¿Qué es la diferenciación de productos? Tipos y ejemplos

La naturaleza competitiva de los mercados es a menudo abrumadora para los clientes debido a la disponibilidad de numerosas opciones. Por esta razón, destacar entre la competencia es imprescindible para las empresas con una visión a largo plazo. La diferenciación del producto es una de las formas eficaces en que una empresa puede distinguirse de otros actores del mercado. Esencialmente, la diferenciación de productos es una gran técnica para reforzar el posicionamiento de la marca y las estrategias de marketing necesarias para adquirir clientes fieles. En este artículo, aprenda más sobre qué es la diferenciación de productos, los distintos tipos de diferenciación de productos y cómo se consigue.

¿Qué es la diferenciación de productos?

La diferenciación del producto es un proceso de marketing utilizado para distinguir un producto o servicio de otros en el mercado con el objetivo de atraer a un mercado objetivo. Implica detallar las características de un producto o servicio que lo hacen único y valorado por los clientes. Cuando se aplica con éxito, la diferenciación del producto crea una ventaja competitiva porque los clientes ven un producto como superior a otros sustitutos similares. También sirve como catalizador en el proceso de toma de decisiones del comprador.

¿Por qué es importante la diferenciación de productos?

La diferenciación del producto ayuda a las organizaciones a crear productos o servicios que se distingan de los de la competencia. El aumento de la competencia entre industrias ha dividido la demanda entre muchos actores, lo que hace que sea importante para una empresa convencer a sus clientes de por qué sus productos y servicios son mejores. Además de hacer que el producto o servicio sobreviva en el mercado, la diferenciación del producto también es importante porque:

  • Aumenta la fidelidad a la marca y crea valor de marca
  • Proporciona a los clientes una razón para comprar el producto de una marca repetidamente
  • Responde a la mayor pregunta del cliente: &quot¿Qué hay para mí?"
  • Aumenta el valor de recuerdo del producto
  • Transforma los atributos del producto en beneficios
  • Ayuda a una marca a defender su precio para que no se nivele hacia la base del espectro de precios

¿Cuáles son los tipos de diferenciación de productos?

La diferenciación de los productos se basa en la percepción que el cliente tiene de ellos y puede ser de tres tipos distintos:

  1. Diferenciación horizontal
  2. Diferenciación vertical
  3. Diferenciación mixta

1. Diferenciación horizontal

La diferenciación horizontal se refiere a la diferenciación de productos que no pueden analizarse en términos de calidad o precio. Los productos asociados a la diferenciación horizontal ofrecen lo mismo a precios similares. La toma de decisiones sobre los productos con diferenciación horizontal suele implicar la preferencia personal del cliente. La diferenciación horizontal puede referirse al envase, las formas, los sabores y los colores.

Ejemplos de diferenciación horizontal: marcas de agua mineral, tipos de jabón para vajilla y bebidas, como los refrescos.

2. Diferenciación vertical

La diferenciación vertical se refiere a las distinciones de los productos que pueden evaluarse en función de la calidad. Los productos de este tipo de diferenciación también dependen del precio. El objetivo de la diferenciación vertical es distinguir un producto para que pueda mejorar hacia una mayor calidad y así obtener una ventaja competitiva.

Ejemplos de diferenciación vertical: marcas de vehículos según sus fabricantes, y los productos de marca frente a los genéricos, como la ropa básica comparada con la de un diseñador de primera línea.

3. Diferenciación mixta

También denominada diferenciación simple, la diferenciación mixta depende de numerosos factores. Este tipo de diferenciación suele combinarse con la diferenciación horizontal.

Ejemplo de diferenciación mixta: Coches de la misma clase y del mismo precio de dos fabricantes distintos.

¿Cuáles son los factores de diferenciación del producto?

La diferenciación de un producto puede producirse en función de varios factores, entre ellos:

  • Rendimiento y calidad: Un producto de calidad excepcional siempre es mejor que un producto de calidad estándar.
  • Características: Las características del producto, como los ingredientes, el origen, la forma y el tamaño, diferencian los productos que se encuentran en el mismo espectro de precios.
  • Canales de distribución: Los canales de distribución, como la distribución selectiva, pueden hacer que un producto destaque entre sus competidores.
  • 2. Ubicación: La ubicación de una empresa, el país de origen de la marca y la ubicación de los minoristas desempeñan un papel fundamental a la hora de diferenciar un producto de sus rivales.
  • Precio: El precio es un determinante esencial para saber qué grupo objetivo se verá atraído por el producto de una determinada marca. En este sentido, el precio no es el único factor diferenciador a tener en cuenta en la fijación de precios de los productos.
  • Fiabilidad: La fiabilidad de los productos debe garantizar a los clientes una posibilidad mínima de que los productos de la empresa funcionen mal o fallen en un plazo determinado.
  • Esfuerzos de marketing: Los esfuerzos de marketing son una buena estrategia para establecer la imagen de marca, que es un buen diferenciador del producto. Además, las estrategias de marketing, como la promoción de ventas, cumplen el papel de complementos de las estrategias de diferenciación.
  • Complejidad: La sencillez o dificultad de uso de un producto juega un papel importante para diferenciarlo entre otros, especialmente en la industria tecnológica.
  • Servicios postventa: Este factor determina la impresión que un producto deja en el cliente. También establece la confianza de los clientes en una marca y hace que la diferencien de otras.

Cómo desarrollar una estrategia de diferenciación de productos

Cuando esté preparado para empezar a centrarse en la diferenciación del producto, los siguientes pasos le harán ir en la dirección correcta:

  1. Conozca su mercado.
  2. Colabore con su equipo para aportar ideas creativas sobre la diferenciación del producto.
  3. Identificar las oportunidades disponibles para la diferenciación del producto.

