¿Qué son los equipos de gestión? Definición y cómo construirlos

A los empresarios y propietarios de empresas les puede resultar difícil abarcar todas las funciones de alto nivel a medida que la empresa crece. La contabilidad, el marketing, las ventas y la estrategia general de la empresa, por ejemplo, pueden resultar difíciles de manejar. Un paso importante en la expansión de un negocio es crear un equipo de gestión para delegar funciones y responsabilidades.

En este artículo, analizamos la definición y el propósito de los equipos de gestión, enumeramos las variedades comunes de equipos de gestión y le ayudamos a entender cómo los propietarios de empresas crean equipos de gestión con una guía paso a paso.

¿Qué es un equipo directivo?

Un equipo de gestión está compuesto por asociados de alto nivel contratados por el propietario de una empresa para que se encarguen de las funciones clave. Estas personas ocupan los puestos más altos de la dirección, y cada una se especializa en un aspecto diferente del funcionamiento de una empresa o negocio, como por ejemplo:

  • Contabilidad
  • Marketing
  • Ventas
  • La estrategia empresarial
  • Operaciones

¿Para qué sirve un equipo de gestión?

Los equipos de gestión ayudan a los propietarios de empresas a delegar tareas que quizá no puedan realizar por sí solos a medida que su empresa se expande. Un equipo de gestión no solo aumenta la productividad al dividir las responsabilidades de la gestión de una empresa, sino que los miembros del equipo también pueden aportar valiosas habilidades y conocimientos que el propietario de la empresa puede no poseer.

¿Cuáles son los diferentes tipos de equipos de gestión?

Los equipos de dirección asumen diferentes funciones e incluyen distintos cargos, según el tipo de negocio para el que se crean. A continuación se presentan algunos ejemplos de equipos de gestión que pueden crear las distintas empresas:

Relacionado: Trabajar bien en equipo: Tipos de equipos y consejos para encontrar el éxito en un equipo

Equipos ejecutivos de gestión

Este tipo de equipo directivo es el más habitual en el mundo empresarial y depende directamente del director general de una empresa o negocio. Los miembros de un equipo directivo suelen ser:

  • Director general (CEO): Estas personas son los máximos responsables de una empresa. Supervisan a cada uno de los miembros de su equipo directivo y al personal en general y toman las decisiones finales sobre el presupuesto, la contratación, el despido, las estrategias de marketing y las técnicas de venta. A menudo, son los propietarios de una empresa, pero un empresario puede optar por contratar a un director general como parte de un equipo de gestión. Aunque los directores generales supervisan las operaciones generales, a menudo se apoyan en un equipo de gestión altamente cualificado para obtener apoyo, consejos y opiniones.

  • Director financiero (CFO): Los directores financieros gestionan todos los aspectos relacionados con el dinero y la contabilidad dentro de un negocio o empresa. Crean presupuestos y estrategias financieras e implementan sistemas para seguir y gestionar los fondos de una empresa. A menudo, los directores financieros aportan valiosos conocimientos de contabilidad y finanzas de alto nivel al equipo directivo de una empresa.

  • Director de marketing (CMO): Estas personas supervisan la estrategia de marketing de una empresa. Los directores de marketing ayudan a posicionar una empresa o un producto ante su público objetivo, a diferenciar una marca de la competencia y a supervisar la ejecución de la estrategia de marketing de una empresa.

  • Director de operaciones (COO): Los directores de operaciones administran operaciones complejas dentro de una empresa o negocio. El director de operaciones decide qué datos analizar para garantizar el buen funcionamiento de la empresa y qué cambios aplicar cuando surgen problemas.

Equipos de gestión de órganos de gobierno

Los equipos de gestión de los órganos de gobierno se encargan de la supervisión, el control y la dirección de las organizaciones y los programas. Este tipo de equipo de gestión es el más común entre las organizaciones sin ánimo de lucro y las organizaciones benéficas, pero también existen en entornos corporativos y empresariales. Su función principal es controlar la asignación y el desembolso de fondos de acuerdo con una serie de protocolos definidos.

Por ejemplo, el equipo de gestión de un órgano de gobierno de una organización sin ánimo de lucro puede exigir que, para solicitar la financiación de un proyecto, los miembros del equipo y los voluntarios deben presentar un calendario y un presupuesto claros del proyecto para el que solicitan fondos.

Equipos de gestión funcional

Este tipo de equipo de dirección es similar a los equipos de dirección ejecutiva, pero suelen ser más pequeños y de naturaleza más departamental. Los directores de departamentos como ventas, contabilidad, recursos humanos, operaciones o tecnología pueden formar equipos de gestión que dependen de los jefes de sus departamentos.

