7 Tipos de Dirección Estratégica

Disponer de una estrategia bien desarrollada que describa la dirección de su empresa puede mejorar su eficacia, reducir su ansiedad y aumentar sus beneficios. Se puede crear una dirección estratégica más completa si se comprenden los diferentes tipos de dirección estratégica.

En este artículo, definimos la dirección estratégica, enumeramos los tipos de dirección estratégica y le proporcionamos los pasos para establecer una dirección estratégica.

¿Qué es la dirección estratégica?

La dirección estratégica de una organización determina la coherencia de su estrategia a lo largo del tiempo, lo que le permite alcanzar su visión y cumplir sus objetivos organizativos. Esto unifica las estrategias de una empresa y garantiza también su estabilidad futura. También determina los objetivos de la empresa y cómo pretende alcanzarlos, determina los recursos que necesita e identifica las formas en que debe operar para tener éxito. Tener una dirección estratégica es crucial para determinar lo que una organización quiere y cómo lo va a conseguir.

Tipos de dirección estratégica

Las empresas utilizan varios tipos de direcciones estratégicas para ayudar a alcanzar una gran variedad de objetivos. He aquí siete tipos de dirección estratégica:

Misión

Una misión establece el propósito de su empresa y explica por qué existe. Las empresas utilizan su misión como guía para alcanzar sus objetivos. Por ejemplo, si su empresa tiene la misión de proporcionar los vaqueros de mayor calidad en comparación con otras empresas del mercado, esto permite una mayor dirección estratégica a largo plazo que se centra en la calidad en lugar de centrarse en objetivos como el ahorro de costes.

Relacionado: Declaración de la visión de la empresa frente a la declaración de la misión (con ejemplos)

Cultura

La cultura de la empresa se refiere a las actitudes y comportamientos de los empleados dentro de una organización. Aunque es difícil cambiar la cultura de la empresa, la cultura en sí misma ayuda a dar forma a la dirección estratégica de una empresa. Por ejemplo, si una empresa tiene una cultura de servicio con respecto a los clientes de la empresa, puede mejorar fácilmente su servicio al cliente donde otras empresas no lo hacen.

Relacionado: Guía de la cultura empresarial

Visión

La visión de una empresa pone de relieve lo que la organización espera ser y lograr en el futuro. En última instancia, proporciona una dirección estratégica junto con la declaración de la misión de la empresa. Cuando una empresa tiene una visión concreta, puede utilizarla para modificar su plan de negocio actual y gastar de forma que se alinee mejor con su visión. Por ejemplo, si una empresa prevé una contaminación cero, puede utilizar esta visión para priorizar la planificación y los gastos actuales de la empresa. Vale la pena señalar que las empresas necesitan una visión específica para que sus empleados puedan determinar si, en última instancia, están ayudando a la empresa a avanzar.

Relacionado: Guía para la declaración de la visión

Valores

Los valores se refieren a las creencias fundamentales de una empresa. En otras palabras, se refieren a los principios de una empresa que están bien o mal. Los valores ayudan a guiar a su organización y a que los empleados trabajen mejor para alcanzar los objetivos comunes. Algunos ejemplos de valores empresariales comunes son la integridad, la equidad y la responsabilidad.

Como dirección estratégica, los valores de su empresa le ayudan a avanzar hacia la consecución de sus objetivos. Si tiene una empresa de tecnología, por ejemplo, puede crear un principio de sostenibilidad que establezca que planea obtener energía de una fuente sostenible y utilizarla de la forma más eficiente posible. Esencialmente, puede utilizar su visión para orientar las acciones de su empresa.

Relacionado: 83 Ejemplos de valores fundamentales para el lugar de trabajo

Ideología

Una ideología es una creencia que define el propósito de una empresa. Describe cómo quiere comportarse con sus empleados, con sus clientes y con su sector en general. La ideología proporciona una dirección estratégica mediante políticas coherentes y estables a lo largo del tiempo. Dado que forma parte de la visión de una empresa, puede utilizar la ideología para ayudar a su empresa a aspirar a lo que quiere que sea.

Principios

Los principios son directrices o reglas que dan una mayor orientación a la estrategia y la toma de decisiones en el futuro. Por ejemplo, si trabaja en una empresa de tecnología, puede tener el principio de que todos los datos deben estar codificados. Esto significa que no puede tener fallos de encriptación, lo que en última instancia proporciona una dirección estratégica para los futuros proyectos e iniciativas de la empresa.

Gran estrategia

Se trata de una estrategia a largo plazo que incluye todos los enfoques y herramientas que puedas encontrar. Incluso las estrategias actuales que parecen irracionales pueden tener más sentido cuando se considera la gran estrategia.

Por ejemplo, si un fabricante de coches eléctricos permite el libre uso de sus patentes a los fabricantes de la competencia, puede parecer irracional desde el punto de vista empresarial. Sin embargo, abrirlas a los competidores puede aumentar la tasa de adopción de estos vehículos y estaciones de carga. Esto puede hacer que los enfoques de la competencia, como los de los vehículos de hidrógeno, se impongan. En definitiva, una gran estrategia puede proporcionarle una dirección estratégica a lo largo del tiempo. También pone de relieve la optimización a largo plazo de una estrategia en lugar de centrarse en el corto plazo.

Cómo establecer una dirección estratégica

La dirección estratégica se centra en los planes y las acciones que hay que poner en marcha para avanzar hacia una visión del futuro de la organización. Para obtener el máximo valor de tener una dirección estratégica, es necesario analizar cada área y proceso de una organización. Utilice estos pasos para establecer una dirección estratégica:

  1. Considere su visión de la empresa. La importancia de una dirección estratégica implica su capacidad para considerar su propósito general. Piense en su visión de la empresa. Esencialmente, piense en la razón por la que desea que esta empresa exista.
  2. Reflexione sobre la misión de su empresa. Considere la misión de su empresa o cómo piensa hacer realidad su visión. Normalmente, una declaración de misión puede incluir información sobre los productos y servicios de una empresa.
  3. 7. Desarrollar un plan Identifique su dirección futura e incluya a sus interesados en el proceso. Puede involucrarlos de varias maneras, como reuniones o encuestas telefónicas.
  4. Establezca metas periódicas. Cree objetivos a corto, medio y largo plazo. Empiece por los objetivos a largo plazo que puedan ayudarle a alcanzar su misión y visión. A continuación, cree objetivos a medio plazo que abarquen unos cuantos años y, finalmente, establezca objetivos a corto plazo que le ayuden a separar su planificación a largo plazo en pasos más alcanzables.
  5. Establezca objetivos cuantificables. Cuando cree objetivos, tenga en cuenta la posibilidad de medirlos. Cuando tienes objetivos específicos y medibles, es más fácil ver lo que tienes que hacer para conseguirlos. Los objetivos cuantificables también permiten hacer un seguimiento del progreso y el éxito en cada etapa del proceso.