Guía para las dinámicas de grupo

El trabajo en grupo depende de la interacción de varias personalidades, comportamientos y actitudes para cumplir con sus tareas. Esta teoría estudia cómo interactúan estos componentes. Al entender la dinámica de grupo, puedes ayudar a los proyectos o tareas de tu grupo.

En este artículo, exploramos las dinámicas de grupo, sus componentes y los diferentes tipos de grupos.

Relacionado: Guía para desarrollar equipos de alto rendimiento

¿Qué son las dinámicas de grupo?

La dinámica de grupo es el estudio de cómo los roles y los comportamientos interactúan y afectan a los grupos. En los grupos, los individuos asumen distintos roles y se comportan de forma diferente. Kurt Lewin, psicólogo social, utilizó por primera vez la expresión dinámica de grupo en la década de 1940. Lo ideal es que los miembros trabajen juntos como un equipo para alcanzar objetivos y tomar decisiones.

Relacionado: ¿Cuáles son los pros y los contras del trabajo en grupo?

¿Cómo funciona la dinámica de grupo?

Hay una serie de elementos que contribuyen a la dinámica de grupo, desde la estructura del grupo hasta componentes más específicos, como los roles y las normas establecidas. Cuando estos elementos funcionan eficazmente, permiten a los miembros del equipo generar confianza y trabajar juntos para alcanzar un objetivo o una decisión común. Además, tener roles establecidos dentro del equipo puede garantizar que todos rindan cuentas sobre el cumplimiento de sus responsabilidades. Su capacidad para colaborar puede depender de las distintas personalidades entre los miembros, algo que hay que tener en cuenta a la hora de desarrollar un equipo.

Otro factor esencial en la dinámica de grupo es el concepto de cohesión, que representa el vínculo y la unidad entre los miembros. Una mayor cohesión hace que las personas quieran permanecer en el grupo y facilita la realización de las tareas. Para ganar cohesión, el grupo debe establecer dónde se encuentran los intereses y valores comunes, junto con el acuerdo sobre sus objetivos y los procesos para alcanzarlos. Los grupos también pueden aumentar la cohesión cuando sus miembros pasan mucho tiempo juntos o tienen que competir contra otro equipo.

En un grupo con una dinámica negativa, los comportamientos de los miembros no interactúan bien entre sí. Estos conflictos pueden surgir si las personalidades de los individuos no están alineadas, por lo que hay que establecer normas de comportamiento para garantizar que todos actúen de forma adecuada y respetuosa. Otra causa de las dinámicas negativas es tener roles mal definidos— si las personas no entienden las expectativas, es más difícil completar las tareas o trabajar para alcanzar los objetivos.

Elementos de la dinámica de grupo

Los siguientes conceptos representan los elementos centrales que ayudan a crear una dinámica de grupo eficaz:

Desarrollo

A medida que desarrolle un equipo, debe comprender las diferentes etapas por las que pasa a medida que completa su objetivo. Puede observar los cambios de comportamiento o la forma en que los miembros interactúan dentro de cada etapa. Puede evaluar las acciones de los miembros durante estas etapas y hacer los ajustes necesarios para ayudar al grupo a completar su misión y convertirse en un equipo de alto rendimiento. Las etapas del desarrollo del equipo son

