Guía definitiva de los dominios de aprendizaje de Bloom's

Según estas teorías, los profesores deben utilizar métodos que tengan en cuenta los puntos fuertes individuales de sus alumnos, ya que proporcionan los conocimientos necesarios para ello. Estas ideas han influido en el campo de la educación al fomentar un enfoque más integral del aprendizaje. En el ámbito profesional, los alumnos también pueden crecer académica y profesionalmente utilizando métodos educativos holísticos.

En este artículo, analizamos qué son los dominios del aprendizaje, por qué son importantes y las etapas de cada dominio que los estudiantes utilizan para procesar la información y desarrollar habilidades.

¿Qué son los dominios del aprendizaje?

En 1956, el psicólogo educativo Dr. Benjamine Bloom creó una secuencia de objetivos de aprendizaje conocidos como dominios de aprendizaje. Consisten en tres tipos de educación, cada uno de los cuales requiere un enfoque educativo distinto para lograr los resultados deseados. Cada dominio tiene varios atributos y objetivos que atraen a los alumnos mientras aprenden a resolver problemas, procesar información y desarrollar sus habilidades utilizando diferentes perspectivas. Esto hace que el aprendizaje sea más fácil y agradable.

Relacionado: Aprenda 5 estrategias de instrucción para el aprendizaje diferenciado

¿Por qué son importantes los ámbitos de aprendizaje?

Los dominios de aprendizaje son importantes porque enseñan a los estudiantes a pensar de forma crítica utilizando métodos que tienen más sentido para ellos y les ayudan a entender nuevos conceptos de una forma diferente. Estos dominios benefician a todos los alumnos, ya que les enseñan diversas formas de abordar nuevas ideas y conceptos. También dan a los profesores herramientas para adaptar la experiencia de aprendizaje a las necesidades específicas de cada alumno. Al asignar tareas teniendo en cuenta un dominio de aprendizaje, los profesores pueden ayudar a los alumnos a comprender y retener la información en función de cómo aprenden mejor.

Cada dominio del aprendizaje tiene beneficios que se extienden a situaciones del mundo real que los estudiantes pueden llevar a la carrera que elijan. Por ejemplo, un estudiante que destaca en el dominio psicomotor puede tener un buen rendimiento como arquitecto o cirujano. Los dominios se solapan a menudo, compartiendo factores que los estudiantes pueden encontrar útiles.

Relacionado: Relacionado: 8 tipos comunes de estilos de aprendizaje

Tipos de dominios de aprendizaje

Los investigadores educativos han seguido ampliando los dominios de aprendizaje y lo que abarcan desde la introducción del concepto por parte de Bloom. A continuación se presentan los tres dominios de aprendizaje y las áreas de desarrollo del alumno en las que influyen:

El ámbito cognitivo

El dominio cognitivo se centra en seis habilidades intelectuales que Bloom organizó basándose en la secuencia en la que los estudiantes las desarrollan. Este concepto se conoce como Taxonomía de Bloom. Para cada habilidad, Bloom se refiere a verbos activos que describen cómo los individuos aplican lo que han aprendido. La Taxonomía de Bloom original incluye las siguientes habilidades, desde las más básicas hasta las más complejas:

  • Conocimientos: Un individuo puede recordar o reconocer la información que ha aprendido. Los verbos de instrucción que representan este nivel fundamental del dominio cognitivo incluyen escribir, enumerar, etiquetar, nombrar y afirmar.

  • Comprensión: Un individuo puede comprender o interpretar la información basándose en algo que ha aprendido en el pasado. Los verbos instructivos incluyen explicar, resumir, describir e ilustrar.

  • Aplicación: Un individuo puede seleccionar y utilizar principios de datos para solucionar un problema de forma independiente. Los verbos de instrucción incluyen usar, resolver, demostrar y aplicar.

  • Análisis: Un individuo entiende las suposiciones de un enunciado o una pregunta y las utiliza para sacar conclusiones. Los verbos de instrucción incluyen comparar, contrastar y analizar.

  • Síntesis: Una persona puede combinar ideas para construir un nuevo concepto o plan. Los verbos de instrucción incluyen crear, diseñar, inventar y desarrollar.

  • Evaluación: Una persona puede hacer valoraciones basadas en criterios establecidos. Los verbos instructivos incluyen juzgar, criticar y justificar.

