12 estrategias presupuestarias eficaces que hay que probar

Elaborar un presupuesto es una importante habilidad personal y profesional. Tanto si hace un presupuesto actualmente como si no, es posible que lo necesite en el futuro. Elaborar un presupuesto que mejore tus habilidades financieras ahora podría ayudarte a gestionar tus propias finanzas.

En este artículo, explicamos qué es una estrategia presupuestaria, ofrecemos una lista de estrategias presupuestarias efectivas a tener en cuenta y proporcionamos consejos para mantener tu presupuesto.

¿Qué es una estrategia presupuestaria?

Las estrategias presupuestarias son un enfoque formal para gestionar un conjunto específico de fondos. Las estrategias presupuestarias se utilizan en la vida de muchas personas para evitar que sus gastos superen sus ingresos. Otros utilizan estrategias presupuestarias para alcanzar objetivos financieros como la compra de un coche nuevo o el ahorro para la jubilación. Los profesionales también utilizan estrategias presupuestarias en el trabajo para garantizar que sus organizaciones o departamentos puedan cubrir sus gastos e invertir en futuras oportunidades, además de pagarlas.

Relacionado: Por qué es importante elaborar un presupuesto (más 7 beneficios de elaborar un presupuesto)

Estrategias presupuestarias eficaces que hay que probar

Puede probar varias estrategias presupuestarias diferentes para ver cuál se ajusta mejor a sus objetivos y necesidades. Revise esta lista de 12 estrategias presupuestarias eficaces para ver cuál le ayudará a alcanzar sus objetivos financieros:

1. Presupuestación por sustracción

El presupuesto por sustracción es una de las formas más sencillas de presupuestar. Para hacer un presupuesto por sustracción, basta con sumar todos los gastos mensuales y luego restar ese total de los ingresos mensuales totales. La cantidad que le sobra es la que puede utilizar para ahorrar y divertirse.

2. Presupuesto de caja

El presupuesto en efectivo, también conocido como presupuesto en sobres, le pide que utilice efectivo real para las compras y los gastos en lugar de gestionar la moneda digital. Disponer de dinero en efectivo suele ayudar a quienes tienen problemas para imaginar su dinero en forma digital a realizar un seguimiento más fácil.

Con un sistema de presupuesto en efectivo, en lugar de ingresar la nómina en tu cuenta bancaria, la cobras y utilizas los billetes y monedas para pagar tus gastos. Algunas personas guardan la cantidad específica de efectivo que necesitan para gastos como el alquiler y los servicios públicos en sobres cerrados hasta que pagan esas facturas, para no tener la tentación de gastarlo en otras cosas.

3. Presupuestos proporcionales

Con una estrategia de presupuestación proporcional, divides todos tus gastos en tres categorías—ahorros, necesidades y deseos. A partir de ahí, determinas qué porcentaje de tus ingresos quieres dedicar a cada una de estas categorías y divides tus ingresos en esas categorías en consecuencia.

4. Presupuestar en dos bancos

Utilizando la estrategia presupuestaria de las dos orillas, usted se paga a sí mismo antes de pagar cualquier otro gasto, lo que le permite añadir a cualquier plan de ahorro o comprar cualquier artículo deseado. Un método eficaz de esta estrategia consiste en abrir una cuenta corriente en la que se deposita la nómina.

A continuación, establezca una transferencia automática de esa cuenta a una cuenta bancaria secundaria, dejando una pequeña parte de su sueldo en la cuenta original. Vive del dinero de la cuenta secundaria y deja los ahorros de la cuenta original para emergencias u otros objetivos de compra.

5. Presupuestos automáticos

Los presupuestos automáticos aprovechan los sistemas de presupuestación incorporados que ofrecen los bancos. Configura el pago automático de facturas y las transferencias automáticas para asegurarte de que pagas todos tus gastos a tiempo y cumples tus objetivos de ahorro sin tener que hacer ningún pago o depósito real.

6. Presupuestos en línea o en una aplicación

Existen multitud de sistemas y aplicaciones en línea que pueden ayudarle a realizar un seguimiento de sus gastos y a crear eficazmente un presupuesto personalizado que se ajuste a sus objetivos y necesidades. Considere la posibilidad de utilizar uno de estos programas para ayudarle a establecer un sistema de presupuesto único y específico para usted y sus patrones de gasto.

