¿Por qué es importante la empatía en el trabajo? (Y pasos para mejorar la suya)

La empatía en el lugar de trabajo es una de las habilidades laborales más valiosas, ya que permite a los empleados conectar mejor con sus compañeros y clientes. Ser empático puede ayudarte a mejorar la comunicación con los demás y a establecer relaciones saludables, lo que contribuye a crear un entorno de trabajo positivo.

En este artículo, definimos la empatía, por qué es importante y cómo ser más empático en el trabajo.

¿Qué es la empatía?

Tener empatía puede ayudarte a ser más comprensivo y compasivo con los demás, así como a ampliar tu perspectiva. La empatía es la capacidad de comprender las sensaciones y experiencias de otra persona.

Esto también le permite comprender mejor que sus acciones repercuten en otras personas, lo que puede dar lugar a conversaciones más productivas, especialmente cuando se interactúa con personas con diferentes orígenes y perspectivas.

¿Por qué es importante la empatía en el trabajo?

Cada persona tiene sus propios valores, conocimientos culturales, antecedentes y perspectivas que la hacen única. Puedes utilizar tu capacidad para empatizar y comprender a los demás cuando trabajes en este tipo de equipos. He aquí otras ventajas de ser empático en el trabajo:

  1. Mejora la comunicación
  2. Fortalece las relaciones laborales
  3. Potencia el pensamiento creativo
  4. Aumenta las ventas y las oportunidades de inversión
  5. 2. Mejora el servicio al cliente
  6. Influye en las entrevistas de trabajo

1. Mejora la comunicación

Cuando se practica la empatía, se puede adaptar mejor el estilo de comunicación a la persona o grupo con el que se interactúa. Puedes ajustar tu tono de voz o tu lenguaje corporal para que se adapte mejor a la conversación, por ejemplo, si estás haciendo una presentación o hablando con un supervisor.

2. Fortalece las relaciones de trabajo

Puedes convertirte en un mejor miembro del equipo y colaborador cuando utilizas la empatía. Intente comprender los antecedentes y las perspectivas de sus compañeros de trabajo para crear una buena relación y fomentar la confianza. Considere la posibilidad de utilizar la escucha activa y las palabras de aliento cuando sus compañeros de trabajo compartan sus ideas.

Relacionado: Habilidades de trabajo en equipo: Definición y ejemplos

3. Impulsa el pensamiento creativo

Cuando usas la empatía en el trabajo, también puedes desarrollar soluciones más creativas. Como equipo, su empresa puede pedirle que tenga en cuenta la perspectiva de su público’o las necesidades más importantes de sus clientes objetivo. Utilizar la empatía puede ayudarle a usted y a los miembros de su equipo a ponerse en el lugar del cliente’y a pensar en las estrategias que más le gustarían en esa situación.

Entender un producto o servicio desde el punto de vista del destinatario puede ayudarle a identificar retos u oportunidades en los que no había pensado antes y estar más dispuesto a experimentar con nuevas soluciones.

4. Aumenta las oportunidades de venta e inversión

La empatía en el lugar de trabajo puede ayudarle a comprender mejor la motivación de sus interlocutores actuales y futuros, como clientes, consumidores e inversores.

Los inversores pueden tener diferentes motivaciones para elegir empresas, por lo que puede practicar la empatía investigando a sus posibles inversores. Descubre su trayectoria profesional para identificar cualquier similitud que podáis compartir. Durante la conversación, apela a sus conocimientos y experiencias que probablemente influyan en sus decisiones.

Puedes aplicar las mismas tácticas de investigación y métodos de discusión a la hora de conseguir contratos con nuevos clientes o de actualizar los antiguos con los actuales. Investiga para descubrir lo que es importante para ellos, de modo que puedas apelar a sus necesidades en tu discurso. Identifique los posibles retos a los que su empresa puede enfrentarse y a los que su empresa puede aportar soluciones.

5. Mejora el servicio al cliente

Tener empatía puede mejorar tus habilidades de servicio al cliente porque puedes anticiparte a sus deseos y necesidades. Cuando un cliente llama por un problema, puede estar frustrado y quiere que le escuches. Al dejar que te cuenten todos los detalles antes de responder, puedes demostrarles que valoras lo que tienen que decir. Los clientes y compañeros de trabajo que se sienten valorados son más propensos a estar abiertos a tus sugerencias.

