¿Qué es la escasez en economía? Ejemplos y definiciones

La escasez es un término fundamental en economía y describe cómo la disponibilidad de suministros, materias primas o empleados es crucial para producir bienes y servicios y fijar su precio. Las catástrofes naturales, los hábitos de consumo, las relaciones internacionales y otros factores pueden influir en la escasez. Entender la escasez y cómo afecta a los negocios puede ayudarte a desarrollar tus capacidades profesionales para avanzar en tu carrera.

En este artículo, exploramos la definición de escasez en economía, explicamos cómo funciona y ofrecemos 12 ejemplos concretos de escasez en el mercado libre para ayudarte a entender mejor cómo afecta a la economía.

18 mejores puestos de trabajo en la carrera de Economía

¿Qué es la escasez en economía?

La escasez en economía es un término que describe los recursos finitos, o la percepción de recursos limitados, cuando no hay suficientes para satisfacer las necesidades y deseos humanos. También puede referirse a cómo las empresas deciden qué y cómo producir utilizando los recursos limitados y cómo determinan un precio de venta al público para el artículo en función de la demanda de compra.

La escasez se produce cuando la demanda de un recurso natural, producto o servicio supera la oferta. Suele implicar que el nivel actual de uso de un recurso natural es insostenible a largo plazo:

  • Recursos no renovables: Elementos naturales como el petróleo y los metales preciosos que no pueden reponerse una vez que se han agotado
  • Recursos renovables: Elementos naturales que se consumen más rápido que la capacidad de reposición, como el agua dulce, los peces y los árboles

Relacionado: ¿Qué es la escasez y por qué es importante?

¿Cómo funciona la escasez?

La escasez funciona en el mercado libre mediante la oferta y la demanda, que pueden hacer fluctuar el precio de un bien o servicio a lo largo del tiempo, cuando hay más o menos cantidad disponible.

Tomemos como ejemplo el petróleo. Este recurso limitado ve cómo su precio cambia constantemente. Cuando las reservas de petróleo se utilizan, la oferta disminuye. Si empieza a escasear, el precio suele aumentar drásticamente. Un precio extremadamente alto puede crear una menor demanda como respuesta y algunas empresas pueden buscar otras alternativas, entre ellas:

  • Otras fuentes de petróleo, como en la Antártida
  • Otras fuentes de energía, como los paneles solares, la batería o la electricidad
  • Reducción del uso de bienes y servicios, como equipos, coches y aviones

Los consumidores pueden no tener otra opción que comprar un artículo de mayor precio, como la gasolina en este ejemplo, o pueden buscar alternativas, como comprar un coche híbrido o eléctrico, una bicicleta o un cortacésped a pilas.

Relacionado: Oferta y demanda: Definición y funcionamiento

5. ¿Cuáles son las causas de la escasez?

Hay tres causas principales de escasez en la economía:

  • Escasez de demanda: Cuando hay una gran demanda de un recurso o producto, debido al aumento de la población o a los cambios en las preferencias
  • Escasez de oferta: 2. Cuando el suministro o el recurso sea escaso o esté agotado, debido a las condiciones meteorológicas, las catástrofes o el agotamiento de los recursos
  • Escasez estructural: Cuando hay una mala gestión o desigualdad en el acceso a las poblaciones, a menudo debido a la política o la ubicación

Otras causas de escasez son cuando no hay un recurso alternativo o cuando el daño a un recurso no puede arreglarse.

Relacionado: Entender cómo funcionan las economías de mercado

¿Cuáles son los ejemplos de escasez?

La escasez en economía puede darse en todos los sectores, países y recursos. He aquí 12 ejemplos:

Aterrizar

Puede haber escasez de tierra cuando hay una escasez de superficie para que las poblaciones puedan cultivar alimentos, criar ganado o desarrollar viviendas e infraestructuras. Por ejemplo, la desertificación de las masas de tierra en todo el mundo está provocando una disminución de las tierras útiles para la agricultura, y el agotamiento de los bosques está provocando una escasez de madera y materiales de construcción en algunos países, lo que provoca la reutilización de los suministros de los edificios demolidos.