7. Presupuesto 50/30/20

El sistema 50/30/20 es una estrategia presupuestaria tradicional que utiliza ratios preestablecidos para ayudarle a gestionar su dinero. Esencialmente, con esta estrategia, el 50% de sus ingresos debe destinarse a necesidades como el alquiler y los servicios públicos, el 30% a deseos como cenas fuera y otras diversiones y el 20% a ahorros y al pago de cualquier deuda que pueda tener.

8. Presupuestos con varias cuentas

El sistema de presupuestación multicontable es una versión digital de la estrategia de presupuestación con sobres de caja. Con este sistema, se abren varias cuentas bancarias, cada una de ellas dedicada a un gasto específico o a un objetivo de ahorro. Puede utilizar las transferencias automáticas para enviar la cantidad de dinero adecuada a cada cuenta y el pago automático de facturas para asegurarse de que paga los gastos necesarios a tiempo.

9. Presupuesto de equilibrio cero

Un enfoque presupuestario de balance cero es otra estrategia tradicional que se centra en asegurar que tiene suficiente de sus ingresos reservados para cubrir sus gastos necesarios. Con este enfoque, se elabora una lista de todos los gastos que se tienen y la cantidad de dinero que se necesita cada mes para pagar esos gastos individuales.

10. Ahorro y presupuesto de emergencia

Para quienes estén interesados en maximizar sus ahorros, una estrategia presupuestaria de ahorro y emergencia es especialmente eficaz. Con este método, un determinado porcentaje de tus ingresos se destina a una cuenta de ahorro general que puedes utilizar para objetivos de compra específicos, como una casa o un coche, mientras que otro porcentaje se destina a un fondo de emergencia para gastos inesperados, como la reparación de un coche o la pérdida de un empleo.

11. Presupuesto de la tarjeta de débito prepagada

Un enfoque presupuestario estratégico para aquellos a los que no les gusta llevar dinero en efectivo, pero que luchan por frenar el uso de la tarjeta de crédito, es la estrategia presupuestaria de la tarjeta de débito prepagada, muy eficaz. Funciona como una combinación del sistema de sobres de efectivo y de la estrategia presupuestaria de cuentas múltiples, pero con el uso de tarjetas de débito prepagadas para los gastos diarios en lugar de utilizar efectivo real o una tarjeta de crédito o débito vinculada a una cuenta bancaria. Esto garantiza que no puedas sobregirar tu cuenta y gastar por encima de tus posibilidades.

12. Presupuesto prioritario

Un presupuesto prioritario implica determinar tus propias prioridades específicas en lugar de confiar en las prioridades predeterminadas establecidas por otros. Hay que hacer una lista de todos los gastos y prioridades de gasto y ordenarlos según la importancia que tengan para ti. A partir de ahí, puede determinar cuánto dinero quiere dedicar a cada categoría.

Relacionado: Cómo gestionar un presupuesto

Consejos para mantener el presupuesto

Decidir una estrategia presupuestaria es un excelente primer paso para ahorrar dinero de forma efectiva. Asegurarse de seguir las pautas establecidas en el presupuesto le ayudará a cumplir sus objetivos presupuestarios a corto y largo plazo. Utilice estos consejos para ayudarle a mantener su presupuesto:

  • Haz un seguimiento de tus gastos. Una de las mejores maneras de maximizar su presupuesto es hacer un seguimiento de sus gastos y ver dónde puede hacer cambios para cumplir sus objetivos financieros a corto y largo plazo.
  • Revisar y actualizar. Revise con regularidad el presupuesto que ha creado para asegurarse de que está gastando dentro de los límites. Actualice y modifique su presupuesto según sea necesario para reflejar los patrones de gasto y los objetivos cambiantes.
  • Establecer objetivos realistas. Asegúrate de que los objetivos que estableces para tu presupuesto son realistas y alcanzables. Considere la posibilidad de utilizar el sistema de fijación de objetivos SMART para ayudarle a crear objetivos financieros eficaces.
  • Utilizar herramientas: Utiliza herramientas como aplicaciones y rastreadores de dinero en línea para ayudarte a tener una idea clara de tus gastos y ahorros.
  • 5. Manténgase motivado. Recuérdese regularmente por qué está utilizando un presupuesto mirando sus objetivos a largo plazo para ayudarle a mantenerse motivado para ahorrar en lugar de gastar.
  • 6. Reducir el uso de la tarjeta de crédito Puede ser fácil gastar en exceso con una tarjeta de crédito. Si tiende a acumular una deuda innecesaria con la tarjeta de crédito, considere la posibilidad de utilizar dinero en efectivo o tarjetas de débito para evitar gastar más dinero del que tiene.