Cómo escribir una autoevaluación de director de proyecto (con ejemplo)

Los gestores de proyectos dirigen equipos de empleados para llevar a cabo grandes tareas que permiten a las empresas desarrollarse y crecer. A lo largo de su carrera, es importante que los gestores de proyectos reflexionen sobre su trabajo y sus habilidades para encontrar áreas en las que puedan mejorar. Si usted trabaja como gestor de proyectos y tiene que escribir una autoevaluación, es importante que sepa qué temas debe tratar y cómo presentar la información de forma eficaz.

En este artículo, analizamos qué es una autoevaluación, los beneficios de utilizarla y cómo escribir una autoevaluación como gestor de proyectos con un ejemplo para guiarle.

Relacionado: Relacionado: Aprenda a ser director de proyectos

¿Qué es una autoevaluación?

Las autoevaluaciones son herramientas que las empresas y los negocios utilizan para que los empleados califiquen su propio rendimiento y productividad. La mayoría de las veces, las empresas y organizaciones guían a los empleados a través de las autoevaluaciones mediante una serie de preguntas. Las preguntas suelen referirse a los objetivos del empleado, sus responsabilidades laborales y su rendimiento general desde el último periodo de evaluación. Sin embargo, algunas empresas también proporcionan autoevaluaciones en blanco que los empleados pueden utilizar para tratar los temas que consideren más importantes para su desarrollo y objetivos profesionales.

Beneficios de utilizar una autoevaluación

Las empresas y organizaciones pueden beneficiarse enormemente del uso de las autoevaluaciones. Algunos de esos beneficios pueden ser:

  • Desarrollo de los empleados: Las autoevaluaciones ayudan a los empleados a ver cómo se están desarrollando en la empresa u organización durante cada período de evaluación. Ver las áreas en las que sus habilidades necesitan más práctica puede ayudar a los individuos a crecer en sus funciones y carreras.
  • Objetivos profesionales: Cuando los empleados utilizan las autoevaluaciones, esto puede ayudarles a crear y comprender sus aspiraciones profesionales. Por ejemplo, si un empleado descubre que se le dan bien las tareas administrativas, puede decidir que quiere desempeñar funciones de dirección o supervisión.
  • Comentarios para los gestores: Las autoevaluaciones pueden ayudar a crear una comunicación abierta entre los directivos y los empleados, lo que puede proporcionar a los directivos una retroalimentación influyente para su propio rendimiento. Por ejemplo, si un directivo se da cuenta de que un empleado necesita un trabajo más exigente, puede hacer cambios en sus métodos de delegación.

Relacionado: Guía para mejorar la comunicación del equipo en el trabajo

Cómo escribir una autoevaluación como gestor de proyectos

A continuación, una lista de pasos sobre cómo escribir una autoevaluación como gestor de proyectos:

1. Discutir los objetivos anteriores

Al comenzar su autoevaluación, es beneficioso reflexionar primero sobre los principales objetivos que estableció durante su último período de evaluación. Empiece por enumerar cuál era el objetivo y, a continuación, escriba los pasos que dio para alcanzarlo. Por ejemplo, si el objetivo de un gestor de proyectos era aprender el software de ventas de la empresa, su evaluación podría ser la siguiente:

«Mi primer paso para mejorar mi conocimiento del software de ventas fue hablar con una colega que conoce bien el software. Me guió por sus principales funciones y por cómo interactuar con ellas. Después, cuando tenía tiempo durante la jornada laboral, seguí practicando con el software por mi cuenta»

Relacionado: Declaración de objetivos profesionales: Por qué son importantes + ejemplos

2. Describa cómo ha tenido éxito

Describir cómo ha tenido éxito y enumerar sus principales logros puede ayudar a los directivos y ejecutivos a conocer su valor para la empresa. Como gestor de proyectos, una de las formas más fáciles de hablar de su éxito es a través de los proyectos que ha realizado. Cuando escriba su autoevaluación, considere la posibilidad de describir su papel en esos encargos, cómo les ayudó su trabajo y los beneficios que obtuvo la empresa con su realización. También es útil mencionar cualquier proyecto o tarea en la que estés trabajando actualmente y su progreso o tiempo estimado de finalización.

3. Enumerar las principales ideas

Las percepciones son las revelaciones que ha tenido sobre su productividad, ética de trabajo o conjunto de habilidades. Cuando escriba su autoevaluación, es conveniente que informe a su jefe de cualquier idea que haya descubierto y de cómo ha afectado o mejorado su capacidad de trabajo. Por ejemplo, si te das cuenta de que eres capaz de delegar tareas con más facilidad después de hablar con el equipo de tu proyecto, cuéntale al director más sobre ello y cómo has utilizado esa información para aumentar la productividad y la eficiencia.

4. Hablar de cómo se ha mejorado

Esta sección de la evaluación es importante porque permite a los empleados demostrar que son conscientes de los puntos débiles que tienen y cómo los han superado desde su última evaluación. Demostrar a tu jefe que entiendes tus puntos débiles y cómo afectan a la empresa puede mostrarle tu deseo de mejorar y desarrollarte. Cuando menciones cómo has mejorado, haz una breve sinopsis de tus puntos débiles y de cómo te has dado cuenta de ellos. A continuación, indica a tu jefe las acciones o medidas que has tomado para reforzarlas o superarlas y mejorar tu trabajo.

