La escritura expositiva: Tipos y cómo elaborar un trabajo expositivo

A la hora de componer ensayos, la escritura expositiva es uno de los estilos que se pueden elegir. Para informar o educar al lector, la redacción expositiva incluye hechos, datos estadísticos e información. Si aprendes los diferentes tipos de redacción expositiva, podrás escribir un ensayo que informe y eduque eficazmente.

En este artículo, se discute el objetivo de la escritura expositiva, así como los pasos que puede tomar para preparar y escribir un trabajo expositivo.

¿Qué es la escritura expositiva?

Una composición expositiva es un tipo de escrito que da cuenta de un tema nuevo. La escritura expositiva se utiliza para informar al lector sobre un tema nuevo. La redacción expositiva suele incluir una declaración de tesis e información de apoyo. Además de los párrafos explicativos y de una conclusión que resume la información, la redacción expositiva ofrece mucha información objetiva. Dado que la escritura expositiva se centra en la presentación de datos fácticos, no es tendenciosa ni tiene opiniones. El lector puede entonces sacar sus propias conclusiones sólidas y bien informadas, porque la escritura expositiva discute hechos probados sobre un tema en lugar de la opinión del escritor.

Cuando se escribe en estilo expositivo, lo mejor es asumir que el lector tiene un conocimiento mínimo o nulo del tema. El escritor tiene la responsabilidad y el objetivo de incluir la mayor cantidad posible de información imparcial sobre el tema, sin animar al lector a que se sienta de una manera determinada o a que elija una postura específica sobre el tema en cuestión. Los textos que emplean la escritura expositiva pueden incluir:

  • Ensayos
  • Periódicos
  • Artículos de revistas
  • Manuales de instrucciones
  • Enciclopedia
  • Libro de texto escolar

Relacionado: Los 4 principales estilos de redacción: Cuándo y cómo debes utilizarlos

Tipos de redacción expositiva

La escritura expositiva puede ser cualquier tipo de escrito que explique algo en detalle a un lector. Los profesionales del mundo académico suelen utilizar la escritura expositiva porque contiene información para educar a otros sobre un tema. Hay diferentes formas de escritura expositiva, entre ellas:

Ensayo descriptivo

Un ensayo descriptivo utiliza características, rasgos e información sensorial para describir un tema o asunto al lector. Aunque esta forma de redacción expositiva incluye datos, también incluye imágenes y detalles específicos que animan al lector a imaginar una situación. Los tipos más comunes de ensayos descriptivos son los que tratan sobre ficción, poesía o publicidad.

Relacionado: Tipos de ensayos y cuándo utilizarlos

Redacción de procesos

La redacción de procesos incluye una lista de pasos que guían al lector a través del proceso de realización de una determinada tarea relacionada con el tema. Por ejemplo, aprender a escribir un artículo es un ejemplo de escritura por procesos, ya que los pasos incluirían una lluvia de ideas, la redacción de un borrador, la edición y la finalización del artículo. Otros ejemplos de redacción de procesos son las recetas o las guías de instrucciones.

Relacionado: El proceso de redacción: Más de 45 consejos sobre redacción

Comparativa y de contraste

La escritura de comparación y contraste yuxtapone dos ideas entre sí. Este tipo de redacción analiza las similitudes y diferencias entre dos temas manteniendo una perspectiva imparcial. La escritura comparativa puede también discutir las ventajas y desventajas de un tema, permitiendo al lector llegar a su propia conclusión. Por ejemplo, la escritura comparativa y de contraste puede ser útil cuando se elabora una guía para ayudar a los lectores a decidir entre dos opciones, como comprar o alquilar una casa e ir a la universidad justo después del instituto o tomarse un año sabático.

Causa y efecto

La escritura de causa y efecto describe la causa de un tema y su resultado final. Esta forma trata de demostrar cómo un tema o asunto influye en otro tema o asunto. Por ejemplo, un escritor puede utilizar este estilo para elaborar un artículo que analice la causa y el efecto de una clase de preparación para la universidad en los resultados de los exámenes estandarizados.

Problema y solución

La redacción de problemas y soluciones analiza un problema y su posible solución. Este estilo utiliza los hechos para presentar las posibles soluciones al tema del problema. Los primeros párrafos del escrito suelen discutir las posibles soluciones después de presentar el problema. El párrafo de conclusión puede resumir las soluciones disponibles. Los escritores pueden utilizar este estilo de redacción cuando discuten eventos de noticias actuales o escriben un artículo sobre cómo superar desafíos específicos.

