Guía definitiva para el equilibrio entre la vida laboral y personal

Sentirse sobrecargado de trabajo puede provocar estrés y disminuir tu motivación en el trabajo. Encontrar un equilibrio entre trabajar eficazmente y tener suficiente tiempo y energía para disfrutar de la vida fuera del trabajo es importante para el éxito a largo plazo.

La tecnología moderna ha hecho posible trabajar fuera de la oficina. Tanto si estás trabajando para conseguir un ascenso, como si tienes una gran carga de trabajo o tienes unos ingresos basados en el trabajo, conseguir un equilibrio saludable entre la vida laboral y personal puede ser difícil cuando puedes seguir trabajando en todo momento.

En este artículo, hablaremos de lo que es el equilibrio entre la vida laboral y la personal, cómo se puede conseguir y cómo puede beneficiar a tu carrera.

¿Qué es el equilibrio entre el trabajo y la vida privada?

El equilibrio entre el trabajo y la vida privada es el acto de ajustar el tiempo y la capacidad mental que se emplea en el trabajo y la vida fuera de él. Este ajuste debe permitirle completar puntualmente todas las tareas y asignaciones que se le exigen en el trabajo y, al mismo tiempo, tener la energía necesaria para dedicarse a sus intereses personales, aficiones, familia y amigos o simplemente relajarse.

Este equilibrio le permitirá mantener la motivación en el trabajo para alcanzar los objetivos profesionales a largo plazo y disfrutar realmente de su tiempo fuera del trabajo al poder centrarse en la actividad que tiene entre manos. Esto no significa necesariamente un equilibrio equitativo, y no hay una solución única para todos a la que deba aspirar. El equilibrio ideal entre la vida laboral y la personal es aquel en el que sientes que has sido productivo en el trabajo y al mismo tiempo tienes tiempo para disfrutar de la vida fuera de la oficina.

Beneficios de la conciliación de la vida laboral y personal

Convertir el equilibrio entre la vida laboral y personal en una prioridad puede conducir a una mayor productividad y a una mayor permanencia en la empresa. Los empleados contentos realizan el trabajo a un nivel superior, lo que suele significar mejores resultados para la empresa. Si descubre que el equilibrio entre el trabajo y la vida privada no se prioriza en su organización, podría considerar la posibilidad de abrir un diálogo con su supervisor sobre las formas en que el apoyo al equilibrio entre el trabajo y la vida privada puede beneficiarle a usted y a su equipo en general. Unas horas más largas y una mayor carga de trabajo sin un camino hacia el equilibrio tendrán probablemente el efecto contrario a lo que esperan conseguir.

Cómo equilibrar el trabajo y el hogar

Aunque el equilibrio entre el trabajo y la vida privada debe lograrse de la manera que más le convenga, hay varios consejos para equilibrar la vida y el trabajo. Lograr un equilibrio saludable entre la vida laboral y la personal requiere una atención constante. Es probable que a veces te sientas arrastrado hacia un lado u otro, pero el objetivo es trabajar para dar prioridad al trabajo y a la vida fuera del trabajo. Veamos con más detalle cada uno de estos consejos y cómo puede aplicarlos en su propio trabajo.

1. Apagar el ordenador o guardar el trabajo

Tenemos más acceso al trabajo que nunca, lo que hace difícil dejarlo atrás después de una jornada laboral completa. Aunque este nivel de accesibilidad tiene sus ventajas, también puede convertirse en un problema si nunca puedes dejar el trabajo a un lado mentalmente. Si está a su alcance y en su puesto, intente desactivar las notificaciones y evite revisar sus correos electrónicos fuera de las horas normales de trabajo.

Para apoyar estos esfuerzos, establece límites con tus compañeros de trabajo o clientes. Cuanto más responda a sus llamadas, correos electrónicos o mensajes de texto después de las horas de trabajo, más confiarán en tener acceso a usted durante todo el día. Haz hincapié en el hecho de que sólo te comunicarás durante las horas de trabajo, pero ten un plan para que se pongan en contacto contigo en caso de emergencia. Con el tiempo, podrás desarrollar un mayor control al no reaccionar a las actualizaciones del trabajo en tu propio tiempo.

A veces, no se puede evitar llevar el trabajo a casa. Cuando tengas que trabajar fuera de la oficina, ponte un límite de tiempo y no trabajes más allá. Si tienes un puesto que requiere que estés atento a las notificaciones en todo momento, concéntrate en las siguientes formas de aumentar el equilibrio entre el trabajo y la vida privada.

