7 Estrategias de consultoría para impulsar su negocio

Cuando los empresarios necesitan una opinión objetiva sobre su empresa, los consultores pueden ofrecer experiencia y asesoramiento desde una perspectiva externa. Si aprende algunas de las estrategias que utilizan estos consultores, podrá utilizarlas usted mismo para mejorar su negocio. Una vez que defina los objetivos de su empresa, puede buscar una estrategia que se ajuste a ellos. En este artículo, explicamos qué son las estrategias de consultoría y analizamos siete estrategias comunes que puede probar con su negocio.

¿Qué son las estrategias de consultoría?

Las estrategias de consultoría son diferentes enfoques que un consultor puede adoptar para evaluar una empresa, comprender sus objetivos y decidir una estrategia para alcanzarlos. Los consultores ayudan a los líderes empresariales a entender dónde quieren que esté su empresa en el futuro y cómo llegar a ella. Cada estrategia se adapta mejor a diferentes objetivos. Por ejemplo, una empresa que quiera tener una gran oferta de productos podría beneficiarse de una estrategia de crecimiento, mientras que una que tenga una cantidad limitada de productos en un nicho de mercado podría querer utilizar una estrategia de diferenciación.

Relacionado: ¿Qué es la consultoría estratégica?

Siete tipos de estrategias de consulta

Los consultores recurren a varias estrategias en función de la empresa y sus objetivos. Antes de elegir una estrategia, hay que tener en cuenta los objetivos de la empresa y el entorno en el que se desarrolla la actividad. Algunas de las estrategias más comunes son:

1. Estructuralista

Esta estrategia tiene en cuenta las condiciones actuales del sector y del mercado en el que se encuentra su empresa. Al comprender el entorno en el que se encuentra su empresa, puede aprender a mejorar su uso y hacer crecer su negocio a través de estas pequeñas mejoras. Las empresas pueden seguir trabajando con proveedores establecidos o aprender más sobre las barreras de entrada que podrían permitirles superar a los posibles competidores.

Por ejemplo, una pequeña empresa que depende de los turistas y del tráfico peatonal puede optar por centrarse en un marketing que mejore su visibilidad ante los transeúntes, en lugar de gastar más en crear una fuerte presencia en la web. También pueden invertir en anunciar su negocio en espacios destinados a los turistas, como los hoteles.

2. Liderazgo en costes

El liderazgo en costes se centra en ofrecer precios más bajos para aumentar el número de consumidores atraídos por su empresa. Evalúe los gastos de su empresa y encuentre formas de reducir los costes sin que ello afecte significativamente a la calidad de sus productos. Esto puede implicar un cambio de proveedores o una reducción de los gastos generales. Su empresa puede optar por centrarse en bajar los precios a costa de ampliar su oferta para incluir nuevos productos.

Por ejemplo, una papelería puede limitar la variedad de productos que ofrece para poder comprar al por mayor algunos de sus productos más vendidos, lo que le permite fijar precios más bajos que un competidor cercano. Aunque pueden perder algo de negocio de los clientes que buscan artículos inusuales, han determinado que obtendrán más ingresos de los clientes que atraigan con los precios más bajos.

3. Diferenciación

La diferenciación implica encontrar una forma de hacer que su empresa sea única en comparación con otras similares. Si ofrece algo que nadie más hace, es probable que atraiga a los consumidores que quieren su producto y no pueden encontrarlo en otro sitio. Esta estrategia es especialmente eficaz para las empresas que ofrecen productos personalizados o de nicho. Cuando su producto satisface una necesidad que nadie más puede satisfacer, no necesita centrarse tanto en los precios competitivos.

Por ejemplo, una empresa de cerámica ofrece tazas hechas a medida con la forma de la cara de una persona o mascota. Esto puede ser muy laborioso y costoso, pero es probable que los clientes no encuentren algo así en ningún otro sitio. Es posible que los consumidores estén dispuestos a gastar más por un regalo o producto realmente único.

