Estructura organizativa matricial: Ventajas y desventajas

La estructura organizativa matricial es la más utilizada en las empresas para distribuir recursos y trabajadores entre múltiples operaciones. Esta estructura puede tener tanto ventajas como inconvenientes en el lugar de trabajo. Si comprende las ventajas e inconvenientes de una estructura organizativa matricial, podrá determinar si es la mejor opción para su empresa.

En este artículo, hablaremos de lo que es una estructura organizativa matricial, así como de las ventajas y desventajas de este enfoque laboral.

¿Qué es la estructura organizativa matricial?

En una estructura organizativa matricial, los empleados dependen de dos o más gestores, en lugar de un gestor que supervise todos los aspectos de un proyecto. Por ejemplo, un empleado puede depender de un director principal y de uno o varios directores de proyecto. Esta estructura suele ser beneficiosa cuando los departamentos deben colaborar para realizar un trabajo y, por tanto, puede permitir a una empresa aprovechar una amplia gama de puntos fuertes y talentos.

Hay tres tipos de estructuras organizativas matriciales:

1. Organización matricial débil

Este tipo de estructura organizativa matricial es la más parecida a una jerarquía laboral tradicional. Un director funcional supervisa todos los aspectos de un proyecto y actúa como fuente principal de toma de decisiones. Aunque hay un director de proyecto que también actúa como punto de autoridad, en última instancia responde ante el director funcional.

2. Organización matricial equilibrada

En este tipo de estructura organizativa matricial, se da más autoridad al director del proyecto. Aunque sigue habiendo un director funcional que es la principal autoridad, los empleados también dependen del director del proyecto.

3. Una fuerte organización matricial

Una organización matricial sólida proporciona al director de proyecto un poder igual o mayor que el del director funcional. El director del proyecto tiene el control principal sobre los recursos y la distribución de las tareas.

Ventajas de las estructuras organizativas matriciales

La implantación de una estructura organizativa matricial en el lugar de trabajo tiene varias ventajas. Estos beneficios incluyen:

Mayor eficacia comunicativa

Una estructura organizativa matricial permite que varios departamentos se comuniquen y colaboren fácilmente en un proyecto. Dado que los empleados responden a varios directivos en lugar de sólo al director funcional, los problemas se resuelven más rápidamente y aumenta la interacción en toda la empresa.

Relacionado: Habilidades de comunicación: Definiciones y ejemplos

Mayor motivación de los empleados

En una estructura organizativa matricial, los empleados tienen mucha más autonomía y participación en los proyectos. Este tipo de estructura fomenta la contribución de los empleados y valora más el punto de vista de los trabajadores.

Aumento del trabajo en equipo

En una organización matricial, los empleados trabajan en múltiples proyectos y con varios departamentos de la empresa. Esto aumenta la interacción entre los empleados y promueve un mayor sentido del trabajo en equipo.

Maximiza el uso de los recursos

Este tipo de estructura permite maximizar los recursos debido a la forma en que se comparten los equipos y los empleados entre los proyectos. Una estructura matricial también permite a los gestores de proyectos trabajar en las áreas de su especialidad en lugar de ser arrastrados a través de múltiples proyectos, impulsando la contribución general de sus talentos.

Mayor desarrollo profesional de los empleados

Una estructura matricial permite a los empleados trabajar en una gran variedad de proyectos y a menudo les obliga a utilizar y/o aprender diferentes habilidades. Estar expuesto a diversas tareas y responsabilidades laborales puede aumentar el desarrollo del empleado y mejorar sus habilidades profesionales.

Desventajas de las estructuras organizativas matriciales

Aunque este tipo de estructura de trabajo tiene muchas ventajas, también hay que tener en cuenta algunas desventajas. Entre ellas:

Posible conflicto entre los directores y los proyectos

Dado que esta matriz requiere que los empleados respondan ante dos o más gerentes y trabajen en múltiples proyectos, podría provocar que los trabajadores tengan conflictos entre los gerentes y los proyectos. Además, al haber múltiples gerentes a cargo, existe la posibilidad de que las directivas de gestión sean inconsistentes entre los equipos.

Relacionado: 4 Niveles de conflicto y consejos para gestionarlos

Confusión de autoridad

Las estructuras organizativas matriciales emplean a dos o más directivos a los que los empleados responden. Esto puede provocar varios problemas potenciales, como la confusión sobre quién es el supervisor, la indefinición de responsabilidades entre los directivos y la posibilidad de que éstos se opongan a las decisiones de los demás.

Reducción de la eficacia de los empleados

A menudo, en una estructura organizativa matricial, los empleados son asignados a múltiples tareas en varios proyectos. Esto puede provocar una reducción de la eficacia de los empleados y un aumento de la ambigüedad, ya que los empleados tratan de decidir qué tareas son las más importantes.

Aumento de los gastos generales de gestión

Este tipo de estructura organizativa puede ser costosa en términos de gestión, ya que se ponen varios gestores para un proyecto. En consecuencia, los gastos generales de gestión pueden aumentar y el presupuesto global de la empresa puede verse afectado.

Consejos para maximizar el éxito de una estructura organizativa matricial

Si ha determinado que una estructura organizativa matricial es la adecuada para su empresa, hay varias maneras de aumentar el éxito de esta estructura. Los siguientes son consejos que puede utilizar para maximizar la eficiencia de una estructura matricial dentro de su organización:

  1. Comunicar claramente a los empleados quién será el principal responsable de informar.
  2. Identificar las prioridades y los objetivos de cada proyecto y compartirlos con los responsables y el equipo.
  3. Mantener una línea de comunicación abierta con los gestores de proyectos para asegurarse de que están en sintonía con los objetivos y el progreso del proyecto.
  4. Tómese el tiempo necesario para formar a los empleados y directivos sobre el funcionamiento de la estructura organizativa matricial.
  5. Gestionar los conflictos a medida que se producen en lugar de ignorarlos o esperar a que se agraven.
  6. Asegúrese de que las responsabilidades de gestión se distribuyen de forma equitativa para garantizar la aplicación efectiva del poder y reducir la confusión entre las figuras de autoridad.