Relacionado: Su guía para el desarrollo de los empleados

5. Discutir nuevos objetivos

El análisis de sus nuevos objetivos de desarrollo profesional le permite elegir nuevas áreas de su trabajo o rendimiento en las que trabajar antes de su próxima autoevaluación. A la hora de determinar cuál debe ser su objetivo, es útil mirar la sección anterior y ver si hay algún punto débil que todavía necesite mejorar. De lo contrario, también es útil desarrollar un objetivo utilizando las conversaciones previas que tuvo con su gerente.

Por ejemplo, si su jefe le ha sugerido recientemente que tiene que trabajar en las habilidades de comunicación de su equipo, considere la posibilidad de utilizarlo como su próximo objetivo profesional. Utilizar el consejo de su jefe para ayudarle a crear nuevos objetivos personales puede demostrarle que se toma en serio su orientación y que está dedicado al puesto.

Relacionado: Establecer objetivos para mejorar su carrera

6. Mencionar los valores

Mencionar los valores de la empresa y describir cómo los ha cumplido puede ayudar a demostrar a su empleador que puede ayudar a los clientes de la mejor manera posible y ser una poderosa representación de la empresa. Si la empresa tiene un conjunto específico de valores que enseñan a sus empleados, simplemente elija uno que crea que ha encarnado desde el último periodo de evaluación y comente cómo ha exhibido ese valor en su trabajo. Si no, utilice uno de sus propios valores fundamentales y describa por qué es importante para usted y cómo lo ha cumplido.

Relacionado: 210 ejemplos de valores empresariales fundamentales de los principales empleadores

Ejemplo de autoevaluación del gestor de proyectos

Este es un ejemplo de autoevaluación de un gestor de proyectos para ayudarle a escribir la suya:

*Objetivo pasado: Formar a los miembros del equipo y aumentar la productividad en un 12%*.

*Resultado: Desde mi última evaluación, hablé con cada uno de los miembros de mi equipo para ver si había ciertas habilidades que sentían que les faltaban o que querían desarrollar. Programé sesiones de formación con cada uno de ellos para hablar de sus puntos débiles y de cómo practicarlos y mejorarlos. Algunos miembros del equipo querían trabajar en la comunicación, mientras que otros querían ayuda para desarrollar sus estrategias de marketing. Después de las sesiones de capacitación, nuestra productividad aumentó un 14% en general*.

*Logros: En los últimos dos meses, he dirigido nuestro departamento y les he ayudado a completar más de cinco proyectos importantes para nuestra empresa. Este trimestre, hemos dedicado cada proyecto a aumentar el alcance de los clientes y a mejorar las cifras de ventas de la empresa. Junto con el equipo, ayudé a desarrollar estrategias y planes de acción para mejorar nuestra eficiencia y garantizar la obtención de resultados de alta calidad. Al final, conseguimos seis nuevos clientes y nuestras cifras de ventas aumentaron un 20%*.

*Insight: Durante este trimestre, me di cuenta de que no siempre comunico plenamente mis indicaciones cuando vi un exceso de correos electrónicos y conversaciones del equipo pidiéndome que aclarara cosas. Pregunté a algunos de mis empleados si mis indicaciones debían ser más explícitas, y me confirmaron mis sospechas. Así que, para ayudar a superar este reto, cada vez que daba instrucciones a un grupo grande, guardaba un poco de tiempo después para hacer preguntas con el fin de aclarar y explicar cualquier instrucción que pudiera haber sido confusa para ellos. Esto ayudó a reducir el número de correos electrónicos y conversaciones que recibí.*

*Desarrollos: Además de mejorar mi comunicación, también descubrí que algunos empleados no se sentían suficientemente desafiados con mis tácticas de delegación. Entregaban los proyectos y las tareas con rapidez, pero la calidad del trabajo no siempre era excelente, y el ambiente de trabajo a menudo parecía sin vida. Así que cambié mis métodos de delegación y di a los empleados nuevas tareas para que trabajaran. También les di un plazo ligeramente ampliado para que tuvieran tiempo suficiente para completar el proyecto, lo que creó un ambiente de trabajo dinámico y mejoró la calidad general de su trabajo*.

*Nuevos objetivos: Este próximo trimestre quiero escuchar más ideas de mi equipo. Últimamente hemos tenido un éxito extraordinario con los proyectos de nuestra empresa, pero creo que tenemos que ser más innovadores en la forma de ayudar al crecimiento del negocio. Una buena manera de lograrlo es escuchando las nuevas ideas de proyectos de nuestros empleados y ver cómo creen que podemos seguir desarrollando la empresa.*

*Valor: Nunca te olvides de tu equipo*.

*Cumplimiento: En estos últimos meses, he aprendido a escuchar a mi equipo de forma más eficiente y a entender cuándo había momentos en los que no era claro o les estaba decepcionando. Me sentí humilde al recordar que mi equipo es lo que me ayuda a mí y a la empresa a tener éxito. Escuché sus quejas o preocupaciones, e hice todo lo posible para mejorar y desarrollar para que todos pudiéramos trabajar como grupo de manera más eficaz.*