Su guía sobre la estructura funcional de la empresa: Ventajas y desventajas

El funcionamiento de una empresa de éxito suele implicar algún tipo de estructura organizativa. La estructura funcional es un tipo de estructura organizativa que ayuda a las empresas a gestionar a los empleados y a cumplir sus objetivos empresariales. En este artículo, analizamos las ventajas y desventajas de la estructura organizativa funcional, además de aprender sobre otras estructuras organizativas en las empresas.

¿Qué es una estructura organizativa funcional?

Relacionado: ¿Cuál es la importancia del liderazgo?

Una estructura organizativa funcional es una estructura empresarial que agrupa a los empleados por especialidad, habilidad o roles relacionados. Se basa en niveles de jerarquía que incluyen diferentes departamentos, bajo la dirección de líderes designados. Las empresas suelen operar con una estructura funcional porque agrupa a personas que tienen conocimientos similares y, cuando se utiliza en un entorno de equipo, ayuda a las empresas a alcanzar sus objetivos.

Relacionado: Estructura organizativa: Definición y tipos

Ventajas de utilizar una estructura organizativa funcional

Emplear una estructura funcional en su empresa tiene muchas ventajas. Entre ellas:

  • Aumento de la productividad
  • Desarrollo de habilidades
  • Claridad
  • Minimización de los costes de explotación

Aumento de la productividad

Las personas que trabajan en un entorno de estructura funcional tienen habilidades especializadas que les permiten trabajar con mayor rapidez y eficacia que quienes pueden no estar familiarizados con temas específicos, lo que redunda en una mayor productividad. Además, su nivel de confianza les permite completar las tareas con una supervisión mínima. Los empleados de este sistema jerárquico que demuestran altos niveles de productividad suelen recibir ascensos a otros puestos.

Desarrollo de habilidades

Las empresas que siguen una estructura organizativa funcional tienen múltiples departamentos compuestos por pequeños equipos. Dentro de cada equipo, los directivos con experiencia tienen la oportunidad de enseñar a los miembros de su equipo las mismas habilidades que ellos poseen, lo que da como resultado un conjunto de habilidades mejoradas para todos los implicados. Tanto las habilidades blandas (interpersonales) como las duras (técnicas) pueden desarrollarse con el tiempo a medida que las personas trabajan juntas para encontrar soluciones únicas y superar los desafíos relacionados con el trabajo.

Claridad

Cuando las empresas reúnen a personas de la misma especialidad, se crea un entorno de claridad. Cada vez que alguien de la empresa necesita información de alto nivel relacionada con el marketing, los recursos humanos, el servicio al cliente o las operaciones, sabe a dónde dirigirse. Esto se aplica también a las personas de fuera de la empresa, que pueden ponerse en contacto con la empresa con una petición especial. Además, la naturaleza jerárquica de la estructura funcional aclara las funciones y responsabilidades específicas de cada persona dentro de un departamento.

Coste mínimo de la operación

Las estructuras organizativas ayudan a las empresas a ahorrar dinero de muchas maneras. Al organizar a los empleados según las funciones de la empresa, los departamentos pueden reducir la posibilidad de que varios departamentos realicen trabajos similares. Asignar las tareas a personas con las habilidades adecuadas también ahorra dinero porque el trabajo se realiza de forma más eficiente.

La estructura organizativa funcional funciona mejor en empresas grandes que emplean a varias personas con funciones similares. Cuando los departamentos tienen a los empleados organizados por sus habilidades y su correspondiente función en la empresa, los propietarios de la empresa tienen más tiempo para centrarse en sus objetivos a gran escala mientras los jefes de departamento gestionan los objetivos de su equipo. En las empresas más pequeñas, puede que no haya suficientes empleados con habilidades afines para justificar la agrupación en departamentos separados.

Desventajas de utilizar una estructura organizativa funcional

Algunas de las desventajas de las estructuras organizativas funcionales son

  • Dificultades en la toma de decisiones
  • Competencia entre departamentos
  • Alcance limitado

Dificultades en la toma de decisiones

Para las empresas que prosperan gracias a una mayor flexibilidad y creatividad, la estructura organizativa funcional puede afectar a su capacidad para operar con eficacia. Las estructuras organizativas formales de este tipo suelen requerir que los empleados busquen la aprobación de la dirección y otras figuras de autoridad antes de tomar decisiones. Cuando la dirección no está disponible para dar su opinión durante los proyectos urgentes, esto puede obstaculizar el progreso general del equipo. Los directivos que entienden este reto pueden evitar los retrasos relacionados con el trabajo si se comunican bien con los miembros de su equipo.

