9 Ejemplos de requisitos no funcionales

Es importante que un producto funcione correctamente y tenga características distinguibles. Con los requisitos no funcionales, se puede construir un producto con propiedades únicas. Conocer ejemplos de requisitos no funcionales y cómo funcionan en una aplicación puede ayudarle a diseñar un sistema que satisfaga las necesidades de sus usuarios finales. En este artículo, definimos los requisitos no funcionales y exploramos las mejores prácticas para diseñar las propiedades del producto.

¿Qué es el desarrollo de software?

¿Qué es un requisito no funcional?

Un requisito no funcional es un atributo que dicta cómo funciona un sistema. Hace que las aplicaciones o el software funcionen de forma más eficiente e ilustra la calidad del sistema. Los requisitos no funcionales se diferencian de los funcionales en lo siguiente:

  • Obligatorias frente a no obligatorias: A diferencia de los requisitos funcionales, las características no funcionales no son obligatorias para que un sistema funcione. En cambio, estas características pueden ayudar a diferenciar una aplicación de otros productos del mercado.
  • Operaciones básicas frente a prestaciones adicionales: Los requisitos funcionales abarcan lo que hace un sistema, mientras que los requisitos no funcionales cubren cómo un sistema completa una tarea. Por ejemplo, el cometido funcional de una cámara es hacer fotos. El deber no funcional es tomar fotos con mayor enfoque y claridad.
  • Finalidad prevista frente a las expectativas del cliente: Mientras que los requisitos funcionales se centran en el propósito de una aplicación, los requisitos no funcionales se centran en las expectativas de los usuarios, como el rendimiento del producto.

Los 9 mejores ejemplos de requisitos no funcionales

He aquí nueve ejemplos de requisitos no funcionales y su importancia para las aplicaciones:

Velocidad

La velocidad determina la rapidez con la que una aplicación responde a los comandos. Por ejemplo, si se escribe una palabra en un motor de búsqueda, la velocidad del motor determina la rapidez con la que se reciben los resultados de la búsqueda. La velocidad también implica evaluar la capacidad de un sistema para gestionar una carga de trabajo creciente a medida que se utilizan diferentes aplicaciones al mismo tiempo. Por ejemplo, un usuario puede hacer fotos con una aplicación de fotografía mientras escucha música con una aplicación de audio. Se puede probar la velocidad de un dispositivo ejecutando varios programas simultáneamente y midiendo la rapidez con la que dan resultados.

Relacionado: 111 Tipos de pruebas en software

Seguridad

Para proteger los datos sensibles, puedes considerar el desarrollo de elementos de seguridad no funcionales. Por ejemplo, los profesionales de los centros sanitarios utilizan bases de datos seguras para almacenar los historiales médicos de los pacientes. La seguridad de sus bases de datos puede incluir cortafuegos para evitar el acceso no autorizado. Estos son ejemplos de medidas de seguridad típicas en los programas informáticos:

  • Creación de cuentas: Los sistemas pueden requerir que los usuarios creen cuentas para acceder a las aplicaciones que almacenan información y muestran perfiles. Un sistema de seguridad suele conceder acceso a las cuentas cuando los usuarios introducen el nombre de usuario y la contraseña correctos.

  • Generación de contraseñas: Una aplicación puede no conceder acceso hasta que el usuario cree una contraseña fuerte. Por ejemplo, una contraseña segura puede contener un determinado número de caracteres y una letra mayúscula.

  • Respuesta a las preguntas de seguridad: Un sistema de seguridad para un producto puede hacer preguntas cuya respuesta sólo conoce el usuario. Esto puede ayudar a verificar la identidad de un usuario cuando se conecta a una cuenta. Algunos ejemplos de preguntas de seguridad son el color de su primer coche o el nombre de soltera de su madre.

  • Bloqueo de cuentas: Después de un cierto número de intentos de inicio de sesión, un sistema de seguridad puede bloquear una cuenta para proteger la información del usuario de posibles piratas informáticos. Para desbloquear su cuenta, el usuario suele llamar a la empresa para verificar su identidad y establecer una nueva contraseña.

