresa datos numéricos que pueden recopilar y revisar para ayudar a determinar si un departamento está rindiendo menos de lo esperado o está mejorando de un trimestre a otro. La sección de comentarios generales permite a las empresas descubrir si hay un departamento o área de negocio de la que no eran conscientes que necesita mejorar.

Relacionado: Cómo pedir opiniones a los clientes

Revisar los objetivos de la empresa

Revisar los objetivos de la empresa puede mostrar a un negocio u organización si su trabajo y operaciones están ayudando o dificultando la consecución de sus objetivos. Entender esto puede ayudar a una empresa a corregir o arreglar los desafíos dentro de sus departamentos o instalaciones para mejorar sus resultados y el rendimiento de la empresa en general.

Por ejemplo, si el objetivo de una empresa es conseguir 30.000 dólares de ingresos en su actual trimestre de ventas, y su actual índice de ventas no es lo suficientemente alto como para cumplir ese objetivo, la empresa puede examinar sus diferentes departamentos y ver si alguno necesita más ayuda o formación.

1. ¿Cómo elegir el tipo de formación de los empleados?

Elegir el tipo correcto de formación para empleados puede ayudar a las empresas a crear o utilizar el programa o modelo adecuado que mejor se adapte a sus empleados y a su negocio. Algunos tipos de formación son:

  • Formación individual: Una empresa utiliza la formación individual cuando quiere adaptar la información y el material a un empleado concreto. Este programa puede ayudar a formar a los empleados en un horario de trabajo flexible y posiblemente centrar su formación en habilidades específicas.
  • Formación en grupo: Las empresas pueden utilizar la formación en grupo para ayudar a conjuntos de empleados a desarrollarse juntos mediante ejercicios y objetivos de creación de equipos. La mayoría de las veces, la formación en grupo permite a las empresas adaptar la información útil a determinados departamentos o instalaciones de la empresa.
  • Formación interna: Las empresas y organizaciones desarrollan programas de formación interna para adaptar el desarrollo de sus empleados específicamente a las necesidades de la empresa. A menudo diseñan y crean estos programas de formación ellos mismos.
  • Formación externalizada: Una empresa puede contratar a una empresa de formación profesional para que realice la formación externalizada para su negocio. Las empresas suelen recurrir a la formación externalizada cuando las habilidades que requieren sus empleados son bastante comunes o generales en el ámbito empresarial.
  • Formación en el aula: Las empresas utilizan la formación en el aula para instruir a un gran grupo de empleados sobre un determinado tema en poco tiempo. La formación presencial también puede ser bastante económica y suele requerir menos recursos.
  • Seminarios internos: Una organización puede recurrir a los seminarios internos cuando quiera proporcionar a sus empleados conocimientos y experiencia de expertos en la materia. A menudo contratan a expertos de otras empresas o negocios para que den un discurso sobre el tema elegido por la empresa.
  • Formación en gestión: Las empresas pueden ofrecer formación de gestión a determinados empleados o personas para posicionarlos de cara a las oportunidades de ascenso en la empresa. La formación suele ayudar a los empleados a reforzar y desarrollar sus habilidades de comunicación y liderazgo.
  • Formación en el trabajo: Una empresa puede utilizar la formación en el puesto de trabajo para proporcionar a los empleados una experiencia práctica que les permita aprender habilidades mientras trabajan. A menudo, a estos empleados se les puede asignar un formador que les ayude con las preguntas sobre su función y su desarrollo.

Relacionado: ¿Qué es la formación en el puesto de trabajo?

2. ¿Cómo se puede desarrollar un programa de formación para los empleados?

Estos son cuatro pasos que puede seguir para crear un programa eficaz de formación de empleados:

1. Establezca objetivos de formación

Establecer objetivos de formación puede ayudar a racionalizar el proceso de formación y mejorar su eficacia general. Diseñar el programa de formación en torno a los objetivos que ha establecido puede ayudar a garantizar que cada paso del modelo se relacione directamente con los objetivos de formación y mejore la productividad del departamento o de las instalaciones.

A la hora de establecer objetivos, puede ser útil crear unos cuantos objetivos básicos que la formación pueda cumplir para asegurarse de que el programa se centra en un punto específico de desarrollo.

Por ejemplo, si está desarrollando un programa de formación para ayudar a los asociados de ventas a realizar lanzamientos más eficaces, algunos objetivos podrían incluir la mejora de la comunicación de los empleados, el aumento del número de ventas realizadas y la mejora de las relaciones cliente-empleado. Si tiene problemas para decidir qué objetivos debe establecer para sus empleados, considere la posibilidad de plantear los objetivos como respuestas a preguntas, como por ejemplo

  • ¿Cómo mejorará esta formación el rendimiento del departamento?
  • ¿Cómo beneficiará esta formación a los objetivos de toda la empresa?
  • ¿Cómo mejorará esta formación las habilidades y el desarrollo de los empleados?
  • ¿Cómo puede ayudar esta formación a preparar a los empleados para las oportunidades de ascenso?

