Lema y eslogan: ¿Cuál es la diferencia y por qué son importantes?

Las empresas suelen utilizar eslóganes y taglines para comunicar a los consumidores su marca y crear una impresión memorable. Entender cómo distinguir entre ambos puede ayudarle a promocionar eficazmente su negocio ante el mundo.

En este artículo explicamos qué son un eslogan y un tagline, por qué son importantes y las diferencias entre ambos.

¿Qué es un eslogan?

Un eslogan es una frase breve utilizada para transmitir el valor de una marca. Las empresas utilizan los eslóganes en las campañas de marketing para crear una impresión duradera en los consumidores. Los eslóganes informan a los consumidores sobre la empresa en general sin mencionar el producto o servicio que ofrecen.

Estos son algunos tipos de eslogan:

  • Descriptivo: Transmiten la promesa de la marca, el producto o el servicio.
  • Específica: Éstas revelan los productos de la empresa de una manera creativa y memorable.
  • Provocador: Se plantean preguntas para instar a los consumidores a considerar si pueden mejorar sus vidas.
  • Imperativo: Estos exigen una acción relacionada y suelen incluir un verbo en la frase.
  • Superlativo: Posicionan a una empresa como la mejor de su sector o división.

Relacionado: Títulos: Definición, ejemplos y consejos

¿Por qué es importante un eslogan?

Los eslóganes son importantes porque llaman la atención de los consumidores. Cuando los consumidores oyen su eslogan, se hacen una idea clara de las ventajas de su producto. Los eslóganes ayudan a diferenciar una marca de las demás indicando una ventaja o beneficio que tienen sobre otras con productos similares. También se utilizan para reforzar los valores fundamentales de una marca y dar una identidad a la empresa. Los consumidores aprenden lo que usted representa y pueden decidir mejor si su empresa es una con la que pueden relacionarse y apoyar al leer su eslogan.

Relacionado: ¿Qué es la marca? Por qué la marca es importante para su empresa

Ejemplos de eslogan

He aquí algunos ejemplos de lemas:

  • Para una empresa de colchones: Dormir mejor.
  • Para una empresa de libros electrónicos: Leer sobre la marcha
  • Para una suscripción a una caja de alimentos para hornear: Recuerdos para hornear
  • Para un blog de comida online Recetas que merecen ser compartidas
  • Para una empresa de libros de rompecabezas: Ser un rompecabezas
  • Para una empresa de zapatillas: Correr más rápido
  • Para un florista: Díselo con rosas
  • Para una empresa de servicios de césped: El veloz cortador de maleza
  • Para un bar: Dónde quieres ir a divertirte después de clase
  • Para un restaurante de mariscos: Ser más Pacífico
  • Para una empresa de mudanzas: El palo se va

¿Qué es un eslogan?

Un eslogan es una frase que llama la atención y que se utiliza para anunciar o promocionar los productos y servicios de una marca. Estas frases comparten con el público la razón de ser de la empresa y su misión general. Las empresas utilizan los eslóganes para decir a sus consumidores con qué quieren que asocien su marca.

Los eslóganes suelen utilizar una combinación de persuasión y descripción para atraer a los consumidores. Aunque los eslóganes se centran en lo que ofrece una empresa, hay diferentes enfoques que pueden adoptar para dejar claro su mensaje. Los diferentes tipos de eslóganes incluyen:

  • Producto específico: Indica a los consumidores el tipo de producto que venden.
  • Caso de uso específico: Indique al público cómo puede disfrutar del producto de la empresa.
  • Específico de la categoría: Destacar la categoría de productos de su empresa como la mejor que se ofrece.
  • Específico para el consumidor: Concéntrese en qué tipo de consumidor utilizaría su producto.

Relacionado: Lemas de empresa: Qué son, por qué se usan y ejemplos

¿Por qué es importante un eslogan?

Los grandes eslóganes son memorables y transmiten sentimientos positivos sobre una marca concreta. Los eslóganes mejoran las campañas de productos específicos, con el objetivo de garantizar unas ventas elevadas para la empresa. Un eslogan puede ayudar a crear una relación entre una marca y el público, al decirle lo que la empresa representa y lo que ofrece. Los eslóganes utilizan la emoción para captar lo que un producto o servicio puede hacer sentir a los consumidores. Por ejemplo, una empresa de almohadas puede crear un eslogan en torno a la idea de que sus almohadas te hacen sentir que duermes en las nubes.

Ejemplo de eslogan

Aquí tienes algunos ejemplos de lemas:

  • El chocolate es bueno para ti
  • La cena de los hombres
  • Intente no comerse toda la bolsa.
  • La camada más brillante que hay
  • Las noticias de tu ciudad' en la palma de tu mano
  • Cumplimos.
  • Es un buen día para estar en forma.
  • Deja que tu piel brille como un diamante.
  • Sorbo. Sonríe. Gaseosa.
  • Los perros merecen clase.
  • Nuestras gafas te sientan bien.
  • Mamá feliz, bebé feliz
  • Utensilios de cocina para un planeta más inteligente
  • Quizá se haya despertado así. Tal vez ella's Stylista.
  • La hospitalidad sureña es lo que's.
  • Sea más feliz con el mapa ER.
  • La cartera más fina que existe
  • Las verduras no tienen por qué ser verdes.

Diferencias entre los eslóganes y los taglines

Aunque tanto los eslóganes como los taglines son tipos de herramientas de marketing que las empresas pueden utilizar para dejar una impresión duradera en los clientes, tienen propósitos diferentes. Estas son algunas de las diferencias entre los eslóganes y los taglines:

Propósito

Los eslóganes transmiten la misión de la empresa, mientras que los eslóganes evocan una imagen de la marca. Un eslogan está más enfocado a la publicidad y un eslogan está más enfocado a las relaciones públicas, lo que significa que los eslóganes se utilizan para vender un artículo y los eslóganes dan a conocer la marca en general. A diferencia de los eslóganes, los esloganes no dicen a los clientes lo que hace su empresa. En cambio, los eslóganes se centran en un aspecto determinado de la empresa. Por ejemplo, una tienda de comestibles puede crear un eslogan en torno a un determinado producto, en lugar de decir que venden todo tipo de alimentos.

Recuento de palabras

Ambas frases son rápidas y fáciles de leer, pero los eslóganes suelen ser más largos que los taglines. Los eslóganes suelen tener siete palabras o menos, mientras que un eslogan tiene entre nueve y diez palabras. Como los eslóganes incluyen toda la misión de la empresa, contienen un mayor número de palabras.

Duración implementada

Los eslóganes suelen utilizarse para un solo producto o campaña y no duran tanto como los eslóganes. Los eslóganes son intemporales y rara vez cambian, ya que representan la marca en general. Las empresas cambian sus eslóganes cuando quieren centrarse en un nuevo tema o idea.

Etapas de desarrollo

Las empresas crean su eslogan en las primeras fases de la planificación de la estrategia de marca o cuando una empresa se renueva. Los eslóganes, sin embargo, evolucionan cuando las empresas realizan una campaña de marketing. Cuando las empresas deciden centrarse en diferentes aspectos de su producto, cambian su eslogan para centrarse en un componente. Mientras tanto, el eslogan sigue siendo el mismo.