Estructura de costes: Definición, términos clave y ejemplos

La estructura de costes es la forma en que se clasifican los costes relacionados con la venta de un producto o servicio a efectos empresariales. Tiene varias variables que la definen y permite a una empresa determinar los costes de explotación a un nivel amplio, de toda la empresa, o a un nivel de producto individual. En este artículo, explicamos qué es la estructura de costes, definimos los términos clave y ofrecemos ejemplos de cómo las empresas pueden utilizar la estructura de costes.

¿Qué es la estructura de costes?

Relacionado: Cómo crear una estrategia de liderazgo en costes

La estructura de costes son todos los costes asociados a la venta de un producto o servicio y la forma en que se clasifican dichos costes. Hay varias maneras de hablar de la estructura de costes, y no todas las empresas o expertos se refieren a la estructura de costes de la misma manera. Lo más importante es que usted entienda cómo su empresa aborda la estructura de costes y los términos pertinentes.

La estructura de costes es la que más varía entre los distintos tipos de empresas. Algunas variables que pueden afectar a la forma en que una empresa se refiere a la estructura de costes son los objetos de coste, como los productos, los servicios, los clientes, los proyectos y las actividades empresariales. Además, la estructura de costes puede variar incluso dentro de una misma empresa en función de las líneas de producto, las unidades de negocio o la división.

Tipos de estructura de costes

Hay dos tipos principales de estructura de costes:

Orientación a los costes

Las empresas orientadas a los costes se especializan en productos y servicios de bajo coste. Estas empresas quieren ofrecer a sus clientes el menor coste posible y utilizan diversos sistemas y métodos de ahorro para mantener los costes bajos. Las empresas orientadas a los costes, al igual que la mayoría de las empresas, quieren obtener beneficios, por lo que es importante que reduzcan los costes de todas las maneras posibles, especialmente de las que sus competidores no han considerado. Ejemplos de empresas impulsadas por los costes son las aerolíneas de descuento, las tiendas minoristas que se centran en la venta de artículos de bajo coste y los proveedores de servicios que cobran menos que otros servicios similares.

Orientación al valor

Las empresas orientadas al valor son aquellas que quieren dar a sus clientes el mejor valor por su dinero, pero pueden no tener los productos o servicios más baratos. Pueden tener un precio competitivo, pero lo más importante para una empresa orientada al valor es que creen que ofrecen a sus clientes un buen valor por lo que gastan. Ejemplos de ello pueden ser una aerolínea exclusiva, un minorista de gama alta que vende productos de lujo o un proveedor de servicios altamente capacitado.

Términos relacionados con la estructura de costes

Muchos términos están relacionados con la estructura de costes, entre los que se incluyen:

Costes fijos

Los costes fijos son aquellos costes empresariales que no cambian, independientemente del número de productos o servicios que venda la empresa. Los costes fijos pueden incluir el alquiler, los servicios públicos, los impuestos sobre la propiedad y los salarios. Estos gastos pueden fluctuar un poco de un mes a otro, pero no cambian en función de la cantidad de productos o servicios que venda la empresa.

Relacionado: Cómo Calcular el Coste Fijo

Costes variables

Los costes variables son los que cambian en función del número de productos o servicios que vende una empresa. A medida que una empresa crece, ofrece nuevos productos o aumenta las ventas de cualquier producto, estos costes aumentan. Entre ellos se encuentran los costes directos de la mano de obra (especialmente los salarios por hora), las bonificaciones y las comisiones, los gastos de viaje, los costes directos de material, los impuestos sobre las nóminas y los costes de marketing.

Relacionado: Cómo Calcular el Coste Variable

Economías de escala

Las economías de escala son productos o servicios que una empresa compra o vende en los que el precio por unidad baja si se compran más unidades.

Por ejemplo: Una empresa necesita comprar 10 cajas de materiales para crear su producto y el coste es de 100 dólares por caja, pero si compra 25 o más cajas, el precio baja a 90 dólares por caja. Con las economías de escala, las empresas que compran más obtienen un ahorro por unidad, mientras que las empresas que venden los productos en virtud de las economías de escala descubren que venden más al por mayor porque ofrecen un ahorro.