Por ejemplo, los directores de marketing pueden informar semanalmente al jefe del departamento de marketing para discutir la estrategia.

Relacionado: Relacionado: 8 pasos para construir un equipo exitoso

Cómo crear un equipo de gestión

A continuación se indican los pasos habituales que siguen los empresarios cuando deciden cómo crear un equipo de gestión:

1. Decidir qué tipo de equipo de gestión es el más adecuado

Elegir qué tipo de equipo de gestión es el mejor para una empresa, negocio u organización concreta es un paso importante para crear un equipo de gestión de éxito. Normalmente, los propietarios de empresas tienen en cuenta su estrategia empresarial actual, sus objetivos y su presupuesto de contratación antes de decidir la estructura de su equipo directivo.

2. Decidir qué funciones hay que cubrir

La elección de las funciones que se van a desempeñar y la forma de hacerlo garantiza a los empresarios que su empresa podría beneficiarse de la dirección de un equipo de gestión. Durante esta etapa, los propietarios de las empresas suelen tratar de cubrir las funciones que no pueden gestionar ellos mismos.

Por ejemplo, un empresario con amplia experiencia en marketing pero con pocos conocimientos de contabilidad puede optar por actuar como CMO pero contratar a una persona para que actúe como CFO.

Relacionado: Cómo convertirse en director general de una empresa

3. Encuentre a los miembros del equipo

Cuando los empresarios empiezan a buscar candidatos para incorporar a sus equipos de gestión, tienen una variedad de métodos entre los que elegir:

  • Sitios de trabajo en Internet
  • Anuncios clasificados
  • Establecer redes a través de conexiones personales y profesionales

Otra opción que tienen los empresarios para cubrir puestos en su equipo directivo es emplear la ayuda de una empresa de búsqueda de ejecutivos. Estas empresas presentan a los propietarios de las empresas candidatos preseleccionados y son una gran manera de garantizar una contratación de bajo riesgo.

4. Encontrar la relación adecuada

La mayoría de los propietarios de empresas buscan llenar sus equipos de gestión con candidatos de confianza y compatibles. Es tan importante que los propietarios de empresas se lleven bien con su equipo de gestión como que los miembros del equipo de gestión se lleven bien entre sí. Cuando la empresa y su equipo directivo tienen interacciones profesionales positivas, pueden trabajar más cohesionados como grupo y aumentar la productividad y los beneficios. Algunos propietarios de empresas pueden utilizar evaluaciones de personalidad durante el proceso de contratación para asegurarse de que los miembros de su equipo son compatibles.

5. Adecuar los puestos a las habilidades y capacidades

A la hora de contratar a personas para cubrir las distintas funciones de un equipo directivo, la mayoría de los empresarios intentan ajustar las habilidades y capacidades de los candidatos a los puestos que más se benefician de su experiencia.

Algunos empresarios incluyen en sus entrevistas preguntas de descripción del comportamiento en lugar de hacer preguntas sobre conocimientos, principios o escenarios hipotéticos. Este tipo de preguntas requiere que el candidato describa un acontecimiento o una situación específica de un puesto anterior y proporciona a los empresarios información más precisa sobre sus habilidades, rasgos y capacidades específicas. Conocer con exactitud las capacidades únicas de un candidato permite a los empresarios adecuarlas más eficazmente a un puesto.

6. Delegar responsabilidades claras

A menudo, los miembros de un equipo de gestión tienen más probabilidades de prosperar si entienden perfectamente sus funciones y responsabilidades específicas. Muchos empresarios consideran que redactar descripciones de los puestos de trabajo de cada miembro del equipo es una técnica útil a la hora de decidir las responsabilidades específicas de cada función. Esto no sólo ayuda al propietario de la empresa a organizar más eficazmente sus ideas sobre cómo funcionará cada miembro del equipo de gestión dentro de la empresa, sino que también actúa como un punto de referencia para los miembros del equipo en las primeras etapas de su empleo.

7. Fomentar la cultura de la empresa

Los propietarios de las empresas suelen marcar el tono de la cultura, la ética y el ambiente de la empresa. Antes de dejar que su equipo directivo funcione a pleno rendimiento, muchos propietarios de empresas se toman el tiempo de considerar la cultura empresarial que desean ver entre su personal. Fomentar una cultura de empresa sana y solidaria puede evitar futuras tensiones, discusiones o desacuerdos y ayudar a los empresarios a saber cómo manejarlos en caso de que surjan. Muchos propietarios de empresas comenzarán este proceso dando un buen ejemplo e interactuando con su equipo directivo de la forma en que les gustaría que se relacionaran entre ellos.