En 2001, un antiguo alumno y colega de Bloom revisó su taxonomía para reflejar su uso en los entornos escolares modernos. La mayoría de los elementos se mantuvieron igual, pero recibieron nuevos nombres. También cambiaron la posición de los dos últimos componentes. Esta es la versión más reciente del dominio cognitivo:

  • Recordar (antes conocimiento)
  • Entender (antes comprensión)
  • Aplicar (antes aplicación)
  • Analizar (antes análisis)
  • Crear (antes síntesis)
  • Evaluar (antes evaluación)

Relacionado: La importancia de la capacidad cognitiva en su carrera

El dominio afectivo

El dominio afectivo del aprendizaje representa las habilidades que fomentan las respuestas emocionales adecuadas. En este dominio, los individuos comprenden y desarrollan sus sentimientos, actitudes y valores. Al igual que el dominio cognitivo, Bloom ordenó las cinco áreas de respuesta emocional de simples a complejas:

  • Recepción: La recepción implica una conciencia pasiva de las emociones y los sentimientos, y un individuo debe tener éxito en este nivel para aprender en etapas posteriores. Por ejemplo, un individuo en esta etapa espera a hablar hasta que otra persona termine de hablar.

  • Respondiendo: Un individuo se involucra activamente en el proceso de aprendizaje al recibirlo y reaccionar ante él. Por ejemplo, un alumno participa en un debate en clase sobre un libro que ha leído.

  • Valorar: Un individuo valora un concepto cuando expresa su valor o lo que significa para él. Por ejemplo, un individuo puede escribir un artículo de opinión sobre un tema social que le interese mucho, discutiendo y defendiendo su postura.

  • Organizar: Un individuo desarrolla un sistema de valores ordenando sus valores o creencias por orden de prioridad. Por ejemplo, un estudiante que intenta pasar al cuadro de honor se da cuenta de que debe priorizar el estudio para un próximo examen antes que ir al cine con los amigos.

  • Caracterización: Un individuo actúa según los valores que ha desarrollado e interiorizado como filosofía personal. Por ejemplo, un estudiante que acepta que hacer trampas no es ético completa una tarea difícil de forma independiente, aunque un amigo se ofrezca a dejarle copiar sus respuestas.

Relacionado: Habilidades de inteligencia emocional que necesitas en el trabajo: Definición y ejemplos

El ámbito psicomotor

Bloom identificó el dominio de la psicomotricidad, y educadores como la Dra. Elizabeth Simpson ampliaron el concepto en la década de 1970. El dominio de la psicomotricidad se centra en las habilidades físicas, como el desarrollo de la coordinación mano-ojo y el uso de las habilidades motoras. Las habilidades psicomotoras ayudan a las personas a realizar tareas físicas en la vida diaria y en el trabajo. Las áreas de este dominio incluyen:

  • Percepción: Las personas utilizan señales sensoriales para guiar sus actividades motrices. Por ejemplo, un alumno puede escuchar la lección del profesor y escribir las notas correspondientes en un papel.

  • Conjunto: Las personas se sienten preparadas para actuar ante los retos y resolverlos. Por ejemplo, un estudiante que quiere mejorar su nota obtiene la motivación para estudiar para su próximo examen.

  • Respuesta guiada: Las personas comienzan a aprender habilidades complejas, a menudo a través de ensayo y error o siguiendo instrucciones. Por ejemplo, un estudiante aprende a construir un circuito sencillo viendo un vídeo instructivo.

  • Mecanismo: Los individuos desarrollan una competencia básica al realizar determinadas tareas, a menudo a través de la práctica. Por ejemplo, un estudiante de piano se siente seguro al tocar una canción asignada por su profesor tras semanas de práctica.

  • Respuesta compleja y abierta: Los individuos aprenden a realizar una tarea con una competencia avanzada. Por ejemplo, un estudiante de piano sabe tocar una canción sin necesidad de mirar las teclas.

  • Adaptación: Las personas han desarrollado sus habilidades y pueden cambiarlas para cumplir con requisitos específicos. Por ejemplo, un estudiante de cocina sabe cómo ajustar su receta para satisfacer restricciones dietéticas concretas.

  • Origen: Las personas aprenden a desarrollar una nueva habilidad utilizando los principios aprendidos mientras adquirían la habilidad original. Por ejemplo, un estudiante que ha tomado clases de ballet coreografía él mismo un baile para un recital.