Eficacia vs. Eficiencia: ¿Cuál es la diferencia?

¿Cuál es la palabra adecuada para utilizar en su contenido cuando las palabras se utilizan de forma eficaz y eficiente? Cuando las palabras tienen connotaciones idénticas, pueden utilizarse fuera de contexto. Aunque ambas palabras suelen significar «dar un resultado previsto o deseado», hay claras diferencias entre eficaz y eficiente.

En este artículo, exploramos esas diferencias y ofrecemos consejos sobre cómo ser más eficaz o eficiente.

¿Qué significa «eficaz»?

Un resultado o propósito efectivo se logra de forma adecuada o satisfactoria.

¿Qué significa «eficiente»?

«Eficiente» es un adjetivo que significa lograr un resultado de la mejor manera posible ahorrando tiempo y esfuerzo.

Eficacia frente a eficiencia

A la hora de utilizar las palabras «eficaz» y «eficiente», debe asegurarse de que se expresa de la manera más precisa. ¿Cuál es la mayor diferencia entre ambas? Si usted' está afirmando que un objetivo se cumplió de manera adecuada, usted' utilizaría la palabra «eficaz»

Pero, si quiere transmitir un logro que también ha ahorrado tiempo, dinero y esfuerzo, utilizará «eficiente.» Vea a continuación una lista de casos en los que utilizaría estos adjetivos concretos:

Cuándo utilizar la palabra «eficaz»;

  • Cuando algo produjo un resultado
  • Cumplir un objetivo establecido
  • Cuando se consiga algo

Ejemplos de uso de la palabra «eficaz»;

  • El método de Sally para fregar el suelo de la cocina resultó ser eficaz.
  • Utilizar un bolígrafo y un papel es una forma eficaz de llevar un diario sobre sus experiencias personales.
  • Gracias a su eficaz presentación, los interesados entienden mejor el funcionamiento del proceso.

Cuándo utilizar la palabra «eficiente»;

  • Cuando se enfatiza el cumplimiento de un resultado
  • Al centrarse en cómo se hizo algo de manera óptima
  • Al transmitir que una tarea o un objetivo ha superado las expectativas

Ejemplos de uso de la palabra «eficiente»

  • Gracias a su eficiencia, completó más de un día de trabajo en sólo cuatro horas.
  • La camarera trabajó con eficiencia para asegurarse de que los comensales recibieran su comida a tiempo.
  • Los hábitos de estudio eficientes de Jerry le ayudaron a memorizar el material de lectura y a salir antes de las vacaciones.

Como puede ver, mientras que algo eficaz produce resultados, algo eficiente hace eso y más. Produce resultados a la vez que subraya la falta de desperdicio en cuanto a tiempo, dinero y esfuerzo.

9 consejos para ser más eficaz

Ahora que entiende las diferencias entre los dos términos, está listo para conquistar su próxima hazaña— ser más eficaz en sus tareas diarias. Tanto si está en el trabajo como en casa, notará lo bien que se aplican estos consejos:

1. Dar prioridad a las tareas más importantes

Cuando se enfrenta a demasiadas cosas que hacer y no sabe qué hacer primero, es útil anotar al menos tres de las cosas que más tiempo consumen, son importantes o suponen un reto en su lista de tareas. Esta es una forma eficaz de cumplir los objetivos, ya que prioriza los que suelen causar más estrés. Saber que el grueso del trabajo está terminado ayuda a motivarte y crea un estado de ánimo positivo mientras trabajas en la realización del resto de tu carga de trabajo.

2. Evalúa tus resultados, no tu tiempo

Los resultados efectivos se obtienen cuando te centras en lo que hay que lograr, no en el cómo. Si sólo quieres tachar algo de la lista, no dediques demasiado tiempo y energía al proceso. Sólo presta atención a que se haga bien.

3. Esfuércese por mantener una actitud positiva

Intentar llevar a cabo algo cuando se está de mal humor no es la mejor manera de empezar un proyecto. Prepara el escenario para una actitud positiva pensando en las cosas que te hacen feliz. ¿Cómo mejorará tu vida el hecho de conseguir este logro una vez que hayas alcanzado el objetivo? Pensar en el resultado puede resultar beneficioso para ajustar tu estado de ánimo.

4. Comuníquese con eficacia

Si no estás seguro de cuál es la mejor manera de enfocar algo, hacer preguntas es un buen primer paso. Obtener más información te ayuda a aprender más sobre un tema o asunto que puede estar molestándote. Una comunicación sólida desempeña un papel fundamental en el éxito de la interacción entre dos personas, especialmente en un entorno de colaboración.

5. Forma una rutina consistente

Crear una rutina de la que puedas depender crea paz interior y claridad. Las rutinas son una forma eficaz de realizar cosas que sabes que necesitas hacer pero que a menudo se olvidan en la mezcla diaria.

6. Aproveche la automatización

Si ha incumplido sus plazos más de una vez y ha pagado cuantiosos recargos por demora, la automatización es una forma atractiva de simplificar su lista de tareas. Ahora es más fácil que nunca pagar las facturas, establecer recordatorios y programar citas. Aproveche al máximo la tecnología que tiene a su disposición, sobre todo porque suele ser gratuita.

