Días de ventas pendientes: Qué es y cómo calcularlo

La métrica DSO es importante para controlar el flujo de caja de su empresa. Proporciona una visión de la capacidad de su empresa para cobrar pagos y rendir en general, alertando de si hay una tendencia positiva o negativa.

En este artículo, explicamos los días de ventas pendientes y por qué es importante, además de proporcionar la fórmula para calcular el DSO y un ejemplo.

¿Qué son los días de ventas pendientes?

Determina cuántos días pasan antes de que una empresa cobre después de realizar una venta. El DSO es una medida de la eficacia de los programas de crédito y cobro de una empresa.

El DSO es una herramienta importante para medir la liquidez de una empresa. En muchos sentidos, mide el equilibrio entre sus esfuerzos de venta y sus esfuerzos de cobro. Si los ingresos por ventas disminuyen de forma aislada, la empresa puede experimentar problemas de liquidez si se produce una caída de las ventas que atraviesa el ciclo de cobro. Por el contrario, si las ventas y las cuentas por cobrar cambian proporcionalmente, el DSO no aumentará.

Relacionado: Cómo calcular el periodo medio de cobro

¿Por qué es importante el turno de ventas?

Recibir el pago de los servicios es importante para las empresas. Incluso cuando se confía en que se pagará en algún momento, debido al principio del valor temporal del dinero, cuando una empresa tiene que esperar un largo periodo de tiempo para cobrar a los clientes, se pierde dinero. Cuando un DSO es bajo, significa que la empresa está consiguiendo cobrar en menos días. Un DSO alto indica que se está tardando más en cobrar las cuentas por cobrar y que esto debería ser un área de atención para la empresa.

¿Por qué es importante evaluar la OSD?

Al evaluar el DSO a nivel de cliente, una empresa puede determinar si el cliente tiene problemas de liquidez. Esto suele ser evidente cuando un cliente se retrasa en el tiempo antes de pagar una factura. Reconocer esto permite a una empresa realizar cambios para satisfacer mejor las necesidades del cliente, como modificar las condiciones del servicio o dividir las facturas en pagos más pequeños.

¿Qué significa aumentar el DSO?

Sin embargo, un DSO creciente puede significar algo más que problemas de liquidez por parte de los clientes. Puede sugerir:

  • La satisfacción de los clientes está disminuyendo.
  • Los vendedores ofrecen plazos de pago más largos.
  • Los clientes con poco crédito están realizando compras a crédito.
  • La empresa es ineficiente en los procesos de cobro

¿Qué significa un DSO bajo?

Por el contrario, un DSO bajo refleja favorablemente los procesos de cobro de una empresa. Puede indicar que los clientes están satisfechos con el servicio que reciben, que pagan a tiempo para aprovechar los descuentos o que la empresa tiene una política de crédito estricta.

Independientemente de la razón por la que los clientes decidan pagar las facturas rápidamente, un DSO bajo conlleva varios beneficios para las empresas, como la capacidad de cubrir los gastos operativos y reinvertir el efectivo en el negocio para aumentar los beneficios futuros.

Relacionado: Aprende a ser un especialista en cuentas por cobrar

¿Cómo pueden las empresas evaluar las tendencias del DSO?

El seguimiento de su DSO en una línea de tendencia, mes a mes, es un método eficaz para supervisar los cambios en la capacidad de una empresa para cobrar a los clientes. Si su empresa es muy estacional, debería considerar la posibilidad de comparar la medición de una parte del año—idealmente su temporada alta—con el mismo mes durante el año anterior. Esto le ayudará a determinar mejor si está haciendo mejoras en el cobro de los clientes.

Lo que constituye un DSO alto o bajo puede variar dependiendo de la industria, el tipo de negocio y la estructura. Sin embargo, en general, cualquier DSO inferior a 45 días se considera bajo. Dado que el DSO puede cambiar en función del negocio y la estructura, si se utiliza el DSO para comparar el flujo de caja de diferentes empresas, es importante comparar empresas del mismo sector, idealmente aquellas que tienen modelos de negocio similares.

Relacionado: Preguntas y respuestas: ¿Qué son las cuentas por cobrar y cómo funcionan?

Fórmula para calcular los días de ventas pendientes

El periodo de tiempo que mide los días de ventas pendientes puede ser mensual, trimestral o anual. Para calcular el número de días, por término medio, que tarda una empresa en retener sus cuentas por cobrar como efectivo, puedes utilizar la siguiente fórmula:

DSO = (cuentas por cobrar / ingresos anuales) x número de días del año o del mes

Por ejemplo, si una empresa tuviera un saldo de cuentas por cobrar de 50.000 dólares y tuviera unas ventas anuales de 1.000.000 de dólares, la fórmula del DSO quedaría así:

(50.000 $ / 1.000.000 $) x 365 días del año = 18,25 días de ventas pendientes

Ejemplo de días de ventas pendientes

Ejemplo: Suponga que Alan Brothers Lawn Care reportó un ingreso de $25,000 para junio de 2018, uno de los meses más ocupados del año para el servicio de cuidado de césped. Durante el mes de junio, la empresa tuvo $10,000 en cuentas por cobrar. Como hay 30 días en el mes, la fórmula quedaría así:

(10.000 $ / 25.000 $) x 30 días = 12 días de ventas pendientes

A continuación, los propietarios querían analizar junio de 2019 para ver si la tendencia durante su mes más activo del año mejoraba. Durante junio de 2019, la empresa ganó 35.000 dólares, con un total de 18.000 dólares en cuentas por cobrar. La fórmula para ese mes quedaría así:

(18.000 $ / 35.000 $) X 30 días = 15,43

Como puede ver, el tiempo de cobro de las cuentas por cobrar está aumentando, aunque sólo por unos días. Sin embargo, la empresa sigue estando muy por debajo de la marca de los 45 días, lo que significa que su tiempo de cobro se sigue considerando bueno. Al reconocer que la tendencia parece estar aumentando, el departamento de contabilidad puede supervisar el DSO más de cerca y determinar si hay algo que está causando el aumento.