Alojamiento

La vivienda puede escasear para determinadas poblaciones, regiones o naciones. Por ejemplo, el terreno en la ciudad de Nueva York es limitado y caro para su desarrollo. Cuantas más personas se trasladan a la ciudad, menos apartamentos u opciones de vivienda pueden estar disponibles, lo que a menudo puede conducir a precios de alquiler y compra más altos. La escasez de viviendas también puede producirse en épocas de desastres naturales, como incendios, huracanes y tornados.

Utilizar en exceso

El uso excesivo de la tierra, el agua y los animales puede crear una escasez del recurso. Por ejemplo, el exceso de caza, de agricultura o de pesca pueden crear escasez. Los derechos de propiedad y las protecciones medioambientales suelen establecer restricciones para evitar el uso excesivo de una masa de agua, una parcela de tierra, un bosque o un animal.

Tareas

Los recursos naturales como el oro, el petróleo, la plata y otros combustibles fósiles son naturalmente escasos. Cuando la demanda supera la oferta, estos recursos escasean y los precios pueden subir. Otras materias primas, como los diamantes, tienen un precio elevado debido a su limitada disponibilidad y al control de su mercado.

Agua

Con problemas medioambientales como el calentamiento global y los cambios en los patrones climáticos, algunas zonas del mundo son más secas de lo que eran antes, con menos ríos y acceso al agua, tanto para los humanos como para los animales. La escasez de agua también puede producirse por un mantenimiento inadecuado o deficiente de las infraestructuras, como las tuberías de suministro de agua de una ciudad, por ejemplo. El uso consciente del agua en actividades domésticas como ducharse, lavar los platos o regar las plantas puede ayudar a conservar el suministro de este recurso natural.

Trabajo

Puede haber escasez de mano de obra cuando no hay suficiente cantidad de un determinado conjunto de habilidades, como médicos, enfermeras, maestros, pilotos o ingenieros, por ejemplo. Históricamente, ha habido escasez de mano de obra durante y después de las guerras, debido a la pérdida de vidas y medios de subsistencia. Las poblaciones subeducadas y las huelgas laborales también pueden dar lugar a una escasez de mano de obra.

Sanidad

El sector sanitario experimenta escasez por el número limitado de camas de hospital y de personal sanitario, sobre todo cuando hay una crisis sanitaria o una lista de espera para determinadas operaciones y procedimientos. Los suministros médicos, las recetas y los medicamentos, como la vacuna anual contra la gripe, también son propensos a sufrir problemas de escasez.

Cuestiones de salud mundial

Las epidemias y pandemias, como la gripe aviar, la gripe porcina o la enfermedad de las vacas locas, pueden provocar una escasez de productos animales, de suministros alimentarios y de importaciones o exportaciones. En casos graves, también pueden provocar una escasez de personal médico para atender a los pacientes.

Escasez estacional

Las industrias que trabajan con producción estacional, como la construcción, sólo operan durante una parte del año, lo que puede afectar a la escasez de ciertos productos, suministros y servicios. Otra escasez estacional proviene de la demanda de los consumidores, como la compra de regalos navideños, por ejemplo. Esto puede crear escasez temporal de artículos de consumo populares.

La diplomacia internacional

Un embargo o un arancel sobre las importaciones de otro país puede provocar una escasez de los productos o recursos, junto con las disputas fronterizas, las tasas de inflación y las regulaciones gubernamentales o de organizaciones internacionales. Las leyes nacionales o los proyectos de ley también pueden crear un cambio en los hábitos de compra de los consumidores y la escasez de un producto, como la munición para armas de fuego, por ejemplo.

Clima y desastres naturales

El mal tiempo puede hacer que los agricultores tengan un bajo rendimiento, lo que puede provocar una escasez de alimentos para los animales y las personas. Los huracanes, tornados, inundaciones, tsunamis y otras catástrofes naturales también pueden afectar a los recursos naturales, las importaciones y exportaciones, los alimentos, la vivienda y los suministros. Además, los climas duros pueden experimentar retrasos en los envíos o entregas de bienes y servicios, provocando escasez temporal en las comunidades.

Vías fijas

La congestión en las carreteras puede crear retrasos en las entregas y, con la escasez de terrenos disponibles para construir nuevas carreteras o vías férreas en determinadas zonas, ciertas regiones o comunidades pueden experimentar una escasez recurrente.