  • Formando: En esta etapa, los miembros se unen por primera vez como grupo y se conocen entre sí. También empiezan a discutir el propósito del grupo y cómo alcanzar los objetivos, además de establecer normas y expectativas para sus comportamientos y el rendimiento del trabajo.
  • La tormenta: En esta etapa se observan algunos desacuerdos a medida que los individuos comienzan a expresar sus diferencias o preocupaciones relacionadas con los procesos de trabajo o las responsabilidades. Algunos individuos empiezan a competir por las posiciones de liderazgo, lo que puede provocar conflictos de poder. El grupo debe superar estas preocupaciones para crear una dinámica positiva y funcionar con éxito.
  • El norming: En esta etapa, los miembros llegan a una decisión colectiva sobre las expectativas o normas del grupo y sobre cómo van a lograr su objetivo. El líder define las funciones y responsabilidades de cada miembro y crea un proceso que todos deben seguir. Aquí se empieza a ver la cohesión del grupo, lo que permite un propósito compartido y una dinámica más fuerte.
  • Realización: En esta etapa, los miembros tienen roles asignados y comienzan a realizar sus tareas necesarias. A medida que trabajan juntos, crean una cohesión que les permite colaborar, tomar decisiones y resolver los problemas que surjan. Si los aspectos de su objetivo cambian, determinan formas de ajustar sus procesos para garantizar que su trabajo se mantenga en el camino correcto y puedan cumplir sus metas.
  • Aplazamiento: Esta etapa se aplica a los grupos temporales que se disuelven una vez que logran su objetivo. Un grupo que ha establecido una dinámica de grupo positiva no sólo alcanza su objetivo, sino que los miembros se celebran mutuamente y celebran sus contribuciones como equipo y como individuos.

Relacionado: Etapas del desarrollo del equipo

Roles

Para crear una dinámica de grupo positiva, normalmente se necesitan roles definidos para garantizar que todos se mantengan en la tarea. En un entorno de trabajo, un líder asigna responsabilidades a los miembros del grupo. Sin embargo, los miembros pueden encontrarse desempeñando responsabilidades de forma natural mientras trabajan en un equipo, lo que suele denominarse roles emergentes. Los roles emergentes se clasifican en las siguientes categorías:

  • Roles de trabajo: Las personas que desempeñan estos papeles se centran en las tareas que ayudan al grupo a alcanzar sus objetivos. Por ejemplo, estos miembros ayudan a identificar los problemas o retos a los que se enfrenta el grupo y hacen sugerencias sobre los procedimientos o acciones que deben llevar a cabo para lograr sus tareas.
  • Roles de mantenimiento: Las personas que desempeñan estas funciones se centran en responsabilidades sociales o emocionales destinadas a ayudar a mantener la cohesión y la participación entre los miembros. Por ejemplo, estos miembros ayudan a resolver conflictos y animan a los compañeros de equipo.
  • Bloquear los roles: Las personas que desempeñan estos papeles realizan actividades que perturban al grupo. A veces estas actividades pueden perjudicar la dinámica del grupo, por ejemplo, si crean conflictos con otros miembros o dominan las conversaciones. Sin embargo, no todas estas acciones son malintencionadas—a veces un miembro se resiste a una idea para crear un debate en torno a ella o empujar a todos a reexaminarla desde otro ángulo.

Relacionado: Los 9 roles del equipo Belbin (con ejemplos)

Principios/normas

Una dinámica eficaz requiere que el grupo establezca un conjunto de principios o normas a seguir. Los principios definen los valores del grupo, mientras que las normas establecen los procesos de trabajo y los comportamientos aceptables. He aquí algunos ejemplos de categorías de normas de grupo:

  • Normas de apariencia: Estas normas determinan cómo se visten o se presentan los miembros del grupo. Pueden ser obligatorias si los empleados trabajan en un entorno con un código de vestimenta o uniforme específico.
  • Normas de rendimiento: Estas normas definen la cantidad de trabajo que deben aportar los miembros del grupo y los resultados esperados de su trabajo. Por ejemplo, los empleados de una empresa de medios de comunicación pueden tener que cumplir las expectativas de escribir y publicar un número específico de artículos cada semana.
  • Normas de asignación de recursos: Estas normas determinan la forma en que los líderes asignan los recursos o las recompensas. Por ejemplo, algunos miembros reciben acceso a programas informáticos específicos para realizar sus tareas definidas. El grupo también puede definir normas de recompensa, como que los empleados que realicen un determinado número de ventas en un mes recibirán una bonificación.
  • Normas de acuerdo social: Estas normas marcan las pautas de cómo los miembros del grupo interactúan o se comunican entre sí. Estas normas no afectan a la productividad del trabajo, pero pueden establecer reglas, como por ejemplo hablar con respeto a los demás.

