Ejemplos y beneficios de la cultura corporativa

La cultura de la empresa tiene un impacto significativo en los objetivos empresariales y en la moral de los empleados. La cultura corporativa puede crecer de forma orgánica dentro de una organización o se pueden llevar a cabo acciones específicas para crear un entorno saludable en la empresa. En este artículo, analizamos qué es la cultura corporativa, cómo se desarrolla y cómo puede beneficiar a su empresa.

¿Qué es la cultura corporativa?

La cultura corporativa se refiere a las creencias, los valores y el comportamiento general de los empleados y la forma en que interactúan entre sí. También incluye la forma en que la dirección y los empleados interactúan con fuentes externas, como terceros proveedores o clientes. La cultura corporativa es a menudo un concepto vago que está implícito en lugar de estar expresamente definido. Se desarrolla orgánicamente a lo largo de un periodo de tiempo y todos los implicados aprenden y se adaptan a ella.

La cultura corporativa proporciona a las pequeñas empresas una forma de calibrar cómo interactúan los empleados entre sí, cómo celebran las victorias y cómo la dirección fomenta la innovación. Las culturas bien definidas atraen a profesionales con ideas afines que prosperarán en el tipo de entorno que se ha creado.

Relacionado: Relacionado: 7 maneras en que la cultura organizacional y el liderazgo están conectados

¿Por qué es tan importante la cultura corporativa?

La cultura corporativa es importante por la forma en que atiende a los individuos y a sus creencias y comportamientos. Los empleados prefieren trabajar para empresas cuya cultura corporativa se alinea con sus propias creencias. También hace que los empleados sean más felices y eficaces.

Las culturas corporativas tradicionales crean entornos con normas y códigos de vestimenta estrictos que promueven el alto rendimiento. Por el contrario, las culturas corporativas informales proporcionan un ambiente más relajado y agradable con menos reglas y suelen ser más propicias para la ideación creativa.

Relacionado: 10 características comunes de los empleados de la generación del milenio

¿Cómo se desarrolla la cultura empresarial?

La cultura corporativa puede desarrollarse de forma orgánica o mediante una estrategia consciente. Las culturas orgánicas se desarrollan con el tiempo con la cantidad adecuada de individuos con ideas afines dentro del mismo espacio de trabajo. Por ejemplo, los empleados suelen emular a sus jefes tanto en la vestimenta como en el comportamiento. Por otro lado, las culturas planificadas de antemano se derivan para alinearse con las metas y objetivos corporativos. Por ejemplo, una empresa moderna de tecnología o de juegos puede ofrecer un código de vestimenta informal e incluir servicios en la oficina como una sala de videojuegos y un gimnasio.

Crear la cultura que desea

La creación de una cultura que se alinee con sus preferencias personales empieza por explicar a los empleados cuáles son esas preferencias. Describa los comportamientos específicos que quiere fomentar como parte de su cultura corporativa. Y recuerde liderar a su equipo dando usted mismo un buen ejemplo de los valores de la empresa. Puede fomentar aún más la cultura empresarial recompensando determinados comportamientos y valores.

No hay una única forma correcta de crear una cultura corporativa. La cultura funciona mejor cuando se adapta de forma única a los equipos, sectores y entornos de trabajo individuales. Por ejemplo, crear un código de vestimenta relajado y un entorno divertido puede no funcionar para una institución bancaria.

También puedes colaborar con tus equipos para desarrollar una cultura corporativa. Pide a tus empleados su opinión y lo que valoran. Haz una lista de prioridades y directrices para que todos las sigan. A medida que la empresa crezca, programe reuniones frecuentes y recoja las opiniones de los empleados sobre las áreas de funcionamiento y comunicación.
Por último, promueva sus valores y creencias a través de sus esfuerzos de marketing. Deje que tanto los clientes como los empleados potenciales sepan quién es usted y qué defiende como organización.

Relacionado: 10 ideas para mejorar el compromiso de los empleados

¿Cómo afecta la cultura empresarial al rendimiento de los empleados?

Las culturas corporativas fuertes fomentan una mejor comunicación entre los empleados, lo que a su vez garantiza a su empresa una ventaja competitiva sobre la competencia. Los empleados se sienten valorados y capacitados dentro de una cultura fuerte, como si tuvieran más control sobre su trabajo. Incluso los trabajadores remotos suelen sentirse más valorados y alcanzan mayores niveles de rendimiento. Las culturas fuertes también dan a los empleados la oportunidad y el estímulo para crecer dentro de sus funciones. Los ascensos y la formación motivan a los empleados y se suman a la cultura corporativa general. En un entorno cómodo que desafía a los empleados a ser mejores, la organización en su conjunto alcanza y supera sus objetivos.

Relacionado con esto: 11 ideas de reconocimiento a los empleados que harán que se sientan valorados

Beneficios de una cultura corporativa

A continuación se enumeran algunos de los muchos beneficios de la cultura empresarial:

Retención de empleados

Las empresas que valoran a sus empleados y dan mucha importancia al desarrollo de la cultura corporativa experimentan una mayor moral en la oficina. Los empleados que tienen una opinión favorable de su entorno de trabajo son más propensos a permanecer fieles a la organización, lo que reduce en gran medida la rotación de personal. Esto, a su vez, reduce los costes de recursos humanos al requerir menos contrataciones y formación.

Reputación

Una cultura empresarial sana crea una reputación positiva entre los clientes, los empleados y el público en general. Además, atrae a profesionales con talento y de ideas afines. Una reputación de alta calidad permite a las empresas cobrar precios más altos por sus productos y servicios, lo que aumenta el valor global de la empresa. Incluso con precios más altos, los clientes pueden preferir trabajar con una empresa de mayor reputación.

Unidad de los empleados

Los empleados emulan el comportamiento de la dirección y los nuevos empleados se inspiran en los actuales para formarse una opinión sobre la cultura corporativa de un lugar de trabajo. Una vez que todas las partes adoptan estos comportamientos, se forma una cultura y se fortalecen los vínculos entre los empleados y la dirección. La unificación hace que los empleados se sientan miembros valiosos de un equipo. La cultura corporativa suele animar a los empleados a sentirse más involucrados en el éxito de la empresa en su conjunto, en lugar de centrarse sólo en sus propios logros.

Mejorar la toma de decisiones

Una cultura empresarial definida con una misión, visión y valores compartidos anima a los empleados a tomar mejores decisiones. En última instancia, se quedan con una impresión clara de quién es la empresa y qué representa, y esto puede ser una fuerza que guíe su toma de decisiones.

Te recomendamos

La importancia de la formación de los empleados: 11 beneficios

¿Qué es la investigación postdoctoral? (Con los requisitos de los becarios de investigación)

8 Consejos para llegar a tiempo al trabajo y a las reuniones

¿Qué es un modelo de retroalimentación? Beneficios y tipos comunes

Cómo protegen su salud mental cinco enfermeras durante el COVID-19

Responsabilidades sociales y ética: 8 buenas prácticas empresariales