10 estrategias de marketing para atraer y retener clientes

El objetivo del marketing es hacer llegar un producto o servicio a los consumidores. Las empresas pueden identificar a los posibles compradores conociendo sus necesidades y demandas.

En este artículo, hablamos de 10 estrategias de marketing diferentes que pueden ayudarle a atraer nuevos clientes y a fidelizarlos.

¿Qué es una estrategia de marketing?

La estrategia de marketing de una empresa es un conjunto de pasos o acciones que se utilizan para aumentar las ventas, impulsar el conocimiento de la marca o destacar el valor del producto. La estrategia de marketing de una empresa consiste en atraer a los consumidores y hacer que busquen más información sobre la empresa o sus productos. Una empresa debe saber quiénes son sus clientes y cómo toman sus decisiones de compra para poder atraerlos. La creación de una estrategia de marketing es un proceso paso a paso que tiene en cuenta objetivos específicos. Es posible que una empresa diseñe una estrategia de marketing para alcanzar sus objetivos si se desarrolla la estrategia adecuada.

El modelo AIDAR muestra cómo funciona una estrategia de marketing:

  • Conciencia: El acto de crear atención para la marca o servicio a través de varios medios
  • Interés: El paso de generar interés para animar a los compradores a querer saber más
  • Deseo: Crear una conexión emocional con el comprador para que quiera el producto o le guste la marca
  • Acción: El paso en el que el comprador coge un folleto, llama para saber más o realiza una compra
  • Retención: Una vez que alguien se convierte en cliente, la empresa se centra en satisfacerlo para que vuelva y quizás recomiende la empresa a sus amigos y familiares.

Relacionado: ¿Qué es la planificación estratégica? Definición, técnicas y ejemplos

Crear una estrategia de marketing

Para llegar a los clientes y construir la marca de una empresa, ésta establece objetivos en función de lo que quiere conseguir con cada estrategia de marketing. El establecimiento de objetivos incluye conocer el valor de la empresa y dirigirse al comprador ideal. Las estrategias de marketing establecen plazos y miden el éxito de la estrategia para determinar su retorno de la inversión (ROI), que puede ser un factor para decidir si la estrategia se vuelve a aplicar o no. El uso del proceso de objetivos SMART ayuda a definir la estrategia y a especificar el objetivo.

Por ejemplo, una empresa de café lanza su nuevo sabor coincidiendo con las fiestas. Aquí se establece un objetivo SMART para aumentar las ventas:

  • Específicos: La empresa quiere ganar 1.000 nuevos clientes.
  • Medibles: La empresa quiere conseguirlo para finales de año.
  • Actuable: La empresa determina dónde será más eficaz su publicidad.
  • Relevante: El producto es de temática navideña y su lanzamiento está previsto para noviembre.
  • Con límite de tiempo: Una línea de tiempo específica permite a la empresa aspirar a un resultado concreto y ajustar el objetivo según sea necesario.

Relacionado: 4 pasos para construir una marca

¿En qué se diferencia una estrategia de marketing de un plan de marketing?

Un plan de marketing resume las ideas de lo que una empresa quiere conseguir, y la estrategia de marketing compone los componentes del plan y lo pone en marcha. Los planes de marketing detallan las estrategias específicas para alcanzar los objetivos de la empresa y contienen los calendarios de cuándo se llevarán a cabo determinadas estrategias de marketing y detallan la logística de las campañas de marketing.

Las estrategias de marketing informan el plan de marketing y generalmente tienen una vida más larga porque contienen propuestas de valor y dinámicas de marca que no cambian mucho con el tiempo. Las estrategias abarcan una serie de medios y lugares en los que una empresa puede encontrar a las personas a las que atrae y definen cómo la empresa puede convertir a esa persona en cliente.

Relacionado: 7 formas de comercializar una pequeña empresa

Ejemplos de estrategias de marketing

He aquí 10 estrategias de marketing habituales que las empresas utilizan para llegar a más clientes, fomentar la repetición de las compras y fidelizar a la marca:

  1. Aprovecha las redes sociales.
  2. Crea un blog.
  3. Maximizar la optimización de los motores de búsqueda (SEO).
  4. Crear una llamada a la acción (CTA).
  5. Atraiga a los influenciadores.
  6. Construir una lista de correo.
  7. Crear un programa de afiliación.
  8. Involucrar a los clientes con el chat.
  9. Organice seminarios web.
  10. Desarrollar personajes de clientes.

