Cómo aportar positividad a un entorno de trabajo negativo

El entorno de trabajo puede influir en cómo se siente uno en su trabajo. Si trabaja en un entorno negativo, puede buscar algunas ideas para aportar positividad a su lugar de trabajo. La creación de un entorno de trabajo más positivo puede mejorar su felicidad, aumentar su productividad e impulsar la moral del equipo.

En este artículo, analizamos qué es un entorno de trabajo negativo, compartimos ideas para ayudarte a aumentar la positividad entre tus compañeros de trabajo y enumeramos consejos para ayudarte a lidiar con situaciones laborales difíciles.

¿Qué es un entorno de trabajo negativo?

Un entorno de trabajo negativo puede presentarse de diferentes maneras, pero el comportamiento poco profesional y las relaciones tensas suelen caracterizarlo. Los entornos de trabajo difíciles pueden ser el resultado de una comunicación ineficaz y pueden conducir a una alta rotación de los empleados. Si esto le suena a su lugar de trabajo, puede ser útil recordar que los entornos laborales pueden cambiar con el tiempo en función de los empleados y la dirección, y que hay formas de hacer que su entorno profesional sea más agradable.

Relacionado: 9 Consejos para ser positivo en el trabajo

Cómo aportar positividad a un entorno laboral negativo

Estos son algunos consejos para aportar positividad a un entorno laboral negativo:

1. Busque compañeros de trabajo positivos

Las personas con las que te rodeas en el trabajo tienen un impacto significativo en tus emociones y en cómo percibes tu lugar de trabajo. Busque compañeros de trabajo que mantengan una actitud positiva, se centren en su trabajo y ofrezcan soluciones cuando surjan desafíos. Pueden ser profesionales amables o que simplemente te hagan reír.

Pasar más tiempo con estos compañeros de trabajo puede ayudarle a ver las cosas buenas de su entorno laboral que de otro modo podría pasar por alto. También puede crear un sistema de apoyo desarrollando amistades con compañeros de trabajo que comparten los mismos valores que usted.

2. Controla tus pensamientos

Cuando pienses en una experiencia desafiante o desagradable en el trabajo, tómate un momento para considerar por qué te centras en este evento. Evalúa cuáles son tus sentimientos, reflexiona sobre lo que los ha provocado y determina qué acciones puedes emprender para superar el reto.

Desarrollar la conciencia de uno mismo suele ser el primer paso para convertirse en una persona más positiva, porque le permite analizar su respuesta emocional a una situación. Recuerda que tú tienes el control de la forma en que eliges responder a cada desafío. Al ser más consciente de ti mismo, puedes determinar si una situación requiere realmente tu atención y reconocer el poder que tienes para crear un cambio positivo. Estos son algunos consejos que te ayudarán a desarrollar tu autoconciencia:

  • Practica la atención plena (mindfulness) prestando atención a tu entorno.
  • Evalúe sus capacidades para determinar qué medidas puede tomar razonablemente.
  • Pida entrenamiento o capacitación a alguien de confianza.
  • Anota tus pensamientos para ayudarte a comprender mejor el alcance de una situación.

Relacionado: Pensamiento positivo en el trabajo: Beneficios y consejos

3. Comparta su punto de vista

Si reconoces que uno de tus compañeros de trabajo está contribuyendo a crear un ambiente laboral negativo, compartir tu observación de forma comprensiva y sin juzgarlo puede ayudar a animarlo a realizar cambios de comportamiento positivos. Tenga en cuenta que su compañero de trabajo puede no ser consciente del efecto que sus acciones tienen en el lugar de trabajo.

Hazles saber cómo pueden percibir los demás su comportamiento y pregúntales si éste es el mensaje que intentan transmitir. Es posible que reconozcan rápidamente que este comportamiento no se ajusta a la forma en que quieren influir en la organización. A veces, tener una perspectiva externa puede aportar contexto y claridad, así que pregúntales si se sienten cómodos recibiendo tus comentarios en el futuro para ayudarles a contribuir al lugar de trabajo de una forma más positiva.

Relacionado: Cómo levantar la moral baja en el trabajo

  1. Centrarse en las oportunidades

Una forma de superar las situaciones difíciles en el lugar de trabajo es centrarse en las oportunidades potenciales. Si un compañero de trabajo se acerca a ti con un problema, intenta que la conversación sea productiva preguntándole qué ha hecho hasta ahora para resolver el problema. También puedes incitarle a pensar en nuevas oportunidades haciéndole preguntas centradas en un resultado positivo.

Por ejemplo, si un compañero de trabajo le dice que le está costando mucho completar todos los proyectos que le pide un cliente sin ampliar sus horas semanales, podría reconocer que al cliente le debe gustar trabajar con él para seguir pidiéndole ayuda. Puedes sugerir que se organice una reunión con el cliente para hablar de su contrato actual y de la posibilidad de aumentar sus horas semanales. Esta podría ser una excelente oportunidad para traer nuevos negocios y hacer crecer tu equipo.

5. Realizar pequeños actos de bondad

Realizar pequeños actos de amabilidad es una excelente manera de difundir la positividad en el lugar de trabajo. Incluso un gesto tan sencillo como sonreír y dar los buenos días a tus compañeros de trabajo puede ayudarte a establecer la buena voluntad y a establecer el tono para una experiencia laboral más positiva. Aquí tienes otros ejemplos de actos amables:

  • Cómo sorprender a tu equipo con un café
  • Llegar a un compañero de trabajo para preguntarle si necesita ayuda
  • Dejar una nota de agradecimiento en la mesa de un colega

6. Intentar comprender

Tomarse el tiempo para entender cómo se desarrolló una situación desafiante puede ayudarle a producir soluciones más efectivas. Construye relaciones positivas y honestas con tus compañeros de trabajo mostrándoles empatía, haciéndoles preguntas y escuchándoles activamente. A continuación, repite partes de lo que te digan para que tus compañeros se sientan comprendidos. Esto puede ayudarte a encontrar un terreno común y fomentar el trabajo en equipo.

