Tipos de techos de precios (con ejemplos)

Los precios máximos evitan que los costes de los productos y servicios más demandados sean demasiado elevados. Los gobiernos suelen fijar límites máximos de precios para cosas esenciales, como el alquiler, con el fin de mantener los precios justos para los consumidores. Si trabaja en el ámbito de las finanzas o la economía, es importante entender y controlar los techos de precios y su relación con el mercado. En este artículo describiremos los distintos tipos de precios máximos y ejemplos reales de su funcionamiento.

¿Qué es un precio máximo?

Un techo de precios es el precio más alto que una empresa puede cobrar a los compradores por un producto o servicio. Los gobiernos fijan los precios máximos cuando consideran que el precio de equilibrio (oferta y demanda del mercado) de un artículo es injusto. Por ley, el vendedor no puede cobrar más que el importe máximo. Fijar un precio máximo que los vendedores pueden cobrar por algo garantiza que el mayor número posible de personas pueda seguir teniendo acceso a ello. Entre los productos o servicios a los que los gobiernos pueden poner topes de precios se encuentran:

  • Comida
  • Agua
  • Petróleo y gasolina
  • Servicios públicos
  • Seguros
  • Alquilar
  • Tabaco
  • Entradas para eventos
  • Tarifas de los taxis
  • Tipos de interés

Relacionado: ¿Qué es una estrategia de precios?

¿Cómo funciona un precio máximo?

Cuando un gobierno (el "regulador") decide fijar un techo de precios, suele seguir estos pasos y principios:

  1. El regulador establece un precio máximo que considera aceptable para un producto o servicio de gran demanda.
  2. El vendedor debe ofrecer su producto a un precio igual o inferior a esa cantidad.
  3. Al mismo tiempo, el regulador podría fijar un precio mínimo (el valor más bajo por el que un vendedor puede ofrecer un producto) para mantener los precios competitivos.
  4. Los reguladores revisan periódicamente el precio máximo para asegurarse de que sigue representando la oferta y la demanda del mercado. Por ejemplo, si el precio de equilibrio aumenta, la demanda podría empezar a superar la oferta, provocando una escasez del artículo. Los vendedores podrían experimentar pérdidas de beneficios y la calidad del producto podría disminuir.
  5. El regulador puede modificar el precio máximo según cambie la demanda de ese producto.

A veces, los gobiernos establecen límites de precios para un producto o servicio, como el agua embotellada, o para todos los productos o servicios de una categoría, como el alquiler de viviendas. En cualquier caso, su objetivo es evitar que los precios suban demasiado deprisa y prevenir el «price gouging» (fijar un precio tan alto que sea ilegal e injusto).

Relacionado: Oferta y demanda: Definición y funcionamiento

Tipos de precios máximos

El objetivo de los límites de precios es mantener la competitividad de los mercados y la equidad de precios. Los reguladores pueden establecer tres tipos de precios máximos:

Precio máximo fijo uniforme

Este es el tipo más sencillo de techo de precios. Los gobiernos establecen un precio fijo por artículo que se aplica a todas las ventas. Ese precio no cambia a menudo, por lo que se considera fijo.

Techo de cambio de precios

Con este tipo de tope, los gobiernos pueden establecer límites a la rapidez con que pueden aumentar los precios de un producto o servicio. Esto permite que la oferta y la demanda tengan un mayor efecto sobre el precio de ese artículo que con un techo de precio fijo. Los techos de variación de precios pueden ser

  • Aplicable a todo el mercado: Esto significa que nadie puede vender ese artículo a un precio superior a un determinado porcentaje del precio medio reciente del mercado. Por ejemplo, un vendedor no puede fijar el precio de su producto por encima del 7% del precio medio del mes anterior.
  • Específico para el vendedor: Esto significa que el regulador compara el precio por el que alguien está vendiendo algo actualmente con el precio por el que lo vendió en el pasado.
  • Específico de un comprador y un vendedor: Esto significa que el precio no puede superar lo acordado por el comprador y el vendedor (con el alquiler, por ejemplo). Sin embargo, si el vendedor llega a un nuevo acuerdo con un nuevo comprador, puede fijar un precio diferente.

Techo de beneficios

Los gobiernos pueden impedir que las empresas vendan un producto a un precio que' es una cantidad superior a lo que cuesta producir ese artículo. El objetivo es impedir que se obtengan beneficios desmesurados.

Relacionado: Una guía para el valor razonable

Ejemplos de precios máximos

Existen muchos ejemplos de precios máximos en el mundo que te rodea, desde la comida que compras hasta el alquiler que pagas. He aquí cinco ejemplos de precios máximos en la vida real:

Control del alquiler

Los gobiernos locales suelen limitar la cantidad que los propietarios o arrendadores pueden cobrar a los inquilinos o cuánto pueden aumentar el alquiler anualmente. El objetivo es mantener una vivienda asequible para quienes la necesitan. Ciudades populosas con gran demanda de vivienda, como San Francisco, llevan décadas fijando topes a los precios de los alquileres.

Por ejemplo, en la ciudad de Nueva York, los organismos reguladores fijan topes de precios, o importes máximos de alquiler, para cada vivienda en función de sus costes de mantenimiento y funcionamiento. El propietario puede aumentar su alquiler en un 7,5% cada dos años para cubrir los gastos hasta alcanzar ese límite. Los reguladores pueden reevaluar y actualizar los precios máximos de los alquileres cada dos años para tener en cuenta el aumento de los costes de funcionamiento.

Agua embotellada

En 2012, tras el paso del huracán Sandy por el noreste de Estados Unidos, Nueva York y Nueva Jersey establecieron topes de precios para productos básicos como el agua embotellada y la gasolina. De esta forma se evitó el abuso de precios y se permitió que la gente pudiera permitirse estos productos básicos en un momento difícil.

Del mismo modo, los ciudadanos de Nueva Orleans pidieron que se limitara el precio del agua embotellada cuando subió a más de 5 dólares el galón después del huracán Katrina. Sin embargo, el gobierno no lo fijó.

Viajes compartidos

Algunos gobiernos, como el de la India, han establecido límites a los precios que las empresas de transporte compartido pueden cobrar a los clientes en horas punta. Estos límites se establecieron en respuesta a las subidas de precios en las horas punta, que hacían que el uso de estos servicios fuera prohibitivo. El límite de precios también ayuda a los taxistas a competir con los servicios de transporte compartido.

Topes salariales

Industrias como la del deporte profesional establecen topes salariales para limitar la cantidad de dinero que un equipo puede pagar a sus jugadores. El objetivo es evitar que los equipos con más dinero consigan los mejores jugadores y dominen la liga. Este ejemplo de techo de precios en la vida real también ayuda a mantener los equipos' costos generales más bajos.

Comida

Muchos países han puesto topes a los precios de los productos alimenticios comunes para evitar que los costes suban tanto que sean inasequibles para algunos. En 2008, por ejemplo, el gobierno mexicano impuso controles de precios a más de 150 productos alimenticios básicos que se venden en ese país, como frijoles, jugos y aceites. Lo hizo porque los precios de los alimentos estaban subiendo tan rápidamente que la gente protestaba.

Te recomendamos

Estrategias de aprendizaje cooperativo: Definición, beneficios y consejos

¿Qué es un flujo de trabajo por correo electrónico? Definición, beneficios y ejemplos

Cómo protegen su salud mental cinco enfermeras durante el COVID-19

Plantilla de hoja de trabajo de productividad, ejemplo y consejos

Cómo escribir un correo electrónico de agradecimiento después de un evento exitoso

¿Qué es un director de proyectos de ingeniería? (Con lista de habilidades)