¿Qué es una estructura organizativa geográfica?

La estructura organizativa de una organización determina cómo se agrupan y posicionan las personas y los cargos, las líneas de comunicación, las cadenas de mando, las responsabilidades laborales y los niveles de responsabilidad. Cada empresa tiene una estructura organizativa diferente, y muchas estructuras están relacionadas con los objetivos estratégicos de la empresa.

En este artículo, analizamos qué es una estructura organizativa geográfica, cuándo utilizar esta estructura organizativa y las ventajas y desventajas de la estructura organizativa geográfica.

Relacionado: 10 tipos de estructuras organizativas

¿Qué es una estructura organizativa geográfica?

Una organización que utiliza la organización geográfica organiza a los empleados por ubicación geográfica. Esta estructura organizativa crea divisiones para cada ubicación, cada una de las cuales trabaja como si fuera una empresa independiente, empleando a una variedad de personal para una variedad de funciones empresariales. Por ejemplo, cada división puede tener su propio departamento de marketing, de producción, de ventas y de distribución, entre otros.

Las estructuras organizativas geográficas suelen proporcionar a las divisiones locales la autonomía necesaria para funcionar como deseen. Las divisiones son capaces de entender y responder a las preferencias y la demanda locales, pero sin dejar de seguir la política general de la empresa. Las empresas con estas estructuras suelen ser más capaces de desarrollar operaciones regionales, nacionales e internacionales eficientes.

Relacionado: Estructura organizativa: Definición y tipos

Cuándo utilizar una estructura organizativa geográfica

Una estructura organizativa geográfica puede resultar atractiva para las grandes entidades o corporaciones por diversas razones. Las grandes empresas pueden elegir una estructura organizativa geográfica para poder atender mejor las necesidades o deseos específicos de distintos grupos. Pueden crear decisiones geográficas basadas en diferentes:

  • Culturas
  • Preferencias de los clientes
  • Idiomas
  • Reglas

Algunas empresas favorecen las estructuras organizativas geográficas por sus ventajas logísticas. Por ejemplo, pueden elegir esta estructura para ubicar las instalaciones en zonas con costes laborales favorables o un acceso más cercano a los suministros y a los clientes. Estas ventajas logísticas pueden proporcionar a las empresas beneficios financieros añadidos y reducir ciertos costes.

Ventajas de la estructura organizativa geográfica

Estas son algunas de las ventajas de la estructura organizativa geográfica:

Mayor eficiencia para la división

Las estructuras organizativas geográficas combinan empleados de diferentes especialidades. Esto puede ayudar a las ubicaciones a desarrollar soluciones y responder a los clientes más rápidamente. Esto puede ayudar a que las operaciones sean más eficientes que en una ubicación centralizada.

Más fácil de coordinar

Con estructuras de organización geográfica, cada división local actúa como su propia empresa. Todos los miembros de la empresa trabajan en el mismo lugar. Esto hace que sea más fácil para los empleados coordinar las reuniones entre ellos y hacer frente a los desafíos de la ubicación geográfica específica.

Mejora de la concentración

Trabajar en divisiones locales permite a los empleados centrarse únicamente en los objetivos de su ubicación específica. Esto puede mejorar la eficiencia operativa y los resultados generales. Las empresas pueden disfrutar de una mayor rentabilidad como resultado.

Oportunidades de liderazgo

Las divisiones locales de las empresas con estructuras organizativas geográficas requieren directivos con un liderazgo eficaz en cada lugar. Esto proporciona a los directivos la oportunidad de completar la formación en el puesto de trabajo y adquirir una valiosa experiencia. Estas oportunidades de liderazgo capacitan a los gerentes para liderar en la cima de la cadena de mando, preparándolos para posibles puestos de nivel C dentro de la empresa.

Relacionado: 10 Habilidades de Liderazgo Eficaces para Dirigir un Equipo

Posibilidad de hacer un seguimiento de los beneficios

La estructura de la organización geográfica de las ventas permite a la empresa hacer un mejor seguimiento de sus beneficios en función de la ubicación. Las empresas pueden hacer un seguimiento de los resultados de las ventas de determinadas ubicaciones geográficas o divisiones. Además, las distintas regiones pueden tener diferentes márgenes de beneficio, prácticas de venta e ingresos en función de la demanda de los clientes.

