10 ejemplos de estrategia empresarial (y por qué es importante tener una)

La estrategia empresarial puede ayudarle a alcanzar los objetivos de su empresa especificando los métodos y enfoques que debe adoptar. También orienta muchas de sus decisiones organizativas, como la contratación de nuevos trabajadores.

La creación de una estrategia empresarial que esté en consonancia con la visión que tiene para su empresa requiere tiempo y desarrollo.

En este artículo, analizaremos qué es una estrategia empresarial y por qué es importante, los componentes de una estrategia empresarial y 10 ejemplos de estrategias empresariales que le ayudarán a generar ideas para su propia empresa.

¿Quieres contratar? Publique un trabajo en Indeed.com.

¿Qué es una estrategia empresarial?

La estrategia empresarial de una compañía incluye los pasos que debe dar para alcanzar sus objetivos y metas. Una estrategia empresarial puede ayudar a orientar las decisiones de contratación y asignación de recursos al indicar lo que la empresa debe hacer para alcanzar sus objetivos. Trabajar en equipo es crucial para una estrategia empresarial, ya que las decisiones de los departamentos deben apoyar la dirección general de la empresa.

Relacionado: El proceso de gestión estratégica en 5 pasos

¿Por qué es importante una estrategia empresarial?

Hay varias razones por las que una estrategia empresarial es importante para las organizaciones, entre ellas:

  • Planificación: Una estrategia empresarial te ayuda a identificar los pasos clave que debes dar para alcanzar tus objetivos empresariales.
  • Puntos fuertes y débiles: El proceso de creación de una estrategia empresarial le permite identificar y evaluar los puntos fuertes y débiles de su empresa para poder crear una estrategia que optimice sus puntos fuertes y compense o elimine sus puntos débiles.
  • Eficiencia: Una estrategia empresarial le permite asignar eficazmente los recursos para sus actividades comerciales, lo que automáticamente le hace más eficiente. También le ayuda a planificar con antelación los plazos, asignar las funciones del trabajo y mantener el rumbo de los objetivos de su proyecto.
  • Control: La creación de una estrategia empresarial le proporciona un mayor control sobre la elección de los tipos de actividades que le ayudarán directamente a alcanzar sus objetivos, además de permitirle evaluar fácilmente si sus actividades le están acercando a sus objetivos.
  • Ventaja competitiva: Al identificar un plan claro sobre cómo alcanzar sus objetivos, puede centrarse en capitalizar sus puntos fuertes, utilizándolos como una ventaja competitiva que hace que su empresa sea única en el mercado.

Relacionado: Comprender los fundamentos del desarrollo de la estrategia

Componentes de una estrategia empresarial

Hay seis componentes clave de una estrategia empresarial. Entre ellos se encuentran:

1. Visión y objetivos empresariales

Una estrategia empresarial tiene por objeto ayudarle a alcanzar sus objetivos empresariales. Con una visión de la dirección del negocio, puede crear instrucciones claras en la estrategia empresarial sobre lo que hay que hacer y quién es responsable de completar cada paso.

2. Valores fundamentales

Una estrategia empresarial orienta a los ejecutivos de alto nivel, así como a los departamentos, sobre lo que debe y no debe hacerse, de acuerdo con los valores fundamentales de la organización. Ayuda a que todos estén en la misma página y con los mismos objetivos.

3. Análisis DAFO

DAFO significa puntos fuertes, puntos débiles, oportunidades y amenazas. Este análisis se incluye en toda estrategia empresarial, ya que permite a la empresa basarse en sus puntos fuertes y utilizarlos como ventaja. También hace que la empresa sea consciente de cualquier debilidad o amenaza.

4. Tácticas

Muchas estrategias empresariales articulan los detalles operativos de cómo debe hacerse el trabajo para maximizar la eficiencia. Los responsables de las tácticas entienden lo que hay que hacer, ahorrando tiempo y esfuerzo.

5. Plan de asignación de recursos

Una estrategia empresarial incluye dónde encontrará los recursos necesarios para completar el plan, cómo se asignarán los recursos y quién es responsable de hacerlo. En este sentido, podrá ver dónde necesita añadir más recursos para completar sus proyectos.

6. Medida

La estrategia empresarial también incluye una forma de hacer un seguimiento de los resultados de la empresa, evaluando su rendimiento en relación con los objetivos que se fijaron antes de lanzar la estrategia. Esto le ayuda a mantenerse en el camino de los plazos y objetivos, así como de las preocupaciones presupuestarias.