Relacionado: 16 empleos en ciberseguridad que debes considerar hoy

Portabilidad

La portabilidad se refiere a la eficacia de un sistema en un entorno en comparación con otro. Por ejemplo, un usuario puede comprar un nuevo modelo de teléfono móvil y descargar una aplicación móvil que tenía en su último dispositivo. Si la aplicación se ejecuta con la misma eficacia en el nuevo teléfono que en el anterior, entonces es altamente portable. Como desarrollador, puede diseñar sus aplicaciones para que funcionen correctamente en varios dispositivos para mejorar la portabilidad.

Compatibilidad

Los sistemas altamente compatibles suelen funcionar bien cuando se ejecutan otras aplicaciones en un dispositivo. La compatibilidad también permite que personas que tienen sistemas operativos diferentes puedan utilizar las mismas aplicaciones. Por ejemplo, una aplicación compatible para compartir fotos puede ofrecer las mismas funciones en un dispositivo iOS que en un dispositivo Android. Puedes determinar la compatibilidad de una aplicación concreta leyendo la descripción del producto, que puede incluir información sobre el sistema operativo.

Capacidad

La capacidad de un sistema se refiere a la cantidad de almacenamiento que ofrece. Al utilizar algunas aplicaciones, los usuarios pueden ajustar y guardar la configuración en función de sus preferencias. Por ejemplo, si se configura el teléfono móvil para que vibre al recibir llamadas, el dispositivo suele registrar el cambio de configuración. Cuando un dispositivo tiene una gran capacidad de almacenamiento, el usuario puede personalizar más ajustes o almacenar archivos grandes, como documentos o vídeos largos. Las etiquetas de los productos suelen expresar la capacidad en gigabytes o megabytes.

Fiabilidad

La tecnología que es altamente fiable funciona con la misma o similar eficacia después de un uso prolongado. He aquí tres formas de evaluar la fiabilidad de un dispositivo:

  • Porcentaje de probabilidad de fracaso: Puedes comprobar el porcentaje de probabilidad de fallo, o tasa de fallos, para determinar la fiabilidad de un sistema. Si el porcentaje es mayor, es probable que el sistema funcione con normalidad tras un uso considerable.
  • Número de fallos críticos: Considera la posibilidad de registrar la cantidad de fallos críticos que experimenta un sistema durante las pruebas para comprobar su fiabilidad. Si el número de fallos es bajo, significa que el sistema funciona correctamente.
  • Tiempo entre fallos críticos: Hacer un seguimiento del tiempo entre fallos críticos puede ayudarte a entender la fiabilidad de un sistema. Cuando los fallos críticos ocurren raramente, significa que un sistema funciona normalmente la mayor parte del tiempo.

Entorno

El entorno incluye factores externos que influyen en el rendimiento de su sistema. Por ejemplo, el clima húmedo y la exposición al agua pueden afectar a la velocidad o la fiabilidad de una aplicación. El entorno de una aplicación también puede incluir el horario en el que se ejecuta, como las 24 horas del día o sólo cuando el usuario la lanza.

Localización

Una aplicación localizada tiene características que se ajustan a la ubicación geográfica de sus usuarios, incluyendo aspectos como:

  • Idiomas
  • Divisas
  • Medidas, como las libras frente a los kilogramos
  • Zonas horarias

Usabilidad

La usabilidad se refiere a la capacidad de utilizar un producto concreto, incluyendo elementos como:

  • Navegación: Cuando una aplicación es usable, los usuarios pueden navegar fácilmente por su interfaz. Por ejemplo, si una persona navega por una interfaz de usuario (UI) eficaz para un servicio de streaming, puede entender cómo la aplicación organiza su contenido y saber dónde acceder a páginas como la configuración.
  • Propósito de las funciones: Con una alta usabilidad, los usuarios pueden determinar fácilmente qué es una función y qué puede hacer. Por ejemplo, pueden predecir que al tocar un botón con la imagen de una lupa se puede abrir una barra de búsqueda.
  • La calidad del rendimiento: Cuando un dispositivo tiene un buen rendimiento, significa que las características de un sistema están funcionando bien en base a lo que un desarrollador predijo. Por ejemplo, si la etiqueta de una aplicación afirma que puede mejorar la duración de la batería de un teléfono móvil, el usuario puede evaluar la duración de la batería a lo largo del tiempo para determinar si el producto ha funcionado como se esperaba.