1. Aprovechar las redes sociales

Las redes sociales ofrecen muchas formas atractivas de conectar con los clientes. Una empresa puede publicar fotos o vídeos sobre sus productos o comunicarse a través de comentarios o mensajes. Las redes sociales ofrecen un entorno en el que los clientes pueden aprender sobre la empresa o su sector. La interacción con los clientes fomenta la fidelidad a la marca y mejora el servicio al cliente.

Ejemplo: El lunes, una empresa cafetera publica un vídeo sobre su proceso de elaboración del café, y el martes anuncia un nuevo sabor de café y anima a los clientes a pasar por una de sus tiendas para probarlo. El viernes, la empresa se compromete con los clientes en línea para conocer su opinión sobre el nuevo producto.

Relacionado: Creación de una estrategia exitosa de marketing en redes sociales

2. Crear un blog

Los blogs proporcionan contenido en un sitio web o en una página de producto que ayuda a un cliente a tomar una decisión de compra o a aprender más sobre un servicio. Los blogs pueden actualizarse diaria o semanalmente, dependiendo de los objetivos de la estrategia, y lo ideal es que las publicaciones creen valor y construyan autoridad. Algunas empresas pueden contar con escritores de blogs invitados que confirmen el valor o eduquen a los clientes. Compartir las entradas del blog en las redes sociales o en otros medios similares amplía la audiencia y la base de clientes potenciales.

Ejemplo: La consulta de psicología de la Dra. Parker tiene previsto implantar una nueva técnica terapéutica. La doctora quiere que sus clientes entiendan cómo funciona, por lo que inicia una publicación semanal en su blog que entra en detalles sobre la técnica. Una vez al mes, la Dra. Parker publica posts de destacados psicólogos para obtener diferentes puntos de vista y la interacción de los lectores.

3. Maximizar la optimización de los motores de búsqueda (SEO)

Las palabras o frases clave se escriben en un motor de búsqueda para localizar un tema concreto o responder a una consulta. Los navegadores web están diseñados para buscar esas palabras clave o frases en sitios web o artículos y presentar los resultados al usuario. Un SEO eficaz no sólo puede situar a la empresa en los primeros puestos de los resultados de los motores de búsqueda, sino que también es una poderosa forma de segmentar y dirigir a los clientes. Aunque las palabras y frases clave son valiosas, las empresas también deben crear contenidos atractivos que ofrezcan valor.

Ejemplo: Una empresa de artículos deportivos tiene una venta de bicicletas y crea contenido sobre la venta utilizando palabras clave específicas. La empresa investiga las palabras y frases clave relacionadas con las bicicletas y elige las más populares entre ellas para utilizarlas en todo su contenido.

Ejemplo de palabras clave o frases para la venta de bicicletas:

  • Bicicleta
  • Ciclo
  • Tienda de bicicletas
  • Venta de bicicletas
  • Descuento para bicicletas
  • Engranaje del ciclo

4. Crear una llamada a la acción (CTA)

Una llamada a la acción es un estímulo para que el cliente haga preguntas, haga un seguimiento, obtenga más información o tome una decisión. Una llamada a la acción puede adoptar la forma de una pregunta, una oferta, una sugerencia o crear una sensación de urgencia.

Ejemplos:

  • Las rebajas terminan el martes, ¡consiga el suyo ahora!
  • Obtenga este informe gratuito al unirse a nuestra lista de correo.
  • ¿Listo para saber más? Haga clic aquí.

5. Asociarse con personas influyentes

Los influencers son principalmente personas de las redes sociales que han conseguido un número de seguidores o un público al que atraen. Las empresas pueden asociarse con influencers que coincidan con sus objetivos o estrategias comerciales. Los influencers pueden promocionar un producto usándolo, llevándolo o hablándole a sus seguidores de él. Si los productos y los sistemas de venta de la empresa están en marcha, los influencers pueden ayudar a crear valor a través de la experiencia directa para influir en la compra. Los influencers que encajan en el nicho de la empresa pueden ayudar a la empresa a llegar a más clientes.

Ejemplo: Una empresa que fabrica botas de montaña sigue a una persona popular en una plataforma de redes sociales. La persona tiene muchos seguidores y comparte fotos y publicaciones de los muchos lugares a los que va de excursión. La empresa se acerca a la persona influyente y llegan a un acuerdo por el que la persona influyente recibe un par de botas gratis de todos los modelos que fabrica la empresa si se compromete a llevar las botas y hablar de ellas en sus publicaciones. La influencer etiqueta la cuenta de la empresa en las redes sociales y recomienda las botas a sus seguidores. La empresa aumenta su número de seguidores y puede presumir de la experiencia positiva de primera mano de la influencer.