Relacionado: Guía definitiva para la planificación estratégica

10 ejemplos de estrategia empresarial

Aquí hay 10 ejemplos de grandes estrategias de negocio:

1. Vender más productos de forma cruzada

Algunas organizaciones se centran en la venta de productos adicionales al mismo cliente. La venta cruzada funciona bien para las empresas de suministros de oficina y los bancos, así como para los minoristas online. Al aumentar la cantidad de productos vendidos por cliente, se puede incrementar el tamaño medio del carrito. Incluso un pequeño aumento en el tamaño del carrito puede tener un impacto significativo en la rentabilidad, sin tener que gastar dinero para adquirir más clientes nuevos.

2. Producto o servicio más innovador

Muchas empresas, especialmente en el ámbito de la tecnología o la automoción, se distinguen por crear los productos más vanguardistas. Para utilizar esto como estrategia empresarial, tendrá que definir lo que «innovador» significará para su organización o cómo» es innovador.

3. Aumentar las ventas de nuevos productos

A algunas empresas les gusta invertir en investigación y desarrollo para innovar constantemente, incluso con sus productos más exitosos. Este tipo de estrategia implica la introducción de nuevos productos en el mercado y de productos actualizados que sean capaces de seguir las tendencias.

Relacionado: Cómo aumentar las ventas en una pequeña empresa

4. Mejorar el servicio al cliente

Esta puede ser una buena estrategia de negocio si su empresa ha tenido problemas para ofrecer un servicio de atención al cliente de calidad. Algunas empresas incluso se han forjado una sólida reputación por tener un servicio de atención al cliente excepcional. Por lo general, las empresas tienen un problema en un área específica, por lo que una estrategia empresarial centrada en la mejora del servicio al cliente suele tener objetivos centrados en aspectos como la asistencia en línea o un centro de llamadas más eficaz.

Relacionado: Habilidades de atención al cliente

5. Acaparar un mercado joven

Algunas grandes empresas están comprando o fusionando competidores para acaparar un mercado joven. Se trata de una estrategia habitual utilizada por las empresas de la lista Fortune 500 para obtener una ventaja en un mercado nuevo o de rápido crecimiento. La adquisición de una nueva empresa permite a una compañía más grande competir en un mercado en el que antes no tenía una presencia fuerte, a la vez que conserva a los usuarios del producto o servicio.

6. Diferenciación de productos

La diferenciación del producto es una estrategia empresarial común, especialmente para las empresas de empresa a consumidor (B2C). Pueden diferenciar sus productos destacando el hecho de que tienen una tecnología, unas características, un precio o un estilo superiores.

Relacionado: ¿Qué es el marketing de empresa a consumidor?

7. Estrategias de precios

En lo que respecta a los precios, las empresas pueden mantenerlos bajos para atraer a más clientes o dar a sus productos un valor aspiracional fijando un precio superior al que la mayoría de los clientes ordinarios podrían pagar. Si las empresas deciden mantener sus precios bajos, tendrán que vender un volumen mucho mayor de productos, ya que los márgenes de beneficio suelen ser muy bajos. Las empresas que optan por poner un precio a sus productos más allá del alcance de los clientes ordinarios, pueden mantener la exclusividad de su producto al tiempo que conservan un gran margen de beneficio por producto.

8. Ventaja tecnológica

Obteniendo una ventaja tecnológica, a menudo se pueden conseguir mejores ventas, una mayor productividad o incluso el dominio del mercado. Esto puede significar invertir en investigación y desarrollo, adquirir una empresa más pequeña para tener acceso a su tecnología o incluso adquirir empleados con habilidades únicas que den a la empresa una ventaja tecnológica.

9. Mejorar la retención de clientes

Por lo general, es mucho más fácil retener a un cliente que gastar dinero para atraer a uno nuevo, por lo que esta es una gran estrategia si ve oportunidades de mejora en la retención de clientes. Esta estrategia requiere que identifique tácticas y proyectos clave para retener a sus clientes.

Relacionado: 16 Estrategias de retención de clientes que funcionan

10. Sostenibilidad

Podría poner en marcha toda una estrategia empresarial destinada a aumentar la sostenibilidad de su negocio. Por ejemplo, el objetivo podría ser reducir los costes energéticos o disminuir la huella de la empresa implantando un programa de reciclaje.