¿Qué es la estrategia de desarrollo de productos?

La estrategia de desarrollo de productos se refiere a los métodos y acciones utilizados para introducir nuevos productos en el mercado o modificar los existentes para crear nuevos negocios. El desarrollo de un producto tiene varias etapas, desde la producción de una idea hasta la distribución de los productos a los clientes. Cada etapa requiere una estrategia para tener éxito y generar ingresos para una empresa.

En este artículo, hablamos de las etapas del desarrollo de productos y presentamos algunas estrategias comunes de desarrollo de productos.

¿Por qué es importante la estrategia de desarrollo de productos?

La estrategia de desarrollo de productos es importante porque utiliza la investigación de mercado para desarrollar un plan de éxito en la venta de productos. Su estrategia general debe incluir los métodos y técnicas que utilizará durante cada etapa del desarrollo del producto. Esto puede ayudarle a superar los obstáculos y a centrarse en las estrategias más exitosas. Elaborar planes sobre cómo desarrollar diversos productos también puede permitirle ajustar los productos existentes y hacer crecer su negocio.

¿Cuáles son las fases de desarrollo de productos?

El desarrollo de productos incluye todos los aspectos de la producción de innovación, desde la concepción de un concepto hasta la entrega del producto a los clientes. Cuando se modifica un producto existente para crear un nuevo interés, estas etapas verifican el éxito potencial de las modificaciones para generar negocio. Las siete etapas del desarrollo del producto son:

  1. Desarrollo de ideas: El desarrollo de ideas implica una lluvia de ideas sobre nuevos productos y formas de hacer que los productos existentes sean más relevantes.
  2. Edición y selección: Durante el proceso de selección, el equipo de desarrollo de productos determina qué ideas tienen más posibilidades de tener éxito en el mercado.
  3. Creación de prototipos: Una vez seleccionada una idea, la empresa debe crear un prototipo o una versión preliminar del producto propuesto. Este prototipo puede utilizarse para determinar si el producto funciona como se pretende y atrae a su público objetivo.
  4. Análisis: En la fase de análisis del desarrollo del producto, la empresa estudia los estudios de mercado y evalúa los posibles problemas del producto.
  5. Creación del producto: Después de incorporar las notas del análisis al prototipo, se puede crear el producto final.
  6. Pruebas de mercado: Antes de lanzar el producto a un público más amplio, los productos se suelen dar a conocer a un mercado más pequeño o a un grupo focal. La fase de prueba de mercado incluye la evaluación de los comentarios de los clientes y la eficacia del marketing del producto.
  7. Comercialización: La etapa final del desarrollo del producto se produce cuando se realizan ajustes basados en las pruebas de mercado y se lanza el producto a todo el mercado.

Beneficios de la estrategia de desarrollo de productos

Contar con una sólida estrategia de desarrollo de productos puede ayudar a su empresa a convertir una idea en un producto rentable y a modificarlo para seguir siendo competitivo en el mercado. Su estrategia de desarrollo de productos puede revelar las áreas de mejora, así como los métodos que tienen más éxito. Para obtener los máximos beneficios de su estrategia de desarrollo de productos, considere cómo funcionarían las distintas técnicas para cada paso y realice ajustes basados en sus experiencias pasadas.

Más información: Comprender los fundamentos del desarrollo de la estrategia

Estrategias de desarrollo de productos

Algunas empresas pueden centrarse en adaptar sus productos actuales, mientras que otras pueden crear sobre todo innovaciones, pero ambos tipos de desarrollo de productos requieren una estrategia clara para su aplicación. He aquí algunas estrategias de desarrollo de productos útiles para introducir un producto y seguir siendo competitivo dentro de su mercado:

  • Cambiar las ideas
  • Modificar un producto existente
  • Aumentar el valor del producto
  • Ofrezca una prueba
  • Especializar y personalizar
  • Crear paquetes de ofertas
  • Crear nuevos productos
  • Encontrar nuevos mercados

Modificar un producto existente

Crear una nueva versión de un producto existente con ligeros cambios puede proporcionar a su mercado la motivación para comprar una actualización. Modificar uno de sus productos existentes y centrarse en las actualizaciones en su comercialización influye en los clientes para que prueben la nueva versión del producto. Esta estrategia se centra en determinar las características que los consumidores desearían ver mejoradas y en realizar esos cambios.

Aumentar el valor del producto

Muchas empresas atraen a los clientes incluyendo un valor adicional con la compra de un producto. Puede aumentar el valor incluyendo una mayor cantidad de productos, añadiendo asistencia al cliente u ofreciendo características premium. Los nuevos clientes pueden sentirse atraídos por su producto debido a las ventajas añadidas, mientras que los clientes existentes pueden volver a comprar sus productos para recibir una oferta mejor.

Ofrecer una prueba

Ofrecer una versión de muestra gratuita o menos costosa de su producto puede convencer a los clientes de que prueben su producto que, de otro modo, no habrían comprado la versión completa. Este método se basa en la calidad del producto al suponer que muchos de los clientes que prueben la prueba gratuita comprarán la versión completa. Ofrecer una prueba puede mostrar a los clientes cómo pueden beneficiarse del resto de sus productos.

Especializar y personalizar

Muchos productos pueden especializarse para dirigirse a un grupo específico de clientes o personalizarse para crear un regalo único y personal. Permitir que los clientes personalicen su producto para que se adapte a sus necesidades y estilo de vida puede animarles a elegir ese producto frente a un competidor que sólo ofrece una versión genérica.

Crear paquetes de ofertas

Puede animar a los clientes a comprar más productos creando paquetes de ofertas. Esta estrategia expone a los clientes a una variedad de sus productos a través de paquetes de muestra o surtidos que podrían resolver diferentes problemas para el cliente. Las ofertas de paquetes también pueden presentar a los clientes un producto que de otro modo no habrían comprado y animarles a comprarlo en el futuro.

Crear nuevos productos

Otra forma de desarrollar una línea de productos es crear un nuevo producto relacionado con su mercado. Al crear nuevos productos, tenga en cuenta lo que buscan los clientes sin desanimarlos a comprar sus otros productos. Cualquier producto nuevo debe complementar lo que su producto existente hace por el cliente en lugar de reemplazar el original, animando a los clientes a comprar varios productos de su negocio.

Ideas de cambio

Una estrategia para el desarrollo de un producto puede ser cambiar su idea de producto. Si un mercado no responde a la innovación, la empresa puede plantearse dedicar sus recursos a investigar qué quiere ese mercado. No todas las ideas darán lugar a un producto exitoso, por lo que la disposición a cambiar las ideas cuando sea necesario puede ser una estrategia eficaz.

Encontrar nuevos mercados

Muchos productos pueden venderse con éxito en múltiples mercados. Una estrategia de desarrollo de productos es considerar la posibilidad de comercializar un producto existente en un mercado o grupo demográfico diferente. Esto podría incluir dirigirse a las empresas en lugar de a los consumidores individuales, comercializar hacia un grupo de edad diferente o ampliar su producto geográficamente.

Te recomendamos

Guía definitiva: 4 Estados Financieros para Empresas

¿Qué hace un director financiero? Objetivos y responsabilidades

¿Qué es el BCD en la automatización? (y otras preguntas frecuentes)

Cómo presentar facturas: Por qué es importante y los pasos clave

Factura Pro Forma vs. Factura Comercial: ¿Cuál es la diferencia?

Reconocimiento de marca: Definición y cómo funciona