Cómo establecer objetivos empresariales con ejemplos

La mejor dirección para que una organización centre sus esfuerzos colectivos es el tiempo y los recursos identificados. Mantener el éxito a largo plazo requiere la aplicación de objetivos empresariales estratégicos.

En este artículo, definimos qué son los objetivos empresariales y cómo crearlos de forma eficaz. A continuación, ofrecemos ejemplos para guiar la fijación de objetivos estratégicos.

¿Cuáles son los objetivos empresariales?

Los objetivos de una organización determinan hacia dónde quiere ir y a qué velocidad quiere llegar. A medida que se dispone de más información y recursos, el plan estratégico debe modificarse para reflejar estos cambios. Los objetivos empresariales son fundamentales porque permiten mejorar la organización y la posición en el mercado de forma sistemática.

Ejemplos de objetivos empresariales:

  • Ingresos y beneficios
  • Alcance público
  • Crecimiento
  • Productividad

Cómo crear objetivos empresariales

La facilidad del proceso de fijación de objetivos de su empresa depende de su tamaño y complejidad. Por ejemplo, para una pequeña empresa puede ser obvio que para generar más ingresos tiene que aumentar el número de clientes que conocen su negocio. En ese caso, se necesitan más esfuerzos de marketing. Para las empresas más grandes, estas oportunidades pueden no ser fácilmente evidentes. Muchos objetivos empresariales afectan a otros. Por ejemplo, un objetivo de aumentar el alcance del público se traducirá en más ingresos y beneficios.

He aquí 5 pasos para crear objetivos empresariales eficaces:

  1. Empieza con un análisis DAFO del negocio.
  2. Utilice su análisis para decidir la mejor dirección para su empresa.
  3. Establezca objetivos SMART.
  4. Haz un plan estratégico.
  5. Implementa y reevalúa tu plan.

1. Empezar con un análisis DAFO del negocio

Un análisis DAFO exhaustivo le ofrece una visión completa de su negocio. Identifica áreas únicas para la creación de marcas, mejoras y mitigación de incidentes. El tiempo que se tarda en realizar un análisis depende del tamaño de su organización.

Puntos fuertes

El primer paso en el análisis DAFO es identificar lo que su empresa hace bien. Los puntos fuertes son la ventaja competitiva, las habilidades colectivas de su personal, la satisfacción de los clientes, etc. Analice su mercado para determinar hasta qué punto satisface las necesidades de sus clientes objetivo. Asimismo, determine qué activos tiene que puedan suponer una ventaja competitiva, como los conocimientos o la investigación.

Puntos débiles

El siguiente paso en un análisis DAFO es identificar los puntos en los que su empresa no alcanza los niveles de éxito. Estos puntos débiles pueden ser la falta de experiencia en el mercado, los bajos índices de satisfacción de los clientes o la escasa liquidez. Identifique estos aspectos encuestando a su público objetivo e investigando a su competencia. Esto puede ayudarle a identificar diferentes perspectivas de su negocio que quizá desconozca.

Oportunidades

Las oportunidades son áreas para que su negocio prospere. Un ejemplo de oportunidad es la identificación de mercados desatendidos con poca competencia. Estas oportunidades se identifican comprendiendo el mercado en el que funciona, su oferta de productos y su público objetivo. Además, investigar cómo responden los clientes a sus competidores es una gran manera de identificar las áreas en las que se obtiene una ventaja.

Amenazas

Las amenazas son, en gran medida, fuerzas externas que están fuera de su control. Por ejemplo, las nuevas normativas, los cambios en los gustos de los clientes o los problemas en la cadena de suministro pueden suponer amenazas. Identificar estas amenazas puede ayudarle a evitarlas o a mitigar cualquier efecto perjudicial que presenten para su negocio.

Relacionado: Guía de análisis DAFO (con ejemplos)

2. Utiliza tu análisis para decidir la mejor dirección para tu negocio

Utiliza tu análisis DAFO para elegir una oportunidad que suponga el mayor rendimiento para tu empresa. Tanto si el retorno le ayuda a ahorrar dinero como a ganar más, utilícelo como una oportunidad para crear un objetivo estratégico en torno a él.

