Ejemplos de comunicación no verbal en el trabajo

Muchas personas utilizan la comunicación no verbal a lo largo del día para expresar cómo se sienten y lo que piensan. Entender y comunicarse con los demás en el trabajo es un reto, pero interpretar el lenguaje corporal no verbal puede presentar retos únicos cuando se trabaja a distancia. Tanto si trabajas en persona como a distancia, es importante saber cómo comunicarte con tus compañeros, supervisores y entrevistadores utilizando gestos, el tono de voz u otras señales no verbales para que tu mensaje sea más efectivo.

En este artículo, explicamos ejemplos comunes de comunicación no verbal que pueden darse en el lugar de trabajo.

¿Qué es la comunicación no verbal?

La comunicación no verbal envía señales a los demás utilizando acciones en lugar de palabras. Puede incluir la comunicación mediante gestos con las manos, el contacto visual, el lenguaje corporal, la apariencia, las expresiones faciales y el tono de voz. La comunicación no verbal puede ser una de las formas más fuertes de comunicación entre compañeros de trabajo. Puede tener lugar en muchas situaciones laborales, como en reuniones, entrevistas o conversaciones casuales.

La comunicación no verbal es una forma de expresar pensamientos o emociones sin palabras. Las personas pueden expresar felicidad, compromiso, preocupación, gratitud y confianza respondiendo de forma no verbal.

Relacionado: Tipos de comunicación no verbal

Ejemplos de comunicación no verbal en el lugar de trabajo

Para ayudarle a ser más consciente de la comunicación no verbal en el lugar de trabajo, he aquí algunos ejemplos:

Mantener un contacto visual adecuado

Los colaboradores suelen sentirse valorados y apreciados si saben que se les escucha. Puede ayudarles a sentirse así manteniendo el contacto visual mientras hablan. Por ejemplo, si un compañero de trabajo le propone una idea para aumentar la colaboración en su departamento, demuestre que está escuchando activamente manteniendo el contacto visual y asintiendo con la cabeza.

Mantener la mirada en la persona con la que se está hablando en lugar de en el ordenador, el papeleo o el teléfono móvil le permite saber que está escuchando su opinión. Mantener el contacto visual mientras respondes a la persona también hace que la conversación sea atractiva, y encender la cámara en los chats de vídeo puede crear una relación respetuosa entre compañeros de trabajo.

Utilizar un tono de voz positivo

Aunque el acto de hablar forma parte de la comunicación verbal, la forma de hablar puede considerarse comunicación no verbal. Tanto si te comunicas en persona como si participas en una videoconferencia, ten siempre en cuenta tu tono de voz para que refleje tu mensaje. Mantener un tono positivo al hablar con un compañero de trabajo o un supervisor puede afectar a la energía de toda la conversación.

Por ejemplo, si un empleado está haciendo una presentación en la que propone un nuevo plan de compromiso con el cliente, un tono enérgico y positivo puede despertar el entusiasmo por el proyecto. Esto puede aumentar el nivel de interés de la alta dirección al notar que el empleado expresa entusiasmo y pasión por el proyecto.

Relacionado: Cómo comunicarse mejor con los compañeros de trabajo

Estar atento a la apariencia personal

La forma en que te presentas a ti mismo puede crear un impacto mayor de lo que las palabras podrían decir. La apariencia de tu lugar de trabajo, como por ejemplo, tener un aspecto limpio y preparado—incluso si estás en la comodidad de tu propia oficina en casa—o mantener un puesto de trabajo ordenado, puede transmitir tu confianza en ti mismo y causar una impresión positiva en los compañeros de trabajo. Por ejemplo, si espera hablar con un supervisor para pedir un aumento de sueldo o un ascenso, puede optar por vestirse con ropa de negocios para mostrar su dedicación al puesto y su profesionalidad en el lugar de trabajo.

De pie o sentado con una buena postura

La forma de estar de pie o de sentarse en el trabajo puede mostrar a menudo su actitud o atención hacia ciertas situaciones. Estar sentado o de pie puede mostrar que está involucrado en la conversación, a la vez que muestra una apariencia de confianza durante una entrevista. O, si está explicando una nueva idea a su supervisor y quiere comunicarse de forma eficaz, puede sentarse o ponerse de pie con los hombros hacia atrás para transmitir su confianza y por qué cree que su idea beneficiará a la empresa.

