10 Consejos para estar más orientado a los objetivos en el trabajo

Estar orientado a los objetivos es una valiosa cualidad personal que puede producir resultados impactantes en su carrera. Independientemente de su nivel, título de trabajo o industria, es importante aprender la capacidad de navegar por el proceso de establecer objetivos, revisar su progreso y revisar su estrategia. En este artículo, exploramos las formas en que puede adoptar una mentalidad orientada a los objetivos y mejorar sus habilidades para cumplirlos.

¿Qué significa estar orientado a los objetivos?

Estar orientado a los objetivos significa estar centrado en alcanzar o completar tareas específicas para lograr un resultado planificado. Las personas orientadas a objetivos se sienten impulsadas y motivadas por un propósito. También se le conoce como «orientado a la tarea» o «orientado a los resultados», y utiliza objetivos para mantenerse motivado en su trabajo.

Los profesionales orientados a la consecución de objetivos practican una serie de habilidades que les permiten establecer metas realistas, desafiar objetivos sencillos y hacer un seguimiento de sus progresos. Algunas habilidades y cualidades que ayudan a las personas orientadas a objetivos a tener éxito son:

  • Planificación y organización: Puede planificar los pasos necesarios para alcanzar cada objetivo, organizar las tareas en un orden lógico y reunir los recursos que necesita para que sean fácilmente accesibles.
  • Positivismo: Una perspectiva optimista puede ayudarle a centrarse en las soluciones por encima de los problemas, a aumentar la confianza y a favorecer la productividad mientras trabaja para conseguir sus objetivos.
  • Conocimiento de uno mismo: Algunas estrategias de fijación de objetivos requieren que comprenda sus puntos fuertes e identifique las áreas de mejora. Esta conciencia puede ayudarle a buscar resultados que repercutan en su éxito.
  • Toma de decisiones: Puede que haya tareas que sean más urgentes o vitales para sus objetivos. Puede que tenga que revisar las opciones, anticipar los resultados y decidir qué tareas debe completar y en qué orden.
  • La gestión del tiempo: Establezca plazos claros para asegurarse de que avanza en sus objetivos. Puede utilizar la gestión de la programación o del calendario para asignarse hitos a corto plazo que le lleven a alcanzar objetivos a largo plazo.
  • Análisis:  Puede practicar el pensamiento crítico y las habilidades de evaluación para establecer objetivos, programar plazos y ajustar su proceso para ser lo más eficaz posible en la consecución de sus objetivos.

Relacionado: Establecer objetivos para mejorar su carrera

Consejos para orientarse hacia los objetivos en el trabajo

Puedes mejorar tus habilidades para establecer y alcanzar objetivos probando algunos métodos nuevos de organización, motivación y gestión del tiempo. Utiliza estos consejos para ayudarte a estar más orientado a los objetivos en el trabajo:

  1. Separe los objetivos más grandes en acciones más pequeñas.
  2. Planifique su tiempo.
  3. Organice las tareas por prioridades.
  4. Anotar todo.
  5. Pruebe las estrategias de ahorro de tiempo.
  6. Motivarse.
  7. Desarrolla hábitos productivos
  8. Haga un seguimiento periódico de su progreso.
  9. Encuentre un socio que le rinda cuentas.
  10. Solicite comentarios constructivos.

1. Separar los objetivos más grandes en acciones más pequeñas

Después de determinar un objetivo y su calendario, programe las acciones que necesita para completar esa tarea. Puedes probar a dividir el objetivo en etapas y crear una secuencia de acciones a completar para conseguirlo;

Este horario puede ayudarte a gestionar tu lista de tareas diarias y a mantenerte trabajando hacia la meta. Divida cada tarea en porciones más pequeñas y manejables que pueda completar en menos tiempo. Por ejemplo, en lugar de tener el objetivo de entregar un informe al final de la semana, podrías dividirlo en enviar un correo electrónico a tus compañeros de equipo el lunes, recoger los datos el martes, organizar los materiales en secciones el miércoles y así sucesivamente. Cada pequeño paso facilitará la consecución de un objetivo mayor.