7. Concéntrese en una tarea a la vez

Si se siente distraído, la mejor manera de concentrarse es dar prioridad a una tarea cada vez. No intentes hacer varias cosas a la vez, ya que esto puede comprometer tu eficacia. Cuando el cerebro salta de una tarea a otra, tarda más tiempo en realizar varias cosas en conjunto que si las hiciera individualmente.

8. Dejar las cosas en suspenso para trabajar rápidamente más tarde

A veces, procrastinar no es malo. Puede motivar a las personas a cumplir un objetivo cuando tienen menos tiempo para hacerlo. Las personas que se guían por los plazos saben cómo utilizar la procrastinación en su beneficio. No a todo el mundo le gusta esperar hasta el último minuto para completar una tarea, pero a menudo puede ser una gran manera de ser eficaz en las últimas horas antes de un evento.

9. Busque formas de reducir el estrés

Si el estrés está interfiriendo en la consecución de un objetivo, da un paso atrás y piensa en cómo puedes aliviar esa presión. Aliviar el estrés es diferente para cada persona. ¿Qué te gusta hacer para reducir tus niveles de estrés? Ya sea hacer ejercicio, dormir, meditar, pescar, pasear o jugar a videojuegos, esfuérzate por disminuir tu estrés para poder trabajar más eficazmente después.

10 consejos para ser más eficiente

Cuando quieras ir más allá, quizás establecer un nuevo récord personal, la eficiencia una parte importante del proceso. ¿Quieres hacer más en el mismo tiempo? Ser eficaz en la vida es un gran comienzo, pero para ser verdaderamente eficiente hay que sobresalir en la forma de completar la tarea u objetivo previsto. Aquí tienes algunas formas de ser más eficiente en tu vida diaria:

1. Crear una «lista de distracciones» durante el trabajo profundo

Tenga a mano un cuaderno y un bolígrafo para anotar esas ideas que le distraen y que le vienen a la mente cuando está en medio de una tarea complicada o un proyecto «profundo» que requiere una intensa concentración. Puedes pagar esa factura o llamar a tu amigo cuando te tomes un descanso más tarde.

2. Utilice la regla del 80/20

También llamado principio de Pareto, ya que esta regla fue descubierta por el economista Vilfredo Pareto, atenerse a la regla del 80/20 significa que debe dedicar la mayor parte de su tiempo a centrarse en el 20 por ciento más importante del trabajo, y buscar formas de reducir el 80 por ciento restante de su agenda para maximizar los resultados de sus esfuerzos iniciales.

3. Dividir las tareas en partes más pequeñas

No te comerías un sándwich entero de un solo bocado. Se necesitan muchos bocados, masticaciones y tragos para completar la tarea de comer un sándwich. Lo mismo ocurre cuando uno se enfrenta a un proyecto que puede abrumarle al instante. Dividir un trabajo grande en trozos más pequeños le ayudará a completarlo de forma eficiente.

4. Hacer pausas

Puede sonar contradictorio porque estás dejando de hacer todo lo que haces, pero hacer descansos permite que tu mente y tu cuerpo recuperen la energía que tenían cuando empezaste. Recargar no es aflojar. Estás prestando atención a tus necesidades para poder hacer un mejor trabajo al final.

5. Comunicar bien para eliminar la ambigüedad

A la hora de transmitir información a otra persona o grupo, incluya los detalles clave del evento o tema para garantizar una comunicación eficaz. De este modo, ahorrará tiempo y evitará confusiones posteriores. Ser claro en sus necesidades elimina preguntas adicionales más adelante.

6. Aprenda de sus éxitos y errores

Cuando tengas éxito en algo, tómate tiempo para analizar las razones por las que ha ido tan bien. Esto también se aplica a los errores. Siempre hay una lección que aprender, tanto en las experiencias positivas como en las negativas, y siempre vale la pena anotar lo que funcionó y lo que no, para poder repetir o revisar el enfoque la próxima vez.

7. Tener un plan B

Haz el trabajo mental por adelantado y prepara un plan de respaldo. Esto le ayudará a pasar a la siguiente fase para completar su objetivo, ya que sabrá exactamente qué hacer a continuación si su plan se tuerce.

8. Continúa tu formación

Durante el tiempo de inactividad, aproveche la oportunidad de aprender algo nuevo. La lectura de libros y la realización de cursos en línea son una forma estupenda de ampliar tus conocimientos generales y consolidar los que ya tienes.

9. Conviértete en un experto en decir «no»

No hay nada malo en establecer límites para poder mantener tu energía centrada en el cumplimiento de un objetivo. Cuando tienes menos cosas que hacer, tienes más tiempo para dedicar a un objetivo importante. Descubrirás que eres más productivo cuando dices «sí» menos.

10. Tiempo de las actividades

Tal y como suena, para ser eficiente en algo puedes probar a poner un temporizador para mantenerte concentrado en el tiempo. Cuando no eres consciente de los minutos que han pasado desde que empezaste un proyecto, puedes empezar a trabajar en otras cosas distraídamente y olvidar que tienes un trabajo importante que hacer.