15 Ejercicios de Brainstorming para generar ideas

El propósito de la lluvia de ideas es generar soluciones nuevas e imaginativas a los problemas que pueda encontrar en el trabajo. Es posible que se te ocurran enfoques aún mejores para realizar las tareas o abordar los problemas si realizas una lluvia de ideas y desafías tus propias soluciones. La lluvia de ideas puede ayudarte a identificar los ejercicios que mejor funcionarán con tu equipo.

En este artículo, hablamos de lo que son los ejercicios de brainstorming y compartimos 15 que puede considerar utilizar en su propia oficina.

Relacionado: 4 Actividades de liderazgo para potenciar a su equipo

¿Qué son los ejercicios de brainstorming?

Las actividades de brainstorming se utilizan para generar nuevas ideas. Los ejercicios de brainstorming tienen como objetivo ayudar a las personas a pensar en soluciones imaginativas a los problemas, haciéndoles pensar fuera de su forma habitual de pensar.

Relacionado: Cómo llevar a cabo una sesión de brainstorming eficaz

Quince ejercicios de brainstorming

Si buscas un ejercicio de lluvia de ideas para probarlo tú mismo o con tu equipo, aquí tienes 20 que puedes considerar:

1. Lluvia de ideas inversa

Normalmente, cuando la gente hace una lluvia de ideas, lo hace para encontrar soluciones a los problemas. Con este ejercicio de lluvia de ideas, las personas que participan realmente buscan formas de causar problemas. Observa el problema y empieza preguntándote qué medidas podrías tomar para causarlo. Una vez que hayan recopilado una lista de formas de causar problemas, pueden empezar a identificar formas de resolverlos.

2. La elaboración de mapas mentales

Con este ejercicio, estás mejorando el proceso de lluvia de ideas con una herramienta visual, un mapa mental. Para llevar a cabo este ejercicio de lluvia de ideas, se escribe el reto o el objetivo que se quiere abordar. A continuación, pides a los participantes en la sala que identifiquen cuestiones relacionadas, añadiéndolas al mapa para poder visualizar mejor las relaciones entre las ideas.

3. Análisis de los conductores

Cuando se realiza un análisis de controladores, se pregunta qué es lo que impulsa el problema que se quiere resolver. En otras palabras, si está experimentando una menor productividad, se preguntará a qué se debe. Si observa que la fidelidad de los clientes ha disminuido, pida a los participantes que hagan una lluvia de ideas sobre lo que está provocando esa disminución.

4. Relleno de huecos

Con este ejercicio de lluvia de ideas, empiezas con una afirmación sobre dónde estás actualmente y luego escribes una que apunte dónde te gustaría estar. A continuación, debes rellenar el hueco, identificando soluciones que te lleven desde donde estás hasta donde quieres estar. Trabaja con los participantes para encontrar una variedad de respuestas que puedan llenar la brecha y luego organízalas para crear un plan sobre cómo vas a lograr tu objetivo.

5. Cinco porqués

Se trata de un sencillo ejercicio de lluvia de ideas que se realiza formulando las preguntas «por qué» cinco o más veces hasta llegar a la causa última de un problema. Por ejemplo, puedes empezar este ejercicio preguntando por qué está ocurriendo el problema y luego continuar ese proceso hasta que llegues a la causa última, que luego puedes tratar de resolver.

6. Análisis DAFO

Un análisis DAFO es una solución eficaz para identificar sus puntos fuertes, débiles, oportunidades y amenazas. Al comprender plenamente tus verdaderos puntos fuertes y tus principales debilidades, puedes identificar nuevas formas de superar esas debilidades y aprovechar tus principales oportunidades.

7. Lluvia de estrellas

Este es otro enfoque visual de la lluvia de ideas, en el que se crea una estrella con seis puntos y se escribe la oportunidad o el reto en el centro. En cada uno de los seis puntos, se escribe quién, qué, dónde, cuándo, por qué y cómo. A continuación, puedes generar preguntas utilizando estas palabras clave. Por ejemplo, puedes preguntar quiénes son tus mejores clientes y qué problema intentan resolver.