Relacionado: Objetivos SMART: Definición y ejemplos

2. Planificar el tiempo

Estar orientado a los objetivos significa priorizar y completar sólo las tareas que te ayudarán a acercarte a alcanzar un determinado objetivo. Puedes utilizar un calendario, una lista de tareas y recordatorios digitales para hacer un seguimiento de tu progreso en el camino. He aquí algunas formas adicionales de planificar tu tiempo en torno a tus objetivos:

Seleccione sólo unas pocas tareas para completar cada día

Tener un número determinado de cosas en las que centrarse cada día puede hacer que sus tareas sean más manejables. Antes de salir del trabajo, intente hacer una lista de cinco tareas que quiera completar al día siguiente. Puedes poner en tu lista pequeñas tareas, como el envío de un correo electrónico, para demostrar tu progreso y sentir la satisfacción de terminar un punto de tu agenda. Esta estrategia de planificación puede ayudarte a relajarte por la noche y a empezar el día siguiente preparado para trabajar en tus objetivos.

Planificar con antelación

Además de un plan diario, también puede hacer planes semanales y mensuales. Estos planes son mejores para los objetivos a largo plazo que requieren múltiples tareas repartidas en varios días. Puede utilizar estos esquemas de objetivos a largo plazo para seleccionar sus tareas diarias y programar su semana de trabajo. Intente utilizar la misma estrategia de preparación que utiliza para las tareas diarias. Dedique un tiempo al final de la semana a revisar los logros de la semana anterior y a establecer nuevos plazos y responsabilidades. Siga este proceso al final de cada mes, trimestre o año para hacer un seguimiento de sus progresos y perfeccionar su estrategia si es necesario.

Utilizar herramientas

Puede mejorar su estrategia de preparación utilizando calendarios o tableros de visión para mostrar el alcance de su objetivo. Coloque estas herramientas, junto con sus listas de tareas o programas digitales de recordatorio, en lugares donde sea probable que las vea a menudo para recordar lo que quiere conseguir.

3. Organizar las tareas por prioridad

Cuando hagas un plan diario, semanal o mensual, procura anotar también qué tareas debes realizar primero. Tenga un sistema que le recuerde en qué debe trabajar y en qué orden. Puedes organizarte por fecha de entrega, tiempo de realización, nivel de dificultad o cualquier otra forma que te ayude a mantenerte motivado y a seguir trabajando en tus objetivos. Una buena opción es priorizar tus tareas primero por la urgencia, y luego por la complejidad y el compromiso de tiempo— es posible que prefieras completar primero las tareas menos complejas y que requieren mucho tiempo.

4. Anota todo

Para algunas personas, escribir la información en papel mejora su capacidad para recordar elementos importantes, como tareas o metas más amplias. Los calendarios y las listas digitales suelen ser prácticos, pero también puedes probar a escribir físicamente tu lista de tareas, tus pensamientos y otra información relacionada con tus objetivos. Puedes utilizar un cuaderno para las tareas relacionadas con el trabajo y para perfilar tus objetivos. También hay muchos tipos de planificadores físicos que pueden ayudarte a mantenerte organizado y concentrado.

5. Probar estrategias de ahorro de tiempo

Mantener la productividad a lo largo de la jornada laboral es una parte importante de estar orientado a los objetivos. Una forma de hacerlo es aprovechar al máximo el tiempo, por ejemplo, completando pequeñas y sencillas tareas mientras esperas a que avancen otros elementos que dependen de otros. También es una buena idea hacer descansos cortos y frecuentes a lo largo de la jornada laboral para mantener la productividad.

6. Motivarse

Puedes aumentar tu capacidad para seguir los planes a corto y largo plazo encontrando formas eficaces de motivarte. Pruebe una mezcla de ambas motivación intrínseca y extrínseca para ayudarle a mantenerse centrado en sus objetivos;

La motivación intrínseca es cuando se realiza una tarea porque es personalmente satisfactoria. Puede encontrar motivación intrínseca estableciendo objetivos que

  • Hacerte feliz
  • Mejore su bienestar
  • Interesa de forma genuina
  • Proporcione un reto

La motivación extrínseca se produce cuando usted completa una tarea porque quiere ganar una recompensa. Este tipo de motivación funciona mejor cuando planeas darte pequeñas recompensas a lo largo del día. Algunas recompensas extrínsecas pueden ser:

  • Tomar un tentempié saludable
  • Dar un pequeño paseo
  • Conseguir el reconocimiento de su empresa

Presta atención a las cosas que te motivan a lo largo del día, sean grandes o pequeñas, e intégralas en tu flujo de trabajo. Por ejemplo, si descubres que completar pequeñas tareas te hace sentir realizado y entusiasmado, reserva un tiempo cada mañana para hacer un breve entrenamiento, leer un artículo interesante o completar una pequeña tarea ligera relacionada con tu trabajo.