Expresar la amabilidad o la profesionalidad mediante el tacto adecuado

La comunicación a través del tacto ha evolucionado desde el lugar de trabajo anterior a COVID. Incluso sin protocolos de distanciamiento social, las personas siempre han variado su nivel de comodidad con el tacto. Desarrollar tu inteligencia cultural puede ser una habilidad útil para establecer relaciones en el lugar de trabajo.

Por ejemplo, en EE.UU., estrechar la mano de una persona con firmeza es una forma de mostrar respeto o que se está encantado de conocerla, mientras que en otras culturas podría malinterpretarse como una señal de agresión. Si lo considera oportuno, un ligero toque en el brazo o una palmadita en el hombro también puede ser una forma de mostrar su apoyo o ánimo sin expresarlo verbalmente.

Muestra expresiones faciales corteses

Cuando las personas se comunican con usted, suelen anticipar una respuesta no verbal observando sus expresiones faciales. Tenga en cuenta que, incluso durante una entrevista virtual, su rostro puede comunicar lo que siente o piensa sin necesidad de utilizar palabras. Sonreír, asentir con la cabeza y usar las cejas puede indicar una reacción positiva al mantener una conversación. Por ejemplo, si un compañero de trabajo te está contando sus recientes vacaciones, puedes sonreír y asentir con la cabeza mientras escuchas para demostrar que estás disfrutando de su historia.

Respetar el espacio personal

Durante las conversaciones individuales, puede acercarse a una persona en lugar de mantenerse alejado. Por ejemplo, si usted está sentado antes de una reunión con un grupo grande de personas y nota que un compañero de trabajo está interesado en hablar, puede levantarse y sentarse cerca de él. Esto demuestra que usted está interesado en mantener una conversación y quiere escucharlos con claridad. Intenta asegurarte de que dejas suficiente espacio para mantener un ambiente cómodo para ambos.

Usar los gestos de las manos para expresar un sentimiento

Los gestos o la posición de las manos durante las conversaciones pueden transmitir a los demás cómo te sientes. Si mueves las manos para crear expresión a lo largo de las historias, la gente puede involucrarse más en lo que dices.

Los gestos con las manos también pueden expresar amabilidad o aprecio, como saludar a alguien desde el otro lado de la habitación para saludarlo o darle un pulgar arriba para expresar un trabajo bien hecho después de una presentación.

Prestar atención al lenguaje corporal

El lenguaje corporal en general puede mostrar tus sentimientos durante una reunión o mientras mantienes una conversación. Mantener los brazos relajados a los lados mientras se habla expresa apertura y disposición a escuchar, mientras que cruzar los brazos por delante puede indicar a los demás que se está cerrado. También puede expresar cortesía y atención no distraída inclinándose hacia delante en su asiento.

Su lenguaje corporal también puede demostrar su grado de compromiso a lo largo de la conversación. Por ejemplo, si está viendo a un compañero de trabajo hacer una presentación y se sienta erguido con los brazos sobre la mesa, esto puede demostrar que está involucrado en su presentación. Estar encorvado en su asiento puede dar a entender que está desinteresado.

Relacionado: Relacionado: 5 formas de mejorar tu comunicación en la empresa y por qué es importante

¿Por qué es importante la comunicación no verbal?

Al interpretar con precisión las señales no verbales de tus compañeros de trabajo, puedes obtener una comprensión compartida de sus sentimientos, emociones y actitudes hacia determinadas situaciones. Su capacidad para comunicarse con un significado compartido puede fomentar la colaboración con los miembros del equipo, lo que puede impulsar la productividad, mejorar el compromiso y reforzar su competencia cultural.

Ser consciente de tus propias estrategias de comunicación también puede ayudarte a transmitir tus sentimientos sobre diversos temas o situaciones. También puede ayudarle a transmitir confianza cuando hable con los supervisores o a expresar empatía cuando escuche a un compañero de trabajo.

Relacionado: Habilidades de comunicación para el éxito profesional