7. Destaque las victorias

Dedicar tiempo a demostrar a tus compañeros de trabajo que los aprecias puede ser beneficioso. Reconozca a los miembros del equipo que hacen un trabajo excelente. Por ejemplo, si uno de tus compañeros de trabajo firma un nuevo cliente, celébralo compartiendo esta información con el resto de tu equipo. Felicite a sus compañeros de trabajo cuando completen con éxito un proyecto y agradézcales cuando le ofrezcan ayuda. El simple hecho de hacerles saber que te fijas en su trabajo puede hacerles sentir como miembros valiosos del equipo.

Relacionado: La importancia de la retroalimentación positiva y cómo entregarla a los demás

8. Suponga que la intención es positiva

Haga lo posible por asumir que sus compañeros tienen buenas intenciones y pida aclaraciones cuando sea necesario. Por ejemplo, si recibes un breve correo electrónico de un compañero que te pide que le pongas al día sobre un proyecto en el que estás trabajando, asume la intención positiva reconociendo que su correo electrónico puede ser breve porque está ocupado. Responda dándole una actualización del proyecto. Al asumir una intención positiva, puedes desarrollar relaciones más sólidas con tus compañeros de trabajo y mejorar la comunicación.

9. Practicar la resolución de problemas sin culpa

Estar orientado a las soluciones puede aumentar la productividad, elevar la moral y animar a los miembros del equipo a ser sinceros cuando se enfrentan a un reto. En lugar de intentar determinar quién tiene la culpa, céntrate en las acciones que puedes emprender para resolver el problema.

Por ejemplo, si un equipo que diriges te dice que les cuesta comunicarse con un cliente que rara vez responde a sus correos electrónicos, puedes sugerirles que llamen al cliente. Su equipo puede descubrir que, aunque su cliente no responde regularmente a los correos electrónicos, sí lo hace a los mensajes de texto.

Centrarse en las soluciones puede mejorar la perspectiva de sus compañeros de trabajo, animarles a trabajar juntos y proporcionarles las herramientas que necesitan para tener éxito.

Relacionado: Pasos efectivos para la resolución de problemas en el trabajo

10. Dedica tiempo a ti mismo

Dedicar tiempo a uno mismo puede ayudarle a mantener un comportamiento más positivo en el lugar de trabajo. Considere la posibilidad de dar un paseo por la tarde, meditar durante unos minutos entre reuniones o escuchar su podcast favorito durante la pausa del almuerzo. Al relajarse, puede sentirse más preparado para afrontar el resto de la jornada laboral. También puede ayudar a mejorar su estado de ánimo, lo que puede tener un impacto positivo en los estados de ánimo de los miembros de su equipo.

Relacionado: Cómo lograr un equilibrio saludable entre la vida laboral y la personal

Consejos para hacer frente a un ambiente de trabajo negativo

He aquí algunos consejos adicionales para ayudarle a superar un entorno de trabajo difícil:

Practicar ejercicios de respiración

Practicar ejercicios de respiración puede ayudarte a sentirte más tranquilo, y puedes incorporarlos a tu rutina de trabajo. Tómate un momento para cerrar los ojos y respirar por la nariz mientras cuentas hasta cuatro. Mantenga la respiración durante un momento y luego exhale lentamente mientras cuenta hasta cuatro de nuevo. Repite este ejercicio cuando sea necesario para aumentar tu concentración y aliviar el estrés.

Recompénsese a sí mismo

Celebre sus propios éxitos recompensándose a sí mismo cuando complete un proyecto o una tarea difícil. Regálese su café favorito, cómprese flores o simplemente permítase disfrutar de una tarde de relax en casa.

Haga una lista de agradecimientos:

Hacer una lista de agradecimiento puede ayudarte a centrarte en las cosas de tu vida que van bien y a desarrollar una mentalidad más positiva. Puedes utilizar un diario, un calendario o tu teléfono para hacer un seguimiento de tu lista de gratitud. Intenta añadir a tu lista al menos tres cosas por las que estés agradecido cada día. También puedes revisar tu lista para reafirmar el pensamiento positivo.

Pase tiempo con personas positivas:

Rodéate de gente positiva fuera del trabajo haciendo planes regulares con amigos o familiares. Esto puede darle algo que esperar y ayudarle a fortalecer su sistema de apoyo.

Desarrolle un mantra:

Un mantra es una palabra o frase que puede ayudarte a mantener la calma y sentirte bien. Desarrolla un mantra positivo que se adapte a tu situación, como «Soy capaz de hacer grandes cosas» o «He superado retos en el pasado, y puedo superarlos de nuevo» Repite tu mantra para ti mismo con frecuencia, especialmente cuando surja una situación tensa. Incluso puedes escribir tu mantra en una nota adhesiva y colocarla en tu escritorio o guardarla como fondo de pantalla en tu teléfono, para verla a menudo.

Escuchar música alegre

Crea una lista de reproducción de canciones que te hagan sentir bien. Puedes escuchar esta lista de reproducción en tu trayecto al trabajo, durante la pausa para comer o a lo largo de tu jornada laboral. Escuchar música alegre que te guste puede darte energía y ayudarte a mantener una actitud positiva.