Leer más: Cómo motivarse en el trabajo

7. Desarrollar hábitos productivos

Piensa en qué hábitos te ayudarán a alcanzar tus objetivos y elabora un plan para convertir esos hábitos en rutinas. Estos hábitos podrían incluir llegar al trabajo a una hora determinada todos los días o responder siempre a los correos electrónicos antes de salir de la oficina. La autodisciplina puede ayudarte a utilizar tu tiempo de forma más eficaz y a mejorar tu productividad.

Una estrategia para desarrollar un hábito es utilizar un calendario de pared o de escritorio para controlar el número de días en que se completa un elemento. Coloque el calendario en un lugar fácilmente visible y, por cada día que complete la acción que intenta convertir en hábito, dibuje una gran «X» u otro símbolo. Si un día no completa la acción, la «X» que falta llamará su atención y le ayudará a motivarse para completar el calendario.

8. Hacer un seguimiento regular de su progreso

Además de esbozar sus objetivos y priorizar las tareas más pequeñas necesarias para alcanzarlos, una parte necesaria de la orientación a los objetivos es revisar periódicamente sus progresos. Puede programar un tiempo al final de cada día o un momento específico cada semana para evaluar sus objetivos a corto y largo plazo, así como los pasos que está dando para alcanzarlos.

Desarrolle un método para revisar la eficacia con la que está completando las tareas y el progreso que ha realizado para alcanzar objetivos específicos. Considera la posibilidad de utilizar tu lista de tareas pendientes como si fuera una lista de control para responsabilizarte de la realización de las mismas. También puedes crear una herramienta que registre el tiempo que dedicas a las distintas tareas. Intenta anotar a qué hora empiezas una tarea y a qué hora la terminas. Anota las posibles distracciones o bloqueos del proyecto que hayan afectado a tu tiempo;

Puede utilizar estas herramientas para identificar las tareas que pueden consumir mucho tiempo, reconocer los posibles obstáculos a su productividad y agilizar su flujo de trabajo para que pueda mejorar su capacidad de cumplir los objetivos.

9. Encuentre un socio para rendir cuentas

Otra forma de mantenerse centrado en sus tareas es conseguir un compañero de responsabilidad que le ayude. Considere la posibilidad de colaborar con un compañero de trabajo, un amigo o un miembro de la familia para hacer un seguimiento del progreso del otro y ayudar a motivarse mutuamente. Acostúmbrese a consultar rápidamente a su compañero de responsabilidad cada día para ponerle al corriente de sus progresos o para aumentar su motivación para seguir trabajando en sus objetivos.

10. Pedir opiniones constructivas

Puede utilizar su red profesional para mejorar su enfoque orientado a la consecución de objetivos hablando con sus colegas sobre los procesos de realización de tareas y los métodos de gestión del tiempo. Descubra lo que utilizan sus compañeros de trabajo u otros profesionales del sector, incluidos los hábitos que cultivan y los procesos que siguen. Considera la posibilidad de poner en práctica una de sus estrategias para perfeccionar tu proceso y convertirte en un empleado más productivo y orientado a los objetivos.

Intente reunirse con su socio de responsabilidad cada mes o trimestre para obtener información sobre sus objetivos a largo plazo y los pasos que ha trazado para alcanzarlos. Incluso puede proporcionarle retroalimentación sobre sus estrategias de objetivos y tal vez encontrar una perspectiva nueva y objetiva sobre los suyos.

Te recomendamos

¿Qué es la estrategia de liderazgo en costes?

Cómo Escribir una Carta de Recomendación de un Asistente Administrativo (Con Plantilla y Ejemplo)

Cómo responder a los comentarios constructivos en 7 pasos

¿Qué es el riesgo de reputación? Causas y pasos para minimizarlo

Todo sobre los programas de enfermería para no enfermeros

¿Qué es una declaración de estrategia?