2. Determinar las actividades de formación

Es importante encontrar o diseñar las actividades de formación adecuadas para que el programa ayude a desarrollar las habilidades de los empleados de la mejor manera posible. Una forma de lograrlo es determinar si la actividad ayuda a cumplir los objetivos de formación y si su práctica contribuye a mejorar los conocimientos y las técnicas de los empleados.

Por ejemplo, si una empresa quiere mejorar las habilidades y técnicas de sus redactores, puede crear una actividad de formación en la que los redactores creen un artículo de prueba que un editor profesional examinará y criticará. Esta actividad de formación es útil porque puede permitir a los redactores comprender los errores gramaticales o de contenido que hayan podido cometer y ayudarles a crecer como profesionales de la escritura.

3. Desarrollar materiales de formación

Los materiales de formación bien documentados y diseñados son importantes porque pueden proporcionar a los empleados herramientas escritas y consejos útiles para mejorar su rendimiento en el trabajo. Estos materiales de formación suelen tratar los puntos clave del programa de formación para que los empleados puedan repasarlos posteriormente cuando practiquen su formación en el trabajo.

Al crear materiales de formación, puede ser útil intentar enumerar y resumir los temas más cruciales de la formación en la primera página, y utilizar otras páginas para describir esos puntos con más detalle. Esto puede proporcionar a los empleados una guía de referencia rápida que pueden utilizar para recordar los principales temas de formación.

4. Probar y aplicar la formación

Probar el programa de formación con personas o directivos puede ayudarle a averiguar si hay correcciones o cambios que deba hacer antes de implantar el sistema en la empresa. Puede ser útil solicitar comentarios sobre cómo el programa benefició a los probadores, y si creen que el programa puede ayudar a desarrollar a los empleados actuales. También puede ser útil implementar el programa de formación realizando una prueba con algunos empleados. A continuación, puede examinar cómo se desarrollan o mejoran esos empleados después de recibir la formación y aplicarla a partir de ahí.

¿Cómo se puede maximizar el compromiso de los empleados en los programas de formación?

Uno de los aspectos más importantes de la formación de los empleados es mantener el compromiso y la atención durante todo el proceso de formación. Maximizar la atención puede ayudar a los individuos a aprender nuevas habilidades y crecer como empleados de la empresa con mayor rapidez y eficiencia. Aquí hay algunos consejos sobre cómo aumentar el compromiso de los empleados:

Establezca objetivos

Establecer objetivos y metas para los empleados puede proporcionar puntos de control útiles para entender mejor cómo están actuando y desarrollándose. Saber en qué tienen que centrarse para completar el programa de formación puede ayudar a aumentar su atención y compromiso con el aprendizaje.

Otra forma de ayudar a los empleados a comprometerse más es utilizar los objetivos como incentivos para obtener buenos resultados en las evaluaciones de formación. Por ejemplo, ofrecer tiempo libre extra remunerado u otras recompensas divertidas a la persona que obtenga la mejor puntuación en la prueba de salida de la formación puede ayudar a los empleados a permanecer atentos al material para obtener la mejor calificación o puntuación en el examen.

Relacionado: 15 Ejemplos de incentivos a los empleados

Dividir la formación en secciones

Dividir un programa de formación extenso en secciones con descansos entre ellas es importante porque permite a los empleados absorber cantidades más pequeñas de información y darles tiempo para procesarla. Agrupar la información relevante en una sola sección también puede ayudar a los empleados a mantener la atención y comprender mejor el material que se presenta.

Crear esquemas de formación

La creación de esquemas de formación es beneficiosa para el compromiso de los empleados porque proporciona un calendario para los eventos de formación. Saber cuánto tiempo va a durar la formación y entender el tema de cada sección de formación puede permitir a los empleados seguir y permanecer atentos durante todo el proceso de formación.

También puede ser útil crear una lista de viñetas debajo de cada tema que describa los temas o puntos clave que cubrirá cada sección. Esto puede ayudar a los empleados a saber qué deben escuchar y buscar durante las actividades de formación.

Seguir comunicando

Durante una sesión de formación, puede ser útil seguir comprobando y comunicándose con los empleados, ya que puede ayudarle a comprender en qué punto se encuentran en su progreso de formación, y si necesita proporcionar apoyo adicional a determinadas personas.

Por ejemplo, si un empleado le dice a la empresa que cree que no está entendiendo un tema de formación importante, la empresa sabrá entonces que debe proporcionarle más tiempo de formación o reexaminar el programa de formación en su totalidad.