6. Construir una lista de correo con marketing por correo electrónico

La creación de una lista de correo puede ayudar a una empresa a ofrecer incentivos a sus clientes o a animarles a volver. El marketing por correo electrónico mantiene a la empresa frente al cliente, mientras que la empresa puede segmentar las listas para dirigirse a clientes específicos. Si una empresa de artículos deportivos está lanzando los últimos patines en línea, puede segmentar su lista de clientes potenciales para dirigirse a un determinado grupo demográfico, como los jóvenes de 18 a 24 años.

La automatización de los correos electrónicos permite conectar con los clientes de inmediato mediante mensajes personalizados y ofrecerles algo por su tiempo. Las listas de correo avisan a los clientes de ventas o promociones, comparten consejos sobre el uso de un producto o proporcionan educación sobre su industria.

Ejemplo: Se puede persuadir a los clientes para que se suscriban a un boletín informativo ofreciéndoles una propuesta de valor:

  • Reciba mi informe gratuito
  • Regístrese y obtenga nuestro eBook
  • Suscribirse para obtener un cupón de descuento del 20%.

7. Crear un programa de afiliación

Al igual que la asociación con personas influyentes, los programas de afiliación hacen que sus clientes vendan por usted. Un afiliado es alguien que recibe un incentivo por cada venta o referencia a la empresa que llega a través de su sitio web, plataforma de medios sociales o vías similares. Los afiliados hacen que la gente hable del negocio y pueden ampliar en gran medida el número de personas que conocen los productos y servicios.

Ejemplo: Una empresa de café busca blogueros e influencers que estén dentro de su nicho y lanza su programa de afiliados. La empresa de café puede enviar a sus afiliados muestras para que las prueben a cambio de una reseña o recomendación. Cada vez que un cliente hace clic en el enlace único de afiliación, tanto el bloguero como la empresa se benefician de la relación.

8. Atraer a los clientes con el chat

Disponer de una función de chat es una buena manera de responder a las preguntas de los clientes o de resolver sus problemas de inmediato. Los clientes pueden utilizar el chat para obtener más información sobre un servicio, solucionar un problema con un producto o hacer una pregunta sobre los plazos de entrega. Algunas funciones de chat modernas pueden transferir el chat directamente al dispositivo del cliente, de modo que éste puede abandonar el sitio web de la empresa pero no la conversación.

Ejemplo: La aspiradora de un consumidor acaba de dejar de funcionar, así que visita la página web de la empresa para localizar un número de teléfono o documentación para solucionar el problema de la máquina. Una vez en el sitio web, la clienta encuentra una función de chat que le permite enviar un mensaje a un representante de inmediato. La clienta está encantada de saber que su aspiradora necesita una correa nueva y el representante del chat ya se ha encargado de enviarle una correa nueva para el final de la semana. El problema de la clienta se resolvió de inmediato, y el excelente servicio de atención al cliente mantuvo el chat conectado hasta que ella quedó satisfecha con el resultado.

9. Organizar seminarios web

Los webinars son típicamente sesiones de aprendizaje o información basadas en la web. Los webinars pueden utilizarse como herramienta de incorporación de nuevos empleados o para presentar a un cliente a la empresa. Son ideales para centrarse en una sola idea y presentarla en varias plataformas. Los webinars pueden incluir una sesión de preguntas y respuestas o terminar con una llamada a la acción.

Ejemplo: Una empresa ha lanzado una nueva herramienta de jardinería y crea una serie de webinars en torno al producto. En el primer webinar se explica cómo la herramienta facilitará la jardinería, en el segundo se ofrecen consejos para utilizar la herramienta y en el tercero se comparten fotos o vídeos de clientes utilizando la herramienta. Cada seminario web ofrece un cupón de descuento del 20% en la compra de la herramienta.

10. Desarrollar personajes de clientes

Los personajes definen quién es el cliente, qué le gusta y permiten conocer sus patrones de compra para atenderlo mejor. Las empresas que venden un producto o servicio necesitan, en última instancia, que el cliente realice una compra. Mediante la investigación de sus clientes ideales, las empresas pueden desarrollar los personajes existentes para personalizar aún más su servicio.

Ejemplo: Una empresa de tablas de surf diseña una tabla más larga que la mayoría y adecuada para personas de más de 1,80 metros de altura. La empresa crea un boceto de su cliente ideal para definir sus esfuerzos de marketing. La empresa actualiza los detalles sobre su cliente ideal a medida que se van conociendo:

  • Más de 1,80 metros de altura
  • De 18 a 25 años (se actualiza a 18-35 años cuando la empresa descubre que muchos clientes tienen más de 25 años)
  • En la universidad (o recién graduado)
  • Le encanta la playa