Relacionado: Una guía completa sobre las economías de escala

Asignación de costes

La imputación de costes es una forma de hacer un seguimiento de los gastos de la empresa para que ésta pueda asignar esos gastos a un producto o servicio específico para determinar si es rentable. Un ejemplo de esto podría ser asignar los empleados pertinentes y sus salarios a una línea de productos concreta y luego dividirlos en función de cada producto ofrecido. De esta manera, la empresa puede ver cómo los ingresos de cada producto afectan a los costes de los salarios de los empleados y viceversa.

Relacionado: Cómo calcular con precisión los gastos generales

Fondo de costes

Las empresas utilizan el pool de costes para agrupar los gastos fijos y poder dividirlos posteriormente por proyecto o producto. El pool de costes es una parte de la asignación de costes. Algunos de los gastos que pueden agruparse en un pool de costes son los gastos generales, como los salarios, el alquiler, los servicios públicos y otros gastos fijos que son los mismos independientemente del número de productos que venda la empresa.

Economías de alcance

Las economías de alcance son un beneficio financiero cuando una empresa adquiere un bien o servicio que puede aplicarse a múltiples áreas de su negocio por el mismo coste. Esto podría incluir un software que tiene múltiples características para tomar el lugar de diferentes tipos de software que la empresa pagó anteriormente. Las economías de alcance son otra forma de reducir los costes de una empresa.

Ejemplos de estructura de costes

He aquí dos ejemplos de estructura de costes:

Orientada a los costes

Snyder Electronics es una tienda minorista que se especializa en la venta de productos electrónicos al menor costo posible. Están calculando los gastos que entran en sus ventas para el último año. En primer lugar, hacen un pool de costes para sumar los costes fijos como el alquiler, los salarios del gerente y los servicios públicos como gastos generales. También suman los costes variables del último año como pool de costes, que incluye los gastos de marketing y las comisiones pagadas a los empleados de ventas.

A continuación, suman las horas de mano de obra que se emplearon en las ventas del año anterior, revisando cuántas horas trabajó cada empleado de ventas por hora y cuánto se les paga por hora. Esos costes variables de la mano de obra, junto con los gastos generales fijos y los demás costes variables, son lo que la empresa ha gastado en el último año para hacer negocios.

La empresa divide entonces estos costes por el número de productos vendidos en cada categoría que ofrecen, como teléfonos móviles, ordenadores, impresoras y sistemas de videojuegos. Pueden ir un paso más allá y asignar específicamente las horas de trabajo pagadas por cada empleado en cada uno de esos departamentos si los empleados se quedan en un área. Esto permite a Snyder Electronics evaluar si están manteniendo sus costes lo más bajos posible en cada área, de modo que puedan mantener los precios bajos para sus clientes sin perjudicar su capacidad para mantenerse en el negocio.

Orientación al valor

Jasmine's Knit Goods es una pequeña empresa especializada en la producción de artículos de punto de alta calidad hechos a mano, como jerséis, calcetines, bufandas y gorros. Jasmine quiere ofrecer artículos de gran valor a un coste razonable pero justo que reconozca la mano de obra implicada. Jasmine tiene unos costes fijos que incluyen el pago de la hipoteca, los impuestos sobre la propiedad, los servicios públicos y su propio salario. Paga a sus empleados un salario por hora y también tiene otros costes variables, como el hilo y las herramientas para tejer.

Jasmine quiere saber cuánto le costó a la empresa producir sus productos durante el último trimestre. En primer lugar, calcula los gastos generales fijos y los costes variables de material y los divide entre las cuatro líneas de productos principales. A continuación, calcula los costes laborales por hora de cada tipo de artículo. Sumando la parte de los costes globales a los costes laborales por hora de los 125 jerséis vendidos en el último trimestre, Jasmine puede ver cuánto le costó a la empresa producir esos jerséis. También hace lo mismo para cada una de las otras categorías de artículos.

Si Jasmine quiere ser aún más específica con los costes de cada partida, podría agrupar todos los gastos variables por partida. Esto significaría que si la empresa utiliza un hilo más costoso o una herramienta de tejido más cara para un tipo de sombrero en particular, podría crear un pool de costes de esos gastos con los costes de mano de obra directa para encontrar los costes de ese tipo de sombrero específico cuando se suman a un porcentaje de los costes generales.

Te recomendamos

Guía para el formato APA

12 Reglas útiles de división (con ejemplos)

¿Qué es una estrategia de ventas? Plantilla y ejemplos

Diferencias entre organizaciones sin ánimo de lucro y organizaciones con ánimo de lucro

6 Teorías de liderazgo para el crecimiento profesional

Cómo crear una política de PTO (y sus pros y contras)