6. Impacto en las entrevistas de trabajo

Cuando tienes una entrevista con un posible empleador, éste busca al candidato adecuado que se ajuste a sus necesidades específicas de contratación. Si bien puede leer el listado de trabajo para entender lo que implica el rol, también puede escucharlos cuando discuten por qué necesitan cubrir el puesto y qué expectativas tienen para el candidato que seleccionan.

Por ejemplo, pueden afirmar lo difícil que ha sido no tener una recepcionista durante los últimos meses. Podría decir que entiende la necesidad de que alguien responda a las llamadas telefónicas y reciba a las visitas y, a continuación, describir su experiencia en la realización de esas tareas y la eficacia con la que lo hizo.

Esta estrategia es sólo un pequeño gesto de empatía que demuestra su comprensión del valor del puesto, especialmente para este empleador, y puede aumentar sus posibilidades de conseguir el puesto.

Cómo ser más empático

Hay varias maneras de mejorar tus habilidades empáticas en el lugar de trabajo. Utilice estos pasos para desarrollar su empatía en el trabajo:

1. Escuche activamente

Puedes practicar la empatía a través de la escucha activa, que consiste en escuchar a un interlocutor para entender su pregunta o petición antes de pensar en una respuesta. Esta estrategia te permite centrarte únicamente en las necesidades del interlocutor para comprender plenamente sus sentimientos y su perspectiva.

Relacionado: Habilidades de escucha activa: Definición y ejemplos

2. Personaliza tu comunicación

Cuando conozca a su público específico, podrá empezar a considerar la mejor manera de comunicarse con él. Por ejemplo, puede cambiar el vocabulario y las palabras que utiliza en función de la experiencia de su cliente o colega. Por ejemplo, puede utilizar más términos del sector cuando hable con un colega, pero utilizar palabras más sencillas y universales cuando se dirija a un cliente. Si puede, puede incluso hablar un idioma diferente cuando interactúe con compañeros de trabajo o clientes cuya lengua materna sea diferente a la suya.

Relacionado: Los componentes de una comunicación eficaz en el lugar de trabajo

3. Ofrecer ayuda

La empatía también puede ayudarle a comprender y abordar los retos de sus compañeros de trabajo, como una mayor carga de trabajo o un asunto personal. Puede practicar la empatía ofreciéndose a ayudar en lo que pueda. Este gesto puede mostrar a los miembros de su equipo que usted se dedica a garantizar el éxito del equipo y les ayudará a alcanzar los objetivos del mismo.

4. Considere una perspectiva diferente

Si tu equipo se enfrenta a un conflicto interpersonal, utiliza las discusiones de forma productiva e intenta ver la situación desde otros puntos de vista. Una vez que entiendas sus sentimientos, podrás responder mejor. Si tienes alguna confusión sobre sus problemas en un tema, puedes hacer preguntas aclaratorias. Aclarar tu perspectiva puede ayudarles a relacionarse mejor contigo.

Relacionado: Mapa de empatía: Cómo meterse en la cabeza de su cliente

5. Hacer preguntas

La empatía consiste en tratar de entender una perspectiva diferente y, a menudo, no es tan fácil como tratar de imaginar lo que están sintiendo. Hacer a tu compañero de trabajo o cliente varias preguntas sobre sus necesidades, sentimientos y perspectivas puede ayudarte a entender mejor cómo ayudarles,

Por ejemplo, si un cliente le pide que busque un producto específico que su empresa ya no ofrece, puede preguntarle para qué lo necesita. Esta información puede ayudarle a comprender mejor su posición y a pensar en otros productos que puedan satisfacer sus necesidades específicas.

6. Validar sus sentimientos

Aunque no entienda del todo ni esté de acuerdo con el punto de vista de otra persona, puede practicar la empatía asegurándose de que sabe que sus sentimientos son importantes. Escuche atentamente a su compañero de trabajo o a su cliente y explíquele que entiende por qué es un problema y que está dispuesto a ayudarle. Usted practica la empatía al reconocer lo que están experimentando, lo que puede tener un impacto positivo en la conversación.

Relacionado: Cómo ser empático en el trabajo