Dimisión y renuncia: Diferencias, qué hacer y qué no hacer

Cuando quieras dejar tu trabajo actual y encontrar un empleo en otro lugar, es importante que informes a tu empleador de que estás dispuesto a separarte. Conocer las mejores prácticas para hacerlo puede ayudarte a mantener una buena relación con tu jefe y empleador y aumentar tus posibilidades de recibir una referencia positiva más adelante. En este artículo explicamos lo que es una dimisión y una renuncia, las diferencias entre ambas y una lista de lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer al dimitir.

¿Qué es la dimisión?

Relacionado: Cómo saber cuándo es el momento de dejar el trabajo (con consejos)

La dimisión se refiere al acto voluntario de dejar o abandonar el trabajo o el puesto. Al dimitir, lo normal es que avises a tu empleador de tu marcha. Una vez que se lo notifica, es probable que siga los procesos de recursos humanos. En algunos casos, tu jefe o un representante de recursos humanos puede querer realizar una entrevista de salida para determinar por qué te vas, para saber cómo te sentías con el trabajo y con tu jefe y para entender qué te gustaba y qué no de tu puesto. Al dimitir, lo normal es que te vayas en términos positivos con tu empleador, lo que significa que puedes ser bienvenido para volver a la empresa en el futuro.

¿Qué es renunciar?

Renunciar es el acto de dejar un trabajo de forma permanente. Al igual que la renuncia, usted deja su lugar de trabajo voluntariamente. Por lo general, usted renuncia y abandona el lugar de inmediato sin proporcionar a su empleador un aviso formal. Por ello, no sigues los procedimientos de recursos humanos y no participas en una entrevista de salida. Aunque te vayas por voluntad propia, como harías con una dimisión, renunciar tiene una connotación más negativa. Por ejemplo, es posible que hayas tenido una discusión con un compañero de trabajo o te hayas sentido atacado, lo que te ha llevado a querer dejar tu puesto inmediatamente. Aunque renunciar no siempre tiene que tener una connotación negativa, renunciar en lugar de dimitir suele significar que la empresa no volverá a contratarte en el futuro.

Relacionado: Cómo dejar un trabajo de forma correcta

Dimisión frente a renuncia

Dado que dimitir y renunciar tienen significados similares, no hay mucho que diferenciar. Esencialmente, ambos tienen que ver con el abandono voluntario de un puesto. Si realmente se quiere distinguir entre ambos, se pueden encontrar algunas diferencias sutiles como las siguientes:

  • Entorno: Normalmente, puedes encontrar el término "dimitir" en entornos más formales. Por ejemplo, si eres el director general de una gran empresa, puedes optar por decir que "renuncias a tus funciones";
  • Tono: Si bien es cierto que dejas un puesto tanto si dimites como si renuncias, este último tiene una connotación más negativa. Por ejemplo, algunas personas pueden dejar su trabajo en señal de protesta o cuando han tenido un desacuerdo con su jefe. Cuando alguien dimite, da la impresión de que se trata de una salida amistosa.
  • Salir: Cuando uno renuncia, suele seguir el proceso de recursos humanos para salir de la empresa. También avisa a su empleador con suficiente antelación y participa en una entrevista de salida. Cuando renuncias, sueles marcharte inmediatamente sin avisar ni seguir el protocolo de recursos humanos.

Relacionado: Cómo saber cuándo ha llegado el momento de dejar el trabajo (con consejos)

Medidas para dimitir

Cuando dimites, es importante realizar ciertas acciones para tener una salida elegante. Tener una salida positiva te asegura quedar en gracia de todos' y muestra tu profesionalidad. Utiliza estos consejos para ayudarte a dimitir de tu puesto de forma profesional:

Avisa con dos semanas de antelación

Si tiene previsto dejar su puesto, dé a su empleador tiempo suficiente para contratar a su sustituto. Anúncielo con al menos dos semanas de antelación. Esto también les da tiempo para incorporar a su nuevo sustituto y, potencialmente, le da tiempo para formarlo antes de su partida.

Relacionar: Cómo avisar con dos semanas de antelación (con ejemplos)

Escribir una carta de dimisión

Escriba una carta de dimisión educada y respetuosa en la que informe a su empleador de su inminente marcha. Incluso si piensa dimitir por teléfono o por correo electrónico, tómese el tiempo necesario para escribir una carta de dimisión que la empresa pueda conservar en sus archivos. Indica que te vas de la empresa y menciona tu último día de trabajo. Si te sientes cómodo, puedes decirles por qué te vas. Por ejemplo, puede que te traslades o que decidas volver a estudiar.