3. Establecer objetivos SMART

Una vez que hayas decidido el problema que quieres resolver o la oportunidad que quieres explotar, utiliza la estructura de fijación de objetivos SMART para crear metas alcanzables:

Específico

Los objetivos específicos le dan un enfoque a su plan estratégico. Un ejemplo de objetivo específico es mejorar la valoración de los clientes en un 25% o duplicar los ingresos actuales. Utilice su análisis DAFO para elegir un objetivo específico.

Medible

Los objetivos cuantificables le permiten hacer un seguimiento de su éxito. Proporcionan un número cuantificable a seguir que garantiza que está alcanzando los puntos de referencia de su plan estratégico. Esta cifra puede ser la valoración de los clientes, el número de personas a las que llega o los gastos de su empresa.

Actuable

Los objetivos accionables son objetivos que tienen pasos para su realización. Por ejemplo, conseguir que tu empresa aparezca en blogs y revistas populares o convertirse en el proveedor número uno de un servicio. Estos objetivos indican un plan de acción y pueden dividirse en partes más pequeñas y procesables. Un ejemplo de objetivo difícil de actuar es 'ser muy conocido.'

Relevante

Los objetivos relevantes son objetivos relacionados con la empresa y sus áreas de mejora. Los objetivos relevantes ayudan a las empresas a centrarse en su público y valores principales. Centran su atención en aquello en lo que su empresa es buena.

Basados en el tiempo

Su análisis le dirá cuál es el mejor plazo para alcanzarlo. Establecer un calendario aumenta la urgencia de tus objetivos. La fecha límite solidifica en la mente la idea de que un proyecto debe avanzar. También ayuda a establecer prioridades en el flujo de trabajo diario. Respetar los plazos ayuda a no sobrepasar el presupuesto y a pasar de un objetivo a otro, aumentando la productividad general de la empresa.

Relacionado: Objetivos inteligentes: Definición y ejemplos

4. Hacer un plan estratégico

Un plan estratégico responde a la pregunta «¿cómo vamos a llegar?» Después de haber identificado los puntos fuertes y las oportunidades de su empresa y de haberse tomado el tiempo de establecer los objetivos, cree un plan estratégico para alcanzarlos. Divida su objetivo en metas más pequeñas que sigan la estructura SMART.

Este tipo de gestión de proyectos le ayudará a cumplir un objetivo poco a poco dentro de los plazos que se haya fijado. Identifique los pasos que son más sensibles al tiempo e identifique los pasos para lograrlos. Utiliza tus puntos fuertes para crear una visión para tu negocio. Utilice esta visión como brújula para sus pasos de acción.

Relacionado: Guía definitiva para la planificación estratégica

5. Implementar y reevaluar

Una de las fases más importantes de la fijación de objetivos es la ejecución. La puesta en marcha de su plan le ayuda a identificar más a fondo cualquier fallo u oportunidad que pueda no ser fácilmente perceptible. A lo largo de la vida de su objetivo, evalúe lo que está funcionando mejor y reoriente sus esfuerzos según sea necesario. Puede ser necesario volver a realizar el análisis DAFO y el método de fijación de objetivos SMART.

Ejemplos de objetivos empresariales

Las empresas que establecen los objetivos adecuados pueden esperar razonablemente tener éxito en su campo de elección. Utiliza estos ejemplos de objetivos empresariales como guía para establecer los tuyos propios.

  • Aumentar los ingresos en un XY%.
  • Mejorar la valoración de los clientes en un X%.
  • 5. Ejecutar un lanzamiento de producto que sea bien recibido en el mercado a través de las críticas y las cifras de ventas.
  • Convertirse en líder del mercado al que sirve a través del porcentaje de cuota de mercado que posee.
  • Definir una oportunidad única de diferenciación en el mercado.
  • Reducir los costes en un X%.
  • Identificar X nuevas fuentes de ingresos.
  • Identificar una segunda oportunidad de producto.
  • Aumentar en un 50% los clientes que repiten.
  • Ganar un premio al mejor producto/empresa.
  • Identificar pistas de negocio más rentables.
  • Aumentar la duración de los clientes en el sitio web.
  • Aumentar las pistas generales.
  • Mejorar la productividad de los empleados en una cantidad X.