Ensayo de clasificación

Un ensayo de clasificación abarca un tema amplio dividiéndolo en subcategorías más pequeñas y separadas. Este es un método común que puede ayudar a los escritores a organizar un trabajo educativo con múltiples partes separadas. Utilizando este estilo, los escritores pueden educar al lector a través de diferentes secciones de un trabajo, incluyendo detalles y hechos específicos que apoyan la idea de cada una. La clasificación es una forma habitual en los trabajos académicos y los informes de investigación.

Cómo escribir de forma expositiva

Puede escribir de forma expositiva siguiendo los siguientes pasos:

1. Elija su tema

Elige un tema sobre el que te sientas cómodo escribiendo de forma expositiva. Elija un tema que conozca bien o sobre el que se sienta cómodo investigando. Asume que tu audiencia no tiene antecedentes en este tema para que puedas educarlos con tu escritura. A la hora de elegir el tema, puede ser útil tener en cuenta el tipo de escritura expositiva que piensas utilizar, como la escritura descriptiva o de proceso.

2. Crear una tesis

La mayoría de los tipos de escritos expositivos tienen un enunciado de tesis. Se trata de un enunciado resumen sobre el tema o el tópico que planea discutir en su trabajo. Dado que la escritura expositiva incluye hechos, crea una tesis que puedas explicar con los datos o pruebas disponibles. Elabora un enunciado de tesis que sea lo suficientemente amplio como para incluir la información que quieres discutir, pero lo suficientemente específico como para que los lectores sepan qué esperar al leer el trabajo.

Relacionado: Cómo escribir una tesis

3. Reúna sus datos

Una vez que haya elegido un tema, reúna datos para discutirlo. Es mejor elegir datos que eduquen y no dirijan al lector hacia una opinión o afirmación específica del tema. El proceso de investigación es una de las partes más importantes de la escritura expositiva. Dado que la escritura expositiva sólo incluye datos que están probados, querrás recopilar toda la información que puedas durante este paso.

Hay varios tipos de información que puedes presentar dentro de la escritura expositiva. Puede utilizar anécdotas, comparaciones, citas o tablas y gráficos para proporcionar información adicional sobre los temas.

4. Elaborar un esquema

Puedes seguir preparándote para escribir tu trabajo expositivo con un esquema. Divida cada parte del trabajo en una introducción, párrafos del cuerpo y una conclusión. Esta es una oportunidad para determinar qué puntos vas a discutir en cada párrafo, así como qué detalles vas a incluir para discutir cada punto. También puedes dividir tus puntos de información y asignarlos a una sección del esquema.

Puedes dar formato a tu ensayo o trabajo expositivo dependiendo de su tema y de la información que necesites incluir. Un método común es utilizar el formato básico de ensayo con un esquema de cinco párrafos, pero puedes utilizar párrafos adicionales si es necesario. El primer párrafo es la introducción. Los párrafos dos, tres y cuatro son los párrafos del cuerpo que incluyen información de apoyo sobre el tema, y el párrafo final suele servir de conclusión.

5. Escribir una introducción

La introducción es una parte importante de la escritura expositiva porque establece el tono y permite al lector saber qué esperar. Algunos optan por utilizar un gancho en su introducción, que es una declaración que capta la atención del lector. También es una práctica habitual incluir la tesis en la introducción.

6. Escriba los párrafos del cuerpo

Comienza a completar tu trabajo expositivo con cada párrafo. Al principio de cada párrafo, incluya una frase temática que introduzca el siguiente párrafo o tema. A medida que escribas, incluye datos o hechos que apoyen el tema principal de cada párrafo. Esto ayuda a mantener un tema común en tu trabajo, combinando el tema de cada párrafo con el tema de todo el trabajo.

8. Citar información

A medida que escribas los párrafos del cuerpo utilizando datos para apoyar los puntos que haces, asegúrate de citar fuentes creíbles donde encontraste dicha información. Citar la información indica a tus lectores dónde has encontrado la información y demuestra la exactitud de la misma. Esto les permite hacer un seguimiento para comprobar los datos o leer más sobre el tema.

9. Escriba su conclusión

Utilice la conclusión para resumir la información de los párrafos anteriores. Aunque puede parafrasear la información, sólo incluya la información o los datos que haya tratado previamente en el documento. Deja al lector con una reflexión final y anímale a pensar de forma crítica sobre el tema para que pueda formarse su propia opinión.

10. Editar el trabajo

Suele ser una práctica habitual escribir un borrador y luego editar el trabajo para reforzar su calidad. Lee tu trabajo varias veces, prestando atención a aspectos como la gramática o la voz. Comprueba que cada párrafo tiene un propósito y aporta valor al lector. También puedes pedir a un amigo o colega de confianza que revise el trabajo. A partir de aquí, haz los cambios necesarios y revisa el borrador final.