Relacionado: Cómo elegir las normas del equipo (con ejemplos y consejos)

Tamaño

El tamaño de un grupo puede afectar al modo en que los miembros trabajan e interactúan entre sí. En un grupo pequeño, que suele estar formado por entre dos y diez personas, los miembros suelen encontrar más oportunidades de participación porque hay menos personas que se encargan de la carga de trabajo o de las discusiones. Con un número limitado de compañeros de equipo, los individuos también pueden encontrar más fácil construir relaciones entre ellos porque trabajan muy de cerca.

Un grupo grande está formado por más de 10 miembros, lo que significa que el trabajo puede repartirse entre más personas—aligerando potencialmente la carga de trabajo de los individuos&#x2011 o dividiéndola de forma más equitativa. Como no suelen trabajar tan estrechamente, los individuos forman a veces grupos más pequeños que representan relaciones estrechas dentro del grupo más grande.

Tipos de dinámicas de grupo

Los grupos pueden clasificarse en dos categorías generales: formales e informales. Mientras que los grupos formales se refieren a los grupos creados por una organización para cumplir sus objetivos, un grupo informal se forma de forma natural por sus miembros basándose en intereses o valores compartidos. Normalmente, los grupos formales tienen funciones predeterminadas y asignadas para sus miembros, mientras que los grupos informales no. Dentro de estas dos categorías, se encuentran tipos de grupos más específicos:

Comando:

Un grupo de mando es un tipo de grupo formal determinado por el organigrama de una empresa. Suele estar formado por los supervisores o gerentes y las personas que dependen de ellos. Por ejemplo, el director de comunicación de una organización y los especialistas en comunicación que trabajan a sus órdenes constituyen un ejemplo de grupo de mando.

Funcional

Un grupo funcional es un tipo de grupo formal creado para alcanzar los objetivos de la organización. Estos grupos no tienen un plazo específico para completar las metas y siguen siendo un grupo incluso después de alcanzar sus metas u objetivos. Los departamentos de una organización son ejemplos de grupos funcionales, como el departamento de marketing, el de contabilidad y el de recursos humanos. Cada miembro del grupo tiene una función específica y todos los miembros colaboran para alcanzar los objetivos de la organización relacionados con su departamento.

Tarea

Un grupo de trabajo es un tipo de grupo formal creado para lograr una tarea empresarial, a veces llamado grupo de trabajo. A diferencia de un grupo funcional, este grupo debe trabajar en conjunto para lograr objetivos relevantes para su tarea principal dentro de un marco de tiempo específico. Por ello, algunos de estos grupos se disuelven después de haber alcanzado su objetivo. Por ejemplo, una empresa puede formar un grupo de tareas para trabajar en el desarrollo y lanzamiento de un nuevo producto.

Amistad

Un grupo de amigos es un tipo de grupo informal creado por individuos que comparten intereses, creencias, valores y otras similitudes comunes, como su origen. Estos grupos no suelen realizar tareas relacionadas con la empresa, sino que participan en actividades conjuntas fuera del trabajo. Por ejemplo, un grupo de empleados dentro de un grupo de amistad que se reúne para cenar después del trabajo los viernes por la noche.

Interés

Un grupo de interés es un tipo de grupo informal en el que los miembros no trabajan necesariamente dentro de los mismos grupos empresariales formales, como los departamentos, pero tienen un interés común. Estos intereses son específicos del grupo y no siempre se alinean con los objetivos de la organización. Por ejemplo, un sindicato en una empresa representa un grupo de interés. Sus miembros pueden trabajar en diferentes departamentos, pero trabajan como grupo para mejorar las condiciones de su lugar de trabajo para los empleados.

Referencia

Un grupo de referencia es un tipo de grupo informal que representa un punto de referencia para otras personas o algo con lo que evaluarse. Estos grupos pueden influir en los comportamientos de las personas demostrando qué acciones o actitudes son adecuadas. La afiliación religiosa representa un tipo de grupo de referencia voluntario. En el lugar de trabajo, un departamento puede utilizar otro departamento—interno o externo—como grupo de referencia. Por ejemplo, un departamento de marketing puede evaluar su rendimiento comparándose con el departamento de marketing de una empresa de la competencia.