Cómo escribir una propuesta de negocio en 2021

El envío de propuestas comerciales es una forma importante de que una empresa gane clientes, obtenga beneficios y tenga éxito. Si quiere ofrecer los servicios o bienes de su empresa a alguien, es esencial saber cómo crear una propuesta comercial profesional y eficaz. En este artículo, explicamos qué es una propuesta de negocio, los elementos que debe contener una propuesta de negocio y los pasos y consejos para redactarla.

¿Qué es una propuesta comercial?

Una propuesta de negocio es un documento escrito que crea una empresa para ofrecer sus servicios o bienes. Una propuesta de negocio resume un proyecto propuesto, incluyendo lo que la empresa proporcionará, cómo, cuándo y cuánto costará, además de explicar por qué la empresa sería una buena opción para las necesidades del cliente potencial.

Las propuestas comerciales se utilizan con mayor frecuencia en los servicios de empresa a empresa, o B2B. Pueden ser solicitadas, cuando una empresa pide a otras que presenten propuestas para un determinado proyecto, o no solicitadas, cuando una empresa sugiere un proyecto a otra sin que se lo pidan.

Relacionado: [Preguntas y respuestas: ¿Qué significa B2B? Definición y funciones populares de empresa a empresa (https://www.indeed.com/career-advice/finding-a-job/b2b-definition-and-roles)**

Qué incluir en una propuesta empresarial

Todas las propuestas empresariales deben incluir cierta información para ser claras, completas y eficaces. Aunque el formato exacto de una propuesta empresarial varía en función de la naturaleza del negocio y del proyecto, las secciones típicas que debe incluir cualquier propuesta empresarial son:

Introducción

Esta breve sección inicial describe la empresa que hace la propuesta. Incluya el nombre de la empresa, el nombre o los nombres de las personas que hacen la propuesta y una descripción general del propósito, la misión y los valores de la empresa.

Exposición del problema o la necesidad

A continuación, la propuesta empresarial debe identificar el problema que pretende resolver o la necesidad que pretende satisfacer. Por ejemplo, una empresa de diseño web explicaría a su cliente potencial cómo sus servicios de diseño aumentarán y mejorarán el tráfico web del cliente y darán lugar a mayores ventas.

Resumen y tabla de contenidos

Si el documento general de tu propuesta de negocio es muy largo, puede ser útil incluir un breve resumen ejecutivo o una visión general de la propuesta antes de ampliar todos los detalles, para que el lector pueda determinar rápidamente si le interesan tus servicios.

Del mismo modo, si el cuerpo de la propuesta contiene muchas secciones, es una buena idea crear un índice que enumere los títulos de las secciones y los números de las páginas para que el lector pueda encontrar fácilmente la información que más le interesa.

Si su propuesta tiene pocas páginas o menos, estas secciones no son necesarias.

2. Proyectar detalles

En el cuerpo principal de la propuesta de negocio hay que exponer todos los detalles del proyecto. En primer lugar, explique cómo planea su empresa resolver el problema y, a continuación, incluya las estimaciones de todos los factores del proyecto. Entre las secciones que puede necesitar crear para el cuerpo de la propuesta se incluyen:

  • Objetivo: El objetivo establece la finalidad de la propuesta.
  • Alcance: El alcance define los términos principales del proyecto, como quién lo hace, qué hace, dónde lo hace, por qué y cómo lo hace.
  • Definiciones: Si la propuesta contiene algún término específico del sector o poco común, puede incluir una sección que lo defina.
  • Línea de tiempo: En esta sección hay que exponer claramente los puntos de referencia y las fechas de finalización del proyecto.
  • Costes: Esta sección debe explicar lo que le costará el proyecto al destinatario de la propuesta y por qué.
  • Descargo de responsabilidad: Las propuestas comerciales suelen contener cláusulas de exención de responsabilidad, como por ejemplo, qué parte será responsable de los costes imprevistos o de determinadas fases del proyecto.
  • Interesados clave: Haz una lista de todo el personal esencial que participa en el proyecto.
  • Conclusión: Si la propuesta es larga, conviene incluir una conclusión o resumen al final.

Acuerdo

Las propuestas de negocio suelen contener una sección de acuerdo al final que permite que la propuesta sirva también de contrato. Si incluyes esta sección, debe contener una declaración directa como "El cliente] está de acuerdo con los términos de esta propuesta y celebra un contrato con [la empresa] el [fecha de la firma]." Proporciona lugares claros después de la declaración de acuerdo para que el destinatario de la propuesta de negocio, así como el representante de tu empresa, firmen sus nombres.

Anexo

Si tienes material adicional que te gustaría presentar al cliente, pero que no pertenece a los detalles del proyecto, puedes optar por crear un apéndice para esta información. En un apéndice se pueden incluir currículos, portafolios, cuadros, gráficos y cualquier otro material complementario.

Relacionado: Relacionado: 7 tipos de cartas comerciales y cuándo utilizarlas

Cómo enfocar la redacción de una propuesta comercial

Puede utilizar estos pasos para preparar y redactar una propuesta empresarial:

1. Lea la solicitud de propuesta

Si estás escribiendo la propuesta de negocio en respuesta a una solicitud de propuesta, o una RFP, asegúrate de leer detenidamente la RFP. Asegúrate de que entiendes lo que pide el cliente para poder crear una propuesta que probablemente acepten.