Relacionado: Estrategia de diferenciación: Definición, beneficios y creación

4. Crecimiento

Esta estrategia se basa en ampliar el número de productos que ofrece su empresa. Puede estudiar una nueva base de clientes y determinar qué les gustaría ver en su empresa o simplemente ofrecer nuevas versiones de sus productos actuales. Puede actualizar un éxito de ventas actual o encontrar formas de mejorar productos que ya no se venden tan bien. Si ha atraído recientemente a una nueva base de clientes o ha recibido comentarios de éstos sobre las mejoras que les gustaría ver en sus productos, ésta puede ser una estrategia ideal para su empresa.

Por ejemplo, una empresa de perfumería puede optar por ofrecer nuevas fragancias basándose en los comentarios recientes de los clientes. Añaden nuevas fragancias afrutadas para el verano y actualizan su clásica fragancia Ocean Breeze para incluir nuevas notas de fondo. Al ofrecer perfumes nuevos y ampliados a sus clientes, pueden generar más interés en sus productos y atraer a nuevos clientes al tiempo que atienden a los actuales.

Relacionado: Estrategia para el crecimiento: 10 métodos eficaces para las empresas

5. Enfoque de bajo coste

El bajo coste enfocado puede sonar a primera vista similar al liderazgo en costes, pero esta estrategia trabaja para reducir el coste en un producto o conjunto de productos específicos en lugar de en todos los productos a la vez. Esto puede ser especialmente útil si descubre que atiende a un nicho específico de clientes y puede atraer a más con un precio más bajo para el producto que le compran. En lugar de reducir el coste de todos los productos que ofrece, esta estrategia le permite reducir los costes de un artículo específico.

Por ejemplo, una empresa de juguetes puede ofrecer un juego único de cartas coleccionables que otras tiendas de la zona no tienen. Si la empresa encuentra una forma de bajar el precio de este juego específico de cromos sin alterar los precios de sus otros productos, puede atraer a más clientes que disfruten de los cromos. Y lo que es mejor, estos nuevos clientes pueden encontrar otros productos que les gusten mientras buscan los cromos que han venido a buscar.

6. Adquisición

La adquisición implica comprar otra empresa o líneas de productos de otra empresa. Aunque esta estrategia puede ser sencilla, también puede resultar costosa si la otra empresa tiene un precio elevado. Sin embargo, si tiene pocos competidores o sabe que la adquisición de una nueva empresa puede impulsar su negocio lo suficiente como para recuperar el coste, esta estrategia puede ser muy eficaz.

Por ejemplo, si una pequeña tienda de comestibles compite con un mercado de productos orgánicos, pueden ofrecerse a comprar el mercado de productos orgánicos e integrarlo en su tienda actual. Esto les permitiría ofrecer opciones orgánicas y atender a los nuevos clientes que prefieren los productos orgánicos. Aunque puede costarles una cantidad significativa de capital, pueden descubrir que el aumento de clientes amortiza rápidamente el coste.

7. Enfoque

Esta estrategia implica un enfoque más específico para llegar a nuevos clientes. En lugar de intentar atraer a numerosos clientes nuevos, puede encontrar un pequeño grupo de clientes que constituya la mayor parte de sus ventas y dirigirse a ellos específicamente. Si su empresa es conocida por algo único, invierta en esa parte de su negocio.

Por ejemplo, una empresa de velas puede descubrir que la mayor parte de sus ventas se realizan por Internet a clientes que compran aromas de temporada. Para centrarse en este conjunto de clientes, pueden cerrar una de sus sucursales y contratar más personal para controlar las ventas online. También pueden optar por eliminar algunas esencias que no se venden tan bien e invertir en mejorar la calidad de sus esencias de temporada o gastar sus recursos en publicidad en espacios destinados a los compradores de temporada.

Te recomendamos

Cómo mejorar la productividad de los empleados

Personalidades de tipo A: Rasgos, fortalezas y comportamientos en el trabajo

Cómo gestionar el trabajo desde casa con los niños

Cómo escribir una carta para vender un producto (con plantilla y ejemplo)

11 Principios de liderazgo efectivo

Métodos de previsión: Qué son y cómo elegirlos