Mejora de la comunicación con el cliente

Las divisiones locales creadas por las estructuras organizativas geográficas suelen permitir una mejor comunicación con el cliente. Los directores locales pueden mantener un enfoque regional, adaptando las operaciones de la división para que se ajusten mejor a las necesidades y demandas de los clientes locales. Además, trabajar a nivel local suele permitir a los empleados comunicarse con los clientes y establecer y mantener relaciones con ellos más fácilmente.

Respuesta flexible del mercado

Las divisiones geográficas están familiarizadas con las condiciones locales de la zona a la que sirven. Son capaces de controlar mejor los cambios geográficos. Las divisiones tienen autonomía para tomar decisiones relacionadas con la modificación de las operaciones en respuesta a los cambios en las demandas, necesidades o preferencias de los clientes.

Eficiencia logística

La estructura de divisiones geográficas permite a las empresas organizarse geográficamente en lugar de centralizarse. Esto proporciona a cada división la autonomía en materia de logística para lograr la máxima eficiencia. Cada división puede tomar sus propias decisiones en función de las preferencias, los mercados y las necesidades locales. Esto incluye decisiones relacionadas con:

  • Recursos
  • Envío
  • Personal
  • Salarios
  • Datos del cliente
  • Suministros
  • Horario del empleado
  • Finanzas

Colaboración intensa

Las estructuras organizativas geográficas suelen fomentar la colaboración entre los empleados. Las divisiones requieren que los profesionales con diferentes habilidades trabajen juntos para resolver los problemas. Esta estructura suele fomentar también la sana competencia entre departamentos como motivación positiva en el trabajo.

Relacionado: Beneficios de los concursos en el lugar de trabajo

Desventajas de la estructura organizativa geográfica

Estas son algunas desventajas de la estructura organizativa geográfica:

Duplicar actividades

Cada división dentro de una estructura organizativa geográfica tiene sus propios departamentos. Por ejemplo, cada ubicación tiene su propio departamento de marketing, departamento de investigación, almacén y otros. Esto puede dar lugar a la duplicación de actividades en toda la empresa. Mientras que los departamentos de cada ubicación individual pueden aumentar la eficiencia en la ubicación, puede disminuir la eficiencia general de la empresa.

Más caro

Las estructuras organizativas geográficas pueden ser más caras. Estas estructuras pueden utilizar más recursos, especialmente con infraestructuras o actividades duplicadas dentro de la organización. Las empresas con esta estructura organizativa pueden sacrificar las economías de escala. La producción puede aumentar, pero también los costes.

Relacionado: Guía completa de las economías de escala

Competencia por los recursos

Algunas empresas pueden tener un acceso limitado a los recursos. Esto puede dificultar el suministro de los recursos que necesita cada división. Esto puede provocar escasez y una competencia insana entre las divisiones.

Diferencias en la experiencia de los empleados

Cada división cuenta con empleados con diferentes conocimientos y experiencia. Estos equipos diversos aportan a su división puntos fuertes únicos y un mejor conocimiento de la zona local. Sin embargo, la experiencia variará en las distintas ubicaciones, lo que puede provocar incoherencias en los esfuerzos de la empresa.

Posible conflicto

Las divisiones de las empresas con estructuras organizativas geográficas suelen tener autonomía para tomar sus propias decisiones. Sin embargo, este enfoque descentralizado de la toma de decisiones puede causar conflictos entre la dirección de la división local y la dirección central o corporativa en la sede. Como resultado, la dirección corporativa puede imponer políticas a las divisiones locales que reduzcan su autonomía.

Falta de cultura empresarial

Las empresas con estructuras organizativas geográficas pueden tener dificultades para desarrollar una cultura empresarial cohesionada. Puede haber dificultades de comunicación o coordinación entre las distintas divisiones. Sin embargo, cada división puede desarrollar su propia y sólida cultura de empresa.