2. Haga preguntas y reúna información

Antes de redactar la propuesta, tienes que reunir toda la información necesaria. Puede hacer preguntas aclaratorias sobre la solicitud de propuestas y consultar a otras personas de su empresa para descubrir los detalles importantes que necesitará para la propuesta, como los costes, los posibles plazos, quiénes son los principales interesados, cuáles son los recursos necesarios y cualquier otra información que pueda servir de base para su propuesta. Recoge y organiza todo el material para poder consultarlo cuando escribas la propuesta.

3. Determinar el objetivo y el alcance

Lo más importante que hay que decidir antes de redactar todos los detalles de una propuesta empresarial es el objetivo y el alcance del proyecto. El objetivo de un proyecto es su propósito principal, y el alcance es un resumen de lo que el proyecto aportará.

Para determinar el objetivo del proyecto que quiere proponer, considere una declaración de plantilla como "Esta propuesta de negocio's objetivo es mostrar que [su empresa] puede resolver el problema / satisfacer la necesidad de [resumir el problema o la necesidad brevemente] para [empresa receptora's nombre] por [resumir brevemente cómo va a resolver el problema o satisfacer la necesidad]."

Para ayudarte a rellenar los espacios en blanco del objetivo, responde a preguntas como cuál es el propósito de la propuesta, qué necesita el cliente potencial, cómo pueden tus productos cubrir una necesidad y cómo puedes resolver su(s) problema(s). Por ejemplo:

El objetivo de esta propuesta empresarial es demostrar que Ridley Design puede aumentar el tráfico y las ventas del sitio web de Growth Enterprises mediante el desarrollo de una interfaz fácil de usar con llamadas a la acción claras, funciones de atención al cliente y capacidades de compra en línea.

Además de definir el objetivo, hay que definir el alcance del proyecto. El alcance debe identificar el quién, el qué, el dónde, el cuándo, el por qué y el cómo del proyecto. Puedes escribir las respuestas a todas estas preguntas brevemente para asegurarte de que tienes los detalles que necesitas, y luego ampliarlas y definirlas claramente en el cuerpo de tu propuesta.

Relacionado: Relacionado: 7 pasos para definir el alcance de un proyecto

4. Calcular los costes

A continuación, calcule cuál será el coste del proyecto. Incluya cálculos para el tiempo, los recursos, la mano de obra y cualquier otro material que probablemente necesitará mientras trabaja en el proyecto. Conocer el coste y el presupuesto previstos del proyecto es esencial tanto para su empresa como para su cliente. Suele ser una buena idea sobrestimar ligeramente el coste de un proyecto en una propuesta, por si se produce algún gasto inesperado. Si el proyecto está por debajo del presupuesto, el cliente se alegrará de tener una factura más baja o podrá ofrecerle un trabajo extra.

Relacionado: Cómo Hacer un Plan de Presupuesto en 6 Pasos

5. Redactar la propuesta

Una vez que hayas recopilado toda la información necesaria, como los costes, los objetivos, el alcance y otros detalles del proyecto, puedes redactar la propuesta. En primer lugar, escribe todos los títulos de las secciones que sabes que debes incluir para asegurarte de no dejar nada fuera, y luego añade información detallada para cada una de ellas.

6. Editar

Asegúrate de editar y corregir cuidadosamente tu propuesta de negocio antes de enviarla. Cualquier error en el cálculo de los costes o en los detalles del proyecto podría salirle caro a su empresa. Considere la posibilidad de pedir a un colega que revise la propuesta o de tomarse un descanso antes de corregirla, ya que es más probable que una mirada nueva le haga notar los errores.

7. Seguimiento

Después de enviar la propuesta de negocio, compruebe que el cliente potencial la ha recibido y ofrézcase a responder a cualquier pregunta que tenga o a mantener una reunión para discutir la propuesta. Si te pones en contacto con ellos por teléfono o por correo electrónico, demostrarás que sigues interesado en el proyecto y que estás dispuesto a trabajar en beneficio de ambas empresas.

Relacionado: Cómo escribir un correo electrónico de seguimiento: Consejos, plantilla y ejemplo

Consejos para las propuestas de negocios

Aquí tienes más consejos que te ayudarán a crear una propuesta comercial excelente y eficaz:

  • Tómese su tiempo: Aunque pueda parecer que necesita enviar una propuesta comercial lo más rápido posible para conseguir el negocio, equilibre esa necesidad con la de asegurarse de que su trabajo es preciso y detallado. Una propuesta bien elaborada y correcta será más eficaz que una apresurada.
  • Considere la posibilidad de utilizar una plantilla: Hay muchas plantillas de propuestas empresariales disponibles en Internet que pueden ayudarte a asegurarte de que incluyes toda la información necesaria en un formato aceptado.
  • Utilice un formato profesional: Independientemente de si utiliza una plantilla, asegúrese de que su propuesta tiene un formato profesional. Esto incluye el uso de fuentes comerciales comunes, como Times New Roman o Calibri en 10 o 12 puntos, tener espacio en blanco para facilitar la lectura y encabezados de sección claros.
  • Añade una página con el título: Aunque no es necesariamente obligatorio, incluir una portada con su propuesta puede añadir un nivel de formalidad y seriedad.
  • Comprueba la legibilidad: El uso de viñetas, tablas, secciones, subsecciones, números de página y fuentes en negrita o cursiva cuando proceda puede ayudar al lector a hojear fácilmente la propuesta.

Te recomendamos

Le han rechazado para un ascenso: ¿Y ahora qué?

¿Qué es la aptitud? Definición y pruebas habituales

Psicólogo vs. Psiquiatra: Diferencias y similitudes

Cómo elegir las clases en la universidad (con consejos para la planificación de la carrera)

Análisis DuPont: Componentes, fórmula y ejemplo

De BSN a DNP: Tipos de programas y admisiones