Competencia entre departamentos

A medida que los empleados de cada departamento trabajan juntos, empiezan a funcionar como un equipo centrado en la consecución de objetivos específicos. Esta mentalidad orientada a la consecución de objetivos, aunque suele ser positiva, puede provocar la competencia entre departamentos. Para mantener un entorno de trabajo armonioso, los directivos deben trabajar para comunicarse eficazmente con los demás líderes de departamento y respetar las prioridades del director general en cuanto a las necesidades de la empresa.

Alcance limitado

Sin una orientación e información adicionales por parte de los directivos, los empleados de los departamentos pueden trabajar con un conocimiento limitado de cómo sus funciones se relacionan con los objetivos de la empresa. También es posible que no entiendan cómo se relaciona su trabajo con otros departamentos. Las empresas que practican la estructura funcional deben tomar medidas para asegurarse de que todos los departamentos entienden cómo funciona la empresa en su conjunto. Esto puede hacerse mediante reuniones en toda la empresa y correos electrónicos grupales.

Otros tipos de estructuras organizativas

Además de la estructura organizativa funcional, existen otros tipos de estructuras organizativas que ayudan a las empresas a alcanzar sus objetivos, como por ejemplo:

  • Jerárquico
  • Matriz
  • Plano
  • Flatarchy
  • División

Jerarquía

Las estructuras jerárquicas son similares a la estructura organizativa funcional y se parecen mucho a las pirámides de una organización. La cadena de mando de la empresa comienza con el director general u otro cargo de nivel ejecutivo. A partir de ahí, la estructura puede pasar a un consejo asesor o a un director de personal, que supervisa a varios directores de departamento. Los especialistas de los departamentos y otros empleados dependen de estos directores de departamento. Las funciones de gestión en la estructura jerárquica están claramente definidas, lo que facilita que los empleados comprendan mejor a quién deben rendir cuentas.

Relacionado: Estructura jerárquica: Definición y ejemplos

Matriz

En la estructura organizativa matricial, que imita una cuadrícula, los empleados de una empresa suelen depender de dos directivos en lugar de uno. Por ejemplo, un empleado puede depender tanto de un director funcional como de un director de producto. El papel del director funcional puede ser ayudar a los miembros del equipo a entender las prioridades del trabajo y revisar las tareas realizadas. El papel del director de producto es establecer la dirección de la empresa en cuanto a la oferta de productos. Las estructuras matriciales crean equipos interfuncionales para proyectos especiales.

Leer más: Estructura organizativa matricial: Ventajas y desventajas

Plano

Una estructura plana es lo contrario de una jerarquía, ya que carece de antigüedad, títulos de trabajo y descripciones de puestos específicos. Los empleados de una estructura plana contribuyen libremente al trabajo según sea necesario. Es habitual que las empresas de nueva creación y los pequeños negocios funcionen con una estructura plana, aunque las empresas suelen pasar a alguna forma de jerarquía a medida que progresan.

Flatarchy

Las empresas que operan bajo la estructura híbrida de flatarquía practican elementos tanto de una estructura jerárquica como de una estructura plana. Aunque tienen una autoridad lineal y equipos especializados, también permiten compartir ideas innovadoras. A medida que las empresas desarrollan nuevos productos y servicios, suelen buscar la orientación de diferentes departamentos dentro de la organización mientras mantienen una estructura jerárquica.

División

Las estructuras divisionales funcionan bien con las grandes empresas que abarcan una amplia zona geográfica. Las empresas dividen a los empleados en divisiones relacionadas con productos, mercados o servicios específicos. Dentro de cada división, puede existir una unidad funcional compuesta por departamentos como el de marketing y el de operaciones. Las cadenas de tiendas y filiales a nivel nacional y mundial suelen funcionar con una estructura de divisiones.

Te recomendamos

Cómo convertirse en un nutricionista certificado

¿Qué son los activos corrientes netos? (Con fórmula NCAVPS y consejos)

11 Principales certificaciones de administración de redes

¿Qué es un experto en la materia? (Y cómo llegar a serlo)

Hoja de cálculo del presupuesto gratuita

Cómo fomentar la comunicación eficaz en el lugar de trabajo