8. Escritura cerebral colaborativa

Con este ejercicio, se escribe la principal preocupación o pregunta que se aborda en un papel grande y se coloca en la pared para su equipo. A continuación, puedes dar a tu equipo una semana para que escriba sus ideas en el papel. Al final de la semana, elabore una lista con todas las soluciones posibles e identifique la mejor solución.

Relacionado: Cómo demostrar la colaboración en el trabajo

9. Hacer una red de inteligencia

Este ejercicio es similar al de la redacción colaborativa de ideas anterior, salvo que se realiza a través de Internet. Con este ejercicio de lluvia de ideas, tienes un sistema en línea que permite a las personas de tu equipo enviar sus ideas para resolver un problema de forma privada. Una vez que todos hayan terminado de aportar ideas, todo el equipo puede reunirse para discutir las ideas que el grupo ha generado. Este enfoque funciona bien con equipos remotos, aunque la discusión al final es importante para que tenga éxito.

10. Lluvia de ideas individual

Aunque el brainstorming con los miembros de un equipo suele ser el método más eficaz para generar soluciones a los problemas, el brainstorming individual ha demostrado ser también eficaz, ya que se tiene la libertad de ser lo más creativo posible. Aunque no tendrás la experiencia más amplia de un grupo en la que basarte, también puedes sentirte cómodo escribiendo cualquier idea que se te ocurra.

11. Escribir en un papel

Este proceso de redacción de resbalones implica que las personas escriban sus ideas en fichas. A continuación, esas ideas se presentan de forma anónima y se comparten con todo el grupo, que puede añadir nuevas ideas o modificar las presentadas. Las fichas también pueden presentarse directamente al equipo directivo, que puede revisarlas e identificar las mejores opciones.

12. Asalto a los roles

Pide a las personas que participen en la sesión de brainstorming contigo que se pongan en el lugar de la persona cuya experiencia se relaciona con tu objetivo. Por ejemplo, analice una situación desde la perspectiva de sus clientes. Pregúntese por qué podría estar insatisfecho con una situación si estuviera en su lugar. A continuación, pregúntese en qué situación se sentiría usted, si fuera un cliente, mejor con el resultado o la experiencia. Esto puede ayudarte a encontrar soluciones creativas a los problemas cotidianos que experimentas.

13. 13. Pensamiento inverso

Es similar al role storming, salvo que en esta situación te preguntas qué haría otra persona si estuviera en tu situación. Luego te preguntas cuál sería el enfoque opuesto. ¿Funcionaría el enfoque opuesto? Esto puede ayudarte a explorar si el enfoque común funcionaría realmente o si hay otras opciones, posiblemente mejores.

14. Lluvia de ideas en escalera

Reúne a un equipo de personas para discutir un reto al que te enfrentas. Una vez que comparta el reto con el grupo, envíe a todas las personas de la sala, excepto a dos, a realizar una lluvia de ideas para encontrar soluciones de forma independiente. Da a los dos miembros del equipo que queden tiempo para hacer una lluvia de ideas sobre posibles soluciones al reto.

A continuación, haz que una persona del grupo original vuelva a la sala para compartir sus ideas antes de escuchar las de los dos primeros. A continuación, pueden dedicar unos minutos a debatir la acumulación de ideas y su viabilidad antes de que traigas a otra persona del grupo original. Repite este proceso hasta que todos vuelvan a la sala y tengan la oportunidad de compartir sus ideas.

15. Lluvia de ideas

Este es un gran ejercicio de lluvia de ideas para animar a todos los miembros de tu equipo a hablar y compartir sus ideas. Con este ejercicio, se recorre el grupo y se comparten las ideas de una en una. Todos deben compartir una idea y los demás deben esperar hasta que se hayan compartido todas las ideas antes de poder sugerir una idea propia o criticar o añadir algo a las ideas de los demás.