Relacionado: Relacionado: 3 pasos para escribir una carta de dimisión (con ejemplos y consejos)

Agradezca a su empleador

Dedica un tiempo a agradecer a tu empleador o director las oportunidades que te ha brindado durante tu estancia en su empresa. Aunque te vayas, apreciarán el gesto y se sentirán orgullosos de saber que su empresa ha tenido algún tipo de impacto en ti y en tu carrera.

Limpia tu ordenador

Sé cortés y elimina de tu ordenador todos tus archivos personales y los relacionados con el trabajo, incluidos los mensajes de correo electrónico. Puedes enviar o guardar tus archivos personales para ti, pero no dejes nada en el escritorio del ordenador. Además, asegúrate de guardar los datos de contacto de tus compañeros para poder seguir en contacto.

Ordenar tu puesto de trabajo

Además de limpiar y deshacerte de los archivos de tu ordenador, tómate tiempo para limpiar tu espacio de trabajo físico. Despeja tu escritorio de toda la basura y los envoltorios de comida. Revisa todos los cajones y despeja tu espacio de trabajo de todos tus objetos personales.

4. Obtener los detalles

Antes de dejar tu trabajo, asegúrate de saber qué prestaciones laborales recibirás y qué salario puedes esperar cuando te vayas. También debes preguntar sobre la continuidad de tu cobertura de seguro médico y sobre lo que ocurre con tu 401k.

Ofrezca su ayuda

Haz saber a tu jefe que estás dispuesto a ayudar en el proceso de transición. Por ejemplo, puedes ayudar a enseñar a los empleados que desempeñarán tus funciones en el ínterin o puedes formar a tu sustituto si llega antes de que dejes la empresa. Ofrecer tu ayuda demuestra que sigues preocupándote por la empresa a pesar de tu próxima marcha.

Pida una referencia

Antes de dejar la empresa, pregunta a tu jefe y a tus compañeros de trabajo si están dispuestos a darte referencias en el futuro. Asegúrate de tener sus datos de contacto para poder localizarlos cuando necesites una referencia. Tener una referencia positiva de tus compañeros o de tu jefe puede ayudarte en tu futura búsqueda de empleo.

Sé coherente y profesional

Facilita a todo el mundo la misma historia de por qué dejas la empresa. Sé sincero y evita caer en los chismes. Esto podría llamar la atención de tu jefe, dar una mala imagen de ti y reducir tus posibilidades de recibir una referencia positiva si la has pedido.

Devolver el equipo de la empresa

Si tienes un ordenador o un teléfono móvil de la empresa, devuélvelo a la empresa. Asegúrate de devolverlo en las mismas condiciones en que lo recibiste.

Lo que no hay que hacer al dimitir

Aunque la dimisión puede parecer un proceso sencillo, evitar ciertas acciones puede ayudarle a tener una salida más agradable. Saber lo que hay que evitar le permitirá mantener relaciones positivas con su empleador, su jefe y sus compañeros de trabajo. Evite las siguientes prácticas al renunciar a su puesto:

Evita presumir de tu nuevo trabajo

Aunque te sientas entusiasmado con tu nueva oportunidad laboral, evita pasar demasiado tiempo hablando de ella en tu actual lugar de trabajo. Está bien que compartas tu nuevo trabajo con tus compañeros, pero no presumas de ello ni les hagas sentir mal por seguir en la empresa.

No'tes de aviso hasta que tengas una fecha de inicio de tu nuevo trabajo

Espera a dar a tu empleador actual el preaviso de dos semanas hasta que sepas cuándo debes empezar tu nuevo trabajo. Acepte oficialmente su nueva oferta de trabajo y firme un contrato de trabajo antes de comunicar a su actual empleador o jefe que piensa dejar la empresa. Así evitarás tener que acudir de nuevo a tu jefe si tu nuevo empleador retrasa tu fecha de inicio.

No te vayas sin despedirte

Antes de irse, despídase de su equipo o de sus compañeros de trabajo. Hágales saber que se marcha para empezar un nuevo puesto, buscar otro empleo, jubilarse o hacer otra cosa. Puedes informarles por correo electrónico. Incluye tus datos de contacto para que tengan una forma de localizarte y mantenerse en contacto.

No sea negativo

Cuando hable de su salida con sus colegas, mantenga una actitud positiva. Haga hincapié en los beneficios y las oportunidades que le presentó la empresa. En general, váyase en buenos términos.

Te recomendamos

¿Qué es la gestión del talento? (Incluye procesos y estrategias para una gestión eficaz del talento)

6 Pasos para Estimar el Tiempo de las Tareas con Mayor Precisión

Cómo crear un esquema de presentación eficaz

¿Qué es el marketing con causa? Definición y cómo crear una campaña

Cómo escribir un correo electrónico de agradecimiento después de una entrevista en vídeo (con plantilla y ejemplos)

PREGUNTAS FRECUENTES: ¿Cómo ayudará un MBA a mi carrera?