2. Limitar las actividades que hacen perder el tiempo

Aunque tomarse descansos y realizar actividades ocasionales sin sentido puede ser útil a veces, concéntrese en priorizar las tareas importantes para poder realizar su trabajo en el trabajo. Si tiene problemas para priorizar sus actividades, identifique las tareas que son urgentes y/o que tendrán un alto impacto con poca aportación. Si las tareas no son urgentes, tienen un impacto bajo o tardarán mucho tiempo en producir valor, ponlas más abajo en tu lista. El objetivo es obtener el máximo valor de su jornada laboral para que pueda disfrutar de su tiempo fuera del trabajo.

Si la procrastinación es un problema para ti, divide los proyectos a largo plazo en hitos que debes completar a lo largo de la semana o el mes. Si estableces tu propio horario, hazte el propósito de centrarte en el trabajo sólo durante un determinado bloque de tiempo. Determina a qué horas quieres trabajar en una tarea y ponte a ello. Pon una alarma, si es necesario, para que sólo te centres en la tarea hasta que suene la alarma. Evitar las distracciones durante la jornada laboral puede ayudarle a conseguir el equilibrio con el tiempo.

3. Revisar el horario

En algunos casos, lograr un equilibrio saludable entre la vida laboral y la personal requiere cambios de horario. Por ejemplo, si tienes que trabajar horas extra para completar un determinado proyecto, puedes considerar la posibilidad de cancelar o reprogramar otras obligaciones esa tarde para asegurarte de que tienes el tiempo y el espacio mental necesarios para recargarte y lograr el equilibrio.

Aprender a delegar, tanto en el trabajo como en casa, puede ayudarte a centrar tu tiempo en tareas que te ayuden a trabajar para conseguir el equilibrio. En el trabajo, identifique las áreas en las que la reestructuración tiene sentido. Por ejemplo, tal vez haya tareas que puedas pasar a otra persona que tenga más disponibilidad. Tal vez tenga sentido completar tu proyecto en grupo en lugar de individualmente.

4. Comunícate con tu empresa

Mantener una línea de comunicación abierta con tu jefe sobre tu carga de trabajo es crucial para lograr el equilibrio entre la vida laboral y personal. Su supervisor es responsable de asegurarse de que está alcanzando los objetivos tanto para la empresa como en su carrera personal. Si te sientes agotado o sobrecargado de trabajo, es probable que no lo sepan a menos que se lo digas directamente. Sé sincero y profesional durante estas conversaciones, y ofrece posibles soluciones. Esto podría significar la contratación de más personas, la redistribución de las cargas de trabajo o la oferta de recursos para el desarrollo de habilidades profesionales como el establecimiento de límites o la gestión del tiempo.

5. Practica técnicas de gestión del estrés para equilibrar la vida laboral y personal

Incluso si aplicas los consejos anteriores para lograr el equilibrio entre la vida laboral y personal, es posible que sigas experimentando estrés o ansiedad por el trabajo. Aunque debes elegir un método saludable para aliviar el estrés que te funcione, hay algunas actividades comunes que pueden reducir el estrés y la ansiedad para que puedas disfrutar de tu tiempo fuera del trabajo:

  • Hacer ejercicio con regularidad es un método habitual para aliviar el estrés que puede ayudar a desconectar la mente del trabajo y mejorar el sueño. Encuentre un movimiento que le guste y conviértalo en una prioridad en su agenda semanal.

  • La meditación es otra opción que puedes incorporar a tu rutina diaria. Pruebe a realizar una rutina de respiración profunda de 10 o 15 minutos durante su viaje matutino o una meditación guiada antes de acostarse.

  • Ten en cuenta los intereses o aficiones personales que te han ayudado a aliviar el estrés. Tanto si le gusta pintar, leer, hacer ganchillo, hornear o hacer senderismo, incorporar estas actividades a su vida con regularidad puede ayudarle a centrarse en su vida fuera del trabajo.

La forma de mantener el equilibrio entre la vida laboral y personal depende de tus propias prioridades y responsabilidades. Establecer límites y dejar el trabajo en la oficina es lo más eficaz y puede ayudarte a mantener la motivación en el trabajo. A largo plazo, prestar atención al equilibrio entre el trabajo y la vida privada puede ayudarle a tener más éxito en su carrera.

Te recomendamos

¿Qué es el tiempo de rendimiento? (Con beneficios y fórmula)

Cómo encontrar un socio comercial en 2021

Cómo convertirse en un influencer en 2021: 10 pasos

10 formas de aumentar la confianza en el trabajo

Cómo prospectar en el sector inmobiliario y por qué es importante

¿Cuál es la diferencia entre gestión de la construcción e ingeniería civil?