Relacionado: ¿Qué es una interfaz de usuario? Definición, tipos y ejemplos

Formas de evaluar los requisitos no funcionales

Puede evaluar la calidad de sus requisitos no funcionales de las siguientes maneras:

  • Evaluar las expectativas de los usuarios. Piensa en el nivel de calidad que busca tu público objetivo. Por ejemplo, pueden esperar opciones de seguridad mejoradas o un rendimiento de alta velocidad. Satisfacer sus expectativas puede ayudar a mejorar la percepción pública del rendimiento de su aplicación.
  • Reconocer la demanda del mercado. Considere la posibilidad de realizar un estudio de mercado para determinar la demanda de requisitos específicos no funcionales y compararlos con lo que ya ofrecen sus competidores. Así podrá innovar en diseños que otras empresas aún no han lanzado, como las pantallas resistentes a las grietas.
  • Analiza el rendimiento. Pruebe cómo funcionan sus requisitos no funcionales para evaluar su calidad. Puedes reunir a un grupo de discusión para que te dé su opinión sobre la usabilidad o revisar el número de cierres para averiguar la rapidez con la que una aplicación puede superar los errores técnicos.

Relacionado: Entender las diferentes metodologías de pruebas de software

Mejores prácticas para los requisitos no funcionales

Puedes seguir estas prácticas para maximizar el rendimiento de los requisitos no funcionales:

Establezca unas expectativas claras

Unas expectativas claras para sus requisitos no funcionales pueden permitirle:

  • Identificar los problemas. Establecer objetivos cuantificables puede ayudarle a identificar problemas y probar posibles soluciones. Puede solucionar las características de su producto para conocer los puntos fuertes del sistema y descubrir en qué debe trabajar a continuación.
  • Ahorrar tiempo y recursos. Desarrollar una estrategia clara puede ayudarle a entender qué tareas deben priorizarse y a determinar cómo quiere que sea su producto final.
  • Comercialice su producto de forma eficaz. Después de poner a prueba sus requisitos no funcionales, puede conocer las capacidades y limitaciones de sus productos, lo que puede permitirle enfatizar las características de alto rendimiento en su estrategia de marketing.

Aplicar un formato coherente

Las aplicaciones con un formato coherente pueden ayudar a establecer su marca profesional. Por ejemplo, puede añadir una barra de búsqueda blanca en la parte superior de cada aplicación que produzca su empresa. Añadir una función consistente y distinta a cada uno de sus productos puede ayudar a la gente a identificar a su empresa como la creadora. Esto también puede animar a sus clientes a realizar compras y aumentar la fidelidad a la marca.

Cuantifique sus expectativas

Cuantificar cómo quiere que sean sus requisitos no funcionales puede ayudarle a evaluar sus éxitos. Por ejemplo, puede establecer que quiere que su aplicación funcione a una velocidad determinada. A continuación, puede probar la rapidez con la que se ejecuta e identificar cómo puede mejorar.

Priorizar la experiencia del usuario

A la hora de establecer normas de rendimiento para su producto, es importante tener en cuenta la perspectiva del usuario. Para ello, hay que encontrar una conexión entre el propósito de su producto y las expectativas del cliente. Por ejemplo, si sus clientes están interesados en un producto que mantenga la privacidad de sus mensajes y fotos, puede añadir características no funcionales que mejoren la seguridad de su aplicación.

Dependiendo de su público objetivo, puede dar prioridad a ciertos requisitos no funcionales sobre otros. Por ejemplo, si estás produciendo un dispositivo wearable para atletas, podrías tener en cuenta los factores ambientales que encuentran durante el entrenamiento, como la humedad y el calor.

Utilizar los productos existentes como guía

Si está desarrollando una aplicación similar a un producto ya existente en el mercado, considere la posibilidad de utilizar el producto existente como guía. Por ejemplo, si está diseñando una aplicación de edición de imágenes, puede evaluar las características de sistemas similares para determinar qué requisitos no funcionales aplicó el desarrollador. Después, puede intentar implementar esas características para que su aplicación funcione de forma más eficiente.

Ten en cuenta que ninguna de las empresas mencionadas en este artículo está afiliada a Indeed.

Te recomendamos

¿Qué es el procesamiento por lotes?

Kanban vs. Scrum: ¿Cuál es la diferencia?

Cómo encontrar el valor justo de mercado

13 Estrategias útiles de colaboración en equipo para el lugar de trabajo

Cómo Escribir un Guión de Ventas Ganador para tu Equipo (Con Ejemplo y Plantilla)

El coste indirecto en la construcción: Qué es y cómo racionalizarlo