1. Conozca su mercado

Conocer su mercado implica tomar nota del mercado al que sirve su producto y buscar respuestas a las siguientes preguntas

  • Quiénes son las empresas de la competencia y qué ofrecen?
  • ¿Qué tipo de necesidades esenciales de los clientes no se satisfacen con las opciones actuales?

2. Colabore con su equipo para aportar ideas creativas sobre la diferenciación del producto

Cuantas más perspectivas pueda obtener sobre la diferenciación del producto, mejor. Un equipo puede ayudarle a establecer varias formas de diferenciar potencialmente el producto de su empresa de otros en el mercado. Puede empezar por hacer un inventario de los beneficios y valores que su producto ofrece a los consumidores y establecer la importancia de esos valores.

3. Identifique las oportunidades disponibles para la diferenciación del producto

Una vez que su equipo haya calculado varias opciones posibles, busque oportunidades para diferenciar más el producto de otras empresas de la competencia. Esta es también una buena fase para evaluar qué lugar ocupan estas oportunidades en la hoja de ruta estratégica del producto de su empresa.

Relacionado: ¿Qué es la planificación estratégica? Definición, técnicas y ejemplos

¿Cómo se consigue la diferenciación del producto?

La diferenciación del producto permite a su empresa proporcionar un valor superior a los clientes a un precio asequible, estableciendo un escenario en el que todos ganan y que puede mejorar la rentabilidad y viabilidad general de su negocio. He aquí algunas formas de lograr la diferenciación de productos:

  1. Diferenciación de tamaños
  2. Diferenciación del lugar de origen
  3. Diferenciación de la marca
  4. Diferenciación de paquetes
  5. Diferenciación de características
  6. Diferenciación de bonos
  7. Análisis de la diferenciación de los consumidores

1. Diferenciación de tamaño

El tamaño importa cuando se trata de las preferencias de los consumidores. Puede hacer que su producto se distinga del de sus competidores' produciendo tamaños únicos que puedan ser convenientes para las necesidades de sus consumidores'. Por ejemplo, fabricar una taza aislante con el tamaño adecuado para los portavasos de los vehículos que además tenga más volumen que sus competidores—y hacer hincapié en el aspecto del tamaño durante la promoción del producto—puede ayudarle a obtener una ventaja competitiva.

2. Diferenciación del lugar de origen

Indicar el lugar de origen de un producto puede llamar la atención de muchos clientes. Por ejemplo, la simple adición de las palabras “Hecho a mano en Guatemala” a la descripción de un producto' lo hace destacar en un grupo de otros productos similares. Incluir un lugar de origen como diferenciador hace que un producto parezca auténtico y natural.

3. Diferenciación de la marca

La marca puede ayudarle a obtener una ventaja sobre sus competidores' productos similares. Aunque el contenido de su producto sea el mismo que el de una empresa rival, la decoración de su producto lo hará destacar. También debe tener en cuenta las necesidades de sus clientes antes de crear una marca. Por ejemplo, un cliente puede buscar simplicidad, durabilidad y limpieza en un producto. En este sentido, cree una marca que satisfaga las tres necesidades.

Relacionado: 4 pasos para construir una marca

4. Diferenciación de paquetes

El envase suele ser la primera impresión que tiene el consumidor de su producto, por lo que debe crear una estrategia de diferenciación con un envase que los consumidores no olviden. Por ejemplo, puede decidir envasar sus productos en materiales ecológicos y biodegradables para diferenciarse de otras empresas. Su creatividad en el envasado puede contribuir en gran medida a atraer la atención hacia su producto incluso en un estante abarrotado.

5. Diferenciación de características

Puede diferenciar su producto añadiendo una característica básica o un ingrediente. Si su fuente de fabricación tiene la capacidad de personalizar su producto, puede añadir características como el color, la resistencia al agua y la compacidad. Las posibilidades con las características son infinitas, lo que hace que esta sea la forma más fácil de lograr la diferenciación del producto.

6. Diferenciación de bonos

Puede hacer que sus productos se distingan de los de la competencia ofreciendo una bonificación que no tenga que consumir su margen de beneficios. En este caso, una bonificación sería un valor añadido a su producto principal. Las bonificaciones consisten principalmente en dar algo extra que pueda ser útil para sus consumidores. Puede utilizar como bonificaciones pequeños artículos que puedan obtenerse a bajo precio y en grandes cantidades.

7. Diferenciación del análisis del consumidor

Si busca un lugar donde obtener ideas sobre cómo su producto puede diferenciarse de los de la competencia', empiece por analizar las opiniones de los clientes. Al hojear los comentarios de sus clientes, descubrirá los puntos débiles más comunes de su producto y del de la competencia. Básicamente, estos puntos débiles se transforman en ideas para las descripciones, los títulos y las viñetas de sus productos.

Si sigue teniendo problemas para realizar un análisis de los consumidores, elija a tres de sus competidores y lea sus reseñas de consumidores. Busque una queja común y vea si hay alguna mejora que su empresa pueda hacer en su producto para solucionar este punto débil.

Relacionado: La guía completa para investigar una empresa

Te recomendamos

6 Estrategias de aprendizaje para aplicar en el lugar de trabajo

Cómo elaborar una propuesta de valor

Ingeniero en formación: Una Guía Definitiva

Red de Interés de Poder: Definición y Cómo Utilizarla

Defensa del empleado: Todo lo que necesita saber

Cómo escribir un correo electrónico de seguimiento después de no recibir respuesta inicialmente